Pedro Ramón Fuentes. Bosque de Cinquera en El Salvador. Un ejemplo para salir de la pobreza respetando el entorno natural.

El bosque de Cinquera en el departamento de Cabañas, El Salvador, es un milagro de regeneración de la naturaleza. Debido a la guerra civil que asoló este país de centro América sus habitantes tuvieron que desplazarse. Se dejo de cultivar y el bosque creció frondoso. Las especies de fauna y flora volvieron con gran vitalidad. En la Casa de la Palabra (10/11/2008) estuvo Pedro Ramón Fuentes responsable de la gestión ambiental de Cinquera que aseguro que su municipio quiere salir de la pobreza gracias al cuidado de la naturaleza. Buscan formas de producción sostenible en armonía con el bosque.

 

 

Es un bosque secundario de vegetación tropical que ha estado intocado en los últimos 25 años. Entre su fauna alberga especies en peligro de extinción. Tiene los índices más altos del país de anfibios y reptiles, este es un dato importante ya que estos animales son bioindicadores de la salud del hábitat.

 

En el bosque de Cinquera hay 130 especies de aves de las 400 existentes en El Salvador. Hay 156 clases de mariposas. En el apartado de mamíferos hay presencia de felinos como celotes, triguillos y se avistado al puma.

 

Entre la flora se encuentran dos especies endémicas.

 

El bosque de Cinquera envía agua pura de sus manantiales al lago  Suchitlán, el más grande de agua dulce del país, en donde trabajan pescadores artesanales. En la Casa de la Palabra también estuvo el fotógrafo de Pamplona Joseba Zabalza autor del libro de gran formato “Los pescadores del lago Suchitlán”. El prologo es de Pedro Ramón Fuentes. Un retrato de la vida cotidiana de las comunidades que habitan en sus orillas y su trabajo de subsistencia. Los buzos se construyen sus propios arpones.

 

A pesar de ser un humedal de importancia nacional Joseba denuncia con sus fotos la alta contaminación de sus aguas. El río Lempa, la principal fuente que suministra agua al lago Suchitlán, se halla totalmente contaminado. A su vez el rió Acelhuarte, procedente San Salvador vierte toneladas de todo tipo de residuos en su desembocadura en el río Lempa, del cual es su principal afluente.

 

Pedro Ramón Fuentes, como responsable de gestión ambiental de la Asociación de Reconstrucción y Desarrollo Municipal de Cinquera, expreso que quieren vivir de la naturaleza pero sin diezmarla.  Para dinamizar la economía local apuestan por la artesanía y el turismo vivencial y ecológico.

 

Para más información de este proyecto así como adquirir el álbum “Los pescadores del lago Suchitlán” podéis poneros en contacto con el colectivo el Salvador Elkartasuna en Burlada (Navarra).

 

elsalvadorelkartasuna@yahoo.es

 

Teléfono: 669 126 999

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *