Federico Puig de Vall y Albert Cañaveral. Escriben el libro de las villas del libro

En Europa hay veintidós villas del libro. Pueblos dedicados a la producción y venta de literatura. El pionero fue Hay-on-Wye en Galés. No llegan a los 2.000 habitantes y tiene 37 librerías. Seguramente se trata del pueblo con más libros por habitante del mundo. Su ejemplo se ha extendido a lo largo de varios puntos del planeta y en nuestro continente se ha creado la Organización Internacional de Villas del Libro. Para hablarnos de este fenómeno cultural conversamos en la Casa de la Palabra (17/9/2008) con el periodista y editor Federico Puig de Vall, junto con su colega Albert Cañaveral, escribe “El libro de las Villas del Libro”.

  

Federico y Albert han visitado la mayoría de las villas del libro en Europa. Hay un total de veintidós. También hay en otros lugares del mundo como Japón, Malasia, Estados Unidos, Canadá…

Federico nos hablo de los orígenes. Todo empezó en Gales en 1961. Un joven de 23 años, Richard Booth, recién licenciado en Historia en Oxford, compro las ruinas de un castillo para crear una librería. Fue en el pueblo de sus ancestros Hay-on-Wye. Era una apacible localidad de la comarca de Brecknockshire, a orillas del río Wye. Un lugar que solo visitaban los viajeros despistados o los excursionistas más bucólicos.

Booth quería montar un gran negocio de libros de segunda mano y convertirlo en una atracción turística. Cuando comenzó a convertir las casas abandonadas en librerías, los vecinos predijeron que no duraría ni tres meses y le advirtieron: “Nadie lee libros en Hay”.

El tiempo no les dio la razón. Fue un bombazo y los hoteles se multiplicaron. En 1977 Hay se convirtió en un pueblo-libro al que le salieron imitadores. Por ejemplo, Bredevoort, ciudad amurallada conocida como la Hay-on-Wye de Holanda. Hay otras como Fjaeland, la ciudad del libro noruega, vecina de la mayor zona glaciar de Europa. Montolieu, la villa francesa del libro y de las artes graficas, cerca de Carcason, promovida por Michelle Bravant en 1989. La italiana Montereggio en donde se ha celebrado la reunión de la Organización Internacional de Villas del Libro. Redu, en Bélgica, donde según cuentan “cada casa es una librería y cada vecino un librero”. La inglesa Sedbergh, en el Parque Nacional de Yorkshire Dales. Saint –Pierre-de-Clages, en Suiza. Cisma, en Finlandia. Tvedestrand en el sur de Noruega. Wigtown, en Escocia. Wünsdorf en Alemania. La más cercana es el pueblo amurallado de Urueña en Valladolid.

Federico Puig de Vall y Albert Cañaveral esperan ver editado El libro de las Villas del Libro para la primavera-verano de 2009.

Ambos son autores de la guía “Rutas por la España de los Templarios” (País Aguilar). Para su escritura visitaron 300 lugares.

Un pensamiento en “Federico Puig de Vall y Albert Cañaveral. Escriben el libro de las villas del libro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *