By

Mantecadas de yema

DSC_0188_phixr

Estas pastitas son ideales para el té o el café. Quedan muy ricas de sabor, del tipo de pastas secas o de té. Otra versión, para que tengamos gran variedad de ellas y optemos por unas u otras, dependiendo de la ocasión.

MANTECADAS DE YEMA

 

INGREDIENTES:

· 115 gr. de mantequilla

· 115 gr. de azúcar glas

· 3 yemas

· 250 gr. de harina

· unas cucharadas de leche

· aroma de limón

· vainillina

· almendras fileteadas, granillo de chocolate…

DSC_0196_phixr

ELABORACIÓN:

Se bate la mantequilla con el azúcar glas hasta conseguir que esponje y se haya integrado perfectamente, se van añadiendo las yemas, de una en una, batiendo sin parar hasta lograr una crema (es conveniente utilizar unas varillas eléctricas, ya que nos simplifican el trabajo). Añadimos la vainillina y el aroma de limón y continuamos batiendo. Ahora añadimos la harina, mezclamos hasta que la crema haya absorbido toda la harina, formando una masa más o menos espesa. No batiremos, sino que iremos añadiendo la harina poco a poco y mezclando con un tenedor y luego con las manos, pero sin amasar, hasta que se nos haga una bola, en caso necesario, añadir un poco de leche, de cucharada en cucharada hasta lograr una masa homogénea.

Cuando tengamos la masa lista, la extendemos entre dos plásticos film y la refrigeramos en la nevera un par de horas como mínimo (mejor toda la noche). Cuando se ha endurecido, laminamos a una altura de 0,5 cm y cortamos con un cortapastas rizado o con cualquier forma deseada.

Pintamos con huevo la parte superior y ponemos lámina o granillo de almendra, o virutas de chocolate

DSC_0208_phixr

Horneamos unos 10/12 minutos a 180º. Sacamos las bandejas del horno, dejamos reposar unos minutos y colocamos las pastitas sobre rejillas, para que terminen de enfriarse.

***Receta extraida de los apuntes de “repostería” de la Escuela de Hostelería de Galdakao.

DSC_0197_phixr

By

Pastas rizadas con manga pastelera

DSC_0391_phixr

Estas pastas son especiales. Las elaboré cuando supe que acudiría al EBE de Sevilla, el mayor evento sobre blogs de habla hispana en el mundo con 3.000 bloggers inscritos. Viajé junto con otr@s bloggers de eitb.com: Ederne Frontela, del blog de cine; Yovanni Castro, del blog de Inteligencia Emocional; Álvaro Saiz, del blog de Vaya Semanita y Lontzo Sainz, responsable del área de Networking en eitb.com, que incluye blogs y redes sociales, y que participó en una mesa precisamente sobre esos temas.

Y llevé las pastas como obsequio a uno de los organizadores de EBE, Benito Castro. Un gran tipo con quien antes había tenido contacto, que junto con Luis Rull, José Luis Antúnez y un gran grupo humano organiza desde hace 6 años este pedazo de evento. Gracias a tod@s por vuestro trabajo, por todo lo que he aprendido, por todo lo que he disfrutado y por la gran acogida.

Ese es el motivo de que este post se publique en martes y no en lunes como suele ser habitual. Un fin de semana maravilloso durmiendo en Triana y “viviendo” a orillas de Guadalquivir ha tenido la “culpa” 😉

PASTAS RIZADAS (Pastas de Té)

 

INGREDIENTES:

· 240 gr. de mantequilla a punto pomada

· 100 gr. de azúcar glass

· 1 huevo grande (XL)

· 340 gr. de harina

· esencia de vainilla (1 cucharadita)

DSC_0441_phixr

ELABORACIÓN:

Se mezclará la mantequilla a punto pomada con el azúcar glass con energía hasta formar una pomada, este proceso es conveniente hacerlo con una batidora eléctrica de varillas para facilitar el trabajo.

Se añade la esencia de vainilla y se continúa mezclando. Se agrega el huevo sin parar de batir la masa hasta que esté bien mezclada, hasta lograr una masa homogénea.

A continuación, se agregará la harina tamizada moviendo desde este momento con suavidad y lo preciso para que justo se mezcle la harina, pues de esta forma se evita en lo posible que la masa llegue a coger nervio.

Se echa la masa en una manga pastelera con boquilla rizada, de diferentes formas dependiendo de la forma que se le quiera dar a las pastas.

FORMADO DE LAS PASTAS:

· ESES: Escudillar con boquilla de ocho puntas y sobre bandejas cubiertas con papel de hornear, unas pastas en forma de ese, de unos 5 cm. de largo, procurando, eso sí, que unas vayan de izquierda a derecha, mientras que otras de derecha a izquierda y haciendo la misma cantidad de unas como de otras, dispuestas de forma que estén un poco separadas para que no se peguen al desarrollar en el horno.

DSC_0402_phixr

· HERRADURAS: Se escudillará la masa sobre bandejas cubiertas con papel de hornear con manga provista de boquilla de ocho puntas, dándole la forma de herradura de unos 5 cm de largo por 4 cm. de anchura y debidamente separadas unas de otras.DSC_0392_phixr

· BOTONES CON GUINDA: con boquilla de ocho puntas se hace forma de botón y se coloca ¼ de guinda en el centro, también se puede colocar un trocito de fruta escarchada.DSC_0416_phixr

· PALILLOS: Con la misma boquilla se formarán tiras de 5 cm. y el ancho que de la manga.DSC_0413_phixr

 

HORNEADO:

Esta parte es importante, cada uno deberá conocer su horno para hornear las pastas. En mi caso, precaliento el horno a 200º con calor arriba-abajo-turbo, pasados 15 minutos, bajo el horno a 175º con calor abajo-turbo, introduzco la bandeja con las pastas y las tengo entre 10/12 minutos, hasta que comienzan a dorarse por las esquinas. La parte central la saco prácticamente blanca. Se saca la bandeja y se colocan las pastas en rejillas para que terminen de enfriarse. Salen blandas del horno, pero luego se endurecen un poco.

Si dejamos las pastas demasiado tiempo en el horno obtendremos unas pastas duras, hay que sacarlas cuando están empezando a tomar color por las orillas.

ACABADO:

Las Eses Rizadas, una vez frías, se unirán de dos en dos con mermelada, dulce de leche espeso, crema de mantequilla… por la parte de la suela de las pastas, y una vez todas unidas, se esparcirán sobre la encimera para pasarles con un cartucho de chocolate unos hilillos desiguales, de forma que cada pasta llegue a coger unas tiritas de chocolate, quedando de esta forma terminadas.

Las herraduras, una vez frías, se pegarán de dos en dos con mantequilla o mermelada, procurando que no salga por los lados y cuando estén todas pegadas, se bañarán de chocolate las dos puntas, quedando de esta forma terminadas.

Los palos tienen el mismo acabado que las herraduras.

** Un detalle que requiere especial atención a la hora de elaborar estas pastas es la incorporación de la harina a la masa de mantequilla y huevos, hay que tener especial cuidado para evitar que cojan nervio cuando se les mezcla con la harina. En caso de que cojan nervio, sería difícil de escudillar, además, de que, por lo general, resultarían encogidas y aceitosas.

** Es recomendable no llenar demasiado las mangas, pues ello podría dificultar la labor de escudillado, lo que impediría la realización de un buen trabajo. Si bien estas masas no son duras, no por ello dejan de tener su consistencia y una manga excesivamente llena nos impediría el poder dominarla adecuadamente.

** Al contrario que las masas duras, éstas deben de escudillarse en cuanto están amasadas para que no se endurezcan más y se escudillen con más facilidad.

** Dado que se trata de masas tiernas y esponjosas, si se cuida la composición y la elaboración resultan exquisitas al paladar.DSC_0435_phixr

By

Pastas de té elaboradas con pistola de galletas

DSC_0159_phixr

9´99 euros tienen la culpa de estas pastitas, bueno… esos casi 10 € de la pistola para galletas del Lidl y también la receta de Cristina del blog “Kanela y limón” 😉 El resultado es infalible. Éstas son mis primeras galletas de pistola y han quedado de lujo, resultan  unas pastas  buenísimas. Con la receta de Cristina salen muchísimas galletas, por lo que he reducido las cantidades. Y aún así, salen un montón de pastas de té exquisitas.

Eso sí, son adictivas, así que no creáis que os van a durar mucho tiempo 😉

GALLETAS DE PISTOLA

 

INGREDIENTES:

· 250 gr. de mantequilla

· 175 gr. de azúcar

· 15 gr. de leche (2 cucharadas escasas)

· un chorrito de vainilla líquida

· 1 huevo (L)

· 4 gr. de levadura (1 cucharadita de las de Té)

· 385 gr. de harina de todo uso

DSC_0161_phixr(1)

ELABORACIÓN:

Primeramente, se bate la mantequilla a punto pomada con el azúcar hasta que ésta blanquee y se esponje. Esta operación es conveniente hacerla con unas varillas eléctricas, ya que nos queda mucho mejor y nos lleva menos trabajo.

Una vez que tenemos la crema bien trabajada añadiremos la vainilla líquida y seguiremos batiendo, hasta que esté perfectamente incorporada en la crema.

Después añadimos la leche y hacemos lo mismo, o sea, batir hasta que se mezcle homogéneamente en la crema.

Añadimos el huevo y continuamos batiendo, al principio parece que se corta la mezcla, pero no paramos de batir hasta que quede totalmente incorporado en la masa.

Por otro lado, tamizamos la harina con la levadura.

Una vez que tenemos la crema lista, dejamos las varillas eléctricas y añadimos la harina. Mezclamos con varillas manuales, lo justo para que se mezcle perfectamente la harina en la mezcla de huevos y mantequilla, hasta que obtengamos una masa homogénea y suave.

Colocamos parte de la masa en la pistola de galletas, la cerramos según indique el fabricante y nos disponemos a darle forma a las pastitas con la pistola.

DSC_0152_phixr

Para darle la forma:

Preparamos las bandejas del horno, para ello se puede poner sobre la bandeja láminas de hornear reutilizables (yo las he usado y queda bien) o se puede hacer directamente sobre la bandeja SIN ENGRASAR.

· He hecho la prueba con una base tapete de silicona y no me ha funcionada, no se me quedaban las pastas pegadas, con lo que yo no lo recomiendo.

· En caso de darles la forma directamente sobre la bandeja , hay que tener la precaución de despegarlas con una paleta y sacarlas a una rejilla INMEDIATAMENTE saquemos la bandeja del horno, ya que si se enfrían en la propia bandeja, se pegan y después es imposible sacarlas sin que se rompan.

Para hacer las formas en la bandeja, seguir las instrucciones del fabricante en cuanto a colocación de los moldes… después, pegar la pistola en vertical sobre la bandeja y efectuar un único disparo. (Yo sujeto con la mano libre el cañón de la pistola para que no se mueva y no se deforme la pasta), seguidamente, retirar la pistola de la bandeja con un movimiento enérgico y seco. Si todo ha ido bien, deberá quedar en la bandeja la pastita con la forma elegida.

Puede que las primeras no queden del todo bien, hasta cogerle el tranquillo. Pero no pasa nada; se retiran y esa misma masa se introduce después otra vez en el depósito de la pistola.

Una vez que tenemos completa la bandeja (dejaremos un espacio prudencial entre galletas, aunque no aumentan demasiado), horneamos como tengamos costumbre.

En mi caso, y a título orientativo (ya que cada horno es un mundo) las he tenido 8 minutos con calor abajo-turbo a 170º. El tiempo es relativo, cuando veamos que comienzan a tomar color, se sacan.

Salen un montón de pastitas, con lo que es necesario utilizar varias bandejas.

Una vez fuera del horno, se colocan en una rejilla para que terminen de enfriarse.

** Se pueden comer tal cual o decorar con hilillos de chocolate, azúcares de colores, guindas…

**Todos los ingredientes deberán estar a temperatura ambiente.

DSC_0148_phixr

By

Pastas de limón sin gluten y sin lactosa

DSC_0205_phixr

Estas pastitas son ideales para tomar con un café o un té, otra opción diferente para disfrutar de un dulce, en caso de que tú o la persona para quien las prepares tengáis algún tipo de intolerancia al gluten o a la lactosa. No echarás de menos ningún ingrediente, con respecto a las pastas elaboradas con harina tradicional, ya que están muy pero que muy buenas.

PASTAS DE LIMÓN (sin gluten, sin lactosa)

INGREDIENTES:

· Para la masa:

.- 2 claras de huevo

.- zumo y ralladura de ½ limón

.- 250 gr. de azúcar

.- 150 gr. de almendra en polvo (Borges)

.- 200 gr. de harina sin gluten ni lactosa

(marca Epsilon).

.- una puntita de levadura sin gluten

( marca Adpan).

· Para el glaseado:

.- 125 gr de azúcar glas

.- 3 ó 4 cucharadas de zumo de limón.

DSC_0208_phixr

ELABORACIÓN:

Batir las claras a punto de nieve, agregar la ralladura y el zumo de limón, poco a poco y batir brevemente. Añadir el azúcar, la almendra molida y la harina y trabajar la mezcla hasta obtener una masa maleable. No amasar con fuerza, simplemente, se trata de unir los ingredientes hasta formar una masa: en caso de que nos quede demasiado pegajosa (depende de la cantidad de zumo de limón, de la capacidad de absorción de la harina…) añadirle más azúcar o harina (bien de almendra o bien sin gluten ni lactosa).

*** yo prefiero añadirle harina, porque si añadimos azúcar quedan demasiado dulces para mi gusto.

Una vez que tenemos formada la bola, extenderla entre dos plásticos de cocina y llevar a refrigerar, dejarla reposar unas cuantas horas.

*** esta masa no endurece demasiado en el frigorífico, ya que no lleva mantequilla.

Cuando ya ha reposado lo suficiente, extender una porción de masa sobre el propio plástico film y formar las piezas. Pasarlas rápidamente a la bandeja de hornear (que tendremos cubierta con papel de horno, para que no se peguen durante la cocción).

***esta masa es bastante delicada a la hora de formar las piezas, hay que trabajar deprisa para que la masa no se caliente, cada vez que formamos una pieza, pasar el molde por azúcar para que la masa no se quede pegada a él.

También se puede extender la masa sobre la propia bandeja de horno, (para no tener que mover las piezas y que se nos deformen) y quitar los recortes, volviéndoles a juntar y seguir cortando galletas.

No es conveniente utilizar cortadores con muchas esquinas o formas, ya que al ser una masa bastante tierna, sería muy difícil que mantuviesen la forma.

En caso necesario, ayudarnos de más harina para evitar que se nos pegue la masa.

Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo, cuando introducimos las pastas, bajamos el horno a 180º calor arriba-abajo y dejamos unos 10 /12 minutos, hasta que comienzan a tomar color.

Cuando las sacamos del horno, esperamos unos minutos (ya que están todavía muy tiernas) y después, las colocamos en rejillas para que terminen de enfriarse.

Para el glaseado:

Preparar una emulsión de azúcar glas y zumo de limón, para ello, mezclaremos con un tenedor cantidad suficiente de azúcar glas e iremos añadiendo cucharadas de zumo de limón hasta lograr una pasta de una textura idónea para bañar las galletas. Deberá dar como resultado una crema espesa.

Se decoran con una cucharilla o manga pastelera con boquilla estrecha al gusto.

*** el resultado son unas pastitas muy agradables, con un intenso sabor a limón, muy ricas y sabrosas.

DSC_0211_phixr

By

Alfajores de Maizena

Desde que vi estas pastitas en el blog de Mar Argentina “Todo Caserito“, sabía que tenían que estar riquísimas, también sabía que tenían que salir bien. Desde luego que no me equivoqué.
Han cumplido mis espectativas al 100% . Son realmente unas pastitas deliciosas, de esas que no puedes comer sólo una, queda una galletita que se deshace en cuanto la muerdes, masa muy fina, delicada…¡vamos! de las de tener muy en cuenta.
Además salen un montón de pastitas, perfectas para obsequiar a los amigos ,sobre todo ,en estas fechas tan señaladas.

ALFAJORES DE MAIZENAINGREDIENTES:. 200 gr de harina (yo puse 300 gr)
. 300 gr de Maizena (yo puse 200 gr)
. ½ cucharadita de bicarbonato
. 250 gr de mantequilla
. 150 gr de azúcar
. 3 yemas de huevo grandes o 4 pequeñas
. 1 ½ cucharada de coñac ( yo le puse licor 43)
. ralladura de un limón

PARA EL RELLENO:
. coco rallado.

 

 

 

ELABORACIÓN:

Batir la mantequilla a punto de pomada con el azúcar, batirlo con una batidora de varillas hasta que la mezcla quede esponjosa, a continuación, añadir las yemas de huevo de una en una, sin dejar de batir y no incorporando la siguiente hasta que la anterior esté perfectamente integrada.
Añadir el coñac o licor elegido y luego la ralladura de limón.

 

Por otro lado, mezclar y tamizar los ingredientes secos, o sea, la harina, la maizena y el bicarbonato.
Echar las harinas a la mezcla de mantequilla y formar una masa , pero SIN AMASAR. Primero se mezclará con la espátula o tenedor y cuando esté bastante mezclado se utilizarán las manos pero no amasando, sino simplemente juntando ingredientes hasta que nos quede una bola.
Se divide la masa en dos bolas, se aplastan un poco (para facilitar luego el estirado de la masa), se envuelven en papel film y se meten en la nevera durante una hora mínimo.
Una vez que se ha enfriado la masa, se estira con el rodillo y se deja de ½ cm de espesor. Se le da forma con un cortapastas circular para hacer las tapitas , que no sean demasiado grandes, de 2 ó 3 cm. Se colocan en la bandeja del horno, previamente cubierta con papel de horno o un silpack y se hornean a 190º durante 10 minutos, (en mi caso, las he tenido a 180 º durante 10 minutos con calor arriba-abajo). Deberán quedar blanquitas, cuando veamos que comienzan a dorarse, sacarlas, ya que cuecen muy rápido y al ser una masa finita, se hacen enseguida.
Una vez fuera del horno, sacarlas a una rejilla para que se enfríen.
Para formar los alfajores, cubrir una tapita con dulce de leche y tapar con otra galletita, pasar los bordes por coco rallado.