Iñigo Maneiro. Un donostiarra en la selva del Perú entre los Jíbaros

Iñigo Maneiro es un ingeniero agrónomo que nació en Donostia en 1968. Llego en julio de 1994 a Perú para trabajar en la selva con una ONG local SAIPE promovida conjuntamente por los Jesuitas y lideres nativos para buscar alternativas en la producción agrícola y en defensa del territorio. Iñigo fue para dos años y se quedo siete con los Aguarunas y Huambisas, pueblos que forman parte de la familia de los Jíbaros.

  

Conocí a Iñigo Maneiro en 1995. Vino de visita a Donostia después de una temporada en la selva norte del Perú. Hablaba con tal convicción de la experiencia que se le veía totalmente volcado en proyectos como el de la titulación de tierras de los Aguarunas y Huambisas, de probar distintas formulas en la producción agrícola y en la crianza de animales selváticos como fuente de alimentación distinta a la caza.

Estaba claro que su estancia se iba prologar mucho más en el tiempo. Tanto que aun continua en el Perú y ha formado familia. Iñigo nos hablo en directo desde Lima para la Casa de la Palabra (7/5/2008).

La selva le apasiono. Durante siete años se movió con asiduidad por sus ríos de comunidad en comunidad. Se adapto con facilidad a la austeridad y la falta de comodidades. Le entusiasmaba escuchar las historias que le narraban los indígenas a las noches en el que la realidad se mezclaba con el mito. Presencio atardeceres con un cielo rojo intenso, anuncio que ha muerto un líder importante. Presencio tres arcos iris a la vez y en forma de circulo.

Al cuarto año conoció a María Luisa del Río, una periodista y escritora de Lima. Fue a realizar un reportaje periodístico a la selva. Se enamoraron y tuvieron a su hija Nua. María Luisa creo un boletín de información que servia de vehículo de comunicación entre las comunidades.

Después de siete años en la selva Iñigo decidió irse con su familia a Huanchaco, una localidad costera conocida por los surferos por las buenas olas. Cerca esta la playa de Chicana que compite con Mundaka en la ola más larga del mundo. Allí pusieron el negocio de un pequeño bar con el nombre de “La Tribu”. Estuvieron un año viviendo con tranquilidad hasta que a María le ofrecieron un trabajo en Lima.

Se instalaron en la capital del Perú en el 2002. Iñigo trabajo durante un año de periodista para el periódico “El Comercio”, mientras hacia un master de Antropología Amazónica.

En los últimos tiempos Iñigo trabaja en una empresa de hoteles “Casa Andina” con establecimientos en Cuzco, Arequipa, Colca, Valle Sagrado, Puno, Nazca y Lima. Esto le obliga ha viajar mucho sobre todo por los Andes. El año pasado permanecieron seis meses en Cuzco y el Valle Sagrado.

De manera que Iñigo se siente orgullosos de haber vivido en los tres grandes ecosistemas del Perú: la selva. Costa y Andes.

Intentare contactar con Iñigo Maneiro. Esta vez para entrevistarle en Levando Anclas.

6 thoughts on “Iñigo Maneiro. Un donostiarra en la selva del Perú entre los Jíbaros

  1. Gurutze

    Envidio la cantidad de visiones, palabras, paisajes, experiencias y sensaciones que estás ganando. Eso sí es riqueza, lo demás tontería.

    Tu pasión, ilusión y fuerza contagian. Y consigues que los que vivimos “a lo segurola” viajemos contigo. Logrando, así mismo, que no te imitemos sino que nos planteemos qué queremos hacer con nuestra vida. Y nunca es tarde, la experiencia me lo ha demostrado.

    Muy orgullosa de ti que te quiere. Gurutze. Besos

    Responder
  2. Angel Fernandez de Betoño

    Hola Iñigo,te escuche el otro dia por radio,yo tengo previsto viajar a Peru a finales de Octubre y Noviembre,junto con 5 personas mas,tenemos ya contratado el vuelo,pero aun no disponemos de Hotel,¿podmos contactar contigo?
    Angel

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *