Archivo por meses: mayo 2016

En la recta final de la temporada 29 de Pompas de Papel

Runner

Aqu√≠ tenemos un nuevo Pompas del Papel, el del fin de semana del 21 y 22 de mayo de 2016. En √©l hemos charlado con el escritor vasco Jos√© Javier Abasolo de su nueva novela negra Demasiado ruido, en la que vuelve a rescatar a su detective Goiko que investiga la muerte de un vagabundo. Tambi√©n hemos comentado la novela Ohe Hotzak, √≥pera prima del vizca√≠no Jon Ariza de Miguel, y el libro de relatos Las visiones del magn√≠fico escritor boliviano Edmundo Paz Sold√°n. El c√≥mic de esta semana ha sido Democracia de los griegos Papadatos y Kawa. El poema recuperado lo ha firmado el estadounidense, y uno de los padres de la ciencia-ficci√≥n moderna, Ray Bradbury. Y como no, hemos tenido rese√Īas de novedades, el concurso, el Agujero Negro y las reflexiones irreverentes de siempre.

S√°bados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Pincha y disfruta de nuevo o por primera vez del programa.

Y nos acercamos inexorablemente al a√Īo 30. V√©rtigo.

El tocho. La vorágine, del colombiano José Eustasio Rivera

LIBRO La vor√°gine‚ÄúMas el crimen perpetuo no est√° en las selvas, sino en dos libros: en el Diario y en el Mayor. Si Su Se√Īor√≠a los conociera, encontrar√≠a m√°s lectura en el DEBE que en el HABER, ya que a muchos hombres se les lleva la cuenta por simple c√°lculo, seg√ļn lo que informan los capataces. Con todo, hallar√≠a datos inicuos: peones que entregan kilos de goma a cinco centavos y reciben franelas a veinte pesos; indios que trabajan hace seis a√Īos, y aparecen debiendo a√ļn el ma√Īoco del primer mes; ni√Īos que heredan deudas enormes, procedentes del padre que les mataron, de la madre que les forzaron, de las hermanas que les violaron y que no cubrir√≠an en toda su vida‚Ķ‚ÄĚ

Este es un fragmento de La vor√°gine de Jos√© Eustasio Rivera. Fue la √ļnica novela publicada por este poeta y narrador colombiano fallecido con apenas cuarenta a√Īos, en 1928. Como abogado de la Comisi√≥n Lim√≠trofe Colombo-Venezolana, Rivera recorri√≥ los territorios selv√°ticos fronterizos entre las dos naciones, y conoci√≥ de primera mano la situaci√≥n de los colonos que los habitaban. En su experiencia est√° basada La vor√°gine, uno de los primeros textos que denuncia las terribles violencias provocadas por la llamada ‚Äúfiebre del caucho‚ÄĚ.

El narrador, en buena medida alter ego del autor, es el poeta Arturo Cova que huye con Alicia, una joven de familia burguesa a quien ha seducido por capricho, en un viaje inici√°tico que les lleva del mundo blanco y civilizado de Bogot√°, al mestizo de los llanos orientales, donde son amparados por el vaquero Fidel Franco, y de ah√≠ al indio y primitivo de la selva amaz√≥nica. A lo largo de ese periplo, surcando r√≠os selv√°ticos, conocen a m√ļltiples personajes: v√≠ctimas como el viejo Clemente Silva empe√Īado en la b√ļsqueda de su esclavizado hijo Luciano, y verdugos como el coronel Funes o el Cayeno, caucheros a la par que tiranos sin escr√ļpulos. Arturo intenta hacer llegar un memorial con sus atrocidades al c√≥nsul de Colombia en Manaos, pero el resultado es incierto‚Ķ

A pesar de su desarrollo itinerante, con su diversidad de paisajes y personajes, se considera a La vorágine la novela de la selva porque ésta se convierte en la auténtica protagonista de la segunda parte del libro. Su presencia abrumadora, capaz de enloquecer a los hombres, le sirve al autor como símbolo de la codicia y la violencia humanas, desatadas por la explotación del caucho.

A nivel estil√≠stico, La vor√°gine es una novela de sorprendente riqueza verbal, donde se alternan diversos registros ling√ľ√≠sticos. Por un lado, el tono culto y algo enf√°tico de Arturo Cova, donde se aprecia la influencia modernista. Y por otro, en marcado contraste, el lenguaje popular, reflejado con todo realismo en el habla de la ni√Īa Griselda y de diversos peones. Junto a la variedad de paisajes y lenguajes, es el vigor de la narraci√≥n, que nunca decae, el aporte documental del autor y el aliento tr√°gico de la trama, lo que convirti√≥ a esta novela, publicada en 1924, en un cl√°sico indiscutible. La vor√°gine, adem√°s, contribuy√≥ de forma decisiva a fundar una literatura latinoamericana con una tem√°tica espec√≠fica, basada en la violenta historia social y pol√≠tica del continente.

Encontrarán La vorágine, de José Eustasio Rivera, en Editorial Cátedra.

Javier Aspiazu

Antonio Moresco, italiano de culto a descubrir

Antonio Moresco, nos dicen en la solapilla de este libro, es un escritor de culto en Italia. Debutante tard√≠o parece que le ha sacado jugo a la escritura y tiempo a su vida para practicarla. Hombre, si sus libros tienen la extensi√≥n de este, apenas ciento setenta p√°ginas, entendemos que la lista de sus t√≠tulos sea larga. Pero lo que importa, ya se sabe, no es el tama√Īo, sino el contenido, y ah√≠ este hombre se comporta. La lucecita es un libro sobre un hombre que vive aislado en una monta√Īa. Est√° solo en todos los sentidos. Y piensa que ha llegado hasta ah√≠ para morir. Y un d√≠a descubre una lucecita en otro monte, al otro lado del valle. Y no contar√© m√°s porque creo que gran parte del valor de este libro est√° en la atm√≥sfera que el autor crea a pesar de trabajar solo con un personaje, bueno m√°s o menos.

No obstante tengo un problema con estos libros tan cortos: pienso que cada p√°gina, cada l√≠nea tiene que estar llena de contenido, de acontecimientos, LIBRO La lucecita 2porque en tan poco espacio hay que contar mucho, y cometo el error de no respetar la opci√≥n del autor. Y no es eso. Moresco se toma su tiempo en contarte las cosas porque es necesario para la creaci√≥n del personaje y su entorno: un lugar desolado, a una distancia no determinada de un pueblo casi abandonado, con algunos personajes extravagantes con los que contacta en pocas ocasiones. Pero, bueno, en definitiva, ¬Ņqu√© es La lucecita? Pues es, seguro, una historia fant√°stica, en el m√°s amplio sentido de la palabra.

Por una parte el personaje se mueve en un territorio fantasmagórico donde toda intervención parece romper una calma milenaria, donde cada encuentro es un choque para el protagonista y para el otro, donde el misterio se mantiene el tiempo necesario, ni una página mas, de manera que todo fluye con naturalidad, con encanto, si ese término es aplicable a una novela de terror como podría ser al fin La lucecita. Y el lector impaciente puede pensar que incluso las novelas cortas pueden ser muy largas, pero el error es suyo. He tenido que leer dos veces el libro, ya digo que no lleva mucho tiempo. Y eso es algo que muy pocas veces me demanda un volumen que tenga entre las manos.

Parece que Antonio Moresco tiene otra novela y un volumen de ensayos publicados anteriormente que deber√≠a ponerme a buscar con cierta urgencia, solo por confirmar que este t√≠o es un genio y el tiempo en que no ha estado escribiendo un desperdicio incalculable. Espero que no ocurra con este libro lo que ha pasado con los anteriores, que los lectores no le hagan caso y as√≠ sigamos mas a√Īos sin mas escritos de Antonio Moresco. No dejen que eso pase. De hecho lo he tra√≠do aqu√≠ a pesar de que hace meses que se public√≥, a principios de a√Īo, porque no he vista mucha repercusi√≥n a su edici√≥n, y as√≠ ayudar a su difusi√≥n. Pero claro, no puedo contar demasiado para estimular su lectura porque aqu√≠ hay misterio. Podr√≠a hablarles del otro personaje, pero creo que no debo hacerlo, no, no voy a hacerlo. Lo dejo aqu√≠.

Félix Linares

El retorno de Javier Azpeitia, una brillante rara avis

FOTO Javier AzpeitiaEl escritor Javier Azpeitia (Madrid, 1962) acaba de publicar en la editorial Tusquets la novela El impresor de Venecia. Azpeitia es una persona curtida en el mundo de la edici√≥n (fue director literario de Lengua de Trapo y 451 editores y responsable de varias antolog√≠as po√©ticas y de cuentos), que ha sido comisario de varias exposiciones sobre el mundo del libro y es profesor de escritura creativa. Es autor de las novelas Mesalina, Quevedo, Hipnos (premio Hammett de Novela Negra y llevada al cine por el director David Carreras), Ariadna en Naxos y Nadie me mata. En El impresor de Venecia nos traslada a 1530, cuando un joven se acerca a una villa en la campi√Īa de M√≥dena con la intenci√≥n de encontrar all√≠ a la viuda de Aldo Manuzio, el famoso impresor veneciano, para mostrarle su texto sobre la vida del gran editor. No sabe que la verdadera historia dista mucho de la gesta que quiere relatar. Desde que arrib√≥ a Venecia en 1489, con el prop√≥sito de hacer exquisitas ediciones de los tesoros de la literatura griega, Aldo Manuzio tuvo que enfrentarse a dificultades inesperadas, como el robo de manuscritos, las imposiciones comerciales de su suegro y due√Īo de la imprenta, el potentado Andrea Torresani, o la censura de los poderosos contra la difusi√≥n del epicure√≠smo, que buscaba con pasi√≥n Maria, su joven esposa y colaboradora. Una novela que recrea el nacimiento del negocio de los libros, en el entorno de una ciudad enloquecida, m√°s apta para los escarceos amorosos que para los intelectuales, y en un tiempo de crisis, tras el que son reconocibles los retos editoriales del presente. Con el autor hemos charlado. Pincha y escucha.

El poema. Wislawa Szymborska, polaca

Krakow, 10.09.2003 Wislawa Szymborska, promocja ksiazki   fot. Anna Kaczmarz/Reporter  portret, poeci, ludzie, literatura

Seguramente crees que la habitación estaba vacía.
Pues no. Había tres sillas bien firmes.
Una l√°mpara buena contra la oscuridad.
Un escritorio, en el escritorio una cartera, periódicos.
Un buda despreocupado. Un cristo pensativo.
Siete elefantes para la buena suerte y en el cajón una agenda.
¬ŅCrees que no estaban en ella nuestras direcciones?

Seguramente crees que no había libros, cuadros ni discos.
Pues sí. Había una reanimante trompeta en unas manos negras.
Saskia con una flor cordial.
Alegría, divina chispa.
Odiseo sobre el estante durmiendo un sue√Īo reparador
tras las fatigas del canto quinto.
Moralistas,
apellidos estampados con sílabas doradas
sobre lomos bellamente curtidos.
Los políticos justo al lado se mantenían erguidos.

No parecía que de esta habitación no hubiera salida,
al menos por la puerta,
o que no tuviera alguna perspectiva, al menos desde la ventana.

Las gafas para ver a lo lejos estaban en el alféizar.
Zumbaba una mosca, o sea que a√ļn viv√≠a.

Seguramente crees que cuando menos la carta algo aclaraba.
Y si yo te dijera que no había ninguna carta.
Tantos de nosotros, amigos, y todos cupimos
en un sobre vacío apoyado en un vaso.

Este poema se titula La habitación del suicida y lo escribió la polaca Wislawa Szymborska, una de las pocas mujeres que ganó el premio Nobel de Literatura, lo hizo en 1996. Nació en Bnin en 1923 y murió en Cracovia en 2012. Cracovia fue un lugar esencial , pues fue donde pasó la mayor parte de su vida. No pudo acabar los estudios universitarios por falta de recursos económicos, pero es en la universidad cuando empezó a escribir poesía y a colaborar en diferentes publicaciones. Su primer poemario no pasó la censura y tuvo que retrasar su publicación hasta 1952. Wislawa Szymborska es una poeta a la que hay que acercarse, y de cuya obra hay que disfrutar.

Goizalde Landabaso

El comictario. El ala rota, otra obra maestra de Altarriba y Kim

Por fin, el gran guionista Antonio Altarriba ha cerrado el c√≠rculo. En 2009, junto al dibujante Kim, public√≥ la novela gr√°fica El arte de volar, aut√©ntica obra maestra en la que rend√≠a homenaje a su padre, un republicano que volvi√≥ del exilio y vivi√≥ una vida tan ingrata como amarga en la Espa√Īa franquista. Fue el reconocimiento a los millones de personas que perdieron la Guerra Civil y que conformaron la denominada “generaci√≥n silenciosa“, silencio forzado por el miedo y la represi√≥n de la dictadura. Aquella historia, galardonada con todo tipo de premios, ten√≠a entre sus muchos personajes secundarios a Petra, la esposa del protagonista y madre de Antonio Altarriba.

Petra, la típica ama de casa a la sombra de su marido, ocupaba muy poco espacio en El arte de volar, pero detrás de su vida había muchos secretos que AltarribaCOMIC El ala rota ha ido recuperando hasta poder rendir homenaje a su madre con otro gran cómic, una nueva obra maestra dibujada también por Kim y que lleva el expresivo título de El ala rota. Tres palabras cuyo sentido encontramos al inicio de la historia, cuando Altarriba descubre en el hospital donde está ingresada, que su madre no puede estirar el brazo izquierdo. Comprueba con sorpresa que su padre tampoco sabe nada de ese problema físico y poco después, tras la muerte de Petra y atenazado por el sentimiento de culpa, decide investigar la vida de su madre, esa mujer que siempre estaba allí pero de la que tan poco sabía. Las pesquisas de Altarriba descubren una historia apasionante: Petra sufre la lesión de su brazo desde que era un bebé recién nacido y su padre intentó matarla porque su madre murió en el parto.

A pesar de su discapacidad, que siempre supo ocultar, Petra cuida de su hogar y de su padre hasta la muerte de éste. Abandona su pueblo de Castilla y marcha a servir a Zaragoza, a casa del general Sánchez González, un militar que durante el franquismo tomó parte en las conspiraciones para intentar la vuelta de la monarquía. Ajena a esos hechos que ocurrían a su alrededor, Petra, eficaz y hacendosa, se abre camino en la vida y conoce a Antonio, con el que poco después se casa. Les espera un matrimonio gris, marcado por las estrecheces económicas y el paulatino deterioro de la relación. Tanto, que su propio hijo les ayuda a separarse. Petra, al igual que su marido, terminará sus días en una residencia de ancianos. Al acabar la lectura nos queda un inevitable poso de tristeza, pero también de orgullo, porque Antonio Altarriba logra poner en valor la figura de su madre y la de todas las madres de aquella época, mujeres invisibles y silenciosas que dedicaron su vida a los demás preocupándose muy poco de ellas mismas.

El ala rota, publicado por Norma Editorial, es un gran cómic, todo un reto personal para su autor y un ejemplar ejercicio de memoria histórica. No os lo perdáis.

I√Īaki Calvo

La segunda entrega de las novedades de mayo de 2016

PN925_Funny_Girl2.inddNICK HORNBY

Funny Girl                            (ANAGRAMA)             397 páginas

Por fin nos llega la novela que parece haber congraciado a Nick Hornby (Maidenhead, 1957) con sus seguidores habituales. El autor de Fiebre en las gradas, Alta fidelidad y Un gran chico se adentra en los tiempos aparentemente felices de los a√Īos sesenta brit√°nicos, cuando el pa√≠s vuelve a despegar tras las penurias de la posguerra. Funny Girl es un libro divertido y sagaz sobre los tiempos gloriosos de la televisi√≥n. Cuenta la historia de Barbara Parker que, gracias a ganar un concurso de misses consigue entrar a trabajar en la peque√Īa pantalla protagonizando una comedia de situaci√≥n que se hace tremendamente popular. La novela juega a contraponer la imagen de la vida que se da en la pantalla y la que se vive realmente. Optimista, dulce y comprensiva con las flaquezas humanas.

GONZALO MAIERLIBRO El libro de los bolsillos

El libro de los bolsillos         (MINÚSCULA)             146 páginas

Cuando nos mencionan al chileno Gonzalo Maier (Talcahuano, 1981) nos vienen a la mente los buenos momentos de lectura que nos ofreci√≥ con un libro estupendo, Material rodante, en el que el autor reflexionaba sobre la vida de los otros, y la suya propia, gracias al tiempo libre que le ofrec√≠an sus constantes viajes en tren. Ahora ha decidido escribir otro libro parecido, analizando por ejemplo lo que lleva la gente en los bolsillos para saber c√≥mo es su personalidad. Podr√≠amos definir sus trabajos como filosof√≠a del costumbrismo √≥ c√≥mo de los actos m√°s nimios podemos obtener una verdad categ√≥rica. ¬°Y qu√© frases! ‚ÄúUna vez adopt√© un espejo‚ÄĚ. ‚ÄúUna carta suicida dentro de un bolsillo es un murmullo que no se anima a ser grito‚ÄĚ. ‚ÄúA√ļn conservo el talento de no meter ruido‚ÄĚ. Po√©tico y l√ļcido.

LIBRO Manual para mujeres de la limpiezaLUCIA BERLIN

Manual para mujeres de la limpieza   (ALFAGUARA)   427 páginas

Como quien no quiere la cosa, esta recopilación de textos publicados entre 1977 y 1999 por la estadounidense Lucia Berlin (1936-2004) la han colocado en un lugar destacado entre los escritores de relatos estadounidenses de su generación. Berlin tuvo una vida azarosa y repleta de acontecimientos. Vivió su infancia en poblaciones mineras del medio oeste, su adolescencia glamurosa en Santiago de Chile (hablaba muy bien castellano) y su vida adulta entre Nueva York, México y California. Se casó tres veces y pasó las de Caín para alimentar a sus cuatro hijos. Fue enfermera, telefonista, limpiadora y profesora de escritura creativa en la universidad y en la cárcel. Su vida se coló en sus relatos y los hizo vivos, palpitantes, estremecedores, mágicos y realistas. Un descubrimiento.

ALEXANDER DRAKELIBRO Ciudad de canibales

Ciudad de caníbales             (LUPERCALIA)             103 páginas

El seud√≥nimo Alexander Drake (Donostia, 1974) esconde a un psicopedagogo que ha publicado ya un libro de fotograf√≠as e investigaci√≥n, Surfers, una visi√≥n antropol√≥gica de la cultura del surf, una novela, La Transformaci√≥n, y dos libros de cuentos Vor√°gine y Ocho relatos de boxeo. Ahora publica su segunda novela, Ciudad de can√≠bales, una s√°tira sobre la industria del cine de Hollywood centrada en el personaje de Viktor Sinclair, un agente de actores y coordinador de producci√≥n, que se codea con lo mejor y lo peor de la meca del cine y que tiene que lidiar tambi√©n con j√≥venes actores que quieren triunfar a toda costa. La acci√≥n transcurre en los a√Īos 80 y est√° contada a toda velocidad, en base a frases cortas y cap√≠tulos muy breves. Un vistazo al mundo de la nada.

LIBRO El secuestro de los BornMAR√ćA O‚ÄôDONELL

El secuestro de los Born       (DEBATE)                     335 páginas

Este libro de la magnífica periodista argentina María O’Donell (New Haven, 1970) desvela uno de los secuestros más famosos de la historia de Argentina, el que realizaron los montoneros el 19 de septiembre de 1974. Un grupo de hombres armados secuestró en las afueras de Buenos Aires a los hermanos Jorge y Juan Born, herederos del principal grupo económico argentino, Bunge y Born. La familia pagó 60 millones de dólares, unos 260 millones de euros, un rescate nunca superado en el mundo. Gracias al testimonio de Jorge Born, O’Donell ha contado como fue el cautiverio y la ruta tenebrosa del dinero, perseguido por dictadores y guerrilleros, que fue de Suiza a Cuba. Casi un thriller.

Felipe Benítez Reyes y la vida del Ulises de Rota

Antonio, Anto√Īito, apodado el R√°nyer pero que finalmente ser√° conocido como Toni es el narrador y protagonista absoluto de la nueva novela de Felipe Ben√≠tez Reyes, que llega ahora a las librer√≠as una d√©cada despu√©s de que este escritor gaditano publicara Mercado de Espejimos. El azar y viceversa arranca unos a√Īos antes de la muerte de Franco, en Rota. Con la base militar refulgiendo sobre uniformes, galones, d√≥lares y, en definitiva, con el ‚Äúamerican way of life‚ÄĚ como promesa. La madre de Antonio, una viuda que regenta una pescader√≠a, y que parece atravesar una segunda adolescencia, frecuenta la compa√Ī√≠a de los militares hasta que se casa con Fantomas, hermano de su difunto marido, t√≠o de Antonio, por tanto, que no recibir√° con agrado, precisamente, la noticia de la boda.

La estrechez econ√≥mica y cierta tendencia al melodrama de su madre apartan de forma temprana al h√©roe de esta novela de los estudios. LIBRO El azar y viceversas√≠, crecer√° ejerciendo distintos oficios (vendedor, camarero, ayudante de un fot√≥grafo‚Ķ) y acariciando la idea de abandonar la casa de su padrastro. Hasta conseguirlo conocer√° a trileros, matuteros, chamarileros, peque√Īos traficantes de medio pelo o ladrones de mantenimiento y echar√° el tiempo en el bar Hades, donde los parroquianos hablan sin mucho fundamento de teor√≠a pol√≠tica y donde se respira la efervescencia de la transici√≥n. No faltar√° en la vida del R√°nyer la experiencia de vivir en una comuna, la Comuna Bakunin. Tendr√° amor√≠os, se aficionar√° a la lectura, y adoptar√° las maneras de un p√≠caro con tendencia a las reflexiones filos√≥ficas, a las inquietudes hondas y al descontrol. La oportunidad de abandonar la casa materna se le presenta un d√≠a en el que el hijo de un notario le pide que le suplante en la Facultad de Filosof√≠a y Letras. Acepta y se muda con √©l a la ciudad de C√°diz donde la aventura no se detendr√°.

El azar y viceversa es una novela con protagonista, ya dec√≠a, pero con una galer√≠a de personajes secundarios extraordinaria; el cat√°logo de personajes y de situaciones m√°s o menos descabelladas, ca√Ī√≠s, surrealista, es asombroso. Estamos ante una epopeya de mercadillo, ante un Ulises de Rota, ante una historia divertida, gamberra, tierna, escrita con mucho sentido del humor. Ben√≠tez Reyes que maneja los registros m√°s cultos del idioma y tambi√©n sus giros m√°s coloquiales nos ofrece una prosa muy trabajada, con much√≠simas frases redondas, y m√°s de una reflexi√≥n que echarnos a la moleskine. Las alrededor de 500 p√°ginas de la novela se leen sin darnos cuenta y al apartarnos de ese abigarramiento de personajes e historias obtenemos no solo el retrato de una √©poca sino la sensaci√≥n de que hemos conocido a un tipo entra√Īable a su manera que como confiesa ha logrado, a pesar de todo, ha sido una persona venturosa y hasta tirando a feliz.

Txani Rodríguez

El Agujero Negro. Mensaje

Volviendo en el autob√ļs de la resaca decidi√≥ enviarle un mensaje. ‚ÄúHan sido unos d√≠as fant√°sticos. Nunca te olvidar√©. Eres lo mejor que me ha pasado en muchos a√Īos. Espero que nos volvamos a ver y podamos repetir toda esa locura‚ÄĚ.

Lo releyó, suspiró y dudo unos instantes. Finalmente  lo envió y al poco quedó plácidamente dormido acunado por el  run-run del motor. El mensaje se posó dulce, inefable,  fatal, en el móvil de su esposa.

Roberto Moso  

El concurso de Pompas del 14 de mayo del 2016

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodr√≠guez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.eus y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El libro buscado era la novela La familia interrumpida del escritor mejicano Eloy Urroz. Los ganadores de los lotes de libros han sido Jos√© √Āngel Pe√Īa, Jos√© Arias Delgado y Marta Calder√≥ Aizp√ļn. Ya pod√©is intentar resolver otro enigma de la temporada. Pincha y suerte.