Archivo por meses: febrero 2008

Crema de queso con yogur y fresas

Se limpian las fresas y se trocean.

Se pone la mitad de las fresas en un cazo con un vaso de agua, el azúcar y la media cucharada de vinagre. Se deja cocer durante unos ocho minutos, transcurrido este tiempo se tritura y se pasa por el chino. Se obtendrá un puré fino al que se añadirá el resto de las fresas troceadas. Se mete al frigorífico durante al menos dos horas.

Se mezclan los yogures con el queso triturando todo para que se mezcle bien. Se mete la mezcla al frigorífico.

A la hora de servir, se retiran las fresas con el puré en el fondo del plato y encima se pone una cucharada hermosa de la mezcla de yogur y queso.

Se adorna con unas almendras pinchadas en la crema y una hoja de menta.

  • ½ kg. de fresas
  • 2 yogures naturales
  • ½ tarrina de queso de untar
  • 50 g. de almendras laminadas
  • 1 cucharada de azúcar
  • ½ cucharada de vinagre de Jerez
  • Hojas de menta

Salmón con piperrada

En una cazuela se pone a sudar la cebolla cortada en aros finos con cuatro cucharadas de aceite y una pizca de sal.

Se cortan los pimientos (después de haberles quitado las pipas y rabos) en aros y se agregan a la cebolla. Se hace a fuego lento durante diez minutos.

Se pelan los tomates, se quitan las pipas, se trocean y se añaden a la cebolla y a los pimientos. Se deja hacer durante cinco minutos más removiendo poco a poco y se deja reposar (comprobando el punto de sal).

Se corta el salmón en dados, se le echa sal y se dora en una sartén antiadherente. No hay que hacerlo mucho.

Una vez dorados los dados de salmón se meten en al cazuela con la piperrada y se calientan un par de minutos justo cuando se vayan a servir.

  • 700 g. de salmón limpio de piel y espinas
  • 4 pimientos verdes
  • 3 tomates maduros grandes
  • 1 cebolla grande
  • Aceite y sal

Mil hojas de calabacín

Se baten los huevos junto con la leche.

Se cortan los calabacines (sin pelar) en tiras finas, ayudados con un cuchillo bien afilado. También se puede cortar en rodajas.

En un molde de puding, después de untarlo de mantequilla, se echa un poco de leche con huevo. Después se pone una capa de calabacín echándole un poco de sal. A continuación unos trozos de jamón York y se termina con unas láminas de patata muy finas. Se sigue este orden de ingredientes sucesivamente hasta terminarlos (es importante recordar salar cada capa de calabacines).

Se pone el molde al baño María (que el agua cubra más de la mitad del recipiente), se mete al horno (el molde estará tapado con papel de aluminio), previamente calentado a 180º. En unos cuarenta y cinco minutos estará hecho.

Se saca del horno, se deja enfriar, se desmolda y se corta en cuatro porciones.

Para acompañar se puede echar un poco de puré de tomate, mahonesa o incluso una bechamel ligera.

  • 2 calabacines
  • 2 patatas
  • 2 huevos
  • 1 vaso de leche
  • 150 g. de jamón York
  • Mantequilla
  • Sal

Mermelada de naranja

Se quita finamente la corteza a las naranjas, sólo la parte que tiene color. Se cortan en juliana fina y se ponen a cocer con un litro y tres cuartos de agua. Se añade el zumo de limón, el azúcar y todas las naranjas troceadas. Se deja cocer a fuego lento dándole vueltas de vez en cuando.

Cuando se vea que la mezcla está espesa (según el gusto de cada uno), se retira del fuego y se deja enfríar.

Lo normal es que el volumen se reduzca casi a la mitad.

  • 1 kg. de naranjas
  • 1 kg. de azúcar
  • 1 limón (sólo el zumo)
  • 1 l . y ¾ l. de agua

Berenjenas al pesto

En un mortero se ponen los ajos, las nueces, el perejil y una pizca de sal. Se machaca bien y se añade el queso. Se remueve bien y poco a poco se añade el aceite. De esta manera, se obtiene unas pasta homogénea que se reserva (aguanta hasta siete días en la nevera).

Por otro lado, se cortan las berenjenas en rodajas sesgadas y se blanquean (cocer durante tres minutos y escurrir). Se colocan sobre un paño para que suelten el agua de la cocción, se salan y se fríen a fuego fuerte para que se queden crujientes.

Una vez fritas se ponen en una bandeja de horno con un poco de pesto en cada rodaja y se mete al horno previamente calentado a 180º con el grill, se gratina durante cuatro minutos.

  • 2 ó 3 berenjenas (según tamaño)
  • Aceite para freír y sal
  • Para el pesto:
  • 2 dientes de ajo
  • 50 g. de nueces peladas
  • 40 g. de hojas de albahaca o perejil
  • 75 g. de queso Idiazabal rayado
  • 8 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

Cordero con verduras

Se pelan las patatas y se hacen unos dados.

Se raspan las zanahorias un poco y se hacen unos bastoncitos. Se cuecen durante unos 10 minutos y se reservan.

Se cortan las setas en trozos y se ponen a hacer con un poco de aceite y el diente de ajo. Se reserva.

Se limpian las alcachofas cortándoles las puntas y quitándoles las hojas duras exteriores. Y se ponen a freir a fuego lento, cortadas en cuatro cachos a lo largo.

En unos 8 minutos dándoles vueltas estarán hechas, se reservan.

En ese mismo aceite se fríen las patatas.

En una fuente se ponen las patatas, las alcachofas, las setas y las zanahorias. Encima se ponen los trozos de cordero que se habrán salteado en una sartén, los cuales previamente se habrán salpimentado. Que queden bien dorados. Antes de añadir el cordero, se echan un poco de sal y unas gotitas de aceite crudo a las verduras.

Si hiciese falta calentar, se puede meter un poco al horno.

  • 600 g. de pierna de cordero en trocitos
  • 4 alcachofas
  • 2 patatas
  • 3 zanahorias
  • 200 g. de setas
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta
  • Aceite y sal

Sepias guisadas

Se limpian las sepias reservando las tintas para otra ocasión.

Se trocean en trozos no muy pequeños.

En un bol se ponen los pimientos a remojo.

En una cazuela con cuatro cucharadas de aceite se pocha la cebolla con los ajos. Una vez pochada se añaden las sepias a las cuales se habrá echado sal. Se deja hacer a fuego lento durante 40 minutos. Regándolas con un vaso de agua o fumet.

Mientras se limpia la pulpa de los pimientos y se agrega a las sepias, removiendo bien.

Por último, se fríen unas patatas en cuadraditos. Se les echa un poco de sal y se incorporan a la cazuela 5 minutos antes de terminar la cocción. Antes de echar las patatas, se comprueba el punto de sal de la salsa.

  • 1 y ¼ de sepias
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 3 pimientos secos choriceros
  • 1 patata grande
  • Aceite y sal

Champiñones rellenos

Se limpian los champiñones cortándoles parte de su pie y luego lavándolos.

Una vez lavados y escurridos, se separan los pies de los sombreros.

En una sartén se ponen a freir los sombreros con un poco de aceite, sal y el diente de ajo fileteado.

Se les dan vueltas para que se hagan bien durante unos 8 minutos y se reservan.

Por otro lado se pican los pies de los champiñones, muy picados.

En una sartén con dos cucharadas de aceite se fríen y se añaden el jamón y la media cucharada de harina.

Se remueve bien y se riega con la leche.

Se deja hacer a fuego lento hasta que espese.

Se comprueba el punto de sal ya que el jamón puede aportar lo suficiente.

Para presentar, se calientan un poco los champiñones y se rellenan con la salsa de picadillo que también tiene que estar caliente.

  • 600 g. de champiñón
  • 100 g. de jamón picado
  • 1 diente de ajo
  • ½ cucharada de harina
  • 1 vaso de leche
  • Aceite y sal

Torrijas de vino

Se pone a cocer el vino junto al azúcar, la canela y las pasas. Se tiene cociendo hasta que reduzca un tercio su volumen. Se retira del fuego, se cuela y se deja enfriar en la nevera para que se quede espeso.

Una vez frío se echa por encima de las rebanadas de pan puestas en una bandeja, para que empapen bien. Así se tendrán durante media hora.

Se pone aceite a calentar y se fríen las torrijas, que estarán pasadas por huevo (apretándolas un poco con la mano antes de pasar por el huevo).

Una vez fritas se dejan enfriar sobre papel absorbente y se les echa un poco de azúcar por encima.

  • 1´5 l. de vino
  • 250 g. de azúcar
  • 1 palo de canela
  • 100 g. de pasas
  • 12 rebanadas de pan del día anterior
  • 2 huevos para albardar
  • Aceite