By

Crema de dulce de leche

dulce-de-leche-1

Esta crema es muy rica, de las de tener en cuenta para rellenar tartas, tartaletas, galletas… queda una crema buenísima. Muy recomendable.

CREMA DE DULCE DE LECHE

 

INGREDIENTES:

· 1 bote de dulce de leche (450 ml.)

· 3 huevos

· 200 ml. de nata de montar

 

ELABORACIÓN:

 

Ponemos el dulce de leche en un cazo y añadimos los huevos de uno en uno, batimos bien, enérgicamente para que queden bien incorporados. Lo pondremos a fuego suave. Una vez bien mezclados, añadimos la nata de montar (líquida, sin montar) y batimos bien.

Removemos continuamente a fuego suave durante un ratito hasta que veamos que la crema se espesa. NO HERVIR, ya que se cortaría la preparación. Una vez que observamos que ha espesado, retiramos del fuego y cubrimos con un plástico film en contacto directo con la crema (`para que no cree una película en la parte superior) y dejamos enfriar.

Cuando está fría, se espesa todavía más. Guardamos en la nevera hasta su utilización.

***sirve para rellenar tartas, tartaletas, hojaldres, galletas….

dulce-de-leche-2

By

Tarta navideña de crema de castañas y chocolate blanco

DSC_1244_phixr

Si todavía no tienes decidida la tarta para Nochevieja o Año Nuevo, estás de enhorabuena porque has llegado a tiempo y con esta tarta se han acabado tus quebraderos de cabeza. Esta tarta navideña de crema de castañas y chocolante blanco nos sirvió para la cena  familiar de  Nochebuena, y fue un éxito absoluto, gustó a todo el mundo, alguno incluso dijo que era la tarta de mousse más rica que había probado nunca.

El resultado es una mousse suave, con un sabor indescriptible pero buenísimo, la mezcla de bizcocho de castañas, chocolate blanco, crema de castañas y dulce de leche es perfecta, y encima acabas con una cobertura de chocolate negro que hace que cada bocado sea una auténtica delicia. Además cumple todos los requisitos para ser el postre de honor en estos días tan especiales: es una mousse nada empalagosa, suave y ligera para después de comidas copiosas, se puede hacer con muchísima antelación (ya que admite perfectamente el congelado) y tiene ingredientes claramente navideños.

Espero que hagáis esta que es una de mis recetas de navidad preferidas y me contéis el resultado. Aprovecho para desear a todo el mundo un Feliz Año. Yo intentaré seguir endulzando la vida a todo el mundo que llegue a Magia en mi cocina 😉


TARTA NAVIDEÑA DE CREMA DE CASTAÑAS Y CHOCOLATE BLANCO

INGREDIENTES: (para un molde de 35 por 23) 15/20 raciones

Para el bizcocho de castañas:

· 150 gr. de crema de castañas

· 2 yemas pequeñas

· 90 gr. de harina

· 3 claras de huevo

· 75 gr. de azúcar

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche:

· 150 gr. de chocolate blanco (100 gr)

· 200 ml. de nata líquida (150 ml)

· 100 ml. de leche (50ml)

· 150 gr. de azúcar (100 gr)

· 1 sobre de gelatina o 6 hojas (1 sobre o 4 hojas)

· 450 gr. de crema de castañas (300 gr)

· 500 ml. de nata montada (300 gr)

· 3 yemas (2 yemas)

· 100 ml de dulce de leche (65 ml)

Para la cobertura:

· 200 gr. de chocolate de cobertura (150 gr)

· 100 ml. de nata (75ml)

· 1 cucharada de mantequilla

Para la decoración:

· Chocolate de cobertura negro

· Chocolate de cobertura blanco

**Entre paréntesis pongo las cantidades para un molde redondo de 25 cm.

DSC_1299_phixr

ELABORACIÓN:

Para la plancha de bizcocho de castañas, montaremos las claras a punto de nieve bien firme y reservamos. Por otro lado, juntamos las yemas y el azúcar y con unas varillas eléctricas las montamos también, batimos sin parar hasta que adquieren un color blanquecino, aumentan el tamaño y quedan como una crema.

A esta crema de yemas y azúcar le añadimos la crema de castañas, a partir de ahora toda la manera de introducir los ingredientes será con varilla manual, movimientos suaves y envolventes, moviendo la varilla de abajo hacia arriba procurando siempre que se unan bien los ingredientes pero sin castigar la mezcla, sobre todo para que no se nos baje, ya que no lleva levadura y la forma de subir y quedar esponjoso la plancha de bizcocho es por el efecto de las burbujas de aire que introducimos en la masa.

Por lo tanto, añadimos la crema de castañas, como ya he dicho, una vez bien incorporada se añaden las claras montadas a punto de nieve que teníamos reservadas, seguidamente se incorpora la harina tamizada. Mezclamos con suavidad hasta que todo esté bien mezclado.

Preparamos una plancha, o bien la bandeja del horno, la forramos con papel de hornear. La masa del bizcocho se puede echar a la bandeja de dos formas, o bien directamente del recipiente donde la hemos batido, y luego alisándola bien con una espátula para que quede igual por todos los lados, o bien, se introduce la masa en una manga pastelera con boquilla lisa y algo ancha y se va rellenando toda la bandeja o plancha. Primero se hace un marco con masa por todo el borde y después se va cubriendo con filas hasta tapar toda la bandeja. Se iguala con la espátula por si nos ha quedado algún hueco.

***A mí, concretamente, me gusta más este segundo método, ya que de esta manera te aseguras que hay exactamente la misma cantidad de masa en toda la plancha, lo que le da un acabado y aspecto mucho más profesional.

Una vez tenemos la masa lista, introducimos en horno precalentado a 200º, bajamos la temperatura a 190º y horneamos unos 8/10 minutos hasta que veamos que comienza levemente a dorarse, si vemos que al presionar la masa con el dedo, ésta vuelve a su sitio, significa que ya está listo.

Una vez horneado, sacamos la plancha del horno, dejamos enfriar unos minutos, damos la vuelta y retiramos el papel con cuidado. Dejamos que se termine de enfriar.

DSC_1240_phixr

Para la mousse de castañas, chocolate blanco y dulce de leche, primeramente montamos la nata ( 500 ml) y reservamos. Hidratamos el sobre de gelatina en 50 ml. de leche fría, el resto de la leche ( 50 ml) la calentamos y una vez hidratada la gelatina juntamos con la leche caliente y mezclamos bien hasta que se disuelva.

Por otro lado, ponemos un cazo al fuego y cocemos la nata líquida (200 ml) con el azúcar, retiramos cuando rompa a hervir, añadimos las yemas de huevo y batimos enérgicamente, las añadimos de una en una teniendo la precaución de que no cuajen, para ello hay que batir con rapidez y enérgicamente. Incorporamos entonces la gelatina hidratada (que teníamos reservada) y el chocolate blanco (que habremos fundido previamente), deshaciendo todo bien.

A continuación, añadimos la crema de castañas, mezclamos con las varillas y una vez bien mezclado, añadimos la nata montada que teníamos reservada en la nevera.

La nata se incorporará de la siguiente manera: cogemos algo menos de 1/3 de la nata y la mezclamos con vigor, con fuerza, batiendo bien (esto se hace para igualar texturas), el resto de la nata se incorpora de forma suave, con movimientos envolventes y con delicadeza para que coja aire y nos quede la textura mousse.

El dulce de leche lo incorporaremos en el montaje de la tarta ( no es que me haya olvidado de él)

DSC_1307_phixr

Para la cobertura de chocolate, ponemos en un cazo la nata (100 ml.) hasta llevar al punto de ebullición, retiramos del fuego y volcamos la nata sobre el chocolate de cobertura que tendremos troceado en un bol. Removemos hasta que se funda todo el chocolate, incorporamos la cucharada de mantequilla (sirve para darle brillo) y removemos hasta obtener una crema brillante y sin grumos. Es conveniente remover siempre hacia el mismo lado, sin batir, si no, dando vueltas con la espátula, para que no nos salgan burbujitas (por lo menos, las mínimas posibles). Dejamos entibiar.

Para el montaje de la tarta:

Preparamos un molde desmontable, para ello, cortamos una bandeja de cartón de pastelería de la medida de la base del molde. La colocamos en el molde. Recortamos la plancha de bizcocho de castañas de la medida de la base y colocamos.

***En mi caso, al hacerlo en un molde desmontable de teflón, he cubierto los laterales del molde con unas tiras de papel de hornear, para que luego sea más fácil y perfecto el desmoldado.

Volcamos la mousse sobre la base y la igualamos con una espátula. Calentamos un poquito el dulce de leche (para que quede más fluido) pero SOLO un poquito, entibiarlo y echamos en hilillo por toda la superficie de la mousse. Con una brocheta de madera, removemos un pelín para que se introduzca en la mousse (esto hará que nos aparezcan hilillos de dulce de leche en algunos bocados de la tarta al comerla.

***Si movemos el dulce de leche con cierta gracia, podremos observar que nos quedan unas figuritas o aguas muy decorativas en la superficie.

Metemos en la nevera para refrigerar la tarta y que se endurezca durante unas cuantas horas, mejor toda la noche.

Una vez cuajada la mousse, tenemos dos opciones, o congelarla y terminar la decoración el día que se vaya a usar o proceder a ponerle la cobertura de chocolate (que deberá estar tibia, casi fría, NUNCA caliente, porque se fundiría con la mousse).

***A mí, particularmente, me gusta congelarla, ya que adelantas mucho trabajo y luego, se desmolda recién sacada del congelador y los bordes quedan muchísimo mejor, con un acabado más profesional.

DSC_1284_phixr

Una vez montada, se hacen filigranas con chocolate de cobertura blanco y negro. Podéis ver este vídeo que es una maravilla a la hora de trabajar el chocolate, os da ideas para decorar. Yo concretamente, he hecho los hilos de chocolate y los cuadraditos que decoran todo el borde gracias al vídeo 😉

Por otra parte, el bizcocho de castañas y la mousse están inspirados en “El gran libro del huevo”, de Mario Sandoval.

By

Tarta espiral de dulce de leche

 

Esta tarta la he preparado hace poco tiempo, tenía ganas de probar la técnica de montaje de la tarta en forma de espiral. Además, al ser una tarta que le dás la anchura que quieras, puedes hacerla tan grande y con tantas raciones como desees.
Para celebrar los cumpleaños, en mi casa nos juntamos un montón de personas, con lo que tengo que hacer siempre un par de tartas grandes. En esta ocasión, he preparado esta tarta que sale grande y muy alta.
El resultado nos ha gustado mucho, queda muy rica y además cuando la abres sorprende ver el corte, en sentido vertical, lo que la hace todavía más atractiva.
Si quereis ver la manera de montarla,pinchad aquí, y os explican perfectamente cómo se hace.
TARTA ESPIRAL CON DULCE DE LECHEINGREDIENTES:

 

Para el Bizcocho plancha de chocolate para enrollar:

· 9 yemas
· 9 claras
· 300 gr. de azúcar
· 270 gr. de harina
· 30 gr. de cacao puro
· 100 ml. De agua


Para el relleno de dulce de leche:· 500 gr. de dulce de leche comercial o casero
· 400 gr. de queso crema tipo Philadelphia
· 200 ml de nata montada azucarada
· trocitos de chocolatePara la cobertura y decoración :

· 750 ml. De nata para montar
· 150 ml. De azúcar
· 30 gr. de leche en polvo
· Dulce de leche

ELABORACIÓN:
PLANCHA DE BIZCOCHO DE CHOCOLATE: 1.- Separar las claras de las yemas.
2.- Batir las yemas con la mitad del azúcar hasta que comiencen a emulsionar.
3.- A continuación, iremos añadiendo el agua que preferentemente conviene que esté templada, poco a poco sin dejar de batir. Cuando por el batido la emulsión alcance un punto de densidad semejante al de un bizcocho corriente dejaremos de batir y reservaremos.
4.- Por otro lado, pondremos las claras de huevo y las montaremos a punto de nieve con el resto del azúcar.
5.- Tamizaremos la harina.
6.- Mezclaremos los dos batidos anteriores, añadiendo el batido de yemas sobre las claras cuidando de que éstas no se bajen demasiado. A continuación, cuando hayamos hecho bien la mezcla añadiremos la harina uniéndola con suavidad pero con rapidez sin castigar mucho el batido.
7.- Preparar 3 placas de horno limpias y cubrirlas con papel de hornear. Tomar una manga pastelera con boquilla lisa y rellenar la manga con la crema.
8.- Sobre el papel escudillaremos con la manga el perímetro de un rectángulo que bordee prácticamente el interior de la placa. Una vez realizado el perímetro iremos cubriendo con ayuda de la manga el interior del rectángulo, dándole el mismo grosor que el que hemos dado al exterior.
9.- Una vez rellenado, pasaremos superficialmente una espátula para alisar la crema para que queden bien unidas las tiras producidas al escudillarla.
10.- Seguidamente meteremos la placa al horno que tendremos precalentado a 200º con calor arriba-abajo-turbo, bajaremos un poco la temperatura y lo mantendremos en el interior unos 8/10 minutos. Pasado ese tiempo comprobaremos el cuajado del bizcocho. Si observamos que todavía tiene la superficie un poco pegajosa lo mantendremos unos minutos más.
11.- Una vez cuajado y ligeramente dorado, lo sacaremos del horno, retirando seguidamente de la placa el bizcocho con el papel. Le daremos la vuelta sobre una rejilla y despegaremos el papel con mucho cuidado para que no se nos rompa.*** con estas cantidades salen 3 planchas finas.


RELLENO DE DULCE DE LECHE:1.- Mezclar el dulce de leche con el queso crema, batirlo hasta que quede perfectamente homogéneo.
2.- Montar la nata con un poco de azúcar y una vez que esté bien firme, añadírsela con suavidad a la crema de dulce de leche y queso.COBERTURA

En un recipiente de acero inoxidable verter la nata para montar, junto con el azúcar y la leche en polvo, comenzar a batir con batidora eléctrica de varillas hasta que la nata esté bien firme y haga picos, el punto exacto de montado es cuando coges una porción con la varilla y se mantiene en ella, no se cae.

MONTAJE DE LA TARTA

1.- Una vez frías las planchas de bizcocho, cubrirlas con el relleno, distribuyéndolo homogéneamente entre todas las planchas.
2.- Se distribuye las lascas de chocolate por encima.
3.- Se cortan las planchas en tiras del mismo tamaño, dependiendo del grosor de las tiras así será la altura que coja la tarta. En mi caso, tenía planchas de 32 cm de ancho, con lo que he sacado 4 tiras de 8 cm. De cada plancha.
4.- Al principio, se cortan las tiras en dos, para facilitar el enrollado,(ver video), luego según vaya cogiendo grosor la tarta no será necesario.
5.- Se prepara la fuente o plato donde se vaya a servir la tarta y en el centro se extiende una pequeña porción de relleno (para que se quede adherida la primera plancha de bizcocho. Seguidamente, se procede al montaje, enrollando las tiras sobre sí mis
mas, apretando un poco para que no queden bolsas de aire, así se va formando toda la tarta que tendrá un diámetro tan ancho como planchas tengamos. (viendo el video del montaje quedan despejadas todas las dudas, es más fácil hacerlo que explicarlo).
6.- Una vez que tenemos todas las planchas colocadas, cubrir toda la superficie y laterales de la tarta con nata montada azucarada hasta dejarla bien lisa.
7.- Procederemos a hacer la decoración, para ello llenaremos una manga pastelera con dulce de leche y trazaremos lineas por toda la supercie de la tarta. En otra manga pastelera con nata montada azucarada rellenaremos los huecos dejados por el dulce de leche hasta cubrir toda la superficie.
8.- Con una brocheta de madera, trazaremos lineas en un sentido y en el contrario para lograr el dibujo.
9.- Cubriremos los laterales de la tarta con la nata, formando lineas hacia arriba y hacia abajo.
10.- Dejaremos enfriar en la nevera por unas cuantas horas.

NOTAS:

· lo curioso de esta tarta es a la hora del corte, las capas quedan en vertical.
· Se puede hacer del tamaño que deseemos, solamente es cuestión de ir añadiendo tiras de bizcocho.
· Queda una tarta alta, muy rica y vistosa.
·

 

By

Alfajores de Maizena

Desde que vi estas pastitas en el blog de Mar Argentina “Todo Caserito“, sabía que tenían que estar riquísimas, también sabía que tenían que salir bien. Desde luego que no me equivoqué.
Han cumplido mis espectativas al 100% . Son realmente unas pastitas deliciosas, de esas que no puedes comer sólo una, queda una galletita que se deshace en cuanto la muerdes, masa muy fina, delicada…¡vamos! de las de tener muy en cuenta.
Además salen un montón de pastitas, perfectas para obsequiar a los amigos ,sobre todo ,en estas fechas tan señaladas.

ALFAJORES DE MAIZENAINGREDIENTES:. 200 gr de harina (yo puse 300 gr)
. 300 gr de Maizena (yo puse 200 gr)
. ½ cucharadita de bicarbonato
. 250 gr de mantequilla
. 150 gr de azúcar
. 3 yemas de huevo grandes o 4 pequeñas
. 1 ½ cucharada de coñac ( yo le puse licor 43)
. ralladura de un limón

PARA EL RELLENO:
. coco rallado.

 

 

 

ELABORACIÓN:

Batir la mantequilla a punto de pomada con el azúcar, batirlo con una batidora de varillas hasta que la mezcla quede esponjosa, a continuación, añadir las yemas de huevo de una en una, sin dejar de batir y no incorporando la siguiente hasta que la anterior esté perfectamente integrada.
Añadir el coñac o licor elegido y luego la ralladura de limón.

 

Por otro lado, mezclar y tamizar los ingredientes secos, o sea, la harina, la maizena y el bicarbonato.
Echar las harinas a la mezcla de mantequilla y formar una masa , pero SIN AMASAR. Primero se mezclará con la espátula o tenedor y cuando esté bastante mezclado se utilizarán las manos pero no amasando, sino simplemente juntando ingredientes hasta que nos quede una bola.
Se divide la masa en dos bolas, se aplastan un poco (para facilitar luego el estirado de la masa), se envuelven en papel film y se meten en la nevera durante una hora mínimo.
Una vez que se ha enfriado la masa, se estira con el rodillo y se deja de ½ cm de espesor. Se le da forma con un cortapastas circular para hacer las tapitas , que no sean demasiado grandes, de 2 ó 3 cm. Se colocan en la bandeja del horno, previamente cubierta con papel de horno o un silpack y se hornean a 190º durante 10 minutos, (en mi caso, las he tenido a 180 º durante 10 minutos con calor arriba-abajo). Deberán quedar blanquitas, cuando veamos que comienzan a dorarse, sacarlas, ya que cuecen muy rápido y al ser una masa finita, se hacen enseguida.
Una vez fuera del horno, sacarlas a una rejilla para que se enfríen.
Para formar los alfajores, cubrir una tapita con dulce de leche y tapar con otra galletita, pasar los bordes por coco rallado.