By

Tarta de manzana con intxaur saltsa

DSC_0665_phixr

Todavía estamos a tiempo para preparar una deliciosa tarta de manzana con manzanas reineta (a mí, es la variedad que más me gusta para preparar las tartas de manzana, ya que contrasta maravillosamente la acidez propia de la manzana con lo dulce de la base y la crema), Os la muestro en varios tamaños, tarta en molde de 25 cm, tartaletas individuales para golosos, de 10 cm. de diámetro y en plan tartaleta de varios bocados , 6 cm. de diámetro. El añadirle intxaursaltsa a la crema pastelera le da un plus, un toque especial a la tarta, aunque se puede hacer sin él y también es una tarta de diez.

TARTA DE MANZANA CON INTXAUR SALTSA

 

INGREDIENTES:

Para la base:

· 250 gr. de harina

· 2 cucharadas de azúcar

· 130 gr. de mantequilla fría cortada en dados

· ¼ de cucharilla de sal

· 3 ó 4 cucharadas de agua helada

DSC_0649_phixr(1)

Para el relleno:

· crema pastelera (cantidades para medio litro de leche)

· 3 ó 4 cucharadas de intxaur saltsa (pinchad sobre la receta para ver su forma de elaboración)

· compota de manzana reineta (3 ó 4 manzanas)

Para la decoración:

· 2 ó 3 manzanas reineta

· mermelada de melocotón o albaricoque

· azúcar

DSC_1024_phixr

ELABORACIÓN:

PARA  LA BASE:

 

En un bol amplio, mezclar la harina con el azúcar y la pizca de sal. Una vez bien mezclado, añadir la mantequilla bien fría cortada en cubitos y frotarla con la harina hasta conseguir una consistencia de migajas o de arena mojada, realizar esta operación hasta que la mantequilla esté distribuida de manera homogénea por toda la harina. Deberá hacerse rápidamente, sin calentar demasiado la masa.

A continuación, añadir las cucharadas de agua de una en una (quizás no necesitemos añadir todas) y mezclar con la masa hasta obtener una bola homogénea. NO amasar, realizar movimientos  de fricción sobre la masa, juntando ingredientes SÓLO hasta amalgamar todo.

***La manera de “amasar” es más fácil de hacerla que de explicarla, el movimiento que hay que hacer podría asemejarse al de hacer una bola con arena mojada en la playa para hacer un castillo.

Una vez que tenemos la masa, se envuelve en plástico film, se aplana un poco y se refrigera durante 1 hora aproximadamente.

Cuando la masa ha descansado y endurecido, se saca de la nevera, se estira, dejándola de un grosor de 0`5 cm y se forra la base de tarta de 25 cm. ó 6 tartaletas de 10 cm. de diámetro con la masa. Una vez forradas las bases, refrigerar de nuevo mientras se prepara el relleno.

Para RELLENAR: se hace una crema pastelera ( pinchad sobre la receta de crema pastelera para ver la forma de elaborarla),

como opción, se le puede añadir al final, una vez que la tengamos terminada, después de añadir la mantequilla, unas cucharadas de intxaur saltsa (pinchad sobre la palabra para ver la receta).

Por otro lado, se elabora una compota de manzana con 4 manzanas reinetas verdes que pelaremos y trocearemos, se echan en una cazuela y se ponen al fuego junto con 75 gr. de azúcar, 100 gr. de mantequilla y medio palo de canela en rama. (se le puede añadir un chorrito de aguardiente de sidra, es opcional). Se deja cocinar a fuego bajo hasta que veamos que la manzana está blanda y se ha caramelizado un poco.

Procederemos a montar la tarta de la siguiente manera:

En primer lugar, se cubre la base con la crema pastelera. Encima se extiende la compota de manzana y encima se van colocando las manzanas que teníamos reservadas para la decoración. Las pelaremos, quitamos el corazón, cortamos en gajos de similar tamaño y las colocamos decorativamente hasta cubrir toda la tarta.

***Es mejor colocar los gajos de manzana algo montados unos encima de otros, ya que durante el horneado tienden a encogerse algo y de esta forma queda la tarta totalmente cubierta.

Espolvoreamos un poco de azúcar encima de la tarta y horneamos. Para hornearla, lo haremos con horno precalentado a 200º, con calor arriba-abajo-turbo durante 15 minutos, una vez introducida en el horno, se baja la temperatura a 180º con calor abajo-turbo y se tiene durante 45/50 minutos hasta que se vea que la manzana está tostadita y el borde dorado.

Se saca del horno, se deja enfriar en el propio molde, una vez frio, se desmolda y se pincela con mermelada de melocotón o albaricoque (que previamente habremos hervido en el microondas con una cucharada de agua). De esta manera, adquirirá un bonito brillo.

DSC_0776_phixr

***Es conveniente utilizar manzanas reinetas verdes, que tienen una acidez que contrasta maravillosamente con el dulzor de la tarta.

***Para desmoldarla, (un truco que utilizo y que facilita mucho el desmoldado sin problemas) en caso de no tener un molde desmontable, es colocar unas tiras de papel de horno trasversalmente en el molde antes de poner la base de la tarta, se deja que sobresalga un poco, para después , una vez horneada y fría, se coge de las tiras y se levanta sin dificultad.

***El añadir intxaur saltsa a la crema pastelera es opcional, pero totalmente recomendable, ya que le da un plus a la tarta que hace que quede espectacular en cuanto a sabor. Es lo que la hace diferente, deberemos utilizar una intxaur saltsa un pelín más espesa que la que hacemos para tomar sola, en plan sopa, deberá quedar un poco más densa.

By

Tarta de queso New York

DSC_0041_phixr

¡¡  Ya le tenía yo ganas a esta tarta  !! Existen muchas versiones sobre la misma receta; Varían, principalmente,  en la cantidad de queso crema a utilizar, algo que siempre me ha dado un poco de reparo, porque el resultado es una tarta altamente calórica. Aprovechando la celebración de un cumpleaños, me he decidido a hacerla, como se reparte entre todos, apenas toca a un trocito para probarla, con lo que el cargo de conciencia es menor, sobre todo ahora, después de los excesos del verano.

Decir que la tarta no tiene “peros”, queda tan buena de presencia como de sabor. Además la he presentado en tres versiones que podéis ver en las diferentes fotografías; La primera: tal cual, recién sacada del horno; La segunda: con un poco de azúcar glass para decorar y la tercera: con una especie de mermelada de cerezas casera cubriendo toda la superficie.

Todas las versiones van bien, aunque el toque de cerezas frescas por encima la hace totalmente irresistible.

Después de consultar un montón de blogs por internet, me he decantado por la que menos cantidad de queso llevaba, receta de la Escuela de Hostelería de Galdakao. He modificado la base de la tarta, haciendo una tartaleta de azúcar, ya que a mí no me van demasiado las bases de galleta. Sinceramente, recomendable.

DSC_0059_phixr

TARTA DE QUESO NEW YORK

 

INGREDIENTES: (para un molde redondo de 22 cm.)

· Base de la tarta: Pate sucree:

.- 250 gr. de harina

.- 3 cucharadas de azúcar

.- ¼ de cucharilla de sal

.- 130 gr. de mantequilla fría

.- 3-4 cucharadas agua helada

· Relleno :

.- 650 gr. de queso crema tipo Philadelphia

.- 210 gr. de azúcar

.- 45 gr. de maizena

.- 3 huevos grandes

.- 1 yema

.- ralladura de ½ limón

.- vainilla

.- 100 gr. de nata líquida

. Cobertura:

.- mermelada de cerezas ( 500 gr de cerezas / 250 gr. de azúcar)

.-  azúcar glass

DSC_0078_phixr

ELABORACIÓN:

Para elaborar la Pate Sucree: Colocar la harina, el azúcar y la sal en un recipiente grande y combinar bien.

Cortar la mantequilla fría en trocitos y mezclar rápidamente con la harina, amasar la mezcla con vigor entre las palmas de las manos para asegurarse de que la mantequilla se distribuya de forma pareja. La mezcla deberá tener la consistencia de migas.

Agregar el agua, de a una cucharada por vez, y mezclar con un tenedor hasta que la masa forme una bola. Acabar de juntar con las manos, fresando la masa. Nunca amasar.

Colocarla entre dos plásticos film y extenderla un poco para que luego sea más fácil extender. Merterla en la nevera y dejarla reposar hasta que se endurezca. (una hora mínimo).

*** esta masa puede enfriarse en la nevera hasta 4 días. También puede congelarse, antes de estirar o después de hacer la tapa de tarta o tartaleta durante 3 meses.

*** Cómo formar la tarta: Este tipo de masa se deshace bastante por el contenido de azúcar , por eso puede ser difícil de estirar. La superficie de trabajo debe ser fría; Retirar la masa de la nevera, en caso de que esté demasiado firme para estirar con facilidad, hay que golpearla con el palo de amasar o rodillo para que recupere la flexibilidad.

Enharinar ligeramente la superficie de trabajo y el rodillo. Colocar una hoja de papel de hornear o plástico film sobre la masa para impedir que se agriete y expandir sólo en una dirección, hasta que tenga un espesor de 5 mm. NO estirar la masa, porque esto provocará que se encoja durante el horneado.

Para formar una tarta grande, para que sea más manejable, hay que asegurarse de que la masa esté bien fría y se la debe tocar lo menos posible. Mi consejo es colocar la masa sobre plástico film, extenderla rápidamente (el rodillo trabajará también sobre plástico film), una vez que tenemos el diámetro adecuado, retiramos el film de arriba y esta parte será la que se ponga en contacto con el molde, se recoloca adecuadamente en el molde, acomodando la masa en las esquinas o costados y una vez bien colocada, se retira el plástico film.

Se guarda en la nevera para que se enfríe, mientras preparamos el relleno.

***Para mi gusto, es mejor colocar un papel de hornear sobre la base del molde desmontable, engrasarlo y engrasar también las paredes del molde con mantequilla.

DSC_0056_phixr

Para preparar el RELLENO:

Mezclaremos el queso crema con el azúcar hasta que esté perfectamente unido. Añadimos la maizena y seguimos mezclando. Añadir los huevos y la yema a la mezcla de queso, de uno en uno, no integrando el siguiente hasta que el anterior esté perfectamente integrado. Seguidamente, añadir las gotas de extracto de vainilla y la ralladura y continuar mezclando. Por último, añadir la nata líquida.

***Hay que batir lo justo, ni demasiado poco (que nos quede una masa grumosa), ni batirlo en exceso (para evitar que entre aire en la mezcla, y luego al hornearlo se hinche mucho, se agriete y luego se desinfle).

DSC_0001_phixr(1)

Se saca el molde desmontable de la nevera, se vierte el relleno dentro y se mete al horno precalentado a 200º con calor arriba-abajo-turbo. Una vez que metemos la tarta, bajamos la temperatura del horno a 160º con calor abajo-turbo durante 50 minutos, luego le ponemos 10 minutos a 175º. La tarta deberá quedar temblona, como de consistencia de flan. Apagamos el horno y dejamos la tarta dentro durante un par de horas, luego entreabrir la puerta del horno y dejarlo así hasta que termine de enfriarse el horno.

Después, sacar la tarta, desmoldar y dejar terminar de enfriar. Una vez fría, guardar en la nevera.

***No abrir la puerta del horno en ningún momento, ya que debido al cambio brusco de temperatura puede bajarse la tarta y agrietarse.

***Colocar el molde sobre la bandeja del horno (no sobre la rejilla) y en la posición media del horno.

*** Esta tarta también puede hornearse al baño maría (existe menos riesgo si lo hacemos así de que se curve la tarta). Sólo que tendremos que utilizar otro tipo de base, por ejemplo, de galleta o bizcocho.