By

Tarta libro con fondo marino

Esta tarta con forma de libro abierto y decorada con un fondo marino de corales, fósiles, calacolas, conchas, algas y diferentes animales marinos sirvió para celebrar el quinto cumpleaños de mi sobrino Aimar. Y me va a servir a mí también para desear a todo el mundo un feliz verano durante el que, como todos los años, me tomaré un descansito de postear 🙂

A mi sobrino le encantan las conchitas, caracoles, tortugas, peces…también los libros de animales (de todo tipo), así que me parece que esta tarta con forma de libro aúna ambas aficiones de manera dulce y simpática. Y al tener un fodo marino, más veraniego no puede quedar el post 😉

TARTA LIBRO ABIERTO CON FONDO MARINO

INGREDIENTES:

  • Bizcocho de chocolate
  • Frosting especial de queso
  • Ganache de chocolate
  • Cubierta y figuras de fondant

ELABORACIÓN

En primer lugar preparamos un bizcocho de chocolate para un molde rectangular de 35 x 30 cm. aprox. para hacerlo necesitaremos multiplicar esta receta que pongo a continuación por tres. Es decir, si son 125 gr. de harina, pues pondremos 375 gr…y así con el resto de ingredientes.

     INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado.

Preparamos el molde rectangular, lo engrasamos con mantequilla y cubrimos la base con un papel de horno. Vertemos la mezcla resultante (es bastante líquida) y horneamos a 175 grados durante unos 40/45 minutos, hasta que al introducir una aguja en el centro, ésta salga seca, sin masa adherida a ella.

Una vez que está horneamos, sacamos del horno, dejamos reposar 5 minutos en el molde y desmoldamos sobre una rejilla. Le damos la vuelta, ya que nos interesa que quede con un poco de “copete” (nos facilitará el moldeado del bizcocho a la hora de simular el libro), y si lo dejamos mucho tiempo boca abajo, se nos quita la barriguita.

Cuando está totalmente frío, envolvemos en plástico film y reservamos hasta el día siguiente. (se puede meter en la nevera si queremos, para que luego sea más fácil dividirlo en 2 capas).

***Nos queda un bizcocho algo húmedo, muy jugoso. Para este tipo de tartas es perfectamente válido, porque no hay que esculpirlo demasiado; entonces se puede hacer bien. Gana en sabor, esponjosidad y textura respecto a otros bizcochos más secos que se suelen utilizar para cubrir con fondant.

***No es necesario calarlo con almíbar. No lo necesita.

Al día siguiente, procedemos a realizar la crema de relleno, para ello, en esta ocasión he utilizado la receta de frosting especial de queso (pinchando sobre la palabra, podéis ver la receta), pero podéis usar una crema pastelera de chocolate, un buttercream…lo que más os guste. Para mi gusto, esta combinación es muy suave y rica.

También realizaremos con suficiente antelación una ganache de chocolate, para ello, necesitamos 200 ml. de nata de montar y 200 gr. de chocolate de cobertura (fondandt, tipo Nestlé o similar). Ponemos a hervir la nata y cuando comience a hervir, la echamos sobre el chocolate troceado, dejamos reposar unos minutos y con una espátula removemos hasta que se deshace el chocolate totalmente. Dejamos reposar la crema hasta que se espese un poco. (si tenemos prisa, podemos acelerar el proceso, metiéndola en la nevera, pero controlando que no se endurezca demasiado). Deberá quedar una textura para extender sobre la tarta.

        MONTAJE DE LA TARTA

En primer lugar dividimos el bizcocho en dos, transversalmente. Colocamos un cartón de pastelería de base, de tamaño 1 cm. inferior al tamaño del bizcocho (para que no se vea). Echamos y extendemos el relleno elegido (en nuestro caso, el frosting de queso). Seguidamente, cubrimos con la otra parte del bizcocho. Es el momento de darle la forma definitiva de libro. Al tener un poco de panza la parte superior, casi nos hace la forma de libro abierto. Justo en el centro del bizcocho rebajamos un poco, si vemos que en la parte exterior nos ha quedado demasiado estrecho, recortamos unos cm. todo alrededor del bizcocho para que nos quede más alto.

***Los recortes no se tiran. Son una manera deliciosa de ver lo rica que te ha quedado la tarta. Con un cafecito, está de vértigo.

Cuando ya tenemos la forma definitiva, procedemos a cubrirlo con la ganache de chocolate, para tapar irregularidades y poder poner luego perfectamente el fondant o pasta de azúcar.

Metemos en la nevera para que se endurezca y se asiente la tarta (un par de horas, o incluso toda la noche, -yo lo hago el día anterior).

A partir de ahora, “solamente” nos queda cubrir la tarta con fondant y decorar. Primero hacemos los laterales (las hojas del libro), las pegamos a la tarta y con una esteca, hacemos líneas simulando las páginas del libro.

Cubrimos la parte superior con fondant azul simulando el fondo del mar y por último, colocamos todos los elementos elegidos, en este caso, piezas marinas, fósiles, caracoles, tortugas, peces de colores, caracolas,

***Esta forma de libro abierto es muy versátil en cuanto a decoración, ya que podemos adaptarla a los hobbies o gusto del homenajeado/a.

By

Tarta de cumpleaños con guirnaldas

Esta es la tarta que le preparé a mi sobrina Uxue para que celebrara su cumpleaños con sus amigos. La decoración con guirnaldas, que tan de moda está en el mundo de la repostería creativa, es bastante sencilla de hacer, sólo hay que tener un poco de gusto a la hora de combinar colores y tratar de que te quede una composición armónica. Confeccionar la guirnalda no tiene ningún misterio, cartulinas, palitos y cuerda… El resultado, salta a la vista. Luce un montón… queda monísima…

TARTA DE CUMPLEAÑOS CON GUIRNALDAS

INGREDIENTES:

  • 2 bizcochos de chocolate
  • Frosting ligero de chocolate
  • Crema de queso con oreos
  • Trufa cocida
  • DECORACIÓN:   barquillos rellenos de chocolate

Mini nubes de colores

Guirnaldas

ELABORACIÓN:

Con 1 día de antelación se elaboran los bizcochos de chocolate,

Receta de bizcocho de chocolate especiado: (hacemos dos veces la receta) para dos moldes de 20 cm. de diámetro y 4 cm. de altura

INGREDIENTES:

  • 125 gr. de harina corriente
  • 185 gr. de azúcar
  • 55 gr. de cacao puro 100%
  • 1 cucharadita de canela
  • 1 cucharadita de “todo especias” speculoos
  • ¾ de cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 90 ml. de leche
  • 90 ml. de agua
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

ELABORACIÓN:

Por un lado, mezclamos en un bol, la harina, el azúcar, el cacao, la canela, las especias speculoos, el bicarbonato, la levadura y la sal.

Por otro lado, mezclamos la leche, el agua, el huevo, el aceite y el extracto de vainilla hasta que esté todo bien mezclado.

Mezclamos a baja velocidad, los ingredientes líquidos sobre los sólidos; mezclamos bien hasta que esté todo perfectamente combinado. Una vez que lo tenemos, echamos la mezcla en un molde redondo de 20 cm.  que habremos engrasado con mantequilla, luego cubierto la base con papel de hornear y otra vez, mantequilla.

**Es conveniente utilizar un molde que no sea desmontable, y en caso de serlo, cubrirlo bien con papel de horno en las juntas para que no se salga la masa por las juntas, ya que es bastante líquida.

Se hornea unos 30 minutos a 175 grados con horno precalentado previamente. Hasta que al comprobar con un palillo, éste salga limpio.

Una vez fríos, se envuelven en plástico film y se guardan en la nevera para que se asienten y se puedan dividir mejor.

También ese día, comenzamos a preparar la trufa cocida, para ello, calentamos 200 ml. de nata de montar con 50 gr. de azúcar, llevamos a ebullición, retiramos del fuego y echamos 100 gr. de chocolate de cobertura  partido en trozos pequeños. Dejamos reposar un par de minutos  y removemos hasta que esté totalmente disuelto el chocolate en la nata. Dejamos que se enfríe totalmente y metemos en la nevera por lo menos 12 horas, mejor hasta el día siguiente.

 

Al día siguiente, elaboramos un frosting ligero de chocolate, (pinchad sobre la receta para ver su elaboración) y la crema de queso con oreos.  Para elaborar la crema de queso con oreos,:

Mezclamos 125 gr. de mantequilla a punto pomada con 250 gr. de azúcar glas. Utilizamos un robot tipo Kitchen Aid o similar. Mezclamos a velocidad media hasta que tengamos una crema esponjosa, homogénea y blanquecina. Una vez que lo tenemos, vamos echando 125 gr. de queso crema tipo Philadelphia, frío de la nevera. Lo incorporamos poco a poco y mezclando a velocidad media. Cuando está bien integrado el queso, echamos las galletas Oreo desmenuzadas ( no convertidas en polvo, conviene que queden trozos para que se note luego al comer) y terminamos de mezclar. Metemos en la nevera para que se enfríe y se endurezca un poco. Como ½ hora.

Terminamos de preparar la trufa cocida. Sacamos de la nevera la nata chocolateada  que tenemos desde el día anterior y montamos con varillas eléctricas, como si de una nata normal se tratase. Una vez que está bien montada, reservamos en la nevera.

MONTAJE DE LA TARTA:

Dividimos los 2 bizcochos en 4 partes. Es decir, cada bizcocho en dos discos para obtener 4 en total.

Colocamos una bandeja de cartón de tamaño 1 cm. inferior al diámetro de la tarta. Ponemos un pegote de frosting  en el centro para que se adhiera el bizcocho y no se mueva. Colocamos 1 disco de bizcocho y cubrimos con el frosting de chocolate.

Encima colocamos el segundo disco de bizcocho y extendemos la mitad de la crema de queso con oreos.

Cubrimos con otro disco de bizcocho y repetimos la operación, o sea, repartimos la otra mitad de crema de queso.

Finalmente cubrimos con el cuarto y último disco de bizcocho y llevamos a la nevera durante 1 hora mínimo para que se asiente y se endurezcan las cremas.

Pasado ese tiempo, o cuando vayamos a proceder a la decoración final de la tarta, sacamos de la nevera y cubrimos tanto la parte superior como los laterales con una capa generosa de trufa cocida. Una vez que lo tenemos, vamos colocando los barquillos todo alrededor de la tarta. La trufa cocida nos hará de pegamento para que los barquillos no se caigan ni se muevan.

Encima colocamos las mini-nubes de colores y colocamos la guirnalda que hemos confeccionado con los colores de las nubes.