By

Strudel de manzana

_DSC0659_phixr

El Apfelstrudel o strudel de manzana es un postre típico tradicional de la cocina austriaca y del sur de Alemania, cuyos orígenes podrían remontarse a antiguas recetas de las cocinas bizantina, armenia o turca.

Con un poco de pericia y práctica llegarás a elaborar, en un momentito, una masa estupenda  para hacer el strudel, y tendrás un postre ligero, sabroso y elegante.

STRUDEL DE MANZANA

 

INGREDIENTES:

MASA:

· 300 gr. de harina

· 1 yema de huevo

· 40 ml. de aceite de girasol

· 10 gr. de sal

· de 120 ml. a 150 ml. de agua

RELLENO:

· pan rallado

· 4 manzanas reineta o golden

· 50 gr. de azúcar mezcladas con 2 cucharaditas de canela.

· 50 gr. de almendra fileteada (opcional)

· 1 puñado de pasas de corinto

 

PARA LA CUBIERTA:

· mantequilla derretida

· azúcar glas

_DSC0664_phixr

ELABORACIÓN:

Para formar la MASA, tamizar la harina en un cuenco, a continuación agregar el agua y la sal, añadir la yema de huevo a la mezcla de agua y harina. Seguidamente, verter el aceite por encima. Formar una masa homogénea, , mezclando bien a mano o todavía mejor con un gancho amasador en un robot de cocina tipo Kitchen Aid.

Una vez que tengamos la masa, sacarla a la encimera (espolvoreada con un poco de harina) y continuar amasando con las manos hasta que tenga un aspecto homogéneo, nos quede una masa lisa y elástica.

Formar una bola con la masa, envolverla con un film transparente y dejar la reposar a temperatura ambiente durante 30 minutos.

_DSC0599_phixr_DSC0604_phixr_DSC0611_phixr

Pasado ese tiempo, extender la masa tan fina como nos sea posible sobre un paño de cocina espolvoreado de harina. Cubrir la lámina de masa con un paño y dejarla reposar 5 minutos más. Transcurrido ese tiempo, extender la masa por todos lados con el dorso de las manos enharinad, trabajando desde el centro de la masa hacia fuera.

La masa está suficientemente extendida si puede leerse una receta a través de ella. Recortar los bordes gruesos de la masa y proceder a rellenar la masa.

Para RELLENAR la masa, espolvorear con pan rallado, repartir las manzanas cortadas en gajos finos por encima del pan rallado, dejando un reborde de unos 3 cm. de ancho sin rellenar por los cuatro lados. Encima de la manzana distribuir las pasas de corinto, la almendra en láminas (opcional), y espolvorear con el azúcar mezclado con la canela. Seguidamente proceder a formar el strudel.

_DSC0614_phixr_DSC0617_phixr_DSC0623_phixr

Para MONTAR el strudel, doblar uno de los rebordes laterales sobre el relleno, después hacer una doblez de los dos laterales y enrollar el strudel con cuidado, ayudándonos del paño de cocina para darle forma de “brazo de gitano”, dejando la costura en la parte de abajo.

Colocar el strudel en una bandeja de horno previamente forrada con papel de horno o silpat. Hornear a 170º con calor arriba-abajo durante 40 minutos aproximadamente, hasta que veamos que está horneado, pintando la masa dos veces durante todo el horneado con mantequilla derretida.

Una vez horneado, sacar del horno y dejar entibiar en la propia bandeja. Una vez frío, espolvorear la superficie con azúcar glas.

***Se puede comer tanto frío como tibio.

***Se puede acompañar con una crema inglesa de vainilla, una bola de helado de nata o incluso con nata montada.

***Con estas cantidades salen 2 strudel de buen tamaño.

_DSC0701_phixr

By

Croquetas de gallina y jamón

Las croquetas, de forma ovalada o cilíndrica se caracterizan por su crujiente y dorado rebozo de huevo y pan rallado que encierra una cremosa pasta blanda trabada con tropezones de pollo, gallina, jamón, pescados o crustaceos.
Constituyen un magnífico recurso para las fiestas, excursiones, o para la mesa de diario como cena. Su elaboración exige destreza y experiencia para que queden cremosas por dentro y no se rompan al freirlas. El aceite en la sartén estará a temperatura elevada y será abundante para conseguir su punto de crujiente y óptima fritura.
En esta ocasión os pongo cómo las hago yo, la verdad es que me quedan muy ricas y a los niños les encanta. La clave está en trabajar bien la masa y dejarlas en el punto justo de dureza, ni muy blanda (que no se pueda manejar) ni demasiado duras (que sean todo masa).

CROQUETAS CASERAS DE GALLINA Y JAMÓNINGREDIENTES:

. pechuga y muslo de gallina desmenuzada
. un par de lonchas de jamón de york o serrano
. ½ cebolla pelada y picada muy fina
. 1 huevo
. harina
. leche entera
. aceite de oliva
. una cucharada de mantequilla
. sal
. una pizca de nuez moscada
.Para rebozar: clara de huevo
pan rallado
harina

ELABORACIÓN:

Calentar una tacita de aceite de oliva en una cazuela al fuego, añadimos la cucharada de mantequilla y esperamos a que se disuelva, seguidamente añadimos la cebolla picada bien fina y la doramos a fuego lento.

Se añade la harina y se revuelve bien hasta que forme una masa compacta. Es importante rehogar muy bien la harina para que se cocine y luego no nos sepa a harina la masa, por lo tanto , dedicaremos unos cuantos minutos a remover bien la harina .
Agregar la leche poco a poco, y disolver a fuego lento esta pasta. El primer vaso de leche deberá estar caliente, el resto puede estar a temperatura ambiente.
Cuando vemos que hemos obtenido una masa con una dureza suficiente para poder dar forma a las croquetas, cascamos un huevo en la masa y continuamos removiendo hasta que se integra perfectamente en la masa.
Por otro lado, habremos picado muy fina la pechuga (que previamente habremos hervido –utilizada para hacer un caldo-) y el jamón.
Añadimos entonces el jamón y la gallina a la bechamel y mantenemos a fuego lento, removiendo sin parar con cuchara de palo, hasta que espese. Salar y añadir una pizca de nuez moscada.
Pasar la bechamel a una fuente amplia y dejar enfriar.
Batir en un plato las claras (no tienen que llegar al punto de nieve) y poner otro plato con harina y otro con pan rallado. Formar las croquetas bien con forma ovalada, cilíndrica o redonda. Pasarlas por harina, luego por la clara batida y después por el pan rallado, acabándola de moldear con las manos.
Poner en una sartén, mediana y honda , aceite hasta la mitad de su altura y freír las croquetas de cuatro en cuatro con el aceite bien caliente, dándoles vuelta con precaución para no romperlas.
Escurrir sobre papel absorbente y servir.
TRUCOS PARA QUE SALGAN PERFECTAS
*** Cuando echamos la harina sobre el aceite, deberemos mezclar concienzudamente esta mezcla, para que se cocine la harina, que se empape bien de aceite y luego no nos sepa la bechamel a harina .
***Para que no nos queden grumos, deberemos echar una cantidad generosa de aceite al principio, para que toda la harina se empape de aceite.
***cuanto más vueltas le demos a la mezcla, mejor quedará luego la bechamel, más cremosa y suave. Por lo tanto conviene dedicar un buen rato a remover la bechamel.
***la temperatura a la que se tiene que hacer la bechamel habrá de ser suave.
***al utilizar solamente clara de huevo para rebozar, queda una croqueta crujiente por fuera y cremosa por dentro. (yo suelo aprovechar las claras que tengo congeladas de otras preparaciones ).