Las primeras novedades de septiembre de 2019

KRIS VAN STEENBERGE

Vesania    (ACANTILADO)  410 páginas

Kris Van Steenberge (Lier, 1963) es uno de los autores en lengua flamenca más importantes de Bélgica. Es novelista, dramaturgo, director teatral y profesor. Con Vesania debutó en la literatura en 2013 y ganó los principales premios a un autor debutante. La novela está inspirada por los relatos que su abuelo le contaba sobre la Primera Guerra Mundial. La acción arranca a finales del siglo XIX, en una pequeña aldea belga llamada Woesten. La joven Elisabeth sueña con dejar su pueblo y labrarse una nueva vida. Pero se queda embarazada de gemelos y se ve obligada a casarse y quedarse. Su padre, el doctor Gillaume le ayudará dar a luz al hermoso Valentijn y a una criatura terriblemente malformada a la que se negarán a dar nombre. Y unos años después estallará la Gran Guerra. Una imponente historia narrada a cuatro voces por Elisabeth, Guillaume, Valentijn y el Innominado. Tremendamente elegante.

MARINA PEREZAGUA

Seis formas de morir en Texas   (ANAGRAMA)  281 páginas

A finales de 2011 nos hacíamos eco de la aparición de un libro de relatos, Criaturas abisales, que nos descubrió el inmenso talento de Marina Perezagua, una escritora nacida en Sevilla en 1978, licenciada en historia del arte, que vive en Nueva York, donde ha sido profesora en una de sus universidades, y que trabajó en el Instituto Cervantes de Lyon. Después de aquel volumen de cuentos llegó otro, Leche, y dos novelas Yoro y Don Quijote de Manhattan, libros que han sido traducidos a nueve idiomas. Ahora publica una novela, Seis formas de morir en Texas, que esperemos la coloquen donde se merece. La historia gira en torno a un corazón que pertenecía a un hombre ajusticiado en una cárcel china y que “gracias” al tráfico de órganos acaba en el pecho de un norteamericano. Un hecho que marca a dos familias y varias generaciones y que habla de pecados por redimir y actos de amor y de venganza.  Apuesta segura.

JUAN MANUEL GIL

Un hombre bajo el agua  (EDICIONES POLARES)  283 páginas

Juan Manuel Gil (Almería, 1979), profesor de Lengua Castellana y Literatura, dicen que es uno de esos grandes escritores secretos, que dan mucha envidia porque se atreve con todos los géneros: la poesía, Guía inútil de un naufragio, la novela, Inopia y las islas vertebradas, los cuentos, Hipstamatatic, y las extrañas misceláneas, Mi padre y yo, un western. La editorial donostiarra Expediciones Polares ha decidido recuperarle y publicar su nueva novela, Un hombre bajo el agua. Un hombre rememora su infancia y un hecho concreta que pondrá patas arriba su propia vida: el descubrimiento cuando era adolescente del cadáver de un hombre en una balsa de riego. Un libro inclasificable que el autor ha definido como “una pequeña ferretería desde la que se reflexiona sobre la verdad, la memoria y la ficción”. Y donde la ficción se mezcla con la realidad, incluso la del propio autor. A descubrir.

ALAITZ LECEAGA

Las hijas de la tierra   (EDICIONES B)  558 páginas

Tras el espectacular éxito de ventas de El bosque sabe tu nombre (cien mil ejemplares) la escritora vizcaína, forjada en los relatos que publicaba en internet, Alaitz Leceaga (Bilbao, 1982) regresa con Las hijas de la tierra. Estamos ante una gran saga familiar que arranca en La Rioja a finales del siglo XIX. En la finca Las Urracas parece que una maldición se cierne sobre sus viñedos. Gloria, la joven hija del propietario, languidece en la vieja mansión familiar viendo aproximarse otro otoño sin cosecha, mientras los demás se enriquecen en una edad de oro del vino. Pero todo cambiará cuando tenga que ponerse al frente del negocio familiar. Comenzará una larga batalla que la enfrentará a los bodegueros y los caciques locales, que no conciben tener como rival a una mujer. Con la ayuda de sus hermanas, demostrará que todo es posible, incluso acabar con las habitaciones cerradas y los campos muertos. Gustará.

VÍCTOR MORENO

Con el palio hemos topado  (PAMIELA)  282 páginas

El profesor de literatura (ya jubilado), escritor y crítico literario navarro Víctor Moreno no deja a nadie indiferente con sus libros. Ha arremetido contra casi todo y casi todos y siempre nos ha hecho reír y cabrearnos. Nos hizo mucha gracia, y nos abrió los ojos, cuando escribía con el pseudónimo de Ramón Lapesquera -¡qué libros aquellos de Navarra insólita y Gora el Diario!- y siempre nos han interesado las cosas que escribe de literatura con su nombre como El deseo de escribir, La manía de leer ó Fuera de lugar, donde ha desnudado más de una bobada sobre la lectura y la crítica literaria. En Con el palio hemos topado, subtitulado Tradiciones religiosas y representación política, arremete contra los que imponen las fiestas religiosas en la sociedad civil y las defienden como parte de “la tradición”. Y también se mete con esa Iglesia Católica que arremete contra todo, pero que es incapaz de asumir la mínima crítica a sus costumbres y sus “decires”. El dedo en la llaga, nunca mejor dicho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *