La pesca de la merluza hace 40 años

José Graña es un veterano arrantzale, hoy jubilado, que nos hablo en la sección marina de todos los lunes “A Golpes de Ola” de la pesca de la merluza hace 40 años.

José Graña nació en Coruña hace 63 años, reside en Donostia desde hace 45 años. Fue patrón de pesca al bou de 1956 a 1984. Capitaneaba un barco de Pasaia, el Jositan de 340 toneladas. Operaban de Portugal a Escocia. Pesaban, además de merluza, berdeles, gallos, rape, cigala, lubina… Faenaban en el Gran Sol, una zona conocida por la mala mar, muchas corrientes y vientos que soplan en todas las direcciones.

Las condiciones de trabajo y navegación en el barco eran lamentables. “Era un trabajo esclavo, en la mar no hay horarios”. Apenas tenían vacaciones y la relación con la familia era muy limitada.

José relato con gran sencillez y como si no fuera ninguna heroicidad como rescato el 23 de diciembre de 1967 al cocinero que cayo al mar a un golpe de ola. Como no había manera que se agarrara a los salvavidas, el patrón se quito la ropa y en paños menores se lanzo al mar bravío y por fortuna rescato al naufrago.

La entrevista con José Graña se realizo en la Casa de la Palabra del 13 de noviembre de 2006.

 

2 pensamientos en “La pesca de la merluza hace 40 años

  1. pablo linaro

    muy heroico lo del capitan graña,por otro lado no es dificil imaginar las condiciones de la pesca hace 40 años si en la actualidad siguen siendo duras
    soy patron de pesc a de un mrluzero en argentina

    Responder
  2. gaztelugatze

    Alucina uno con ciertos comentarios que aparecen en este blog
    Decis que entrevistais al capitan Graña el 13 de noviembre del 2006 cuando tiene 63 años.
    vamos que debio de nacer alla por el 1943
    Anteriormente citais que ya el año 1956 era patron y capitaneaba el Jositan,vamos que ya para los 13 años este señor ya era capitan,ni teniente ni patron de costa ni marinero o sea que debieron de bautizarlo en la escuela de pesca al intrepido capitan
    El que suscribe tambien tuvo que saltar un frio invierno a rescatar a un tripulante que se nos cayo a la mar con la mala fortuna de que cuando lo metimos a bordo estaba ya cadaver
    debido a que le dio un infarto.Cuando salte del puente de mando no me dio tiempo para pensar en quitarme la ropa.Mas tarde llegue a la conclusion de que no me porte como un heroe mas bien diria que cometi una imprudencia.En fin lo que son tener 26 años y un par de huevos de aquella.Sin mas dilacion se despide un capitan sin capa que todavia sigue capitaneando por estos bravos mares mas de 40 años

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *