Joseba Sanz en La Higuera, Bolivia. Recoge testimonios de las ultimas horas en vida de Che Guevara.

Joseba Sanz es un viajero que sorprende. Le conocí cuando con 21 años publico “Silvio. Memoria trovada de una revolución” (Txalaparta 1991) la primera biografía extensa sobre Silvio Rodríguez.  Años más tarde le volví a entrevistar pues en el 2002 ascendió el Cho Oyu por su cuenta, sin oxigeno y sin el acompañamiento de sherpas. Uno de sus últimos periplos ha sido por Miami, Cuba, Bolivia y Argentina. En Bolivia se acerco a La Higuera, localidad en donde fue asesinado Che Guevara. Joseba recogió el testimonio de algunos testigos presénciales de las ultimas horas en vida del celebre revolucionario.

 

Joseba Sanz es licenciado en Sociología, Imagen y Sonido y esta a punto de terminar Ciencias de la Información. Trabaja como guía de la agencia de viajes Banoa. En el 2009 hizo cuatro tours por Birmania. También ha llevado turistas a la India, Nepal, Guatemala, Kilimanjaro y al monte Ararat en el Kurdistan turco subió con todos los clientes a la cima a una altitud de más de cinco mil metros. 

En el 2009 se instalo cinco meses en Salvador de Bahía con un beca de estudiante de periodismo.

En noviembre de 2006 se fue a Miami. Quería conocer de cerca como vive el exilio cubano. Entrevisto algunos de los lideres de  las organizaciones más extremistas. Posteriormente paso a Cuba y de allí a Bolivia. En principio iba sin rumbo fijo pero por su tendencia a averiguar la historia de la revolución cubana se dispuso a ir hacia La Higuera, lugar en donde fue capturado y ejecutado el Che en octubre de 1967.

Viajo en autobús desde La Paz hasta Santa Cruz. En coches compartidos llego hasta Valle Grande es el pueblo central de la zona. A 40 kilómetros de distancia se encuentra La Higuera, a donde Joseba fue en camión.

Se entrevisto con vecinos que conocieron al Che y a sus guerrilleros cuando fueron capturados. Entre ellos, estuvo con Susana Osinaga  enfermera que lavo y cuido el cadáver del Che, el militar que asegura capturo al grupo de la guerrillera Tania y Julia Cortes maestra de la escuelita de La Higuera. 

Una vez detenido Ernesto Guevara el 8 de octubre de 1967 fue trasladado a la escuela. Julia Cortes se encargo de llevarle alimentos. Le visito en tres ocasiones. Tenia 19 años, era muy creyente y conservadora. Pensó que el Che era un comunista asesino y por ello fue ante él con mucho reparo. Pero una vez ante su presencia  quedo rendida de su profunda mirada y de su manera de hablar. El Che estaba preso y herido de una pierna sin embargo le sedujo a Julia con su fuerte personalidad quien vio en él una persona muy parecida a Jesús, dispuesta a morir por sus ideales. 

En menos de 24 horas escucho unas ráfagas y supo que le habían asesinado. Entro en la escuela y vio al Che Guevara que yacía con los ojos abiertos. En un principio pensó que todavía estaba vivo y que incluso le guiñaría un ojo pero no fue así. Julia entro en estado de shock. 

Joseba Sanz grabo este testimonio y lo reprodujo en Levando Anclas el domingo 28 de marzo de 2010.

2 thoughts on “Joseba Sanz en La Higuera, Bolivia. Recoge testimonios de las ultimas horas en vida de Che Guevara.

  1. Pingback: Radio Euskadi

  2. Pingback: EITB Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *