By

Tarta de manzana con intxaur saltsa

DSC_0665_phixr

Todavía estamos a tiempo para preparar una deliciosa tarta de manzana con manzanas reineta (a mí, es la variedad que más me gusta para preparar las tartas de manzana, ya que contrasta maravillosamente la acidez propia de la manzana con lo dulce de la base y la crema), Os la muestro en varios tamaños, tarta en molde de 25 cm, tartaletas individuales para golosos, de 10 cm. de diámetro y en plan tartaleta de varios bocados , 6 cm. de diámetro. El añadirle intxaursaltsa a la crema pastelera le da un plus, un toque especial a la tarta, aunque se puede hacer sin él y también es una tarta de diez.

TARTA DE MANZANA CON INTXAUR SALTSA

 

INGREDIENTES:

Para la base:

· 250 gr. de harina

· 2 cucharadas de azúcar

· 130 gr. de mantequilla fría cortada en dados

· ¼ de cucharilla de sal

· 3 ó 4 cucharadas de agua helada

DSC_0649_phixr(1)

Para el relleno:

· crema pastelera (cantidades para medio litro de leche)

· 3 ó 4 cucharadas de intxaur saltsa (pinchad sobre la receta para ver su forma de elaboración)

· compota de manzana reineta (3 ó 4 manzanas)

Para la decoración:

· 2 ó 3 manzanas reineta

· mermelada de melocotón o albaricoque

· azúcar

DSC_1024_phixr

ELABORACIÓN:

PARA  LA BASE:

 

En un bol amplio, mezclar la harina con el azúcar y la pizca de sal. Una vez bien mezclado, añadir la mantequilla bien fría cortada en cubitos y frotarla con la harina hasta conseguir una consistencia de migajas o de arena mojada, realizar esta operación hasta que la mantequilla esté distribuida de manera homogénea por toda la harina. Deberá hacerse rápidamente, sin calentar demasiado la masa.

A continuación, añadir las cucharadas de agua de una en una (quizás no necesitemos añadir todas) y mezclar con la masa hasta obtener una bola homogénea. NO amasar, realizar movimientos  de fricción sobre la masa, juntando ingredientes SÓLO hasta amalgamar todo.

***La manera de “amasar” es más fácil de hacerla que de explicarla, el movimiento que hay que hacer podría asemejarse al de hacer una bola con arena mojada en la playa para hacer un castillo.

Una vez que tenemos la masa, se envuelve en plástico film, se aplana un poco y se refrigera durante 1 hora aproximadamente.

Cuando la masa ha descansado y endurecido, se saca de la nevera, se estira, dejándola de un grosor de 0`5 cm y se forra la base de tarta de 25 cm. ó 6 tartaletas de 10 cm. de diámetro con la masa. Una vez forradas las bases, refrigerar de nuevo mientras se prepara el relleno.

Para RELLENAR: se hace una crema pastelera ( pinchad sobre la receta de crema pastelera para ver la forma de elaborarla),

como opción, se le puede añadir al final, una vez que la tengamos terminada, después de añadir la mantequilla, unas cucharadas de intxaur saltsa (pinchad sobre la palabra para ver la receta).

Por otro lado, se elabora una compota de manzana con 4 manzanas reinetas verdes que pelaremos y trocearemos, se echan en una cazuela y se ponen al fuego junto con 75 gr. de azúcar, 100 gr. de mantequilla y medio palo de canela en rama. (se le puede añadir un chorrito de aguardiente de sidra, es opcional). Se deja cocinar a fuego bajo hasta que veamos que la manzana está blanda y se ha caramelizado un poco.

Procederemos a montar la tarta de la siguiente manera:

En primer lugar, se cubre la base con la crema pastelera. Encima se extiende la compota de manzana y encima se van colocando las manzanas que teníamos reservadas para la decoración. Las pelaremos, quitamos el corazón, cortamos en gajos de similar tamaño y las colocamos decorativamente hasta cubrir toda la tarta.

***Es mejor colocar los gajos de manzana algo montados unos encima de otros, ya que durante el horneado tienden a encogerse algo y de esta forma queda la tarta totalmente cubierta.

Espolvoreamos un poco de azúcar encima de la tarta y horneamos. Para hornearla, lo haremos con horno precalentado a 200º, con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos, una vez introducida en el horno, se baja la temperatura a 180º con calor abajo-turbo y se tiene durante 45/50 minutos hasta que se vea que la manzana está tostadita y el borde dorado.

Se saca del horno, se deja enfriar en el propio molde, una vez frio, se desmolda y se pincela con mermelada de melocotón o albaricoque (que previamente habremos hervido en el microondas con una cucharada de agua). De esta manera, adquirirá un bonito brillo.

DSC_0776_phixr

***Es conveniente utilizar manzanas reinetas verdes, que tienen una acidez que contrasta maravillosamente con el dulzor de la tarta.

***Para desmoldarla, (un truco que utilizo y que facilita mucho el desmoldado sin problemas) en caso de no tener un molde desmontable, es colocar unas tiras de papel de horno trasversalmente en el molde antes de poner la base de la tarta, se deja que sobresalga un poco, para después , una vez horneada y fría, se coge de las tiras y se levanta sin dificultad.

***El añadir intxaur saltsa a la crema pastelera es opcional, pero totalmente recomendable, ya que le da un plus a la tarta que hace que quede espectacular en cuanto a sabor. Es lo que la hace diferente, deberemos utilizar una intxaur saltsa un pelín más espesa que la que hacemos para tomar sola, en plan sopa, deberá quedar un poco más densa.

By

Tarta clásica de manzana

Esta es la receta clásica de la tarta de manzana. A mí, personalmente, de todas las variedades que he probado de postres y tartas con manzana, ésta es la que más me gusta.
Seguramente todo el mundo conoce la receta, pero yo la voy a poner tal como la hago yo, por si hay algún despistado que no la ha intentado nunca.
Con esta tarta de manzana contribuyo al HEMC#30 de este mes.
TARTA CLÁSICA DE MANZANAINGREDIENTES:

. base de masa quebrada
. 1 litro de crema pastelera
. manzanas golden o reineta (4 ó 5)
. mermelada de albaricoque para barnizar.
. azúcar moreno para espolvorear.
Masa Quebrada:
. 200 gr de harina
. 80 gr de Maizena
. 200 gr de mantequilla
. 150 gr de azúcar glass
. 1 yema de huevo
. unas gotas de vainilla líquida
ELABORACIÓN:

Prepararemos una base de masa quebrada , aquí se puede hacer la que más nos guste, la que hacemos habitualmente. Yo me decanto por esta fórmula, ya que siempre me da muy buenos resultados, queda una masa de galleta crujiente muy rica.
Se dispone en un bol la mantequilla a punto de pomada y se le añade el azúcar glass, se bate enérgicamente hasta lograr una mezcla espumosa, nos podemos ayudar con un batidor eléctrico de varillas, obtendremos mejores resultados.
Una vez bien mezclado, se añade la yema de huevo y la esencia de vainilla y se continua batiendo hasta que esté perfectamente integrado en la preparación.
Cuando ya obtenemos una crema, dejamos el batidor a un lado y procedemos a integrar la harina y la maizena (previamente las habremos mezclado y tamizado).
*** es importante la manera de añadir la harina ,y de ello dependerá el resultado final.
Queremos, en este caso, que nos quede una base crujiente, de galleta enriquecida de mantequilla, que sea dura (para aguantar el peso de los diferentes rellenos), pero que a la vez, cuando le demos un mordisco, sea crujiente y sabrosa.Una vez hecha esta aclaración, para evitar una masa correosa y elástica, que quede dura como una piedra, haremos lo siguiente: volcaremos las harinas tamizadas sobre la crema de mantequilla y comenzaremos a mezclar , preferentemente con una rasqueta de pastelería, en caso de no disponer de ella, se puede mezclar con un tenedor, sin tocar la masa con las manos. Mezclarlo todo bien hasta que toda la harina quede incorporada.
Cuando vemos que la harina está distribuida de manera pareja por toda la mantequilla, (no es una masa unida, si no migas , bolitas) entonces es cuando unimos con las manos, NO amasar, juntar las migas para lograr una bola, se trata de ir aplastando la masa con las palmas de la mano, formando una bola.
*** es más difícil explicarlo que hacerlo.
Ahora vemos que (debido a la cantidad de mantequilla que lleva) formamos una bola sin dificultad.
En la mesa de trabajo, ponemos un papel film y ponemos la bola sobre él, la tapamos con otro papel film y con el rodillo, la estiramos , formando un rectángulo de 36 por 24 cm (el tamaño del molde). De esta manera, al ser una masa bastante pegajosa, solucionamos el problema del estirado, dejamos la masa de un grosor de 1 cm aprox. Y así mismo, envuelta por los dos films, se mete en la nevera durante 1 hora mínimo (para que se enfrie la masa, pierda la posible elasticidad que haya podido coger en el amasado.)
Colocamos la masa en un molde desmontable . El tamaño del molde que he utilizado es de 36 por 24. Pinchamos toda la masa con un tenedor y distribuimos la crema pastelera sobre la base. Alisamos la superficie y colocamos las manzanas peladas y cortadas en finos gajos sobre la crema pastelera. Las pondremos de forma ordenada y decorativa, poniéndolas bastante juntas para que después de la cocción no se vean huecos.
Espolvoreamos un par de cucharadas de azúcar moreno sobre las manzanas y horneamos en horno precalentado a 180º durante unos 50 minutos aprox. Hasta que veamos que la manzana está hecha y ha cogido un bonito color.
Sacamos del horno y pincelamos toda la superficie con mermelada de albaricoque. (previamente la habremos calentado con unas gotas de agua y triturado en caso de que tenga tropiezos).