By

Biscotti de nuez y arándanos

biscotti, 1

Los biscotti o cantuccini son unas pastas típicas italianas, más concretamente de la zona de la Toscana. Se conocen desde el siglo XVIII, normalmente son unas pastas bastante duras que acompañan el café y se mojan en vino dulce (o vin santo). Se los llama cantuccini o biscotti del Prato. El origen del nombre “biscotti” significa “doble cocción”, se hornean dos veces para que queden crujientes. Los más comunes son elaborados con almendra (os los enseñaré en otra ocasión).

La receta que yo os propongo, no queda para nada duros como piedras, sino deliciosamente crujientes, perfectos para mojar, pero también para comer solos. Las gracias se las debo dar una vez más a Dorie Greenspan y a su libro de recetas “Baking from my home to yours“.

 

BISCOTTI DE NUEZ Y ARÁNDANOS

 

INGREDIENTES:

  • 1 ½ tazas de harina corriente
  • ½ taza de polenta (harina de maíz amarilla)
  • 1 ½ cucharaditas de té de impulsor químico (tipo levadura Royal)
  • ¼ de cucharadita de sal
  • 125 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 taza de azúcar
  • 2 huevos tamaño “L”
  • unas gotas de extracto de almendra amarga
  • ¾ de taza de nueces troceadas
  • ½ taza de arándanos deshidratados troceados

biscotti 3

ELABORACIÓN:

 

Tamizamos y mezclamos la harina, la polenta, la sal y el impulsor químico (Royal).

Por otro lado, con un robot de cocina tipo Kitchen Aid, o similar, o bien con una batidora de varillas, batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta lograr una crema blanquecina y suave, unos minutos de batido a velocidad media. Agregamos los huevos de uno en uno, no incorporando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado. Batimos hasta lograr una crema sedosa y suave. Le incorporamos las gotas de extracto de almendra amarga y batimos.

Reducimos la velocidad del robot al mínimo y añadimos los ingredientes secos, mezclamos solamente lo justo para que desaparezcan las harinas.

Obtendremos una masa blanda que se pega a los dedos que se queda adherida al batidor o pala del robot. No preocuparse, tiene que ser así. Con una rasqueta de pastelería, retiramos toda la masa a la mesa de trabajo, recogiendo bien toda la masa de las palas y añadimos las nueces y los arándanos.

Sin tocar la masa, (solo con la rasqueta) distribuimos bien los tropiezos por toda la masa y cuando la tenemos lista, dividimos la masa en dos.

Preparamos una bandeja de horno, le colocamos encima un papel de horno o silpat y colocamos la masa. Como hemos dividido la masa en dos, cogemos una de las partes y (siempre con la rasqueta, ya que tenemos una masa muy blanda, difícil de manipular) y le damos forma alargada, aprox. de 25 ò 30 cm. , no demasiado ancho y con una altura de 3 cm. aprox.

Colocamos las dos piezas en la bandeja del horno y procedemos a hornear. Para ello, tendremos el horno previamente precalentado a 200 ºC, con calor arriba-abajo-aire.

Una vez que introducimos la bandeja, (en el centro del horno) bajamos la temperatura a 170º con calor abajo-aire y lo mantendremos unos 15 minutos o hasta que la parte de fuera esté comenzando a dorarse pero el centro esté todavía blando y un poco pringoso al tacto.

Sacamos la bandeja del horno y la colocamos sobre una rejilla, dejamos que se enfríe durante unos 30 minutos, sin mover las piezas de la bandeja.

Pasado el tiempo, transferimos una de las piezas a una tabla de madera y utilizando un cuchillo de sierra, procedemos a cortar este “pan” en rebanadas de unos dos centímetros de grosor, retirando justo los extremos.

Volvemos a colocar estas rebanadas sobre la bandeja de horno, pero colocadas tumbadas, y las volvemos a introducir en el horno y hornear de nuevo. Horneamos los biscotti otros 15 minutos aprox. o hasta que observemos que están dorados y secos, firmes.

Sacamos del horno, y colocamos las galletas sobre rejillas para que se enfríen a temperatura ambiente.

biscotti 2

***Estas galletas se mantienen perfectamente más de una semana en una lata.

***Quedan unas pastas supercrujientes, no quedan las típicas rocas sólidas, creo que es debido al hecho de añadirle polenta entre sus ingredientes.

***Son ideales con café, con té, con macedonia, mousses y también con púdines

***Admiten numerosas variantes en cuanto a ingredientes, por ejemplo, las más típicas son elaboradas con almendras: “Biscotti de almendra”, se elaboran igual, pero añadiendo almendras en lugar de nuez.

 

VARIACIONES:

  • de frutas deshidratadas, tales como arándanos, melocotón deshidratado, albaricoque, uvas pasas, frutos del bosque..
  • de especias: se le puede añadir a la masa una mezcla de especias tales como jengibre, canela, cardamomo, nuez moscada e incluso una pizca de pimienta negra.
  • Convendría comenzar con una pequeña cantidad de mezcla de especias hasta alcanzar el punto ideal (según nuestro   gusto) de sabor especiado.
  • De frutos secos: se puede hacer con una combinación de frutos secos, tales como nueces, almendras, avellanas, anacardos, pacanas…
  • De naranja o limón: añadir la ralladura de 2 naranjas o 2 limones (dependiendo el sabor que queramos) al azúcar que vamos a utilizar en el batido con la mantequilla. De esta forma, la masa cogerá un perfume inmejorable.

biscotti 5

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Te puede interesar...

Biscotti o cantuccini de chocolate Después de preparar las famosas pastas italianas Biscotti de nuez y arándanos, tanto gustaron en...
Pan de almendra y arándanos (Mandelbrot) Estas pastas son de origen alemán, de ahí su nombre, "mandel" almendra y "brot" pan. Por su doble...
Pastas italianas de polenta La característica más peculiar de estas pastas es su textura, ya que cuentan, entre sus ingredientes,...
Pastas de anís de Sor Piedad A esta receta de pastas le tengo un especial cariño. La fórmula me la ha facilitado Sor Piedad,...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.