By

Biscuit de plátano

DSC_0589_phixr

Hoy en día, sin lugar a dudas, existen  productos novedosos basados en la investigación exhaustiva de afamados cocineros que pretenden, comercializándolos, acercarnos a los aficionados y cocinillas a esos maravillosos postres que ellos preparan en sus laboratorios.

Para muestra, un botón: este biscuit de plátano, elaborado a partir de un cremoso de plátano (unos copos liofilizados de plátano) que con solamente 25 gr. de producto nos permiten elaborar un postre helado delicioso, con un  intenso sabor a plátano y que utilizando un gracioso molde de silicona puede resolvernos una de las recetas de navidad como puede ser el tan temido postre de esos días 😉

El cremoso de plátano en copos que se prepara helado ha sido gentileza de Fernando Canales, cocinero y dueño del restaurante Etxanobe, con una estrella Michelín, que es compañero blogero en EITB con su blog de recetas gastronómicas y que ha tenido la amabilidad de enviarme el producto para probarlo. Y es que Etxanobe participa en esta línea de productos que han llamado “Artaza Gourmet” y además, tengo el honor de que Fernando conozca este humilde blog 😉

Este es el resultado. Os dejo mi propuesta, por si os apetece …

DSC_0596_phixr

BISCUIT DE PLÁTANO

 

INGREDIENTES (para 6 personas):

· 300 gr. de leche

· 3 huevos

· 200 gr. de chocolate blanco

· 25 gr. de cremoso de plátano liofilizado

· Para decorar:

· 120 gr. de chocolate de cobertura

· rodajas de plátano

DSC_0605_phixr

ELABORACIÓN:

En primer lugar, montamos los huevos con la batidora eléctrica de varillas, durante unos 5 minutos, hasta que veamos que nos queda una crema blanquecina que ha doblado el volumen.

Mientras tanto, fundimos el chocolate blanco en el microondas o al baño maría ( este último método me gusta más).

Mezclamos la leche con el cremoso de limón. (en la práctica, es como añadir copos de patata a la leche para hacer un puré. La leche estará fría). Cuando se ha disuelto el cremoso de plátano con la leche, notamos que ha espesado la mezcla, reservamos.

Añadimos el chocolate blanco derretido y tibio y el cremoso de plátano a los huevos y mezclamos con una varilla.

Ponemos la mezcla en flaneras, en un molde rectangular, en moldes de silicona con formas atractivas… y las metemos al congelador unas 12 horas aproximadamente hasta que se solidifique.

Preparamos un chocolate caliente con el chocolate de cobertura, para ello lo derretimos en el microondas o al baño maría.

A la hora de emplatar el biscuit de plátano, sacamos los moldes del congelador, colocamos en un plato y salseamos con el chocolate caliente. Se bañan los trozos de chocolate en el chocolate y se colocan un par de piezas en cada plato.

Para desmoldar, al utilizar moldes individuales de silicona, salen con mucha facilidad manteniendo la forma del molde.

Sacar del congelador un poco antes de servir, para que se vaya atemperando.

DSC_0591_phixr

By

Biscuit de turrón

Aunque parezca fuera de lugar, porque el biscuit , en cuestión, es de turrón y ya las Navidades quedan un poco lejos… quiero recomendaros encarecidamente que probeis esta receta.
Formó parte del postre de Año Nuevo y tengo que deciros que con un éxito rotundo. Cuando comenté que iba a preparar un “helado” de turrón, algunos en mi familia torcieron el morro. Cuando lo probaron y degustaron, oí comentarios del tipo: “lo mejor de la comida ha sido el postre”, “no imaginaba que quedaba así”, “qué rico, ¿cómo lo has hecho?”, “mejor que los helados de Roma”…
Lo que más me gusta de la receta es que no necesita heladera (un cachivache menos), que no hay que remover cada media hora durante no sé cuanto tiempo… que se hace superrápido, es superfácil y que además, por obligación, lo tienes que tener hecho con antelación.
Otra de las cosas que me gusta de esta receta es que se puede adaptar a cualquier sabor que queramos, por lo que deja de ser un postre navideño (por lo del turrón) para convertirse en un helado cremoso a no poder más, del sabor que más nos guste.
Bueno, no lo vendo más, pero os lo recomiendo sin ningún tipo de dudas.
La receta me la facilitó un compañero de trabajo, luego investigando en mis libros, vi que está sacada del libro “La Cocina Doméstica de Pedro Subijana!
BISCUIT DE TURRÓNINGREDIENTES

:
.- 4 yemas de huevo
.- 100 gr. de turrón de Jijona (blando)
.- 150 gr. de azúcar
.- unas cucharadas de agua
.- 333 ml. De nata para montar
.- virutas de chocolate (opcional)

ELABORACIÓN:

1.- Montar la nata con la mitad del azúcar, o sea, con 75 gr.
2.- Montar las yemas con las varillas. Hacer un almíbar a punto de hebra floja con los otros 75 gr. de azúcar y unas cucharadas de agua y añadírselo a las yemas poco a poco, en forma de hilillo y sin dejar de batir, hasta ver que está perfectamente montado y que se ha enfriado la preparación.
3.- Desmenuzar el turrón y añadírselo a las yemas, seguir batiendo con las varillas para que se mezcle perfectamente.
4.- Añadir la nata montada a la mezcla anterior, hacerlo con varillas manuales y movimientos suaves y envolventes, como si de una mousse se tratase. Añadirle ahora las virutas de chocolate rallado y mezclar (en caso de que decidamos añadírselo).
5.- Verter la mezcla resultante en flaneras individuales o en un tupper, taparlo y meterlo en el congelador.
6.- Cuando vayamos a utilizarlo, pasar un cuchillo de punta fina alrededor del molde y meter la base del molde 1 segundo, (sí, habeis leído bien, 1 SEGUNDO), en agua hirviendo para desmoldarlo sin problemas. Si lo dejais más tiempo en el agua caliente, se descongelará rápidamente.
7.- A la hora de presentarlo, queda muy bien con una salsa de chocolate caliente por encima.

*** Se puede hacer biscuit de diferentes sabores, sustituyendo el turrón por otro ingrediente; Por ejemplo: chocolate blanco, chocolate negro, menta, caramelo…..

.- Si hacemos de chocolate blanco, queda muy bien preparar un caramelo
clarito e ir echándoselo en forma de hilillo en el biscuit ya colocado en el
tupper, mezclarlo levemente con una aguja de punto, para que haga efecto
mármol, sin mezclar demasiado.
.- Si queremos hacerlo de menta, calentar el pippermint un poco a fuego
bajo (sin pasarse de calor) para que se evapore algo de líquido y hacer un
sabor más concentrado. Luego con salsa de chocolate caliente queda
perfecto.
.- En caso de querer añadir trocitos de chocolate al biscuit, rallar chocolate
negro o de cobertura e incorporárselo al final, después de la nata, ya que
si se lo incorporamos al principio, se deshace con el calor y el batido.

*** Este biscuit no cristaliza en el congelador, queda un helado cremoso y delicioso.
***Con estas cantidades rinde para 6 moldes individuales tipo flanera.