By

Rosquillas fritas

rosquillas-fritas4

Las rosquillas suelen relacionarse con fechas señaladas para su elaboración, bien sea en Semana Santa, carnavales o fiestas patronales. En mi casa, en cambio, siempre es un buen momento para preparar una buena tanda de rosquillas y tener solucionado el desayuno y el cafecito de media tarde para unos cuantos días.

En el blog tengo un montón de recetas de rosquillas, me encanta probar nuevas recetas y si me convencen, no dudo en ponerlas en el blog. He probado esta nueva fórmula, y la verdad es que no ha pasado desapercibida. Han quedado unas rosquillas realmente deliciosas. Esponjosas, suaves, tiernas… muy, pero muy ricas. Altamente recomendables, así que no podía dejar de enseñárosla, para que os pongais rápidamente manos a la obra. Siempre es un buen momento para compartir una rosquilla…

ROSQUILLAS FRITAS

INGREDIENTES:

  • 200 ml. de aceite frito , frío y colado (se fríe con anises verdes/matalahúva y cáscara de naranja)
  • 6 huevos
  • 250 gr. de azúcar (se puede usar más si nos gustan más dulces)
  • Ralladura de limón
  • Zumo de ½ limón
  • 1 copita de anís
  • 1 sobre de levadura
  • 1 sobre doble de gaseosas
  • Harina (la que admita)

rosquillas-fritas.1JPG

ELABORACIÓN:

En primer lugar, freímos el aceite de girasol con un puñado de anises y varias cáscaras de naranja (solo la parte naranja, no lo blanco-que amarga). Cuando humea y se fríe la cáscara de naranja, se retira del fuego, se deja enfriar y después se cuela.

Por otro lado, batimos los huevos con el azúcar hasta conseguir una crema blanquecina que esté bien aireada. Seguidamente añadimos la ralladura de limón y el aceite frío y colado. Lo añadimos poco a poco. A continuación , echamos el zumo de limón, seguimos batiendo y también añadimos la copita de anís. Vertemos el sobre doble de gaseosas.

Cuando está todo bien mezclado, procedemos a incorporar la harina. Mezclamos una cantidad de harina con el sobre de levadura y se lo vamos echando a la mezcla. Continuamos echando  y mezclando harina en cantidad suficiente hasta lograr una masa adecuada para poder dar forma de rosca.

rosquillas-fritas.2JPG

***La cantidad de harina es un poco relativa (en torno al kilo ) ya que dependerá bastante  del tamaño de los huevos, de la copita de anís, del tamaño del limón… la clave para saber que no tenemos que añadir más harina está en echar sobre el ½ kg. de primeras y luego ir añadiendo la harina a poquitos, mezclar bien y seguir añadiendo según vayamos viendo que nos pide más la masa. Deberemos parar cuando tengamos una masa semidura, NUNCA dura, que se engancha un poco a los dedos, pero que si te pones un poco de aceite en la mano, se pueda  formar la rosquilla.

Una vez que tenemos la masa en su punto, la cubrimos con un plástico film y la dejamos reposar  sobre 1 hora. Cogemos porciones de masa del tamaño de 1 nuez, le damos forma de bola, abrimos un agujero en el centro (un agujero generoso, porque si no, cuando se fríen, aumentan bastante de tamaño y si no hemos hecho un buen agujero, se nos engordan mucho y se cierran, quedando más feas.

rosquillas-fritas.3JPG

Procedemos a freír las piezas:  para ello, a mi me gusta poner un cazo pequeño con bastante aceite, las frío de 4 en 4, con aceite caliente . Una vez fritas, las saco a un escurridor (para que suelte el primer aceite y luego las pongo sobre papel absorbente de cocina para quitar el exceso de aceite.

rosquillas-fritas.5JPG

    CLAVES PARA CONSEGUIR UNAS BUENAS ROSQUILLAS:

  • Conviene pillarle el punto a la textura de la masa antes de freirlas. Si dejamos una masa dura (fácil de modelar), obtendremos rosquillas compactas, harinosas. Esta receta es para que nos queden unas rosquillas esponjosas, suaves y fáciles de comer.
  • Tener en cuenta que aunque nos parezca que dejamos la masa blanda, con el reposo de 1 hora, parece mentira pero la masa se endurece un poco, coge cuerpo. Para darles la forma, podemos untarnos las manos en un poco de aceite, aunque si la haces bien, este paso no es necesario.
  • La fritura es clave para obtener unas rosquillas de envidia:
  1. Deberemos freirlas en abundante aceite (yo utilizo de girasol), yo utilizo un cazo pequeño, las rosquillas deberán flotar en el aceite (si tocan el fondo-por escasez de aceite- lo único que consigues es que se quemen y que absorban muuucho aceite).

Las rosquillas en principio van al fondo, pero enseguida suben arriba.

  1. La temperatura del aceite es otro factor importantísimo para obtener unas buenas rosquillas. Deberá estar lo suficientemente caliente para que se hagan bien por dentro, pero no demasiado caliente, que lo único que nos pasaría es que se queman rápidamente por fuera, pero dentro queda cruda la masa. Si el aceite está frío, lo que hacen las rosquillas es chupar mucho aceite, quedándonos unas rosquillas aceitosas. Pillar el punto del calor del aceite es muy importante.
  2. No hay que marear la rosquilla (darle vueltas y vueltas) cuando se está friendo, ya que lo único que conseguimos es que absorba más aceite de la cuenta y como consecuencia , rosquillas aceitosas.

***Con estas cantidades nos salen unas 50/60 rosquillas.

rosquillas-fritas

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email

Te puede interesar...

Rosquillas de leche   Para mí ,ya han terminado las vacaciones , por lo tanto , que mejor manera de continuar...
Rosquillas Dobles Fritas     Hace un mes aproximadamente pedí una receta de "rosquillas fritas" pero de esas...
Rosquillas de chocolate y naranja De nuevo, una receta de rosquillas. Esta vez, con la particularidad de que están hechas con cacao...
Rosquillas Patissier Esta receta de rosquillas la tomé prestada del blog de patissier, estupendo repostero que colabora...

2 Responses to Rosquillas fritas

  1. Sílvia says:

    Hola, gracias por la receta, tengo ganas de probarla, pero me asalta la duda de cómo conservarlas y si se puede acortar la receta (la mitad por ejemplo) ya que en casa seguro que gustan pero para comer tantas… Si no se conservan bien, no sé si se podrán congelar recién hechas.

    Gracias por compartir esta receta con nosotros!!
    Sílvia.

    • Onega says:

      Por supuesto que puedes reducir la receta a la mitad. Pon 3 huevos y la proporción del resto de ingredientes. Las rosquillas, lo bueno que tienen, es que si las metes en una lata herméticamente cerrada, aguantan estupendamente, casi mejoran con los días. Pero eso ya es cuestión tuya. Te animo a hacerlas. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.