By

Pasta fresca al huevo (paso a paso)

Esta es la segunda vez que preparo pasta fresca al huevo. En las dos ocasiones con un resultado más que bueno. Me compré una maquinita para estirar y dar forma a la pasta, la cogí en plan superbarato, sobre todo, para saber si le iba a dar uso o iba a ser otro cacharro más que apilar en el armario, pero viendo el resultado obtenido, me parece que la voy a utilizar y mucho!
Los tagliatelle quedan divinos, son muy fáciles de hacer y tampoco nos lleva demasiado tiempo (bueno, eso… a los que nos gusta entretenernos en la cocina, ¡claro!)
Os dejo mi versión, me he leido un montón de consejos y recetas sobre la pasta fresca y creo que he puesto en la explicación de la receta lo que me ha parecido más interesante y detalles a tener en cuenta para que nos salga una pasta perfecta.

PASTA FRESCA AL HUEVO ( paso a paso)

INGREDIENTES ( para 6/8 personas):

400 gr. de harina
4 huevos
1 cucharada y media de aceite de oliva virgen extra
sal

ELABORACIÓN:

Tamizar la harina sobre la superficie de trabajo, sazonarla con la sal y colocarla en forma de volcán, formando una amplia cavidad en el centro.

Añadir los huevos y el aceite y con un tenedor, batir los huevos y mezclarlos con la harina de dentro a fuera, hasta obtener una pasta grumosa.

Amasar rápidamente con las manos, desde fuera a dentro. e incorporar poco a poco la harina, amasar durante unos 15 minutos hasta obtener una masa consistente, lisa y elástica.
** si la masa resultase demasiado dura, añadir un poco de agua templada; al contrario, para endurecer una masa demasiado blanda, añadir un poco de harina.
Una vez que tenemos la masa, envolverla en film transparente y dejarla reposar 30 minutos.

Pasado el tiempo de reposo, dividir la masa en varias porciones,
estirarla un poco con el rodillo
y después pasarla por la máquina especial para extender y dar forma a la pasta. Se pasará la lámina varias veces a través de los rodillos con la máxima apertura, procurando doblar cada vez la masa en tres partes y enharinándola ligeramente si fuese necesario. Se debe ir reduciendo progresivamente la apertura de los rodillos hasta obtener las láminas del grosor deseado.
Para hacer tagliatelle, se pasa la lámina de pasta resultante por el rodillo con forma de cintas y salen separaditos y con forma de cintas.
Una vez que tenemos la pasta con la forma deseada, se deja secar durante unas horas.
Yo lo hago de manera rudimentaria, colgadas de un palo de fregona limpio (que utilizo sólo para ese fin) y espolvoreado con harina, para que no se quede pegada la masa una vez seca.
Bueno, edito para deciros que me he modernizado un poco y la forma de secado rudimentaria que utilizaba antes, la he cambiado un poquito. Tengo un secadero de pasta  que apenas ocupa espacio y es muy práctico si haces pasta casera de vez en cuando. Os lo enseño:
retoque
Después se recoge en un paño de cocina limpio y se utiliza o se guarda en la nevera bien envuelto en un saquito de tela.
  • ** Para elaborar tagliatelle de manera MANUAL:

    Después de haber envuelto la masa en plástico transparente y haberla dejado reposar 30 minutos dividirla en 2 ó 3 partes y extenderla con el rodillo formando una lámina con el grosor del canto de un cuchillo.
    Espolvorear la masa así extendida con un poco de harina, y doblarla en pliegues de unos cuatro centímetros de ancho, desde ambos extremos hasta el centro de la lámina.
    Dejar que la lá
    mina enrollada se seque durante unos minutos antes de cortarla con un cuchillo bien afilado en tiras más o menos anchas, como se prefiera.
    Sacudir con cuidado cada tira, para que el tallarín se desenrolle. Colocarlos esparcidos encima de un paño de cocina limpio y espolvoreado con harina y dejar que se seque hasta que estén bastante duros. ( no exagerar la cantidad de harina espolvoreada para que la pasta no se seque demasiado y se rompa durante la cocción).
    Después utilizar según la receta elegida.CÓMO CONSERVAR LA PASTA:Si la pasta casera ha sido elaborada con precisión y se ha dejado secar, puede conservarse en la nevera durante 2 ó 3 días , envuelta en saquitos de tela. También se conserva perfectamente en el congelador, dentro de un contenedor hermético y dividida en las partes que se necesiten para cada utilización. No es necesario descongelarla, se puede cocer tal como está en abundante agua en ebullición.

    LA COCCIÓN:

    La regla de oro para una buena cocción de la pasta fresca es la utilización de 1 litro de agua por cada 100 gr. de pasta. La sal se añade al agua en ebullición siguiendo la proporción de 8-10 gr. por cada litro de agua;
    Por lo que respecta al tiempo de cocción, no se puede ofrecer una indicación precisa, porque varía según el grosor de la pasta preparada. No queda más remedio que ir probándola hasta ver que está al dente. (en mi caso, unos 5/6 minutos).
    La pasta al huevo debe escurrirse siempre cuando está al dente porque continúa cociéndose mientras se condimenta y se sirve. No se aconseja cortar la cocción con agua fría: esta operación puede alterar el gusto de la pasta ( por lo menos así opinan los expertos).

    NOTAS:

  • cuando se amasa, siempre hay que enharinar la superficie de trabajo para evitar que la preparación se pegue.
  • Con la pasta fresca hay que utilizar 80 gr. por persona, ya que ésta crece más que la pasta seca durante la cocción y, por otra parte, debido a su composición, es mucho más sustanciosa que la seca.

By

Bizcocho con aceite de oliva (sin gluten, sin lactosa)

 

Esta vez, vengo con otro bizcocho especial para personas con intolerancia al gluten y la lactosa. La receta original la he sacado de unos apuntes de la escuela de hostelería de Bilbao, en realidad, utilizaba exclusivamente harina fina de maíz (Maizena), pero me parece que combinando varios tipos de harina quedan mejor los bizcochos sin gluten.
Por oso, os presento mi versión. Queda con un corte muy bueno, por lo que es otra opción más para variar sabores en el desayuno.
BIZCOCHO CON ACEITE DE OLIVA (sin gluten, sin lactosa)

INGREDIENTES:
. 70 gr de harina fina de maíz (Maizena)
. 110 gr de harina sin gluten ni lactosa (Epsilon)
. 50 gr de harina de arroz (Nomen)
. 20 gr de harina de almendra (Borges)
. total: 250 gr de harinas
. 5 huevos
. 200 gr de azúcar
. 1 dl de aceite de oliva suave 0´4º
. 2 sobres de gaseosas (Hacendado)
. ralladura de limón
. 1 pizca de sal
. Para decorar: azúcar glass

ELABORACIÓN:

Prepara un molde adecuado ( en mi caso de 20 por 25) y pincelarlo con aceite, colocarle un papel de horno y volver a pintarlo con aceite , espolvorear un poco de harina ( sin gluten ni lactosa) y reservarlo.
Separar las yemas de las claras; trabajar las yemas con el azúcar hasta obtener una mezcla suave y espumosa, de color blanquecino.
Montar las claras con la sal a punto de nieve bien firme e incorporarlas delicadamente con una espátula a la mezcla de yemas y azúcar, teniendo cuidado de que no se bajen.
A continuación, agregar, poco a poco, las harinas tamizadas con los sobres de gaseosas, hacerlo con espátula de goma o varillas manuales, con movimientos suaves y envolventes, verter el aceite de oliva en forma de hilo, trabajando siempre con la espátula hasta unir perfectamente los ingredientes. Incorporar por último, la ralladura de limón.
Verter la mezcla en el molde preparado e introducir en el horno, precalentado a 180ºC durante 35/40 minutos.
Retirar del horno, desmoldar, dejar enfriar y espolvorear con azúcar glass.

By

Queso camembert al horno

Este maravilloso entrante lo he sacado de un blog que no se puede dejar de visitar, es de una forera de MR , llamada Alegna, tiene un blog que no tiene desperdicio , recomiendo visitarlo, se llama “ la casita verde“.
Este entrante es fácil de realizar, muy sabroso y sobre todo diferente. Altamente recomendable.
Queso Camembert al horno:
Ingredientes:
  • Un queso Camembert, de esos que venden en caja de madera
  • perejil
  • 2 dientes de ajo
  • tomillo
  • aceite de oliva

Elaboración:

Se abre el queso, se saca de la caja y se le quita el plástico en el que viene envuelto, se deja el papel (que está pegado al plástico) y se vuelve a colocar en la caja de madera.

Se prepara un majado con los ajos bien picaditos, el perejil tambien picado y un poco de tomillo. Se añaden tres cucharadas de aceite de oliva y se mezcla todo bien.

Al queso se le hacen unos agujeritos en la parte de arriba con el tenedor, y se vierte el majado, se deja unos 10 minutos para que se introduzca el majado en el interior del queso.

Se pone en el horno a gratinar hasta que veamos que está gratinada la parte de arriba.

**** en mi caso, he puesto el horno en posición arriba-turbo, durante 15 minutos sin precalentar a 180º. (pero dependerá de cada horno).

Se saca del horno, se sirve acompañado con palitos de pan, sirve para untar.Queda el queso derretido, con un exquisito sabor a queso, ajito…. muy rico.