By

Rosquillas de clara de huevo y naranja

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja

 

Que en mi casa nos encantan las rosquillas, es un hecho innegable. Por eso, siempre que tengo ocasión, aprovecho para probar nuevas recetas de rosquillas. Nos gustan todas: Desde las rosquillas portugalujas, a las rosquillas esponjosas pasando por las rosquillas de pueblo o las rosquillas de nata.

Esta receta, concretamente, cumple dos funciones, por un lado, nos arregla el desayuno para unos días (ya que aguantan tiempo) y por otro lado, nos sirve para dar salida a esas claras de huevo que nos quedan en la nevera de otras preparaciones y no sabemos muy bien qué hacer con ellas.

El resultado salta a la vista, rosquillas blanditas, jugosas, muy sabrosas y fáciles de preparar. Ideales para el café con leche, para la merienda o para regalar…

ROSQUILLAS DE CLARA DE HUEVO Y NARANJA

 

INGREDIENTES:

· 4 claras de huevo (L)

· 1 kg de harina

· 250 ml. de aceite de girasol

· 250 ml. de zumo de naranja

· 300 gr. de azúcar

· 2 sobres de impulsor químico (levadura tipo Royal)

· piel de 1 naranja y ralladura de limón

· aroma de naranja o limón (opcional)

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG1

ELABORACIÓN:

 

En primer lugar, calentamos el aceite con la piel de la naranja hasta que ésta se encoja un poco. Apagamos y dejamos enfriar.

Por otro lado, montamos las claras de huevo a punto de nieve y reservamos mientras preparamos el resto de ingredientes.

En un bol (en el caso de que lo hagamos a mano) echamos el aceite fríto y frío, el azúcar, el zumo de naranja, la ralladura de limón y el extracto (en caso de que lo usemos). Mezclamos bien y una vez que lo tengamos, añadimos la harina, en principio echamos unos 750 gr. y mezclamos. Le añadimos el resto de harina hasta obtener una masa más bien seca. Teniendo en cuenta que después echaremos las claras a punto de nieve y esto humedecerá la masa. Amasamos hasta obtener una masa compacta, donde todos los ingredientes estén perfectamente unidos.La masa resultante deberá ser bastante blandonga, un poco pegajosa.

Una vez que la tengamos, vamos formando bolas de 30 gr. que dejaremos sobre la encimera de la cocina bien limpia. Para formar las bolas, será necesario que nos embadurnemos las manos con un poco de aceite de girasol para poder formar bien las bolas y que no se nos pegue la masa a las manos.

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG3

***Con estas cantidades salen unas 54 bolitas.

Ahora procedemos a freir las rosquillas, para ello calentamos abundante aceite de girasol en un cazo pequeño (yo las frío de una en una). Siempre digo lo mismo, pero es muy importante el punto de fritura del aceite para obtener unas rosquillas bien hechas por dentro, doraditas por fuera y que no estén aceitosas. Para ello, el aceite no deberá estar ni muy caliente (se queman por fuera y no se hacen por dentro), ni muy frío (que absorbe mucho aceite y resultan unas rosquillas aceitosas). Además, estas rosquillas son dobles, por lo que habrá que estar muy pendiente de la fritura.

Una vez que tenemos el punto del aceite, juntamos dos bolas, las aplanamos un poco y les hacemos un agujero en el centro, echamos la rosquilla en el aceite y ésta se irá al fondo en un principio. En ese momento, con un palo de madera (por ejemplo, los que dan en los restaurantes de comida china.) lo metemos en el centro del agujero y le damos vueltas para que nos quede el agujero grande e igual por todos los lados. Dejamos que se nos haga por un lado y cuando veamos que está doradito, le damos la vuelta para que termine de hacerse.

Una vez frita la rosquilla, la sacamos a un colador (que habremos colocado sobre un recipiente) para que suelte algo de aceite de la fritura. Seguidamente la colocamos sobre una bandeja con papel absorbente de cocina para que termine de enfriarse y se quite el exceso de aceite.

Repetimos esta operación con cada rosquilla. Con estas cantidades me han salido 27 rosquillas bien grandes (tamaño Donut, para que os hagáis una idea).

Si se desea se pueden rebozar en azúcar grano (en caliente) o azúcar glas (una vez frías). A mí particularmente, no me gustan demasiado dulces, así que prefiero dejarlas tal cual.

rosquillas-de-claras-de-huevo-y-naranja.JPG2

By

Rosquillas Dobles Fritas

 

 

rosquillas-dobles-fritas.2JPG

Hace un mes aproximadamente pedí una receta de “rosquillas fritas” pero de esas que son dobles y blanditas y jugositas por dentro.
Las había probado y sabía que eran típicas de Andalucía pero no conseguía encontrar la receta. Cusqui (muy amablemente) me proporcionó la receta, la cogió del foro mundorecetas y la autora es Meri y aquí está el resultado:
**** Salen SENCILLAMENTE ricas, ricas….****
Os pongo la receta de las rosquillas de Meri, por si os animais a hacerla.
 rosquillas-dobles-fritas
INGREDIENTES:
– 3 huevos
– 3 medidas de azúcar
– 3 medidas de zumo de naranja
– 3 medidas de aceite de girasol crudo
– 3 papelillos dobles de gaseosa
– 3 medidas de aguardiente (anís seco mejor qué dulce)
– Harina la que admita, menos de 1 kg.
– Ralladura de limón
– Azúcar y canela para rebozar las rosquillas
*** Las medidas en la del cascarón del huevo, que a uno de ellos se le abre un agujero en la parte de arriba .para poder ir midiendo los ingredientes. Me salieron 27 rosquillas dobles, pero bien grandotas.
rosquillas-dobles-fritas.1JPG
ELABORACIÓN:
:Batimos los huevos con el azúcar, añadimos el zumo y mezclamos. Añadimos el aguardiente y seguimos mezclando , añadimos la ralladura, el aceite y los papelillos, mezclamos.
Vamos añadiendo la harina poco a poco sin pasarnos. La masa debe quedar blandonga ,pero consistente; Nos mojamos los dedos en aceite crudo y cogemos un pegotito de masa, si vemos que no se nos pega , ya la tenemos lista, sin untarnos de aceite, por supuesto que se nos pegará.
Dejamos reposar un buen rato si tenemos tiempo, si no tampoco pasa nada. Yo voy pesando pegotitos de 25 g , los hago una bolita y los voy poniendo en la mesa .
  Cuando los tengo todos ,hago lo siguiente:
Cojo una bolita ,que se nos habrá aplastado un poco, me la pongo en lo alto de la palma de la mano, con la parte que ha estado en contacto con la mesa hacia arriba, cojo otra bolita y la pongo encima de esta, pero esta , tal cual lo coges de la mesa, con la parte en contacto con la mesa pegando a la bolita ( esto es así para que se peguen ya que la parte que ha estado al aire se orea y no pegan las bolas).
Metemos el dedo índice en el centro y hacemos un agujero, despegamos de la mano y con los dos dedos índices vamos dando vuelta y formando la rosquilla en redondo sin aplastar ni nada.
Echamos a la sartén , que la tendremos con abundante aceite caliente pero sin pasarse, ya que entonces la rosquilla se quedaría cruda por dentro .
Cuando echemos la rosquilla y nos suba a la superficie, con un palo redondo (yo uso el mango de una cuchara de madera) se le da vueltas a la rosquilla rápido para que abra y se quede bien redondita.
Sacamos a papel de cocina un momento y rebozamos en azúcar con canela. También podemos dejarlas tal cual, sin rebozar. Yo las hago en una olla en vez de una sartén, es más profunda y salen mejor.
 rosquillas-dobles-fritas.3JPG
Nota: Tened cuidado de no pasaros con la harina,  y las manos bien enaceitadas siempre. La variación de harina es según sean los huevos de grandes.