Carlos Soria. El monte Vinson, la elevación más alta de la Antártica con 69 años

Carlos Soria es el único alpinista que ha hecho cuatro ocho miles con más de 60 años. Estuvo en la cumbre del Everest en el 2001, en el K2, la montaña de las montañas, con 65 años en 2004. El pasado verano le entrevistamos después de conseguir el Broad Peak con 68 años. Esta vez volvemos a felicitarle ya que regresa de la Antartida tras conquistar el monte Vinson (4897 m) la máxima altura del continente de hielo. Le entrevistamos el pasado viernes (15/2/2008) en la Casa de la Palabra.

  

El 5 de febrero el montañero Carlos Soria cumplió 69 años ascendiendo volcanes al norte de Chile. Semanas antes, el 6 de enero 2008, lograba pisar en solitario el pico más elevado de la Antariida, el monte Vinson. Desde su casa en la sierra de Guadarrama Carlos nos relataba para la Casa de la Palabra el buen rato que paso en la cima. Hacia un día espléndido y la soledad del lugar le emociono profundamente.

A la Antártica voló desde Punta Arenas en un avión ruso preparado para aterrizar en hielo. En cuatro horas llegaron a la base chilena de Patriot Hill y de allí en avioneta a la base del monte Vinson. Desde el aire comprobó la magnificencia del lugar, con capas de hielo de espesor de dos mil a cuatro mil metros.

Después de esta ascensión, Carlos Soria se planto en Santiago de Chile. En autobús tomo dirección hacia el norte, el desierto de Atacama. En la laguna Verde se puso a los pies de los volcanes e intento los Ojos del Salado. El viaje prosiguió por Argentina. Mendoza, Patagonia y Buenos Aires.

Carlos Soria quiere completar el proyecto “Siete montañas de los siete continente a los 70 años”. Le restan la pirámide de Carstenz en Oceanía y el Kilimanjaro en África. De momento, su nuevo desafió es el Makalu en abril y en julio el Gashebrum I.

Un pensamiento en “Carlos Soria. El monte Vinson, la elevación más alta de la Antártica con 69 años

  1. Axel Azancot

    Tuve el privilegio de conocer al Sr. Soria en una de las lagunas camino al Ojos del Salado (Laguna Verde), un tipo muy sencillo cuyo principal mensaje que logro rescatar de él no porque lo haya dicho sino porque lo transmite en su conducta es no ponerse límites mentales¡¡¡ Un gran ejemplo para todas las acciones de la vida y que en el caso de él las plasma en las montañas¡¡¡¡¡¡ Larga vida Carlitos¡¡¡¡ Salud¡¡¡¡

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *