Ángel Fernández de la Cruz. Valle de Hunza, un paraíso en la Ruta de la Seda

El ciclo viajero madrileño Ángel Fernández de la Cruz en el verano de 1995 realizo la Ruta de la Seda desde la ciudad China de Xian hasta Estambul. Atravesó varios desiertos en el que paso mucho calor. Llego en pleno agosto a Pakistán. Alcanzar el valle de Hunza para él fue una bendición. Le impresiono por su belleza, por sus características geográficas rodeada de cimas de más de siete mil metros. Hizo una amistad con una familia a la que vuelve a visitar todos los años.

  

Ángel reside en Madrid y es bombero de profesión. Del 2 de junio al 28 de octubre de 1995 siguió la Ruta de la Seda por China, Pakistán, Irán y Turquía. En bicicleta y en solitario hizo un total de 11.680 kilómetros. Cruzo cinco desiertos: Gobi, Taklamakan en China, Beluchistan en Pakistán, Lut y Kavir en Irán. Por la vertiginosa Karakorum encontró un oasis de paz, en donde sus habitantes llevan una vida tranquila y longeva, el valle de Hunza. Es rico en agricultura y el secreto de que los habitantes sean tan saludables esta en la alimentación pues su dieta es a base de mucha fruta (albaricoques, cerezas, nogales), verdura y legumbre con muy poca carne. Beben agua pura que brota de los glaciares. A 2500 metros de altitud, el valle esta rodeado de cinco siete miles: el Rakaposi (7.778 m), Ultar 1 y 2, Diran y Golden Peak. Sus habitantes son de origen turcomano y de religión ismaelita, lo que les diferencia con el resto de Pakistán.

En el año 2000 volvió a este valle del que sentía tanta nostalgia. Conecto de nuevo con la familia que se había relacionado y enriqueció aun más su amistad. Le invito a su casa en Madrid al guía Ali Madad que se quedo todo un año. Desde entonces Ángel su mujer y ahora también con su hijita van todos los años a visitarles, “como aquel que se va de vacaciones de veraneo al pueblo”.

Han colaborado en la construcción de un hotelito que se llama “Karin” y se encuentra en Karin Abad, el pueblo principal del valle. Cerca se encuentra un fuerte de origen tibetano de mil años de antigüedad.

Desde aquí se pueden hacer diferentes excursiones y trekkings. El pasado verano Ángel realizo el del Baltoro. Una ruta hacia el K2. En el camino se pasa por las torres del Trango, muy conocidas para los escaladores de elite. Ángel nos contó que impresiona por su grandeza.

Nos los contó Ángel en la Casa de la Palabra el miércoles 25 abril 2007.

Sí os interesa el contacto con Ángel y con el hotel Karin, nos lo indicáis en este blog.

9 pensamientos en “Ángel Fernández de la Cruz. Valle de Hunza, un paraíso en la Ruta de la Seda

  1. francisca

    hola angel
    este verano me gustaria hacer la carretera del karakorum y llegar hasta hunza. debido a la situacion de pakistan, me da un poco de miedo.
    ¿ PODRIAS INFORMARME?
    gracias y saludos

    Responder
    1. Javier Rodriguez

      Hola me encantaría viajar a el valle de hunza pero NOSE que vía tomar pues escucho que es muy peligroso Paquistán me puedes a consejar

      Responder
  2. Amin Khan

    Hola angel,

    Conozco Karimabad, el hotel Karim y animo a toda la gente a que vaya a conocer Hunza, su gente es muy amable y nada peligrosa. Es un pequeño paraiso.

    Un saludo
    Amin de Passu

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *