Pedro Ugarte y la búsqueda de la felicidad

Los personajes de Nuestra historia, el nuevo libro de relatos del escritor bilbaíno Pedro Ugarte, quieren lo mismo que vosotros y yo: ser felices. Sin embargo, la realidad les complica a veces las cosas. El primero de los cuentos da bien el tono general de este trabajo: el protagonista se siente agobiado por las deudas, quiere proteger a su familia de la ruina y aplica en su casa lo que llaman “economía de guerra”, pero entre tanta estrechez se reencontrará con sensaciones que tenía olvidadas. El relato, como vemos, reflexiona sobre las consecuencias personales, familiares y sociales de la inseguridad económica, -la importancia del dinero, algo de lo que tan poco se habla en literatura- , pero al mismo tiempo alumbra la importancia de los pequeños detalles, UGARTE_NH_Cdel tiempo compartido con nuestros seres queridos, de lo reconfortante que resulta recibir apoyo en los momentos difíciles.

En otro de los cuentos –uno de los que más me ha gustado por inquietante- un padre tiene que decidirse entre dejar que su hijo pase un día en la playa con su destartalada e irresponsable familia o enfrentarse a ellos. Nos encontramos también con un empleado que trata de conservar su puesto de trabajo; con un hombre a punto de jubilarse que saldrá de su rutina gracias a un encuentro casual con un ricachón un tanto insoportable; con un grupo de viejos amigos que reúne en una casa que solían frecuentar; con una pareja que viaja a Fuerteventura para fortalecer su relación, algo gastada, con una galería de personajes, en definitiva, con los que podríamos cruzarnos por la calle en cualquier instante.

Nuestra historia supone también el reencuentro de los lectores con Jorge, un personaje que protagoniza gran parte de la obra de Ugarte, y que nos brinda su punto de vista, realista, cercano, tierno, a menudo; un personaje con el que el lector empatiza porque parece –parece- un tipo cualquiera, tan torpe o tan hábil como nosotros mismos. “No, no era feliz, pero la felicidad no me habría llevado mucho más lejos”, confiesa uno de los protagonistas de este libro. Y lo cierto es que estos cuentos trasladan en su conjunto una captura extraña: la de que a veces no sabemos que estamos siendo felices mientras lo estamos siendo, como si la felicidad se nos escurriera entre los dedos.

La discreción en el presente de lo que con el tiempo podrá ser un momento que condicione toda nuestra vida, la apariencia irrelevante de algunas decisiones, los conflictos cotidianos, los pequeños triunfos y las derrotas íntimas son algunos de los elementos que entretejen Nuestra historia, rica en emociones, y en buena literatura.

Txani Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *