Archivo de la categoría: rusia

La segunda entrega de novedades de diciembre de 2015

LIBRO Al final de todoDAVID BERGELSON

Al final de todo                                 (XORDICA)     396 páginas

Este libro es una joya, una de las obras cumbres de la literatura yiddish. Su autor, David Bergelson (Kiev, 1884-Mosc√ļ, 1952), no es tan popular como Isaac Bashevis Singer, pero goza de un gran prestigio. Bergelson, huy√≥ de Berl√≠n, donde residi√≥ durante doce a√Īos, por el acoso de los nazis y se aposent√≥ en Mosc√ļ entusiasmado por el ideario comunista. Perdi√≥ la vida en una de las purgas de Stalin contra los ‚Äúcosmopolitas desarraigados‚ÄĚ. Traducida directamente del yiddish al castellano, se dice de Al final de todo que es la Madame Bovary de la literatura hebrea. Cuenta la historia de Mirel Hurvits, una bella, inteligente y sensible mujer jud√≠a que se debate entre la tradici√≥n y la modernidad y que es obligada a casarse en un matrimonio de conveniencia. Extraordinaria.

ANDREA CAMILLERILIBRO Mujeres

Mujeres                                    (SALAMANDRA)     201 páginas

Como dice el Andrea Camilleri (Porto Empedocle, 1925), en un peque√Īo ep√≠logo a este volumen, ‚Äúeste libro es un cat√°logo parcial de mujeres que han existido realmente a lo largo de la Historia o que han sido creadas por la literatura, as√≠ como de algunas a las que he conocido y de otras de las que me han hablado‚ÄĚ. Son pues relatos de mujeres que nacen de un recuerdo, de un encuentro, de una historia, de una lectura. Incluso aquellos que pueden estar basados en la realidad, beben m√°s de la ficci√≥n que de recuerdos verdaderos que se han difuminado ya. Treinta y nueve ‚Äúcuentos √≠ntimos sobre la figura de la mujer‚ÄĚ que el escritor nunca pens√≥ escribir, aunque tambi√©n afirma que nunca pens√≥ que ‚Äúen Italia, en el a√Īo 2014, ser√≠a necesario aprobar una ley contra el feminicidio‚ÄĚ.

LIBRO La Dama del VeloBEGO√ĎA PRO URIARTE

La Dama del Velo y el Laurel       (TTARTTALO)      511 páginas

Bego√Īa Pro Uriarte (Iru√Īa, 1971) es una periodista apasionada por la Edad Media. Prueba de ello son los relatos que ha escrito sobre el tema, algunos con premios literarios. Esta novela es el segundo volumen de la saga La Chanson de los Infanzones, una saga que se inici√≥ con El anillo del Leal y que arrancaba cuando a la capital del reino de Navarra estaba a punto de llegar en 1177 Ricardo Coraz√≥n de Le√≥n. En esta segunda entrega encontramos al infante Sancho y a Miguel de Grez en viaje hacia Sicilia. Escoltan a Berengueda y su prometido el rey Ricardo. Convertido en hombre de confianza de Sancho, Miguel viajar√° a Chipre, Roma y Toulouse y volver√° a enfrentarse al siniestro Yenego y a encontrar el amor en una misteriosa dama de nombre Laraine. Historia y aventura.

JORGE FERN√ĀNDEZ D√ćAZLIBRO El pu√Īal

El pu√Īal¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (DESTINO) ¬†¬†¬†¬†¬†¬†441 p√°ginas

Aunque se llame igual que el ministro del interior espa√Īol, el escritor argentino Jorge Fern√°ndez D√≠az (Buenos Aires, 1960) no tiene nada que ver con √©l. Fern√°ndez D√≠az, el argentino, es un reconocido periodista especializado en la cr√≥nica de sucesos, los reportajes de investigaci√≥n y el an√°lisis pol√≠tico. Esto le ha llevado con mucha naturalidad a la novela negra. El pu√Īal cuenta la historia de Remil, un excombatiente de las Malvinas que trabaja para los servicios secretos argentinos. Un d√≠a le asignan la protecci√≥n de una abogada espa√Īola que se halla en Buenos Aires para cerrar un negocio vin√≠cola. Una novela sobre la turbulenta relaci√≥n entre un hombre y una mujer, sobre la trastienda del poder y sobre la relaci√≥n entre el poder y el narcotr√°fico. Tremenda.

LIBRO A Bam Bam Boo Loo BaJAVIER POLO-SAIOA BURUTARAN

A Bam Bam Boo Loo Ba   (EXPEDICIONES POLARES) 135 páginas

Este es un libro que ilustra algunas de las mejores an√©cdotas de la historia del rock‚Äôn‚Äôroll desde mediados de los a√Īos sesenta hasta finales de los setenta, para algunos la ‚Äúd√©cada m√°gica‚ÄĚ, cuando una canci√≥n era algo m√°s que una canci√≥n, algo que parec√≠a que iba a cambiar el mundo. Javier Polo (Madrid, 1980) escribe las historias; Saioa Burutaran, alias Susi Quiu, (Donostia, 1986) las ilustra. Javier escribe con m√ļsica; Saioa pinta con m√ļsica. El resultado es un libro exquisito, una peque√Īa joya hermosamente editada por Expediciones Polares por la que pululan Ray Charles, Chuck Berry, Sam Cooke, The Byrds, The Beatles, James Brown, Jimi Hendrix, Neil Young, Lou Reed… la ‚Äúcr√®me de la cr√®me‚ÄĚ.

El tocho. Recuperando a Alexander Kuprin

LIBRO El desaf√≠o‚ÄúLa instrucci√≥n de la tarde en la sexta compa√Ī√≠a tocaba ya a su fin, y los oficiales miraban el reloj cada vez m√°s a menudo, con creciente impaciencia. Se hac√≠an pr√°cticas del servicio de guardia, con arreglo a las ordenanzas. Por toda la explanada estaban esparcidos los soldados: al pie de los √°lamos que bordeaban la carretera, junto a los aparatos de gimnasia, a la puerta de la escuela de la compa√Ī√≠a, al lado de los blancos del pol√≠gono de tiro. Todo aquello eran puestos imaginarios, como la guardia del polvor√≠n, de la bandera, del cuartelillo del ret√©n o de la caja de la unidad. Pasaban los jefes de patrulla dejando centinelas; se hac√≠an los relevos; los suboficiales inspeccionaban los puestos y comprobaban los conocimientos de sus soldados‚Ķ‚ÄĚ

As√≠, con esta enumeraci√≥n de pr√°cticas militares, comienza El desaf√≠o de Alexander Kuprin. Publicada en 1905, esta es una de las mejores novelas rusas de principios del siglo XX, y supuso el comienzo de la celebridad literaria de su autor. De la misma generaci√≥n que M√°ximo Gorki o Iv√°n Bunin, pero menos conocido que estos, Alexander Kuprin se inscribe m√°s en la tradici√≥n de Tolstoi, cuya preocupaci√≥n moral parece compartir. Kuprin sirvi√≥ en el ej√©rcito durante siete a√Īos, de ah√≠ su profundo conocimiento del medio que describe en esta amarga novela, donde se narra con precisi√≥n y crudeza el embrutecimiento en que sume a los hombres la vida militar.

El joven subteniente Romashov resiste la monoton√≠a cuartelera en una peque√Īa ciudad de provincias so√Īando con la gloria. Su secreta afici√≥n a escribir le hace verse a s√≠ mismo como un h√©roe de novela. Sin embargo, la rutina le lleva a compartir con sus compa√Īeros las veladas embrutecedoras en el casino de oficiales, regadas con abundante vodka, y las s√≥rdidas aventuras amorosas o las visitas al burdel. A su pesar, es testigo de c√≥mo los oficiales descargan su frustraci√≥n y mediocridad sobre los reclutas, a los que tratan con extrema crueldad, llegando incluso a robarles la soldada o los suministros de sus hogares, tal es la impunidad de que gozan.

La √ļnica emoci√≥n profunda en la vida de Romashov, y la raz√≥n de que a√ļn no haya dejado el ej√©rcito como le sugiere su amigo, el desenga√Īado y alcoh√≥lico Nazanski, es su amor oculto por S√ļrochka, la esposa de otro oficial: mujer atractiva y ambiciosa, que tiene objetivos muy claros en la vida. Ella es la causante involuntaria del conflicto que dar√° lugar al desaf√≠o del t√≠tulo, con un final tr√°gico y ambiguo, abierto a la interpretaci√≥n del lector: uno de los mayores aciertos de la obra.

El desafío tiene, además, la virtud de mostrar las consecuencias fatales de una costumbre bárbara, reinstaurada en la milicia rusa desde 1894: la de los duelos por cuestiones de honor entre oficiales, de obligado cumplimiento si se quería continuar en la carrera. La sentida prosa de Kuprin, objetiva y profunda, consigue hacer apasionante su duro alegato contra el ejército. Nevski Projects, editorial especializada en literatura rusa, lanzó en 2011 la edición más reciente en castellano de esta espléndida novela que es El desafío de Alexander Kuprin.

Javier Aspiazu

Los raros. El √°cido y divertido Dovl√°tov

FOTO La maleta“En el OVIR va aquella zorra y me dice:

-Cada emigrante tiene derecho a tres maletas. Esa es la norma establecida. Hay una resolución especial del ministerio.

No tenía sentido objetar. Pero, por supuesto, objeté:

-¬°¬ŅSolamente tres maletas!? ¬°¬ŅY qu√© hace uno con sus cosas!?

-¬ŅPor ejemplo?

-Por ejemplo, con mi colección de coches de carreras.

-V√©ndala -respondi√≥ de inmediato la funcionaria; y a√Īadi√≥, frunciendo levemente las cejas:

-Si algo no le satisface, escriba una reclamación.

-Estoy satisfecho -le digo. Después de la cárcel todo me satisfacía.

-Entonces, compórtese correctamente.

Una semana después recogía mis cosas. Y, como se vio después, me bastaba con una sola maleta.

As√≠ comienza el pr√≥logo de La maleta del escritor ruso Sergei Dovl√°tov. Esta colecci√≥n de cuentos publicada originalmente en 1986, relata la vida, variopinta y err√°tica, del mismo autor, en la Uni√≥n Sovi√©tica de los a√Īos 60 y 70, antes de exiliarse en los Estados Unidos en 1978, donde public√≥ todos sus libros. Las prendas que contiene esa √ļnica maleta que sac√≥ de su pa√≠s y la forma en que las consigui√≥, dar√°n t√≠tulo y contenido a cada uno de los cuentos.

Así, en el primero de ellos, Calcetines finlandeses de crespón, asistimos a su iniciación como contrabandista, actividad a la que tuvo que dedicarse para pagar sus deudas mientras estudiaba en la Universidad de Leningrado. Ya expulsado de la universidad y destinado a un campo de prisioneros como guardia de seguridad, Cinturón militar de cuero relata cómo hubo de escoltar a un preso enloquecido en un trayecto, regado por litros de vodka, que acaba de la forma más delirante. En Botines de alto nivel, nos cuenta como en un país de cleptómanos, él no pudo sino seguir el ejemplo, y consiguió robarle los botines de cuero al mismísimo alcalde de Leningrado.

Sus cr√≠ticas m√°s √°cidas se dirigen al mundo del periodismo, al que se dedic√≥ desde los veinticuatro a√Īos. En Un buen traje cruzado relata c√≥mo despu√©s de multitud de restricciones a sus art√≠culos, descubre por casualidad a un esp√≠a sueco que se hab√≠a colado en la redacci√≥n. Para que asista con √©l a la √≥pera y poder cazarle desprevenido, las autoridades le regalan el traje del t√≠tulo. Otro cuento alcoh√≥lico y delirante es el titulado Gorro de piel de nutria, donde relata las andanzas con su hermano Boria, bebedor y follonero de cuidado. M√°s evocativos son Camisa de popel√≠n y La chaqueta de Ferdinand Leger, y por √ļltimo Guantes de chofer, donde cuenta su breve experiencia como actor, tiene un tono amargo y surrealista que sirve como colof√≥n a este breve volumen de apenas ocho relatos.

La prosa de Dovl√°tov es concisa, lac√≥nica, directa; por eso todos sus libros son peque√Īos textos quintaesenciados de f√°cil y estimulante lectura. Indiferente y algo c√≠nico ante la vida, irreverente y sat√≠rico frente al poder, Dovl√°tov se retrata sin piedad como un inadaptado, que oscila entre la picaresca y el alcohol para sobrevivir. Actitud que hace mucho m√°s cre√≠ble este mordaz testimonio de una √©poca que hoy comentamos, publicado por la madrile√Īa Editorial Met√°fora en el a√Īo 2002. Les recuerdo t√≠tulo y autor: La maleta de Sergei Dovl√°tov.

Javier Aspiazu

La segunda entrega de las novedades de abril de 2015

LIBRO √ČxodoDJ STALINGRAD

√Čxodo¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† (AUTOM√ĀTICA)¬†¬†¬†¬†¬†¬† 123 p√°ginas

Este libro apareci√≥ en internet con el pseud√≥nimo de DJ Stalingrad y se public√≥ posteriormente en formato de libro en 2011. Tras el pseud√≥nimo se encontraba el periodista, escritor y activista pol√≠tico Piotr Sil√°iev (Mosc√ļ, 1985). Un hombre que tuvo que exiliarse a Finlandia, donde fue reconocido como refugiado pol√≠tico, por haber participado en una protesta ecologista para salvar un bosque. La novela tiene como fondo la realidad de la Rusia actual donde el comunismo es solo un recuerdo y el ultracapitalismo corrupto campa a sus anchas. Sus protagonistas son j√≥venes desesperados, en los m√°rgenes del sistema, que se enfrentan violentamente a los nuevos ultras y a la polic√≠a. Ver√≠dico y aterrador.

ANDR√Č ACIMANMaquetaci√≥n 1

Harvard Square             (ANAGRAMA)       283 páginas

Andr√© Aciman naci√≥ en 1951 en la ciudad egipcia de Alejandr√≠a. A los catorce a√Īos se fue a vivir con sus padres a Italia, aunque m√°s tarde se afincaron en Nueva York. All√≠ Aciman se doctor√≥ en lengua comparada en la Universidad de Harvard. Da clases de escritura creativa, es editor y ha publicado ya varios libros, entre ellos dos novelas, varios ensayos y una autobiograf√≠a. Harvard Square narra la extra√Īa relaci√≥n que se establece en los a√Īos setenta en Nueva York entre un erudito universitario jud√≠o y un taxista tunecino extravagante y p√≠caro. Parece no unirles nada, pero en el fondo tienen un pasado muy similar de tragedias y de exilios. Una novela repleta de sutilezas, a lo Proust, del que Aciman es un experto.

LIBRO Cincuenta semanas y mediaEUGENIO IBARZABAL

Cincuenta semanas y media en Brighton   (LINEBOOKS)   425 páginas

Eugenio Ibarzabal (Donostia, 1951) es un prestigioso periodista de largo recorrido que tuvo importantes responsabilidades pol√≠ticas. Ha escrito libros sobre crecimiento personal y profesional. Cincuenta semanas y media en Brighton cuenta la historia de Benji, un vasco que decide empezar de nuevo en Brighton. All√≠ se encontrar√° con un mundo nuevo y diferente a trav√©s de una organizaci√≥n de andarines. Mientras aparecen nuevas personas en su vida, y nuevos amores, recuerda el pasado de cuando a comienzos de los sesenta inici√≥ su compromiso pol√≠tico contra la dictadura y se encuentr√≥ con la violencia. ‚Äú¬ŅMereci√≥ la pena tanto sufrimiento y tanto sacrificio?‚ÄĚ. Novela de vidas y encrucijadas.

FRANCK THILLIEZLIBRO Paranoia

Paranoia                        (DESTINO)         491 páginas

Decir Franck Thilliez (Annecy, 1973), es decir novela de g√©nero negro de √©xito seguro. Sus libros son un fen√≥meno en Francia, especialmente los de la serie protagonizada por los polic√≠as Lucie Hennebelle y Franck Sharko de la que se han publicado en castellano El s√≠ndrome E, Gataca y Atomka. Publicada originalmente en 2013 como Puzzle, Paranoia es una novela autoconclusiva que no tiene nada que ver con la serie mencionada. Cuenta la historia del joven Ilan que, tras la extra√Īa muerte de sus padres, es convencido por su ex pareja, Chlo√©, para vivir una aventura con otras seis personas en un antiguo complejo psiqui√°trico en plena monta√Īa. Pero empiezan a desaparecer primero y morir despu√©s algunos de los invitados.

LIBRO La isla del padreFERNANDO MAR√ćAS

La isla del padre           (SEIX BARRAL)     2778 páginas

Con este libro Fernando Mar√≠as (Bilbao, 1958) ha ganado el Premio Biblioteca Breve 2015. El autor de La luz prodigiosa, Esta noche morir√©, El Ni√Īo de los coroneles √≥ Todo el amor y casi toda la muerte, cuenta en La isla del padre c√≥mo fue la relaci√≥n con su padre, marino de profesi√≥n al que no ve√≠an en casa durante meses. Tras la muerte de Leonardo Mar√≠as, su hijo Fernando decide escribir un libro, a modo de duelo, que camina entre la memoria y la fantas√≠a y en el que traza un retrato de ese ser inalcanzable desde los ojos del ni√Īo, adolescente y joven que fue y del adulto que es. Una relaci√≥n amalgamada por el amor al cine y la literatura. Un homenaje a un h√©roe misterioso, entre la nostalgia y la certidumbre.

Los raros. Nosotros, el poder de Zamiatin

LIBRO.Nosotros‚ÄúAnotaci√≥n n√ļm. 1.

Dentro de ciento veinte d√≠as quedar√° totalmente terminado nuestro pr√≥ximo avi√≥n-cohete Integral. Pronto llegar√° la magna hora hist√≥rica en que el Integral se remontar√° al espacio sideral. Un milenio atr√°s vuestros heroicos antepasados supieron conquistar este planeta para someterlo al dominio del Estado √önico. Vuestro Integral, v√≠treo, el√©ctrico y vomitador de fuego, integrar√° la infinita ecuaci√≥n del Universo. Y vuestra misi√≥n es la de someter al bendito yugo de la raz√≥n todos aquellos seres desconocidos que pueblan los dem√°s planetas y que tal vez se encuentren en el incivil estado de la libertad. Y si estos seres no comprendieran por las buenas que les aportamos una dicha matem√°ticamente perfecta, deberemos obligarles a esta vida feliz.‚ÄĚ

 

As√≠ comienza Nosotros, de Yevgueni Zamiatin. Novela publicada en traducci√≥n inglesa en 1924, y que no se pudo leer en su idioma original, el ruso, hasta 1988, tan peligrosa fue considerada por el naciente estado sovi√©tico. Estamos ante la primera antiutop√≠a de la literatura del siglo XX, cuya influencia en obras tan c√©lebres como 1984 de Orwell es m√°s que evidente. Zamiatin nos sit√ļa en un mundo donde la libertad y la intimidad se han perdido, todas las casas y recintos p√ļblicos son de cristal para que puedan vigilarse las actividades de sus habitantes, y √©stos ni siquiera tienen un nombre al uso, sino que se designan por n√ļmeros. As√≠, el narrador es D-503, constructor jefe del cohete Integral, que cuenta sus memorias a un futuro lector de alg√ļn lejano planeta. Por √©l sabemos que en el Estado √önico reina supuestamente la unanimidad perfecta, con una fiesta anual en su honor, y que todos los n√ļmeros realizan a lo largo del d√≠a actividades comunes, salvo dos escasas horas dedicadas al tiempo libre.

D-503 empieza sus anotaciones con un tono triunfalista, como un convencido defensor de la civilizaci√≥n superior del Estado √önico. Con una l√≥gica digna de cualquier jerarca nazi, llega a justificar la abolici√≥n de la libertad sugiriendo que puede conducir a la comisi√≥n de delitos. Suprimiendo por tanto la libertad, se acaba con los delitos. Pero un acontecimiento inesperado: la atracci√≥n apasionada que comienza a sentir por la hermosa I-330, echa al traste su f√©rrea l√≥gica matem√°tica. Descubre que padece una enfermedad muy grave: tiene un ‚Äúalma‚ÄĚ, que le inspira sue√Īos y sentimientos que no puede controlar. Entonces, el estilo de sus anotaciones var√≠a; el libro comienza a ser una historia de intriga y de obsesi√≥n er√≥tica, y a adquirir un tono alucinado, delirante, febril, a medida que D-503 se deja enredar por la subversiva I, cuyas citas clandestinas le ponen en serios aprietos.

La prosa de Zamiatin es brillante: los rostros de algunos personajes, las tonalidades celestes, el misterioso y amenazante paisaje que se adivina tras el Muro Verde, que separa al Estado √önico del resto del planeta, donde se fragua secretamente la rebeli√≥n, est√°n descritos con met√°foras ingeniosas, coloristas, te√Īidas de las emociones del narrador, en las que se aprecia la influencia de la literatura vanguardista de la √©poca.

Secreto precedente de toda la literatura distópica posterior, esta brillante novela es una sátira de los totalitarismos de una mordacidad suprema, que merece ser mucho más conocida. Les recuerdo título y autor: Nosotros, de Yevgueni Zamiatin.

Javier Aspiazu

La primera entrega de novedades de marzo de 2015

LIBRO.Las llanurasGERALD MURNANE

Las llanuras                       (MINÚSCULA)       147 páginas

Este libro est√° considerado un cl√°sico de la literatura australiana. Se public√≥ originalmente en 1982. Su autor Gerald Murnane (Melbourne, 1939) es un escritor muy innovador. Su obra es una mezcla de relato autobiogr√°fico, ficci√≥n y ensayo. Las llanuras cuenta la odisea de un joven cineasta que llega a una ciudad del interior de Australia con la intenci√≥n de filmar la pel√≠cula definitiva sobre un territorio inabarcable, salvaje y casi virgen donde las rivalidades est√°n a flor de piel y donde abundan las mansiones de los terratenientes. Un d√≠a es invitado por uno de ellos a instalarse en su casa, donde descubrir√° una biblioteca inimaginable en un lugar como aquel. Ha sido calificada de ‚Äúextraordinaria f√°bula‚ÄĚ.

ELIAS KHOURYLIBRO.el espejo roto

El espejo roto                   (ALFAGUARA)       467 páginas

Elias Khoury (Beirut, 1848) es uno de los grandes escritores en lengua árabe. Conmovido por la tragedia del pueblo palestino se ha convertido en uno de sus máximos defensores en el mundo, tanto en Oriente Próximo, como en Francia ó Estados Unidos, donde es profesor. Su novela La Cueva del Sol ha sido calificada como una de las grandes obras en lengua árabe publicadas en el siglo XX. En El espejo roto, en el original Sinalcol, cuenta la historia de un médico libanés que se dispone a dejar Beirut para volver son su mujer francesa y sus hijas a Montpellier. Karim Chammás había vuelto a su país para dirigir un hospital a petición de su hermano Nasim. Pero la guerra y la traición de la izquierda, le hacen regresar. Grande.

LIBRO.las andanzas del agente secreto shipovBULAT OKUDZHAVA

Las andanzas del agente secreto Sh√≠pov¬†¬†¬†¬† (AUTOM√ĀTICA) 302 pgs.

Esta novela basada en hechos reales rescata del ba√ļl de la historia a uno de los escritores rusos m√°s originales de la segunda mitad del siglo XX, Bulat Okudzhava (1924-1977). Un autor que sin haber sido repudiado abiertamente por las autoridades comunistas vio como su poes√≠a, su narrativa y sus canciones, fue uno de los primeros cantautores rusos, fueron silenciadas hasta finales de los a√Īos setenta. Las andanzas del agente secreto Sh√≠pov cuenta como un polic√≠a moscovita semianalfabeto y su siniestro compinche son enviados a la dacha de Tolstoi a controlar el experimento que hab√≠a puesto en marcha el famoso escritor: una escuela para educar a los campesinos. Hilarante cr√≠tica de las burocracias.

SALVADOR ROBLES MIRASLIBRO.la exclusiva del asesino

La exclusiva del asesino     (M.A.R. EDITOR)   354 páginas

Muchos podr√≠an pensar que este libro abre un nuevo frente creativo en la amplia trayectoria literaria del escritor vasco, nacido en Murcia, Salvador Robles Miras (√Āquilas, 1956). Este pedagogo que cultiva el relato breve como pocos, se adentra en la novela policiaca con La exclusiva del asesino. Pero es una novela de g√©nero que bebe de las mismas fuentes de sus relatos, y donde subyace un hondo inter√©s por el conocimiento del ser humano. La novela gira en torno al asesinato de la modelo Patricia Serra. Todos los datos apuntan a un periodista, antiguo novio que ha sido visto con ella la noche anterior. Y en medio de la trama un compa√Īero del protagonista que trabaja en la secci√≥n de sucesos. El infundio.

LIBRO.el gran libro del dandismoVarios autores

El gran libro del dandismo   (MARDULCE)         352 páginas

Este es un libro muy curioso. Est√° prologado por el magn√≠fico escritor argentino Alan Pauls y re√ļne tres textos extraordinarios sobre el dandismo, entendido como una forma a√ļn actual de pensar la subjetividad, la tensi√≥n entre originalidad y vida cotidiana, y el deseo secreto de volvernos distintos, √ļnicos. Una figura est√©tica que desde el siglo XIX ha llegado con variaciones hasta nuestros d√≠as. Un texto lo firma Balzac y es una especie de manual sobre la vida mundana y la frivolidad. Otro es de Baudelaire y trata de extraer ‚Äúlo eterno del transitorio‚ÄĚ. Y el tercero es de Barbey d‚ÄôAurevilly y en el se introduce la dimensi√≥n abierta, viajera y cosmopolita de la cultura dandi. Clarividente.

Anna Starobinets, desde Rusia con temblor

Hay muchos aficionados a la ciencia ficci√≥n que creen que los mejores autores del g√©nero est√°n en el mundo anglosaj√≥n. Puede ser verdad, pero los que usan esta frase de manera categ√≥rica se niegan a s√≠ mismos el placer de descubrir otras geograf√≠as del g√©nero. Una de las geograf√≠as literarias m√°s fruct√≠feras en este campo ha estado y est√° en Rusia. El g√©nero se desarroll√≥ mucho en este pa√≠s porque en los tiempos de la Uni√≥n Sovi√©tica era la √ļnica forma de esquivar la censura y criticar en profundidad los sistemas pol√≠ticos aut√°rquicos, totalitarios. El g√©nero se adentraba habitualmente en los territorios de la distop√≠a porque el futuro no pod√≠a ser muy halag√ľe√Īo, visto lo visto.

Grandes autores rusos de la ciencia ficci√≥n y fantas√≠a fueron los hermanos Arkadi y Bor√≠s Strugaski (Picnic junto al camino), Yevgueni Zamiatin (Nosotros), Vlad√≠mir Voin√≥vich (Mosc√ļ 2042) e Iv√°n Yefr√©mov (La nebulosa de Andr√≥meda). Y ya m√°s recientemente Aleksandr Gr√≥mov (Ant√°rtida Online) y Serg√©i Luki√°nenko (Guardianes de la Noche, Guardianes del D√≠a). Y en los √ļltimos tiempos ha aparecido como un cicl√≥n la figura de la fil√≥loga y periodista Anna Starobinets (1978), para casi todos,LIBRO.La gl√°ndula de √ćcaro la autora m√°s destacada de la nueva generaci√≥n de escritores rusos de ficci√≥n fant√°stica. Ediciones Nevsky hace ya unos a√Īos que apost√≥ por ella y ha publicado Una edad dif√≠cil, El Vivo y ahora La gl√°ndula de √ćcaro. Para este a√Īo anuncia la publicaci√≥n de Santuario 3/9.

La gl√°ndula de √ćcaro, subtitulado El libro de las metamorfosis, es un volumen que re√ļne siete relatos. Siete historias que, como dice en el pr√≥logo el escritor navarro Ismael Mart√≠nez Biurrun, se sustentan en el ‚Äútoque Starobinets‚ÄĚ, ‚Äúun √°ngulo exacto desde el que se cuenta lo m√°s descabellado sin romper el pacto de lectura realista: una forma de disponer almas ajenas en un paisaje de ciencia ficci√≥n como si fuera nuestro propio diario, nuestro √°lbum de fotos m√°s √≠ntimo‚ÄĚ. Es decir, sus historias, casi todas ellas dist√≥picas, son muy cre√≠bles porque los lectores nos identificamos con sus personajes y con los paisajes en los que viven, aunque estos sean sutilmente futuristas. Estoy de acuerdo adem√°s con el prologuista en que las historias de Starobinets revelan varios aspectos de la personalidad de su autora. A saber: su desconfianza hacia la tecnolog√≠a y hacia la supuesta bondad humana, su desprecio hacia la religi√≥n organizada y jerarquizada, y, yo a√Īadir√≠a, que su nula confianza en las relaciones humanas, en el amor. Dicho esto hay que se√Īalar tambi√©n que en sus historias hay mucho sentido del humor, c√°ustico, eso s√≠; bastante comprensi√≥n por los deslices del pr√≥jimo; y una pasi√≥n por los experimentos tipo ‚Äúfrankestein‚ÄĚ que le dan un toque naif y decimon√≥nico que a m√≠ me han cautivado.

Por citar algunas historias. Hay un hombre al que su mujer le pide que se extirpe la gl√°ndula de √ćcaro para evitar sus enga√Īos amorosos y para que se convierta en un buen esposo y mejor padre. Hay una pareja que consigue viajar a la ciudad de Sity, la mega urbe a la que todo el mundo quiere ir, pero a la que no le acaban de salir bien las cosas. Hay un guionista de cine al que contratan para no llevar al cine ninguno de sus guiones, y para que haga de… ¬Ņlazarillo? Hay un chico muy enfermo al que realizan un tratamiento que le salve y le pueda convertir en un √°ngel √≥ tal vez en un demonio. Y hay una consola que todos los ni√Īos quieren, ante la que los padres claudican y que parece hacer cosas incre√≠bles, tal vez demasiado incre√≠bles.

Historias aterradoras y sin embargo l√≠ricas en la que todo y todos se transforman aparentemente para mal. Aparentemente porque en algunas historias el cambio inicialmente terror√≠fico puede venir acompa√Īado de efectos liberadores. Historias en las que lo extra√Īo se filtra en las situaciones cotidianas. Historias en las que basta una mirada para cambiar de golpe el contexto y el sentido de lo narrado. Historias que descubren un mundo muy personal, el de Anna Starobinets, que ha entrado para m√≠ desde ahora en el universo de los grandes escritores del g√©nero fant√°stico.

Enrique Martín

El Tocho. Tolstoi, Karénina y las familias tristes

LIBRO.Anna Karénina“Todas las familias felices se parecen, las desgraciadas lo son cada una a su modo.

Todo estaba patas arriba en casa de los Oblonski. Enterada de que su marido ten√≠a una relaci√≥n con la antigua institutriz francesa de sus hijos, le hab√≠a anunciado que no pod√≠a seguir viviendo con √©l bajo el mismo techo. Esa situaci√≥n que se prolongaba ya por tres d√≠as, era dolorosa no s√≥lo para el matrimonio, sino tambi√©n para los dem√°s miembros de la familia y la servidumbre. Tanto unos como otros se daban cuenta de que no ten√≠a sentido que siguieran viviendo juntos, que los hu√©spedes ocasionales de cualquier pensi√≥n ten√≠an m√°s cosas en com√ļn que cuantos habitaban esa casa. La mujer no sal√≠a de sus habitaciones, y el marido hac√≠a ya tres d√≠as que no pon√≠a el pie por all√≠‚ÄĚ.

Probablemente bastantes de ustedes hayan adivinado que este es el célebre inicio de Ana Karénina, la gran novela de Tolstoi que tuve ocasión de leer por completo este verano, después de un primer intento fallido en mi juventud.

Anna Kar√©nina se public√≥ por entregas durante cuatro a√Īos, entre 1869 y 1873, lo cual nos da una idea de la vastedad del proyecto, que supera las mil p√°ginas en la edici√≥n, francamente recomendable, de Alba editorial. Si en su otra gran novela, Guerra y Paz, Tolstoi expresaba su visi√≥n filos√≥fica de la guerra, como un movimiento de pueblos desplaz√°ndose a trav√©s de Europa, en Anna Kar√©nina nos transmite su idea del amor. Toda la novela es una gran contraposici√≥n entre el amor duradero y responsable, cuya consecuencia es el matrimonio y su fruto los hijos, amor representado por el ‚Äúalter ego‚ÄĚ del autor, el terrateniente Levin, y su pareja Kitty; y el amor pasi√≥n, encarnado por Anna y su amante, el conde Vronski, que aun siendo sincero es ef√≠mero, y lleva a quienes lo viven, seg√ļn la visi√≥n de Tolstoi, a un final prematuro y desastroso.

Pero adem√°s del magistral estudio psicol√≥gico de una pasi√≥n destructiva, Anna Kar√©nina es una poderosa novela social en la que se expone la cuesti√≥n campesina de forma adelantada a su tiempo: en un pa√≠s todav√≠a feudal, a pesar de la reciente emancipaci√≥n de los siervos, Levin es partidario de que los campesinos exploten las tierras organizando sus propias cooperativas, independiz√°ndose as√≠ de forma efectiva de los se√Īores. Los p√°rrafos dedicados a describir la cosecha y las labores del campo contienen los pasajes m√°s vigorosos y bellos de la prosa de Tolstoi, sobria y luminosa como pocas.

Tambi√©n encontrar√°n momentos menos afortunados, como el de las confusas elecciones del mariscal de la nobleza, ya bien avanzada la novela. Ese fue el escollo en que naufrag√≥ mi juvenil entusiasmo lector. Pero si lo superan, arribar√°n a un desenlace impactante, tras un espl√©ndido mon√≥logo interior de la desgraciada protagonista, con el ferrocarril como elemento simb√≥lico y tr√°gico, que une el principio y el fin de la novela. Por √ļltimo, en las p√°ginas finales, asistir√°n con el atormentado Levin al descubrimiento del sentido de la vida. Pero aunque quiz√° les hiciera un favor, no les voy a decir cu√°l es el sentido. Para descubrirlo tendr√°n que hacer el grato esfuerzo de leer Anna Kar√©nina de Le√≥n Tolstoi.

Javier Aspiazu

El Tocho. El sorprendente y malogrado Lérmontov

‚ÄúHab√≠a salido en una silla de posta desde Tiflis. Todo el equipaje que llevaba en mi carruaje se reduc√≠a a una peque√Īa maleta, llena hasta la mitad con mis apuntes de viaje sobre Georgia. √Čstos, en su mayor parte, por fortuna vuestra, se han perdido, y la maleta y el resto de mis efectos personales, para fortuna m√≠a, han quedado intactos.

El sol hab√≠a comenzado a ocultarse tras las cimas nevadas cuando entramos en el valle de Koisha√ļr. El cochero, un osetino, azuzaba constantemente a los caballos, para alcanzar antes de que anocheciese la cumbre del monte Koisha√ļr, y cantaba a voz en cuello. ¬°Hermoso lugar aquel valle! Rodeado por todas partes por monta√Īas inaccesibles, riscos rojizos, tapizados de hiedra de un verde asombroso y coronados por sombr√≠os grupos de pl√°tanos, y abruptas pendientes amarillas surcadas por torrenteras‚ÄĚ

LIBRO. Un h√©roe de nuestro tiempoAs√≠ comienza Un h√©roe de nuestro tiempo, de Mija√≠l L√©rmontov. Recordamos hoy en esta secci√≥n de cl√°sicos una novela publicada en 1840 por un joven autor ruso, militar de carrera como el personaje central de la obra, provisto de muchos rasgos biogr√°ficos del propio autor. Criado bajo la influencia de Pushkin y Lord Byron, L√©rmontov, que proced√≠a de una noble familia escocesa, de ah√≠ la rareza de su apellido, ha sido probablemente el escritor que mejor ejemplific√≥ el esp√≠ritu rom√°ntico con este personaje, Pechorin, resumen casi perfecto de los achaques psicol√≥gicos de una √©poca: el spleen del que hablar√≠a m√°s tarde Baudelaire, esa melancol√≠a vaga, profunda y permanente, o tedium vitae, como tambi√©n se le llam√≥, hallan su mejor encarnaci√≥n, en este joven oficial n√≥mada, Pechorin, seductor desde√Īoso, atormentado y fatalista, destinado al C√°ucaso en la √©poca de las guerras rusas por la dominaci√≥n de la zona. El autor, que no se identifica con su h√©roe, expresa ya en el pr√≥logo la intenci√≥n de hacer, a trav√©s del personaje, un retrato compuesto con los vicios de toda su generaci√≥n. El resultado, a pesar de la intenci√≥n cr√≠tica, ejerce mucha m√°s fascinaci√≥n que repudio, convirti√©ndose en uno de los grandes logros literarios de la √©poca.

La novela nos cuenta en realidad cinco historias de desigual longitud e inter√©s por las que desfilan bellas t√°rtaras raptadas, fieles compa√Īeros de armas, seductoras contrabandistas, amor√≠os c√≠nicos que dan lugar a duelos y apuestas contra el destino de tr√°gicas consecuencias. Desde distintos puntos de vista, a trav√©s de diversos personajes que tienen en com√ļn haber conocido o convivido con Pechorin, vamos conociendo al H√©roe, uno de ellos conserva incluso su diario, que se introduce as√≠ como base de dos de las narraciones. Esta curiosa estructura en forma de prisma, junto con la belleza de algunas de las descripciones del C√°ucaso (Osetia, Chechenia o Georgia desfilan por estas p√°ginas), constituye lo m√°s moderno de una novela, que a pesar del uso de algunos t√≥picos rom√°nticos, resulta todav√≠a hoy extremadamente atractiva.

L√©rmontov, consumado duelista, vivi√≥ solo 27 a√Īos y fue capaz de anticipar su violento final en uno de sus poemas. Clarividencia que le permiti√≥ tambi√©n crear el mejor arquetipo rom√°ntico con este cl√°sico de gozosa lectura titulado Un h√©roe de nuestro tiempo.

Javier Aspiazu

El Tocho. Andrei Biely, un ruso desconocido

‚ÄúLa agitaci√≥n que hab√≠a prendido en todo el cintur√≥n industrial de Petersburgo, de una u otra manera, penetraba en el centro de la ciudad, alcanzando primero las islas, para luego cruzar los puentes Lit√©ini y Nikol√°ievski y, desde all√≠, entrar a borbotones en la Avenida Nevski, y aunque por la Avenida Nevski ya de por s√≠, transitaba su habitual miri√°podo humano, la composici√≥n de este miri√°podo cambi√≥ de manera manifiesta. Cualquier observador experto habr√≠a advertido desde hac√≠a tiempo la aparici√≥n de un gorro de vello negro, encasquetado hasta las cejas y llegado con toda probabilidad de los ensangrentados campos de Manchuria: y fue echar a andar este sujeto de gran facundia por la Avenida Nevski para que, de repente, se observara un repentino descenso de la circulaci√≥n de sombreros de copa por esa arteria urbana‚ÄĚ.

LIBRO.PetersburgoEste es un p√°rrafo de Petersburgo de Andrei Biely. Novela que se fue publicando por entregas entre 1913 y 1914 en la revista rusa Sirin, y que apareci√≥ ya en forma de libro en 1916. Su autor, utilizaba el seud√≥nimo de Andrei Biely (‚ÄúAndr√©s Blanco‚ÄĚ), pero en realidad se llamaba Boris Bugayev y fue uno de los m√°s destacados escritores simbolistas de su generaci√≥n, autor de varios vol√ļmenes de poes√≠a y de otras dos novelas de menor repercusi√≥n.

Petersburgo es una obra maestra recuperada del olvido gracias a la estima  de Nabokov que en un programa de televisión la consideró una de las 4 mejores novelas del siglo XX. Las apreciaciones estéticas son siempre subjetivas, así que yo no les diré tanto, pero sí les puedo asegurar que Petersburgo es una novela compleja y fascinante, absolutamente recomendable. Aunque se escribió en la segunda década del siglo XX nos encontramos con una trama que en algunos pasajes puede recordar al Gógol más satírico, el de Las almas muertas o al Dostoievski más político, el de Los demonios, pero con un lenguaje irónico, sorprendente, que pudiera parecer una burla deliberada de toda la tradición literaria.

El nudo argumental se puede resumir as√≠: el hijo del poderoso senador Abl√©ujov ha prometido colaborar con una organizaci√≥n revolucionaria que le encarga poner una bomba ¬°en el despacho de su padre! Con este pretexto, tan ingenioso y retorcido al mismo tiempo, Biely despliega su mirada ir√≥nica y juguetona sobre el San Petersburgo de 1905, el a√Īo del primer intento revolucionario en Rusia. El grueso de la acci√≥n transcurre en un solo d√≠a del reci√©n iniciado oto√Īo, que se prev√© convulso a nivel social. Las primeras nevadas en torno al r√≠o Neva est√°n descritas con una fascinante prosa po√©tica. Por las calles colindantes al r√≠o, discurre, dubitativo y apesadumbrado ante su funesta misi√≥n, el joven Abl√©ujov, vestido de domin√≥, camino de una fiesta de disfraces a la que acudir√°n casi todos los personajes importantes de la obra, en la madrugada que preceder√° a la comisi√≥n del atentado.

Como ven la novela despliega una atractiva intriga, casi policíaca, pero no se agota en ella. También se la puede considerar una novela de crítica política, en la que ni los revolucionarios ni los zaristas salen bien parados, o una novela vanguardista por su utilización cinematográfica, casi experimental, del lenguaje.

El autor, en definitiva, nos sit√ļa lejos de las formas de la novela convencional, enfrent√°ndonos a un texto rico y cambiante, con multitud de sentidos que desvelar, para lectores curiosos y exigentes. As√≠ es Petersburgo, de Andrei Biely.

Javier Aspiazu