Archivo por meses: octubre 2006

Acelgas con puré de patatas

Se lavan las acelgas y se limpian las pencas de hebras. Se trocean en cachos no muy grandes y las hojas en juliana. Se ponen a cocer en agua con sal durante treinta minutos.

Mientras, se pelan las patatas y la cebolla, se trocean y se ponen a rehogar con tres cucharadas de aceite.

Una vez rehogadas se cubren de agua y se añade sal. Se deja cocer veinte minutos.

Transcurrido este tiempo se escurre casi todo el caldo, se agregan dos cucharadas de aceite crudo y se tritura. Se obtiene un puré espeso. Se comprueba el punto de sal.

Cuando estén cocidas las acelgas se escurren y se ponen en una fuente y se les echa por encima un refrito de ajos hecho con tres cucharadas de aceite.

Por último se presenta poniendo puré en el plato y encima las acelgas.

  • ½ kg. de acelgas
  • 3 patatas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite y sal

Láminas de lomo en su salsa

Se pide en la carnicería que separen los huesos del lomo.

Se trocean los huesos para hacer la salsa.

En una olla a presión se ponen tres cucharadas de aceite y se fríen los huesos junto con la cebolla cortada por la mitad, los ajos y el pimiento. Se echa sal, se rehoga bien y se riega con un vaso de agua y con el vaso de vino. Se cierra la olla y se deja hacer durante treinta minutos con la presión controlada.

Mientras, se pone el lomo salpimentado en el horno a 180º con un poco de aceite por encima. Se deja hacer durante cuarenta minutos.

Se cuela el caldo hecho en la olla y se recupera el ajo, la cebolla y el pimiento. Se tritura y se pasa por el chino. Se deja reducir para que engorde. Se puede añadir un poco de harina diluida en agua fría. Se comprueba el punto de sal.

Por último, asado el lomo se deja enfriar y se corta en láminas muy finas. Se ponen en una cazuela ancha mezcladas con la salsa.

A la hora de servir se calienta lentamente.

  • 1 y ¼ kg. de chuletas de cerdo
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo seco
  • 1 vaso de vino tinto
  • Aceite, pimienta, sal y harina

Langostinos al whiski

Cuando los langostinos empiecen a ablandarse un poco se cortan por la mitad ayudados por un cuchillo de sierra y se abren tipo libro.

Se pone el horno a calentar a 180º.

Se disponen los langostinos en la bandeja de horno una vez descongelados añadiéndoles sal y se reservan.

Se hace un refrito con los ajos picados y el aceite. Cuando dore se retira y se deja enfriar un poco. Se añade el vinagre.

Cinco minutos antes de meter al horno los langostinos se calienta el refrito y se les echa por encima. Se mete al horno con el grill puesto y se deja hacer durante seis minutos aproximadamente.

Mientras, se calienta el whiski en un cazo.

Se sacan los langostinos, se riegan con el whiski y se flambean.

  • 24 langostinos grandes congelados
  • 2 dientes de ajo
  • 4 cucharadas de aceite
  • 1 cucharadita de vinagre
  • 2 copas de whiski
  • Sal

Chipirones rellenos en su tinta

Se limpian los mejillones y se abren al vapor reservando los frutos.
Por otro lado se limpian los chipirones y se trocean las aletas y las patas para el relleno.

En una sartén se pone a pochar media cebolla troceadita y se le añaden los mejillones picados, las aletas y las patas. Se rehoga bien y se añade sal.

A continuación se desmenuza la miga de pan y se mezcla con todo el pochado, que se fría un poco.

Se deja enfriar y se rellenan los chipirones, no hace falta rellenarlos mucho, teniendo en cuenta la merma del chipirón. Se cierran con un palillo.

En una cazuela se ponen el resto de cebolla con los dientes de ajo muy picados y con cuatro cucharadas de aceite. Cuando se dore se añaden los chipirones para dorarlos. Se salan y a continuación se les añade el tomate, el caldo y se dejan hacer durante treinta y cinco minutos. A media cocción se añaden las tintas que se romperán en la salsa con un tenedor. Se comprueba el punto de sal y se deja reposar (si es de un día para otro mejor).

Si se quiere una salsa más fina, antes de poner los calamares a freir se pasan la cebolla y los ajos por la batidora.

  • 12 calamares de relleno
  • 12 mejillones
  • 1 vaso de caldo de pescado o de agua
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • ½ vaso de puré de tomate
  • 5 rebanadas de pan sin corteza
  • Sal y aceite

Coliflor con carne

Se pone a cocer la coliflor después de desmenuzarla, cubierta de agua y con una cucharadita de sal. Se deja cocer durante veinte o veinticinco minutos aproximadamente, mientras, en una sartén se ponen cuatro cucharadas de aceite y se ha ce un refrito con la cebolla y el ajo bien troceado.

Cuando esté dorado se añade la carne picada; se desmenuza bien y se da vueltas para que dore.

Por último se añade sal y tomate, se mantiene en el fuego durante dos minutos y se reserva.

Se dispone la coliflor escurrida en los platos, se pone por encima la farsa de carne y se espolvorea un poco de perejil.

  • 1 coliflor
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • ½ vaso de puré de tomate
  • Aceite, sal y perejil

Croquetas de Morcilla

En una sartén se pone la mantequilla y el aceite a calentar. Una vez caliente se añade la cebolla muy troceada junto con los pimientos cortados en trocitos. Se remueve bien y se deja pochar a fuego lento.

Se quita la piel a la morcilla y se desmenuza añadiéndola al pochado. Se rehoga un par de minutos y se espolvorea la harina por encima. Se remueve hasta que se envuelva todo y se riega con la leche caliente. Se echa sal y se remueve a fuego lento sin parar durante unos minutos.

En el momento en que la masa está espesa, se retira y se extiende en una fuente para que se enfríe.

Por último una vez fría, se hacen las croquetas, se pasan por harina, huevo batido y pan rallado y se fríen en abundante aceite.

Se pueden congelar.

  • 1 morcilla de unos 300 gr.
  • 1 cebolla
  • 1 litro de leche
  • 200 gr. de harina
  • 150 gr. de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite
  • 3 pimientos rojos del piquillo
  • sal
  • PARA REBOZAR: harina, huevo batido, pan rallado y aceite

Pimientos rellenos de marisco

En una sartén se abren las almejas con un poco de aceite a fuego lento y tapado. Se reserva el caldo.

Se pican las gambas peladas y la txaka.

En una sartén con las tres cucharadas de aceite se pocha la cebolla picada y el ajo.

Una vez pochado, se agregan la txaka, las gambas y las almejas picadas. Cuando dore un poco se echa la harina y se remueve bien para que tueste un poco, sin dejar que se queme. Se riega con la leche caliente, se remueve hasta que espese y se añade el tomate, la sal y el caldo de las almendras reservado. Se remueve hasta que esté bien conjuntado y se deja enfriar.

Una vez fría se rellenan los pimientos y se ponen en una cazuela donde entren sin montar.

En una cazuela se pochan los ingredientes de la salsa excepto los pimientos y la manzana. Cuando estén dorados se agregan dos vasos de agua (si son de caldo de carne mejor). Se añaden entonces los pimientos y la manzana pelada. Se deja cocer a fuego lento durante media hora. Se tritura, se pasa por el chino y se le echa sal al gusto. Se añade a los pimientos.

Cuando se va a servir, se calienta lentamente, sin mover mucho, para que no se desprenda la masa.

  • 12 pimientos del Piquillo
  • 200 g. de gambas
  • 100 g. de txaka
  • ½ cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de leche
  • 2 cucharadas de harina
  • 3 cucharadas de aceite
  • 3 cucharadas de tomate
  • SALSA

  • 1 cebolla
  • 1 manzana
  • 2 pimientos secos
  • 1 ajo
  • 1 tomate maduro
  • ½ puerro
  • 2 cucharadas de aceite

Conejo a la cazadora

En una cazuela se ponen tres cucharadas de aceite para pochar la cebolla y el ajo.

Mientras, se salpimentan los trozos de conejo, se pasan por harina y se fríen. Se reserva.

Se limpia el champiñón, se filetea y junto con la panceta troceada se añade al pochado. Se rehoga bien y se añade el conejo.

Se da un par de vueltas y se riega con el brandy. Se flambea.

A continuación se echa el caldo y se deja cocer entre treinta y cinco y cuarenta minutos a fuego lento. Si se ve que el caldo merma mucho se puede añadir agua.

Por último se comprueba el punto de sal de la salsa.

  • 1 conejo troceado
  • 100 g. de panceta
  • 200 g. de champiñón
  • 1 copa de brandy
  • ½ l. de caldo de carne o agua
  • 4 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • Aceite, harina, sal y pimienta negra

Merluza con salsa de puerros

Se ponen a cocer en agua los puerros troceados con los dientes de ajo pelados, durante unos quince minutos. Una vez cocidos se escurre el agua y se añade la leche. Se deja cocer dos minutos más y se retira.

Por otro lado, se pasan por harina los lomos de merluza y se fríen a fuego suave para que la harina se una a la merluza.

A continuación, se ponen los puerros, los ajos y la leche en el vaso de la batidora a triturar. Se pasa por el chino. Se vuelve a echar el puré que nos ha salido en el vaso y se tritura, pero esta vez echando el aceite restante. Se comprueba la sal.

En una cazuela se ponen los lomos de merluza con la salsa y si no se va a comer en el momento, no se calienta hasta la hora de hacerlo, y no más de tres minutos.

Se adorna con unas tiras finas fritas de la parte verde del puerro.

  • 800 g. de merluza
  • 2 puerros
  • 4 dientes de ajo
  • 1 vaso de leche entera
  • 1 dl. de aceite
  • Sal y harina

Níscalos con patatas

Se pelan las patatas, se trocean y se reservan.

Se limpian los níscalos y se corta el tronco por la mitad, más o menos.

En una cazuela ancha se ponen cuatro cucharadas de aceite y se fríen los ajos troceados y el pimiento a fuego lento.

Se añaden los níscalos y se rehogan.

A continuación las patatas, se remueven un poco y se cubren de agua (un dedo por encima). Se echa sal y las bolas de pimienta. Se deja cocer durante veinte minutos aproximadamente.

Un par de minutos antes de terminar se espolvorea una cucharada de perejil picado por encima.

  • 400 g. de níscalos
  • 600 g. de patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 8 bolas de pimienta negra
  • Perejil, sal y aceite