El fotógrafo Pablo Pirroco retrata el espíritu de los gauchos de Uruguay.

 

El fotógrafo uruguayo Pablo Pirroco ha querido rescatar en forma de fotos el espíritu del Gaucho oriental. Fue en busca de los rasgos culturales de un tipo humano que forma parte de la identidad nacional de Uruguay. Lo encontró en el ganadero que aun sigue valorando el coraje, la honradez, la caballerosidad, el valor de las palabras, la solidaridad y el sentimiento hacia el caballo. 

El denominado “Gaucho oriental”, como grupo humano, desapareció a finales del siglo XIX. Eran aquellos hombres nómadas sobre un caballo. Un documento de 1794 del Consejo de Indias en España los definía como: “Libres pues e independientes de toda clase de potestad, acomodados a vivir sin casa, ni arraigo, acostumbrados a mudar de albergue cada día, surtidos de unos caballos velocísimos  dueños de un terreno que hace horizonte, provistos de carne regalada, vestidos de lo necesario…”.

Realmente eran hombres libres, rebeldes, independientes e indomables. No existía la propiedad de la tierra y la abundancia de ganado proporcionaba todo sustento al gaucho, el cuero le abastecía de botas, riendas, sombreros y carne gratuita. El viajero W. H. Hudson señalo en la obra “La tierra purpúrea: “ En ese interior abundaba la población errante, a veces mestiza. La vida era fácil y el alimento casi único y esencial, la carne era gratuita…El hombre rural – el gaucho – era ecuestre (hasta los mendigos andaban a caballo en Montevideo), y tenían alimento siempre asegurado”.

Esta forma de vida desapareció cuando a las tierras y al ganado en abundancia se les pusieron limites y la educación se hizo obligatoria para todos los habitantes de Uruguay.

El fotógrafo Pablo Pirroco trabaja en la prensa uruguaya y colaboro en dos libros sobre aves de su país. Su primera obra integra es “Uruguay. El gaucho oriental”. Pablo se recorre su país en busca del espíritu gaucho. Lo encuentra en la diversas celebraciones camperas, sobre todo en la “jineteada”, prueba de resistencia done el jinete debe  mantenerse 10 segundos montado al lomo del potro, mientras intenta domarlo.

Todo gaucho sabe tocar la guitarra y cantar una copla. La cámara de Pablo Pirroco se detiene en los músicos, cantantes y en los payadores, improvisadores de versos que no faltan en las actuales fiestas gauchas.

Le entrevistamos a Pablo el martes 26 de enero 2010. Nos describió una apacible tarde en Montevideo a 32 grados. La gente salía del trabajo mientras otros disfrutaban de las playas quedan al inmenso río de la Plata.

“Uruguay. El gaucho oriental” es un volumen apaisado de tapas duras publicado por  Alcalá grupo editorial. www.alcalagrupo.es

Un pensamiento en “El fotógrafo Pablo Pirroco retrata el espíritu de los gauchos de Uruguay.

  1. Pingback: Radio Euskadi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *