Iñaki Osaba un riojano en la selva de Panamá.

Iñaki Osaba, después de mucho deambular por América Latina, en abril de 1998 compro en Panamá una finca de sesenta hectáreas de bosque primario. En compañía de los locales levanto una casa de dos plantas y siete cabañas. Al lugar le ha llamado Burbayar que en Kuna significa “Espíritu de la montaña”. Esta en medio del bosque tropical lluvioso, en lo alto de la Serranía de San Blas, justo en el epicentro entre el océano Pacifico y el mar Caribe. Forma parte del llamado Corredor Biológico Mesoamericano, un lugar riquísimo en biodiversidad. Iñaki Osaba es uno de los protagonistas esta noche en Levando Anclas (21/6/2009).

Su universidad ha sido conocer mundo. Viaja desde los 18 años. Su continente es América y el país que más le evoca Panamá. Definitivamente ha encontrado en la selva del Istmo un lugar para ser feliz. Este hombre afortunado es Iñaki Osaba. Nació en Logroño hace 44 años. En abril de 1998, después de casi una década de caminar por sur y centro América y navegar por sus costas, decidió por asentarse en un lugar sin igual, en el epicentro entre el océano Atlántico y el Pacifico, en la parte más estrecha de los dos océanos. Una jungla rica en flora y fauna en donde convergen planta y especies de ambos hábitats.

 

En 1989 Iñaki Osaba salto el charco por primer vez. Visito Argentina y Uruguay. Al año siguiente regreso Argentina y estuvo en Brasil. En 1991 le toco a México y en 1992 Costa Rica.

 

En 1993 le reclamo su amigo de la época del colegio, Alexandro Regazzi que se encontraba en el proyecto de dar la vuelta al mundo a vela. En ese momento se encontraba en Panamá con su barco el “Sabor”.  Iñaki dejo el negocio textil al que se dedicaba profesionalmente, alquilo un pequeño apartamento y se fue a vivir a la isla de Contadora. Durante un año y medio fue el campamento base de donde soltaban amarras para navegar por la costa del Pacifico de Sudamérica y Centro América.

 

A Iñaki se le abrieron los ojos, Panamá fue el gran descubrimiento. A partir de entonces todos sus periplos terminaban irremediablemente en este país. Allí llega en 1996 después de recorrer Centro América y Cuba. En 1997, durante cuatro meses, se instalo en una de las 364 islas de Kuna Yala (islas de San Blas). En julio de ese año, cruzo el tapón del Darien con Ricky, un compañero austriaco. Navegaron de Puerto Colon hasta Valdivia y luego caminaron por el interior de la selva. En una canoa desembarco en Cartagena de Indias. El camino le llevo hasta la ciudad colonial de Cuenca en Ecuador en donde paso ocho meses. Le fascino por su luz y sus múltiples paseos. Los días pasaban apaciblemente hasta que sintió, una vez más, la llamada de Panamá.

 

Fue decidido a quedarse. A buscar su lugar en el mundo. A seguir viajando pero a través de las historias que le contaran otros trotamundos que se acercaran a la finca Burbayar.

 

Busco un lugar estratégico, en la parte más estrecha entre los dos océanos: Atlántico y Pacifico. Durante abril de 1998 hasta octubre de 2001 permaneció en la montaña. Construyo una casa de dos plantas y tres cabañas. En la actualidad tiene siete y vive del ecoturismo.

 

Son varias las productoras de televisión que han realizado documentales en Burbayar, entre ellos National Geographic. Se han realizado programas científicos, por ejemplo sobre la extinción de los anfibios. Una de las siete cabañas Iñaki la destina a refugio para estudiantes de biología y científicos.

 

Entre la fauna hay jaguares, pumas, ocelotes, monos aulladores y un par de especies de aves muy buscadas por los ornitólogos. Los colibríes son abundantes.

 

La finca Burbayar se encuentra a 77 kilómetros de Ciudad de Panamá. Colinda con la selva del Darién y con territorio de la nación Kuna.

 

www.burbayar.com

 

 

 

 

 

 

 

 

2 pensamientos en “Iñaki Osaba un riojano en la selva de Panamá.

  1. miren begona

    desde aqui no Brasil,te escutamos,e te felicito por todo,goste muito por el matrimonio que vijo.con los ninos de bicicleta.
    besos
    miren begona

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *