Archivo de la etiqueta: huevos

Conchas de chaka y langostinos para San Valentín

Si, habéis leído bien, “Conchas de chaka y langostinos para San Valentín”. No me gusta este día, más bien me da igual, una simple invención de los comercios para activar el consumo, pero claro, por mucho que no me guste, el día hay que pasarlo, y si se pasa con una sonrisa, un beso y un abrazo de tu pareja, pues mejor, no?

Conchas chaka

En fin, que a lo que me opongo es a los grandes regalos, a ese consumismo, al estar triste si no te han regalado nada…en fin, ya me entendéis¡

Me gusta el juego que supone. Desde que era niña me acuerdo cuando llegaba el día de San Valentín y decíamos que teníamos que llevar algo rojo puesto, lo vivíamos como un juego, y es lo que me gusta a día de hoy. Hacer un juego, un día especial, sin grandes cosas, sin grandes regalos, pero como la cosa va de quererse, sonreír y estar a gusto, porque rechazarlo? Al fin y al cabo Don Valentín no nos propone nada malo, simplemente tenemos que saber poner nuestros propios límites a este día y para tristezas y malos rollos ya tenemos bastantes así que vamos aprovechar algo bueno¡¡

Pues por todo esto es por lo que os animo a disfrutar de este día, hacer algo especial, de última hora como veis, por eso os muestro una receta rápida y sencilla a más no poder. No hace falta volverse locos pero…pensar por un momento en la cara de vuestra pareja cuando vea que le has  preparado algo?? Por mucho que diga que el/ella pasa de San Valentín, cuando lo vea, le va a salir una sonrisa y no va a poder evitar sentirse súper especial. Aquí os dejo mi propuesta:

Prepara una cena, decora mínimamente la mesa y disfruta del momento. Si no tienes ni idea de donde empezar aquí te dejo unas muy sencillitas:

Para la mesa: Cubre la mesa con un mantel, pon una o dos velas en medio y en el plato, con la servilleta (aunque sea blanca de papel), haz un rollito con una piruleta de corazón de caramelo y con hilo rojo. Coste total del regalo 0.30€ por dos piruletas en la tienda de chuches.

Para el menú: Estoy pensando en una cena, así que será mejor algo ligerito, algo de picoteo para compartir entre los dos que es de lo que se trata. Así que os propongo tres entrantes:

Hojaldre de hongos con mousse de oca

Revuelto de mar  y montaña con barquillo de queso

Conchas de chaka y langostinos

De postre, lo solucionamos con unas fresas con nata bien presentadas en una copita.

Para beber pues abrir una botella de vino, una de cava…y el resto ya…creo que es cosa de cada uno como acabe la noche¡¡

En fin, no me digáis que lo que os propongo no es una cosa bonita, romanticona y txotxola sí, pero bonita ;-), así que animaros que al fin y al cabo no perdéis nada, vamos con la receta¡

Ingredientes

  • ½ docena de langostinos cocidos
  • 10 palitos de chaka
  • 2 huevos cocidos
  • Salsa rosa

Chaka y langostinos

Elaboración

  1. Pelamos y reservamos los langostinos
  2. Troceamos el chaka y la clara de los huevos en pequeñito y lo juntamos con salsa rosa hasta obtener la textura deseada. Si no tenéis salsa rosa puede hacerse con mayonesa y le añadimos una cucharada de Ketchup.
  3. Colocamos en las conchas individuales y ponemos el langostino encima.
  4. Servimos y a disfrutar¡

Como habéis podido comprobar no se necesita mucho tiempo ni una gran inversión para hacer lo que os propongo, pero el resultado superará todas las expectativas, por un momento haréis sentirse a vuestra pareja como la persona más especial del mundo, y para eso no hay San Valentín que se resista

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Menú semanal 13-19 Febrero 2012 y Tostadas de Carnaval

En la entrada de hoy tenemos dos cosas, el menú semanal de rigor para conseguir llevar una alimentación equilibrada y también tenemos receta, unas tostadas de carnaval que nos van a quitar el sentío.

Tostadas de carnaval

En lo que al menú se refiere no hay mucha novedad, seguimos en la misma línea, pero no os podréis quejar, semana tras semana os estoy mostrando recetas muy recomendables para una alimentación sana y equilibrada, tales como el brócoli con champiñones y langostinos, las espinacas con huevo o las carrilleras de ternera, aunque estas últimas es más recomendable comerlas de una manera esporádica y no algo habitual como debería de ser el brócoli.

Menu 6 13-19 Febrero 2012

Ya nos metemos con las tostadas, lo que en casi todos los sitios se conocen como torrijas y que normalmente se suelen hacer para Semana Santa y con pan del día anterior. En el País Vasco son muy típicas estas que os presento y en la época de carnaval, la diferencia que tienen con las torrijas es que se elaboran con un pan especial para tostadas tipo brioche y no llevan almíbar una vez fritas, simplemente se les espolvorea azúcar y canela.

Además este año el tema tostadil no nos pilla desprevenidos ya nos lo avisa el cartel de carnaval y nos lo explicaron muy bien los compañeros del blog de Bilbao, “Este año nos comemos la tostada”, en este enlace podréis encontrar todo lo relativo a los carnavales 2012 de Bilbao, actos, horarios y demás, no dejéis de visitarlo si los vais a pasar en Bilbao.

La semana pasada me compré la famosa panificadora del Lidl, y estaréis pensando, “famosa??? Yo no lo había oído en mi vida¡¡, os puedo decir que en la blogsfera gastronómica es muy muy famosa y claro, me faltó tiempo para ir a comprarla :-D. El resultado de la primera investigación, un pan para tostadas hecho en casa que ha superado todas las expectativas habidas y por haber, que bueno¡¡ y además casero, sin colorantes, conservantes ni gaitas de esas, no os parece una idea genial¡?, además podremos tener pan para tostadas durante todo el año y a un precio razonable porque anda que no se aprovechan los panaderos/pasteleros y supermercados, te sacan un ojo de la cara por un pan de tostadas¡ Bueno, pues que yo tenga la panificadora y tú no, no significa que no puedas hacerlo, así que desde aquí te animo a que lo intentes porque el resultado merece la pena.

Pan tostadas

Ingredientes:

Pan

Masa madre

  • 50g leche entera
  • 50g harina de fuerza
  • 20g levadura fresca

2º Amasado

  • 310g harina de fuerza
  • 70g azúcar
  • 60g leche
  • 60g mantequilla pomada (la dejaremos toda la noche fuera de la nevera)
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal

Tostadas

  • Pan para tostadas
  • 1l de leche entera
  • 1 brick pequeño de nata líquida
  • 2 ramitas de canela
  • Cáscara de limón
  • Cáscara de naranja
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Azúcar
  • 2 huevos
  • Aceite de oliva
  • Canela

Elaboración

Pan

Masa madre

Panificadora

La noche anterior, diluimos la levadura en la leche colocamos todos los ingredientes en la cubeta de la panificadora, amasamos hasta que la masa madre sea uniforme (Menú 6). Desconectamos y dejamos fermentar toda la noche dentro de la cubeta de la panificadora.

A mano

Templamos la leche y diluimos la levadura en ella. En un bol ponemos la harina, hacemos un volcán y en el centro vertemos la leche. Poco a poco y con las manos juntamos todos los ingredientes, hasta obtener una masa más o menos uniforme. Dejamos reposar en un bol toda la noche tapada con un trapo húmedo. Sería aconsejable que lo guardaseis en un lugar sin corrientes y con una temperatura estable. Es ideal dejarla dentro del horno, apagado por supuesto¡ no la vayamos a liar¡¡¡ 😉

2º Amasado

Panificadora

A la masa madre que tenemos en la cubeta  le añadimos el resto de los ingredientes y conectamos el programa de amasado (Menú 6) esto nos llevará entre 20/30 minutos, hasta que veamos que hemos conseguido una masa uniforme y elástica.

Dejamos de amasar  y lo dejamos levar dentro de la  máquina durante 45 minutos aproximadamente, comprobaremos que ha doblado su volumen

A mano

En el mismo bol que tenemos la masa madre vamos incorporando el resto de ingredientes, en este orden: 310g harina de fuerza, 70g azúcar,60g mantequilla, 60g leche, 1 huevo, 1 pizca de sal. Amasamos primero con una espátula y luego con las manos hasta conseguir una masa uniforme. Dejamos reposar de nuevo en el horno apagado y cubierta de un paño húmedo por 45 minutos/1 hora.

Pasados esos 45 minutos, sacamos la masa y la colocamos sobre una superficie con una pizca de harina y la dividimos en 2 porciones.

Les damos forma de barra y las dejamos fermentar durante otros 45 minutos  tapadas con un trapo húmedo.

Si se quiere se pueden pincelar las barras con huevo batido para que tengan brillo, aunque si no tenéis huevo empezado no es necesario que lo hagáis, al fin y al cabo luego eso no se va a ver ni le va a dar ningún sabor.

Precalentamos el horno a 200º una media  hora antes de meter el pan, calor arriba/abajo.

Horneamos las barras a 190º durante 20 minutos y las dejamos enfriar sobre una rejilla.

El pan para tostadas debe estar seco, es recomendable prepararlo con uno o dos días de antelación. Se puede acelerar el proceso cortando rebanadas de pan y dejándolas secar al aire, en mi caso así lo hice y lo tuvo durante un día oreándose.

Bien, si no os vais a animar a hacer el pan, es a partir de aquí donde os va a interesar la receta.

Tostadas a remojo

  1. En una cazuela ponemos el litro de leche, la nata, los palos de canela, la corteza de medio limón, la de media naranja (sin lo blanco que amarga), cinco cucharadas de azúcar y una cucharadita de vainilla. Todo esto lo ponemos a fuego medio para que vaya  infusionando durante una hora, hora y media más o menos.
  2. Cortamos las rebanadas del pan para tostadas como más nos guste, pero yo aconsejo que sean más bien gruesas, como mínimo centímetro y medio de grosor y las disponemos separadas entre sí en una fuente honda.
  3. Cuando ya tenemos la leche templada vamos bañando las tostadas poco a poco para no desarmarlas. Dejamos reposando unas dos horas.
  4. Batimos los huevos y ponemos a calentar una sartén con bien de aceite para freir las tostadas.
  5. Con cuidado vamos sacando una por una las tostadas de la leche, las rebozamos en el huevo y las freímos.
  6. Sacamos a un plato con papel de cocina para que absorba todo el aceite sobrante.
  7. Espolvoreamos con canela  y azúcar y servimos.

Estas tostadas se pueden comer tanto calientes como templadas como frías, eso a gustos, yo soy de las que le gustan frías pero a quien le gusten templadas las puede meter al microondas unos segunditos.

¡Ojo!, no tiréis la leche que os ha sobrado de  hacer las tostadas, no están los tiempos como para esas tonterías ;-), además es una leche muy sabrosa. En mi  caso, lo colé y  me sobraron unos 350ml, añadí otros 150ml de leche  y con un sobre de preparado hice cuatro flanes individuales. Bien podéis hacer esto, como unas cuajadas, como  un bizcocho de leche…en fin, mismamente para el desayuno del día siguiente con unos cereales, como más os guste¡

Tostadas carnaval

Bueno, pues como habéis podido comprobar no es nada difícil hacer tostadas, quizás os parezca más engorroso por el pan, el cual os aconsejo hacer porque realmente merece la pena, pero si lo compráis en un ti-tá tenéis unas tostadas riquísimas en la mesa, un postre de siempre, de esos que no podemos dejar que se olviden.

Disfruta del fin de semana¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Menú semanal 6-12 Febrero 2012 y Pantxo, el muñeco de nieve

Hoy nos toca un popurrí, el menú semanal que no falte  y para inaugurar la temporada de nieve os traigo a Pantxo, que aunque da penita comerle al pobre, en cuanto le pegues el primer bocao ya no hay pena que valga¡.

Nos lo han avisado hasta la saciedad, no creo que a nadie le halla  pillado por sorpresa, está nevando, hace frío…es invierno puro y duro¡ Ay¡, que ganas tenía yo de este tiempo, no es que me guste en realidad, hace mucho frío y es bastante incómodo pero a cada cosa su momento y lo  mismo q me gusta disfrutar del solete en verano también del frío y la nieve en el invierno y hasta ahora pensaba que me iba a quedar con las ganas. Ayer me levanté, subí la persiana de la habitación y esto fue lo que me encontré, no me digáis que no merece la pena pasar un poquito de frío¡

Nieve por la ventana

Respecto al menú de la semana continuamos en la misma línea, verduritas, un día pasta, otro legumbres y carnes blancas y pescaito en su mayoría, de momento cordero  y cerdo lo hemos dejado aparcado por un tiempecito.

Menú 4 6-12 Febrero 2012 (2)

Y ahora le toca el turno a Pantxo, un bizcocho de coco que hará las delicias de todo aquel que lo pruebe. Para Navidades ya os presenté a sus primos, los Pantxitos, que por cierto han tenido mucho éxito y también son muy adecuados para este finde, y hoy le toca al mayor ;-).

Os pongo esta receta para celebrar e inaugurar realmente el invierno. Si lo hacéis, ya me contareis que bien sienta un trocito de Pantxo la tarde del sábado, además es un bizcocho súper esponjoso y húmedo, de los que a mi me gustan, y esto gracias a que se hace con claras a punto de nieve. ¡Ojo! los poco aficionados a la cocina no os rindáis desde el momento que leéis claras a punto de nieve, es muy fácil de hacer, así que a por él, que el resultado  merece la pena.

Ingredientes:

  • 2 tazas de azúcar
  • 50gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 tazas de harina de repostería
  • 1sobre de levadura royal
  • 5 claras de huevo
  • 2/3  taza de leche
  • ½ ralladura de la piel de un limón
  • ½ taza de coco rallado

Pantxo

Elaboración

  1. Precalentar el horno, calor arriba, abajo y turbo a 200º
  2. En un bol mezclar el azúcar con la mantequilla hasta que se forme una pasta.
  3. Añadir la ralladura de limón y la leche y batir todo con las barillas eléctricas hasta que no haya grumos y se haya disuelto el azúcar.
  4. Incorporar el harina tamizada y mezclada con la levadura. Mezclarlo a mano con una espátula y movimientos suaves y envolventes.
  5. Montar las claras a punto de nieve y agregarlas a la mezcla anterior junto con el coco rallado. Mezclamos igual que con la harina, con movimientos suaves y envolventes.
  6. Untamos bien con mantequilla y harina el molde que vayamos a utilizar para el bizcocho y vertemos la mezcla.
  7. Bajamos el horno a 180º, metemos el bizcocho y dejamos cocinar durante aproximadamente 45 minutos, calor arriba-abajo. ¡Ojo!, os cuento como reacciona mi horno, pero cada quien sabrá como funciona el suyo, acoplar los tiempos al vuestro.

Es muy importante no abrir el horno durante la primera media hora de cocción porque sino el bizcocho no subiría.

Si vemos que se está dorando demasiado la superficie, lo cubrimos con papel de aluminio (después de haber pasado la primera media hora).

En mi caso era un molde de silicona en  forma de muñeco que luego decoré con chocolate. Lo podeis hacer como más os guste, en un molde redondo, de corona, de plum-cake…lo que querais.

También le podréis variar el sabor, si no os gusta el coco simplemente no se lo echéis, echarle más limón para que tenga  más sabor y listo. También le podréis hacer con sabor a naranja, canela, pepitas de chocolate, nueces, pasas…en fin, de lo que más os apetezca.

Este bizcocho realmente queda delicioso, muy suave y esponjoso, de verdad que os lo recomiendo. Además es una receta que siempre conviene tener presente para aprovechamiento. ¿Cuántas veces habéis hecho alguna receta que solo llevaba yemas de huevo y no se os ocurrían ideas para utilizar las claras? Bueno, pues si tenéis que hacer por ejemplo una crema pastelera y os han sobrado las claras siempre podréis recurrir a hacer un Pantxo bien rico 😉

Pantxo, 2

Disfruta del fin de semana ¡

Pruébalo y ya me contarás,

¡On egin!

Espinacas con setas y huevo

A priori, esta receta habrá a muchos que os eche para atrás, todas esas personas que soléis decir “a mi lo verde no me gusta ¡”, os pido que le deis una oportunidad porque sinceramente os digo que está exquisita. Unas simples espinacas con un huevo…y un plato de 10¡

Espinacas con huevo y setas

La receta la he descubierto no hace más de dos semanas. De compras en el mercado vi en la frutería espinacas frescas y me decidí a comprarlas, siempre había consumido las espinacas congeladas. Dándole vueltas a como elaborarlas se me ocurrió esta forma, probé añadiendo esto y lo de más allá que tenía por casa y triunfé ;-).

En el menú semanal del 23-29 de enero , están previstas para el sábado a la hora de la comida. Las considero plato único, con el huevo ya es un plato completito, además tiene la ventaja de  poder dejarlo hecho con anterioridad y que simplemente sea calentar y servir, lo que nos permitirá disfrutar de la mañana de sábado sin pensar en que hacer para comer. Hacemos durante el día lo que más nos apetezca, llegamos a casa, calentamos y comemos un plato requetesano y delicioso.

Ingredientes (4 personas)

  • 1 Kg de espinacas frescas
  • 1 sobre de sopa de cebolla
  • 300 gr de setas o champiñones
  • 300 gr de tomate casero
  • 4 huevos
  • 1 diente de ajo
  • Agua
  • Sal
  • Aceite
  • Pimentón (dulce o picante, al gusto)

Elaboración

  1. En una cazuela grande ponemos dos litros de agua a hervir con el sobre de sopa de cebolla, eso ayudará a darle sabor a las espinacas.
  2. Lavamos y troceamos las espinacas. No hace falta cortarlas muy pequeño, luego tanto que parecen se quedan en nada, el corte sería similar al de la lechuga para una ensalada.
  3. Cuando el agua rompa a hervir echamos las espinacas y dejamos cociendo más o menos 5 minutos, hasta que veamos que ya están bien tiernas. Escurrimos y reservamos las espinacas.
  4. En una cazuela baja y amplia echamos un chorrito de aceite, no mucho, doramos el diente de ajo cortado en pequeñito y rehogamos las setas o champiñones. En mi caso utilicé un bote de setas pardilla que había embotado yo misma.
  5. Una vez que tengamos las setas rehogadas añadimos las espinacas y cocinamos todo junto un par de minutos.
  6. Mientras se rehogan las verduras, vamos cubriendo el fondo de unas cazuelitas individuales con salsa de tomate casero.
  7. Sobre el tomate colocamos las espinacas hasta cubrirlo
  8. Cascamos un huevo sobre las espinacas y lo metemos al microondas o al horno, como se prefiera, un par de minutos. Lo justo para que cuaje la clara de huevo.
  9. Sacamos del microondas, espolvoreamos con unas escamas de sal maldon y un poquito de pimentón y servimos ¡

No me podréis decir que no es un plato facilísimo, sanísimo y os aseguro que buenísimo, si lo probáis seguro que repetiréis.

Aclaraciones.

*No me gusta o no tengo el sobre de sopa de cebolla. No pasa nada, es simplemente para darle sabor a las espinacas. Podéis sustituirlo por caldo, una pastilla de caldo concentrado, un sobre de sopa de champiñones o simplemente cocer las espinacas con agua.

*No me gustan las setas ni los champiñones. No le eches nada, solo con espinacas también va a quedar estupendo. También puedes añadirle gambas, o incluso unos taquitos de chorizo, lo que se os ocurra o tengáis por casa en ese momento.

* No tengo espinacas frescas, solo congeladas. El plato también te va a quedar muy bueno, en ese caso supongo que las espinacas vendrán cocidas, solo tendrás que descongelarlas y añadirlas mientras rehogas las setas.

* Prepararlo con antelación. Monta todo el plato menos el huevo, lo tapas con film transparente y lo guardas en la nevera. Cuando lo vayas a comer lo templas un minuto al microondas, lo sacas, cascas el huevo encima  y lo vuelves a meter un par de minutos para cuajar el huevo y que termine de calentarse.

* No tengo cazuelitas individuales. No pasa nada, puedes hacer el montaje en un plato hondo o hacer todas las raciones juntas en una fuente tipo pirex, y luego servir a cada quien en su plato su ración. Como cuando se hace lasaña, por ejemplo.

Espinacas con champis y huevo

De verdad os digo que es una manera exquisita de comer espinacas. En mi caso, hay un antes y un después de las espinacas después de esta receta. De estar pensando, “buff…mañana espinacas para comer, que rollo ¡” a pensar “ Que bien, mañana espinacas, toma¡” 😉

Pruébalo y ya me contarás, ¡On egin!

Tarta mousse de turrón

Esta tarta de turrón que hoy os presento es muy delicada, muy suave, no empalaga nada ya que la textura de mousse es muy ligera, es perfecta para después de una cena o comida copiosa.

El origen de la receta es un combo de dos compañeras blogueras, dos blogs que me han inspirado mucho a la hora de crear el mío propio y que son un sitio de referencia para cualquiera de mis recetas, una cocina casera y de calidad. Por un lado, la base del bizcocho para  la tarta la he cogido del blog de OnegaMagia en mi cocina ” y la mousse de turrón se la he cogido a María José de “Pasen y degusten”


Seguramente cuando empecéis a leer la elaboración de la receta pensaréis que es difícil y complicado pero no es así. Es entretenida pero no difícil. Yo tardé 45 minutos en hacerla, sacar cacharros, montar la tarta y recoger, decoración de la tarta a parte, así que muy complicado no puede ser con ese tiempo de elaboración, ni tan siquiera necesitáis horno. 😉

INGREDIENTES

Para la base de bizcocho (microondas)
  • 2 huevos
  • 50 gr de azúcar
  • 35 gr de harina
  • 15 gr de cacao puro 100%
Para la mousse de turrón
  • 100 ml. leche
  • 200 g. turrón blando
  • 2 huevos
  • 50 g. azúcar
  • 400 ml. nata para montar (35.1% m.g.)
  • 1 sobre de gelatina neutra en polvo
  • Un chorrito de coñac


ELABORACIÓN
Para la base de bizcocho
  1. Batimos los dos huevos junto con el azúcar en un bol hasta lograr una crema blanquecina, con varillas eléctricas tres m
    inutos, que doblen su volumen.
  2. Una vez que tenemos los huevos bien montados, incorporamos el harina y el cacao tamizados con una espátula y con movimientos suaves y envolventes hasta que esté perfectamente integrado.
  3. Engrasamos un molde apto para microondas, en mi caso era de silicona y vertemos la masa.
  4. Cocinamos en el microondas durante 3 minutos. (mi microondas es de 850W).
  5. Dejamos reposar en el microondas 2 minutos con la puerta cerrada y sacamos, desmoldamos y dejamos que termine de enfriarse en una rejilla.
  6. De esta manera tan fácil ya tendremos lista la base de la tarta.
Para la mousse de turrón

  1. Calentamos la leche en el microondas y la mezclamos con el sobre de gelatina, revolviendo bien para que la gelatina se deshaga y dejamos templar.
  2. Montamos la nata y reservamos.
  3. Montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal y reservamos, también.
  4. Echamos el turrón desmenuzado con las manos en un bol y le incorporamos las yemas, el azúcar y el coñac. Batimos los ingredientes hasta que tengamos una mezcla homogénea.
  5. Incorporamos la leche con la gelatina y volvemos a batir hasta integrarla.
  6. Incorporamos la nata reservada y mezclamos con una espátula y movimientos suaves y envolventes.
  7. Por último, con la nata bien integrada, añadimos la claras a punto de nieve con movimientos envolventes para que no se bajen.
  8. Vertemos la mousse a un molde al que previamente habremos puesto la base de bizcocho y lo metemos al frigorífico o al congelador. Si la congelamos la sacaremos del congelador unas horas antes de ser consumida.
  9. En mi caso la dejé reposando toda una noche en la nevera, al día siguiente desmoldé y la decoré al gusto. Almendras fileteadas y crocanti por los bordes y cacao en polvo para la superficie.

Como habéis podido comprobar, es una receta con varios pasos a tener en cuenta pero no es complicada, además es un aliciente el que no necesite horno  y que se pueda tener lista desde el día anterior, incluso congelada desde varios días antes, con el trabajo en la cocina en estas fiestas navideñas es de agradecer recetas que puedan adelantarnos el trabajo.

Pruébalo y ya me contarás,
On egin!