El comictario. Nosotros, los muertos, de Macan y Kordey

Dos autores croatas se juntaron un buen día y decidieron darle una vuelta a la historia del mundo, tomando como punto de partida la epidemia de peste negra que arrasó Europa en el siglo XIV. El proyecto, bajo el título de Nosotros, los muertos, se tradujo en una serie de cuatro álbumes que tuvo gran éxito en Francia y que ahora podemos disfrutar en castellano, en un integral publicado por la editorial ECC. En la que, sin duda, es su mejor obra hasta el momento, el guionista Darko Macan y el dibujante Igor Kordey nos cuentan que los fallecidos por la peste resucitan convertidos en muertos vivientes. Son zombis muy peculiares, porque tienen hambre de carne humana pero siguen pensando, hablando y comportándose como personas civilizadas. Y así, cuando los vivos se extinguen en Europa, los zombis que pueblan el Viejo Continente se quedan estancados en el siglo XIV, condenados a una no-vida eterna, sin niños y sin ningún tipo de avance social ni científico.comic-nosotros-los-muertos

En esta insólita ucronía la conquista de América, por ejemplo, nunca se produce y, en esas tierras libres de la peste, los incas se convierten en la potencia dominante tras someter a sus vecinos, mayas y aztecas, y a otras naciones indígenas más al norte, como los lakotas. El Imperio Inca está en su máximo esplendor, pero su líder supremo es anciano y ve cerca el fin de sus días. Anhela la inmortalidad y por eso encarga a su hijo, el príncipe Manco, que viaje a Europa, el continente donde nadie muere, y encuentre allí el secreto de la vida eterna. Una conquista “al revés” que depara a sus protagonistas un sinnúmero de sorpresas y nos permite disfrutar con los impresionantes dibujos y colores de Igor Kordey. De su fértil imaginación nacen pintorescos dirigibles incas y chinos, curiosos aviones japoneses y un intrincado laberinto de pactos ocultos en el que cada civilización quiere ser la gran vencedora. Un mundo en el que los no-muertos llegan lentamente a África y Asia, aunque China, aquí llamada Imperio Han, levanta su gran muralla para intentar protegerse de la plaga.

Un inexorable cataclismo del que es testigo y narrador el padre Swift, un infortunado fraile británico, zombi resucitado, que a lo largo de la historia lanza constantes preguntas a Dios para intentar entender el porqué de lo que está pasando. Ironía, intriga, sexo, violencia, incluso reflexiones sobre el sentido de la vida y de la especie humana. Un gran cómic, Nosotros, los muertos, aunque el formato del álbum, más pequeño que el original francés, no beneficia a los extraordinarios dibujos de un Igor Kordey en estado de gracia y que recuerda al gran maestro Richard Corben. No os lo perdáis.

Iñaki Calvo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *