Espinacas con setas y huevo

A priori, esta receta habrá a muchos que os eche para atrás, todas esas personas que soléis decir “a mi lo verde no me gusta ¡”, os pido que le deis una oportunidad porque sinceramente os digo que está exquisita. Unas simples espinacas con un huevo…y un plato de 10¡

Espinacas con huevo y setas

La receta la he descubierto no hace más de dos semanas. De compras en el mercado vi en la frutería espinacas frescas y me decidí a comprarlas, siempre había consumido las espinacas congeladas. Dándole vueltas a como elaborarlas se me ocurrió esta forma, probé añadiendo esto y lo de más allá que tenía por casa y triunfé ;-).

En el menú semanal del 23-29 de enero , están previstas para el sábado a la hora de la comida. Las considero plato único, con el huevo ya es un plato completito, además tiene la ventaja de  poder dejarlo hecho con anterioridad y que simplemente sea calentar y servir, lo que nos permitirá disfrutar de la mañana de sábado sin pensar en que hacer para comer. Hacemos durante el día lo que más nos apetezca, llegamos a casa, calentamos y comemos un plato requetesano y delicioso.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 Kg de espinacas frescas
  • 1 sobre de sopa de cebolla
  • 300 gr de setas o champiñones
  • 300 gr de tomate casero
  • 4 huevos
  • 1 diente de ajo
  • Agua
  • Sal
  • Aceite
  • Pimentón (dulce o picante, al gusto)

Elaboración

  1. En una cazuela grande ponemos dos litros de agua a hervir con el sobre de sopa de cebolla, eso ayudará a darle sabor a las espinacas.
  2. Lavamos y troceamos las espinacas. No hace falta cortarlas muy pequeño, luego tanto que parecen se quedan en nada, el corte sería similar al de la lechuga para una ensalada.
  3. Cuando el agua rompa a hervir echamos las espinacas y dejamos cociendo más o menos 5 minutos, hasta que veamos que ya están bien tiernas. Escurrimos y reservamos las espinacas.
  4. En una cazuela baja y amplia echamos un chorrito de aceite, no mucho, doramos el diente de ajo cortado en pequeñito y rehogamos las setas o champiñones. En mi caso utilicé un bote de setas pardilla que había embotado yo misma.
  5. Una vez que tengamos las setas rehogadas añadimos las espinacas y cocinamos todo junto un par de minutos.
  6. Mientras se rehogan las verduras, vamos cubriendo el fondo de unas cazuelitas individuales con salsa de tomate casero.
  7. Sobre el tomate colocamos las espinacas hasta cubrirlo
  8. Cascamos un huevo sobre las espinacas y lo metemos al microondas o al horno, como se prefiera, un par de minutos. Lo justo para que cuaje la clara de huevo.
  9. Sacamos del microondas, espolvoreamos con unas escamas de sal maldon y un poquito de pimentón y servimos ¡

No me podréis decir que no es un plato facilísimo, sanísimo y os aseguro que buenísimo, si lo probáis seguro que repetiréis.

Aclaraciones.

*No me gusta o no tengo el sobre de sopa de cebolla. No pasa nada, es simplemente para darle sabor a las espinacas. Podéis sustituirlo por caldo, una pastilla de caldo concentrado, un sobre de sopa de champiñones o simplemente cocer las espinacas con agua.

*No me gustan las setas ni los champiñones. No le eches nada, solo con espinacas también va a quedar estupendo. También puedes añadirle gambas, o incluso unos taquitos de chorizo, lo que se os ocurra o tengáis por casa en ese momento.

* No tengo espinacas frescas, solo congeladas. El plato también te va a quedar muy bueno, en ese caso supongo que las espinacas vendrán cocidas, solo tendrás que descongelarlas y añadirlas mientras rehogas las setas.

* Prepararlo con antelación. Monta todo el plato menos el huevo, lo tapas con film transparente y lo guardas en la nevera. Cuando lo vayas a comer lo templas un minuto al microondas, lo sacas, cascas el huevo encima  y lo vuelves a meter un par de minutos para cuajar el huevo y que termine de calentarse.

* No tengo cazuelitas individuales. No pasa nada, puedes hacer el montaje en un plato hondo o hacer todas las raciones juntas en una fuente tipo pirex, y luego servir a cada quien en su plato su ración. Como cuando se hace lasaña, por ejemplo.

Espinacas con champis y huevo

De verdad os digo que es una manera exquisita de comer espinacas. En mi caso, hay un antes y un después de las espinacas después de esta receta. De estar pensando, “buff…mañana espinacas para comer, que rollo ¡” a pensar “ Que bien, mañana espinacas, toma¡” 😉

Pruébalo y ya me contarás, ¡On egin!

Print Friendly, PDF & Email

5 pensamientos en “Espinacas con setas y huevo

  1. Pingback: Variedad de setas de temporada | Lo de siempre, como nunca

  2. onega

    Pues a mí me encantan las espinacas, bueno, en realidad me gustan absolutamente todas las verduras. Como bien dices, es un plato muy completo y nutritivo, estupendo para cuidarse.
    Besos

    Responder
  3. Tere

    Probaré, pero sin setas …. por ahí si que no paso ;D bastante que llevo unos meses con la verdura ….. todo no se puede.
    Mila esker Ale.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *