Francisco Javier Alcorta. Una historia de amor, guerra y aventuras. Capitulo II.

Francisco Javier Alkorta, conocido en Australia como Frank Alcorta, es un donostiarra nacido en marzo de 1936. Su vida esta llena de aventuras desde que se enamoro de Arantxa a los 17 años. Un año después emigraba a Venezuela en donde busco diamantes con éxito y trabajo en una compañía petrolífera. Para labrarse un futuro mejor en una tierra estable se embarco hacia Australia. Fue cortador de caña, en 1960 le proclamaron campeón en esta tarea,  trabajo en ranchos en donde cazaba dingos y canguros. Arantxa le escribió una carta desde Donosti en la  que le informaba que se iba a casar con otro. Javier Alcorta perdió el norte. Con el corazón destrozado se adentró en desierto de Queensland para buscar ópalo junto con su amigo Alexander Holland. Ambos se enrolaron en el ejercito australiano en diciembre de 1961. Al poco tiempo fue enviado a combatir a Malasia. Es entonces cuando recibe una nueva carta de Arantxa…

Arantxa escribía que rompía con su novio y declaraba que todavía le quería. En marzo de 1965 Javier Alcorta piso nuevamente su ciudad natal. Al mes siguiente se casaba con el amor de su vida. Fueron de luna de miel a Mallorca y luego, por fin juntos, se embarcaron en Gibraltar en el Oriana rumbo a Australia en donde llegaron en junio de 1965. Se instalaron en Brisbane, capital de Queensland.

 

Once meses más tarde, en mayo de 1966,  nació su primera hija Lorena. Javier continuo en el ejercito y un mes después fue enviado a combatir a Vietnam en el 6º batallón de infantería, primero como sargento y luego de comandante de pelotón. Participo en numerosas acciones y operaciones. Como por ejemplo, en la histórica batalla de Long Tan. Vivió un autentico infierno y reconoce que sobrevivió solo por cuestión de suerte pues perdió a muchos compañeros. Fue condecorado por la Reina de Inglaterra, soberana también de Australia, por su valor en combate. Ahora aborrece lo acontecido en aquella guerra, algunos de los que salieron vivos con el tiempo han muerto de cáncer por las dioxinas que disparo su propio bando.

 

Volvió a casa en julio de 1967. Cumplió seis años en el ejercito y el gobierno australiano le envió a Papua Nueva Guinea de administrador colonial, tuvo a su cargo un destacamento de policía nativo y ejerció también de administrador y magistrado.

 

Pasaron seis años felices en Papua Nueva Guinea en donde el matrimonio donostiarra tuvo a su segunda hija, Elena. Durante su estancia  estudio por correspondencia y se licenció en Historias y Ciencias Políticas por la Universidad de Queensland.

 

Entre diciembre de 1973 y enero de 1974 Javier realizo una insólita expedición al interior ignoto de Papua. Su propósito era contactar con tres etnias – Miyamin, Atbalmin y Telefomin – que no conocían al hombre blanco. Expediciones anteriores habían fracasado, entre ellas la de Michael Rockefeller que en 1961 murió en el intento. Frank Alcorta fue solo y sin armas. Se hizo amigos de los Miyamin que le acompañaron como guías y porteadores. Intercambio espejos y sobre todo sal con los indígenas para ganarse su confianza.

 

Francisco Javier Alcorta se convirtió en el primer hombre no nativo que atravesó Papua Nueva Guinea en solitario. Elaboro una teoría sobre la emigración de los aborígenes.

 

De nuevo en Australia la familia de Javier y Arantxa se asentó en Darwin. Fue decano de la facultad de Ciencias Sociales con 40 años. Compagino su labor académica con la redacción de discursos para lideres políticos y escribió editoriales y artículos para una importante cadena de medios de comunicación.

 

En 1997 con la vida solucionada,  Arantxa y Javier pensaron buscar una nueva frontera en donde retirarse. Bajaron hasta la isla de Tasmania en donde compraron un terreno boscoso que llegaba hasta el mar.  Un lugar que considera un paraíso. Arantxa murió de cáncer en el 2003 y Javier pensó que su vida ya no tenia sentido. En una visita a Donostia se reencontró con una antigua amiga Lourdes Rementeria con la que se ha casado. Ahora viven felices en Bargara a 400 kilómetros de Brisbane. Un pueblito de cuatro mil habitantes frente a la Barrera de Coral australiana.

 

Frank Alcorta ha publicado en Australia cuatro libros, entre ellos, Explore Australian´s Northern terretory. Sobre sus exploraciones en lugares desconocidos del norte. Se han publicado seis ediciones.

 

 

 

 

 

3 pensamientos en “Francisco Javier Alcorta. Una historia de amor, guerra y aventuras. Capitulo II.

  1. mikel

    kaixo: Rogeren irrati saiotan agertzen diren jendea entzutea gustuko dut.Baina Frank Alkortari egindako entrebista oso harrigarria eta hunkigarria egin zait.Ez bakarrik duen abentura kutsuagatik, baizik eta gizon honi darion humanotasunagatik eta apaltasunagatik. Pena da irrati elkarrizketak hain laburrak izatea.
    Eskerrik asko Roge.

    Responder
  2. Roge Blasco

    Gracias por el comentario. Realmente me ha impactado la vida de Frank Alcorta. He estado varios días reflexionado sobre sus experiencias. Con todo lo que ha visto desprende mucha hunamidad. Eskerrik asko Mikel.

    Responder
  3. Iratxe

    Ayer escuche la entrevista a Frank. Que manera de contar, que facilidad para expresarse… ¿y su entrega a la vida? Impresionante. Me llegó a lo más profundo. Que positivismo y que ilusión. La de ayer fue una entrevista que no se me olvidará fácilmente. Eskerrik asko bai berari eta bai zuri Roge.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *