Archivo por meses: octubre 2016

La tercera entrega de las novedades de octubre de 2016

libro-el-interprete-del-dolor-2JHUMPA LAHIRI

El intérprete del dolor                      (SALAMANDRA)        221 páginas

Con esta novela debut√≥ en 1999 la escritora hind√ļ-estadounidense Jhumpa Lahiri (Londres, 1967), y con ella gan√≥ al a√Īo siguiente el premio Pulitzer. Es una autora de un gran prestigio literario, a pesar de que no ha publicado mucho: otro libro de relatos (Tierra desacostumbrada) y dos novelas (El buen nombre y La hondonada). Todos son libros estupendos. El int√©rprete del dolor (que fue publicado en el a√Īo 2000 por Ediciones del Bronce con el t√≠tulo de Int√©rprete de emociones) re√ļne nueve cuentos que nos hablan de los ciudadanos hind√ļes marcados por la emigraci√≥n y el desarraigo. Algunas de las historias transcurren en la India, otras en Estados Unidos y hay varias con los personajes viajando de un sitio a otro. Un libro muy hermoso y conmovedor que habla de la fragilidad del ser humano y de las relaciones personales.

JOHN McGAHERNlibro-entre-todas-las-mujeres

Entre todas las mujeres                           (MEETTOK)         278 páginas

John McGahern (Dubl√≠n, 1934-2006) es uno de los maestros de la literatura irlandesa de la segunda mitad del siglo XX. Lo afirman autores como John Banville o Colm Toibin. Su debut en 1965 estuvo marcado por el esc√°ndalo, porque su novela The Dark (La oscuridad) fue repudiada por la Iglesia Cat√≥lica por sus cr√≠ticas a esta instituci√≥n, lo que conllev√≥ su despido como profesor y su marcha a Londres primero y a Par√≠s despu√©s. Una experiencia que el autor narr√≥ diez a√Īos despu√©s en The Leavetaking (La despedida). Entre todas las mujeres, finalista del Booker, en 1990 cuenta la historia de Moran, un viejo ex combatiente de la Guerra de la Independencia (1919-1921), cat√≥lico y autoritario, que vive retirado en el campo en perpetua lucha contra todos y contra s√≠ mismo. Excelente traducci√≥n y pr√≥logo de √Āngel Erro.

libro-si-quieres-puedes-quedarte-aquiTXANI RODR√ćGUEZ

Si quieres, puedes quedarte aquí   (TRES HERMANAS)         194 páginas

Txani Rodr√≠guez (Llodio, 1977) es colaboradora de Pompas de Papel y una excelente escritora. Ha publicado un par de libros infantiles en euskera, ha escrito los guiones de varios comics, tambi√©n para el p√ļblico menudo, y los aficionados adultos hemos podido disfrutar con el libro de cuentos El coraz√≥n de los aviones y las novelas Lo que ser√° de nosotros y Agosto. Ahora publica en la exquisita editorial Tres Hermanas su tercera novela. Si quieres, puedes quedarte aqu√≠ es una novela que habla del amor y el desamor, del desamparo y del reencuentro con uno mismo. Andrea la protagonista vive una historia de amor con Gonzalo, una historia t√≥xica. De repente se encuentra abandonada en un paraje rural entre una naturaleza amenazante (los animales no son como los de Disney) y personajes tan perdidos como ella. De c√≥mo encontrar la salida.

THOMAS RAABlibro-silencio

Silencio. Historia de un asesino                        (ROCA)         366 páginas

El escritor y m√ļsico austr√≠aco Thomas Raab (Viena, 1970) se ha convertido en un fen√≥meno de la novela criminal en los pa√≠ses de lengua alemana. La mayor parte de su √©xito lo ha conseguido con¬† las aventuras del restaurador Adrian Metzger. En Silencio, novela autoconclusiva fuera de esta serie y que ha conseguido un √©xito arrollador, cuenta la historia de Karl Heidemann un joven que desde ni√Īo no soportaba estar con otras personas por lo que viv√≠a pr√°cticamente en el s√≥tano de su casa. Hasta que descubri√≥ que su ‚Äúansia‚ÄĚ se calmaba matando. Cuando su padre descubre que su hijo es el asesino que ha aterrorizado el pueblo, Karl no tiene m√°s remedio que huir a la ciudad. All√≠ con diecis√©is a√Īos se convierte en un asesino en serie dif√≠cil de descubrir. Porque Karl tiene un excepcional o√≠do que le permite acercarse a sus v√≠ctimas sin ser descubierto. Impresiona.

libro-queriamos-un-calatravaLLÀTZER MOIX

Queríamos un Calatrava                        (ANAGRAMA)          309 páginas

El periodista Ll√†tzer Moix (Sabadell, 1955) que fue durante veinte a√Īos responsable de la informaci√≥n cultural en La Vanguardia de Barcelona y es uno de los m√°ximos divulgadores y estudiosos de la arquitectura espa√Īola, realiza un exhaustivo estudio sobre la obra del arquitecto Santiago Calatrava y sobre por qu√© de ser una de las estrellas de la arquitectura mundial pas√≥ a convertirse en un apestado. Porque la mayor√≠a de las obras de Calatrava tuvieron problemas en su construcci√≥n y en su mantenimiento posterior. En algunos casos se transformaron en un infierno para lo que mandaron realizarlas. Tenemos dos ejemplos muy cercanos: el puente Zubi Zuri en Bilbao (todo el mundo se resbalaba) y el aeropuerto de Loiu (goteras y corrientes de aire a gog√≥). La conclusi√≥n del autor: que sobre el papel las obras quedaban fant√°sticas (enamoraban), pero sobre el terreno se volv√≠an irrealizables y tremendamente caras. El libro de un periodista de investigaci√≥n.

Hipólito G. Navarro, el retorno del escritor paralizado

La vuelta al d√≠a supone el regreso de Hip√≥lito G. Navarro a la actualidad literaria tras doce a√Īos en barbecho, como √©l mismo dice en el pr√≥logo que abre este trabajo. Fue al parecer la resistencia a reunir estos textos acumulados con el tiempo bajo un paraguas com√ļn lo que explica esa par√°lisis temporal. Finalmente, el autor de Huelva ha dado con una estructura que, junto al aliento de colegas, amigos y lectores, le ha convencido de que estos cuentos deb√≠an salir a luz.

El libro se divide en cinco partes. La primera se titula √Āngeles de la guardia, y acoge cuentos¬† que nacieron con vocaci√≥n de pr√≥logo; la segunda y m√°s extensa es En el fondo de la memoria, que aglutina algunas historias de amor que acaban bien. libro-la-vuelta-al-dia‚ÄúNo pod√≠a imaginar que todo fuera a resultar tan f√°cil‚ÄĚ, dice uno de los personajes contraviniendo la creencia de que las historias felices no cuajan. Pero en este apartado flota tambi√©n la idea de lo mucho que podemos llegar a desconocer a la persona que amamos y a nosotros mismos. En torno a esa certeza, construye G. Navarro uno de los textos que m√°s me han gustado y que da t√≠tulo a esta segunda parte. Se trata de un cuento nervioso, sorprendente y h√°bil. En el tercer cap√≠tulo, Los artistas cautivos, el mundo del arte, tomado desde varios y originales puntos de vista, toma protagonismo. Cuidado con quien se junta re√ļne tres textos ‚Äďel √ļltimo bastante gamberro- que, seg√ļn el autor, ‚Äúno habr√≠an existido de no mezclarse con gente verdaderamente admirable‚ÄĚ.¬† La vuelta al d√≠a, cap√≠tulo con el que se cierra el libro, agrupa textos que juegan con la estructura, cuentos divertidos, pero tambi√©n con dos √ļltimos relatos muy potentes, algo tristes, que podr√≠an apuntar una nueva etapa del autor m√°s autobiogr√°fica y seria.

En todo caso, si nos alejamos de la estructura, y dejamos que reposen en nuestro interior todas las historias de La vuelta al d√≠a nos quedar√° el sabor de la aldea ‚Äďun ecosistema literario en el que sobresale Tantas veces hu√©rfano-, la nostalgia por el tiempo perdido, la felicidad de la conquista, el aturdimiento que provoca amor, la compresi√≥n amarga de acontecimientos del pasado, la extra√Īeza, la sensaci√≥n de que algo de nuestro viejo mundo se pierde o se transmuta en torpes representaciones.

Queda tambi√©n una media sonrisa, provocada por el humor y por el car√°cter l√ļdico que recorre muchos de estos cuentos. Y por el disfrute que concede entrar y salir de tantas y tan diferentes vidas que G. Navarro recrea con tanto detalle que hace que leamos sin pesta√Īear. Lo mismo da que nos hable de un ni√Īo que ayuda en una forja o de un minero o de un veraneante: todo suena a verdad. Una verosimilitud que consigue transmitir a trav√©s de un espl√©ndido uso del lenguaje porque esta lectura nos conduce desde los m√°s altos registros hasta los giros m√°s coloquiales. M√°s de un mundo propio, en definitiva, en esta colecci√≥n de cuentos que ha visto final y felizmente la luz.

Txani Rodríguez

El Agujero Negro. Mirada

Lo puedo leer  en sus ojos.

El me ve mayor, me considera  demasiado viejo para tener su confianza y aunque se ría conmigo, desea que yo deje mi sitio de una vez. Me perdona la vida. Por ahora.

Como no voy a leerlo. Esa es mi mirada,¬† diez a√Īos atr√°s.

Roberto Moso

El concurso de Pompas de Papel del 15 de octubre de 2016

¬ŅQuieres conseguir libros gratis? Lo tienes muy f√°cil. Escucha el enigma que plantea Txani Rodr√≠guez cada semana, descubre el nombre de un autor y el de su libro, y env√≠anos la respuesta a nuestra direcci√≥n. La digital es pompas@eitb.eus y la postal ‚ÄúPompas de Papel. Radio Euskadi. Capuchinos de Basurtu 2, Bilbao-48013‚ÄĚ. Entre todas las respuestas acertadas sortearemos lotes de libros para tres oyentes. El √ļltimo libro buscado era Las tierras del ocaso del escritor franc√©s Julien Grecq. Los ganadores de los lotes de libros han sido Joannes Jauregi, Andr√©s Castells y Lola Osorio. Ya ten√©is un nuevo enigma. Pincha y suerte.

Tiempo de oto√Īo, tiempo de relatos

foto-relatosTiempo de relatos en Pompas de Papel.¬† Recibimos este fin de semana a la escritora madrile√Īa Laura Ferrero que ha sorprendido a todo el mundo con su primer libro, un volumen de cuentos titulado Piscinas vac√≠as, que tiene ecos de Lorrie Moore y Raymond Carver. Y comentamos La vuelta al d√≠a, otro volumen de relatos estupendos que suponen el retorno del andaluz Hip√≥lito G. Navarro.¬†Adem√°s hablamos de Br√ļjula, la magn√≠fica novela con la que el franc√©s Mathias Enard consigui√≥ el premio Goncourt. Y tambi√©n hubo, como siempre, rese√Īas, el comentario de un c√≥mic, un poema rescatado, el concurso, los espacios creaci√≥n y la recuperaci√≥n de un cl√°sico.

Sábados a las cuatro de la tarde y domingos a las doce de la noche, Pompas de Papel, el club de los libros de Radio Euskadi. Pincha y disfruta.

El tocho. El cuaderno gris de Josep Pla

libro-el-cuaderno-gris‚Äú9 de Julio. Es incontable el n√ļmero de personas que piensan que no se han de morir nunca, que est√°n absolutamente seguras ‚Äďen virtud de la seguridad inconsciente, que es la m√°s fuerte- de quedarse para siempre en esta tierra. Casi todo el mundo, quiz√° todo el mundo. El hombre no est√° construido para pensar en la muerte‚Ķ. En virtud de este curioso fen√≥meno defensivo, la capacidad racional del hombre se encuentra permanentemente minimizada por esta amnesia. Vivir implica una capacidad racional limitada, incompleta. As√≠, la raz√≥n humana, abstra√≠da de la presencia de la muerte, se convierte en lo que exactamente es: un puro juego pedante‚Ķ‚ÄĚ

Este es un fragmento de El cuaderno gris de Josep Pla, un maestro indiscutible de las letras catalanas del siglo XX. La ampl√≠sima obra de Pla comienza con este c√©lebre diario, escrito a lo largo de un periodo de dieciocho meses, cuando el autor, veintea√Īero, terminaba su carrera de derecho. Profundamente reelaborado, se public√≥ por primera vez en 1966.

La primera parte del Cuaderno, redactada entre marzo de 1918 y enero de 1919, transcurre √≠ntegramente en Palafrugell, la capital del Ampurd√°n, y sus inmediaciones. La virulenta epidemia de gripe que se desataba por entonces en Barcelona oblig√≥ a interrumpir la vida acad√©mica. El estudiante Pla vuelve a la casa familiar y, sin nada que hacer, se engolfa en la descripci√≥n del paisaje ampurdan√©s y en el retrato de los tipos humanos. El autor exhibe una sensibilidad pict√≥rica para describir la naturaleza y los tonos del cielo y el mar. Y una predilecci√≥n acusada por el retrato de personajes singulares: payeses, pescadores y algunos notables de la burgues√≠a local, con quienes comparte tertulia de caf√©. Sobre todo, las ideas parad√≥jicas, con un punto socarr√≥n y conservador, de estos √ļltimos, son recogidas fielmente a trav√©s de conversaciones de una sorprendente agudeza. El eco de la guerra mundial, que se acaba al otro lado de la frontera, est√° a menudo presente. Pla comenta con sarcasmo las enormes fortunas que se est√°n creando, de las que dan signos ostentosos algunos de los veraneantes en la cercana playa de Calella, una de las m√°s bellas de la costa de Girona.

La segunda parte de El cuaderno gris, una vez reanudado el curso académico, transcurre en Barcelona entre enero y noviembre de 1919, y el diario se convierte entonces en una crónica satírica de la vida universitaria, y en una descripción vivaz de la intelectualidad barcelonesa, con la lucha sindical y el enfrentamiento armado entre obreros y patronos de fondo. Los retratos, a base de pinceladas sucesivas, que el autor realiza de figuras clave de la cultura catalana como Eugenio D’ors, Francesç Pujols o Josep Maria de Sagarra, entre otros muchos, son inestimables. Y sus apreciaciones literarias, abundantes en el diario, son tan críticas como certeras.

Escrito con un estilo sobrio, extremadamente preciso en la adjetivación, y con una atractiva mezcla de ironía y sensualidad, El cuaderno gris constituye un documento de época de enorme interés. La meritoria traducción de Dionisio Ridruejo para ediciones Destino, les permitirá disfrutar en castellano de uno de los grandes logros de la literatura catalana del pasado siglo: El cuaderno gris, de Josep Pla.

Javier Aspiazu

La ciencia-ficción aventurera de Paolo Bacigalupi

Puede que vayan a ponerse de moda las narraciones de ciencia-ficci√≥n orientales, seg√ļn anuncias las tendencias, pero no conviene olvidar que este g√©nero es, pr√°cticamente, un invento estadounidense en cuanto a su propagaci√≥n por el mundo. Nacido a principios del siglo pasado gracias a las aportaciones de Herbert George Wells, salt√°ndose algunos inciertos precursores, encontr√≥ un gran medio de difusi√≥n a trav√©s de las revistas especializadas en unos Estados Unidos que durante la Gran Depresi√≥n y la II Guerra Mundial miraban hacia el futuro con la esperanza de una vida mejor. Por supuesto hab√≠a ciencia-ficci√≥n en casi todos los pa√≠ses del mundo, pero digamos que fueron los yanquis los abanderados del g√©nero, al menos para nosotros.

La ciencia-ficci√≥n tuvo un repunte importante a partir de la d√©cada de los sesenta en la que el signo del futuro cambi√≥ radicalmente: ya no era un lugar atractivo sino amenazador y opresivo. libro-cuchillo-del-aguaY luego la cosa fue perdiendo adeptos hasta que entr√≥ en hibernaci√≥n. No quiere esto decir que no hayan seguido escribiendo relatos futuristas los autores de las tres √ļltimas d√©cadas, sino que estos dejaron de tener proyecci√≥n m√°s all√° del fandom, el n√ļcleo duro de los aficionados. Ahora mismo entre nosotros no existen demasiados autores conocidos. Uno de los m√°s presentes es Paolo Bacigalupi, estadounidense a pesar de su nombre, que tuvo una cierta repercusi√≥n con La chica mec√°nica, una extrapolaci√≥n futurista ambientada en Asia que es donde al parecer va a ocurrir todo pr√≥ximamente. Se han publicado una novela juvenil y un libro de cuentos e incluso alg√ļn relato m√°s en antolog√≠as, pero se esperaba la aparici√≥n de su nueva novela. Aqu√≠ la tenemos.

Ha cambiado la ubicación, pero no demasiado las circunstancias. Parece Bacigalupi obsesionado con el calor que viene y la ausencia de agua y ese es el principal escenario de la historia: un sur de los Estados Unidos donde el agua escasea y es comercializada por diferentes empresas que utilizan métodos irregulares, como asaltar las plantas de los rivales con fuerzas paramilitares. Matan por conseguir el agua y así para venderla a poblaciones arruinadas que la esperan aunque tengan que delinquir para pagarla. Y en esta situación un sicario de una de esas poderosas empresas tiene que conseguir un contrato que le permita acumular mucha de esa escasa agua.

Cuchillo de agua es prácticamente un thriller en un escenario postapocalíptico  muy cercano al de Mad Max, y el resto es aventura y persecuciones y disparos y peleas. Todo muy entretenido, más aventura que reflexión aunque se incluyan críticas leves y ya tópicas. Hay un cierto misticismo flotando en el ambiente. Y los personajes habituales, muy bien tratados, haciendo lo que se espera de ellos. En definitiva, lo que ahora mismo se espera de la ciencia-ficción. No sé si el género escrito en China cambiará sustancialmente al tendencia, pero he leído algunos relatos que, la verdad solamente se diferencian en el color local. Es divertido, aunque amenazador, pero le falta la agudeza de los viejos maestros capaces de manejar el sentido de la maravilla que tanto echamos de menos.

Félix Linares

La b√ļsqueda de la felicidad en los relatos de Pedro Ugarte

foto-pedro-ugarte-3El escritor vizca√≠no Pedro Ugarte (Bilbao, 1963) acaba de publicar en la editorial P√°ginas de Espuma Nuestra historia. Hac√≠a cinco a√Īos que Ugarte no publicaba un libro de relatos, una actividad en la que es un maestro. Su anterior trabajo en este g√©nero, porque ha escrito tambi√©n varias novelas (la √ļltima se public√≥ el a√Īo pasado Perros en el camino), se remonta a 2011 cuando apareci√≥ El mundo de los Cabezas Vac√≠as. En esta nueva entrega de su narrativa breve re√ļne diez cuentos, en los que el autor se adentra en las vidas de un mont√≥n de gente reconocible (son como nosotros, somos nosotros) y sus intentos de encontrar la felicidad en lucha constante con el paso del tiempo y con los estragos que ese paso del tiempo causa en las relaciones que establecemos con los dem√°s. Pincha y escucha¬† la charla.

 

El poema. Luljeta Lleshanaku, albanesa

foto-luljeta-lieshanakuEn mi familia
las oraciones se rezaban en secreto,
suavemente murmuradas bajo las mantas
y la congestión nasal,
un suspiro antes y un suspiro después
como finos apósitos esterilizados.

En el exterior de la casa
había una escalera de madera
apoyada todo el a√Īo contra la pared,
lista para reparar en agosto las tejas antes de las lluvias.
Nunca ning√ļn √°ngel la subi√≥
y ning√ļn √°ngel la baj√≥,
sólo hombres que sufrían de ciática.

Se rezaba para tener un vislumbre de Ellos
en la esperanza de poder renegociar los contratos
o postergar los plazos.

“Se√Īor, dame fuerzas”, dec√≠an,
puesto que descendían de Esau
y tenían que contentarse con la bendición
concedida por Jacob,
la bendición de la espada.

En casa, rezar se consideraba una debilidad
lo mismo que hacer el amor.
Y al igual que hacer el amor
seguía después la larga
noche fría del cuerpo.

Luljeta Lleshanaku es una escritora nacida en 1958 en Albania. En 2009 recibió uno de los más prestigiosos premios literarios, el premio Vilenice Kristal. Impartió clases en la Universidad de Tirana, y fue editora de un semanal de su país. También trabajó en el periódico Drita. Tiene varios poemarios publicados y Fresco fue  traducido al inglés.

Goizalde Landabaso

El comictario. Big Man Plans, un enano de armas tomar

S√≥lo quiero hacer una serie de un tipo grande peg√°ndose con monstruos“. Esto es lo que dijo el dibujante estadounidense Eric Powell en 1998 al publicarse el primer n√ļmero de El Bruto, un c√≥mic que lleva casi 20 a√Īos cosechando √©xitos y que ha ganado hasta cinco premios Eisner, los considerados Oscar del noveno arte. Parece un premio excesivo para una obra de tan escasas pretensiones, pero lo cierto es que El Bruto, bajo su fachada de mat√≥n que todo lo arregla a golpes, es una gran serie de humor negro y acci√≥n que acumula seguidores y galardones a lo largo y ancho del mundo. Este √©xito, sin embargo, no impidi√≥ a Eric Powell pasar por una mala racha en el a√Īo 2012. El alcohol se convirti√≥ en su refugio y s√≥lo con la ayuda de su amigo Tim Wiesh pudo salir del agujero. Fueron d√≠as de charlas y whisky, y de imaginar un personaje que se convertir√≠a en protagonista del c√≥mic que hoy nos ocupa, Bicomic-big-man-plansg Man Plans.

Los planes del gran hombre es un t√≠tulo ir√≥nico para una dur√≠sima historia de venganza ejecutada por un enano, un hombre humillado y maltratado desde ni√Īo que acumula odio y rabia a lo largo de los a√Īos hasta el sangriento estallido final. Para ubicar la historia, Powell recurre a su Tennessee natal, y nos lleva al t√≠pico pueblo del Sur de los EEUU donde la corrupci√≥n, el racismo y el machismo son se√Īas de identidad. Es muy llamativo que en ning√ļn momento se diga el nombre del pueblo, definido en una vi√Īeta como “el culo del mundo“, y tampoco se dice el nombre del protagonista, el ni√Īo enano hijo de un granjero, que siente el desprecio de todos, incluida su madre que abandona el hogar, y cuyo refugio se quiebra del todo al morir su padre y terminar en un orfanato.

Los golpes y las humillaciones le van endureciendo, se vuelve cada vez m√°s salvaje y da rienda suelta a su furia en la Guerra de Vietnam. Su vuelta a la civilizaci√≥n no es f√°cil, pero ha aprendido a responder de forma brutal a cualquier agresi√≥n. S√≥lo queda en su alma un recuerdo positivo, el de una prima que le respet√≥ y mostr√≥ cari√Īo cuando era joven. En medio de su vida de violencia, alcohol y sexo, nuestro gran hombre recibe una carta de su amor imposible y decide volver al pueblo, a ajustar cuentas con quienes hicieron de su infancia un infierno.

Una venganza terrible y despiadada que Eric Powell dibuja con trazo contundente, llevando el odio, la rabia y el amor a su máxima expresión. Nadie sabe de lo que es capaz un ser humano al límite, pero Big Man Plans nos ayuda a imaginarlo. Una lectura recomendable aunque, eso sí, para espíritus y estómagos fuertes. No os la perdáis.

I√Īaki Calvo