Alfonso Biescas. Pionero del surf en Zarautz y pintor en Formentera

Alfonso Biescas se subió por primera vez a una tabla de surf el 2 de agosto de 1967. Garantiza  ser el primer autóctono en deslizarse sobre una ola en la playa de Zarautz. En el verano de 1979 recuerda que no había olas ni sol ni chicas en Zarautz, optó por irse  con su hermano a Formentera. Allí tampoco encontró olas ni tan siquiera chicas pues era un lugar inocente donde todavía no había llegado el turismo. Se enamoró perdidamente de la pequeña isla y desde entonces pasa largas temporadas, pinta cuadros y recientemente ha publicado una guía novelada con el título de “Luz de verano en Formentera”. 

Alfonso Biescas siempre ha ido a su aire. No es que haya sido un rebelde pero sí un innovador, como por ejemplo cuando se subió a una tabla de surf. Por aquel entonces le tomaban por excéntrico pero él sentencia: “Creí en un sueño cuando nadie creía en mi ni en el surf”. Ahora echa de menos el surf  al que tiene abandonado pues considera que no está dispuesto a pelearse con los chavales por el pico de la ola.

Alfonso ha ejercido de arquitecto, diseñador de ropa, ilustrador, pintor y, en los últimos tiempos, escritor. Tiene publicados un par de libros: “Una idea peregrina”, basado en su diario de viaje iniciático por el Camino de Santiago, y “Luz de verano en Formentera”, una guía novelada con ternura y humor sobre la isla más pequeña del archipiélago balear.

El Camino de Santiago le cambió la vida en 1999. Hipersensibilizado por la muerte de sus padres, el autor marcha hacia Santiago y toma nota de sus rutinas como peregrino y sus estados de animo, se muestra sincero y vuelca verdades de forma visceral y grata. Alfonso nos dijo que salió llorando de tristeza y llegó a Santiago llorando de risa.

Es tanto el gozo, que ha realizado 16 veces en los últimos diez años la ruta a Santiago por diferentes vertientes. Asegura que era una llamada íntima desde niño.

Tiene escritos 13 diarios que se pueden leer en: http://unaideaperegrina.blogspot.com

La  editorial Luciérnaga solicitó al autor publicar el primer diario y ahora “Una idea peregrina” es uno de los más consultados entre los 9.000 del Archivo Jacobeo.

Por petición popular escribió “Luz de verano en Formentera”. Alfonso es muy preguntón y curioso por lo que tiene mucha información sobre los lugareños y las tradiciones. Además,  Alfonso Biescas en la actualidad reside seis meses en Barcelona y otros seis en Formentera. Alquila una cabaña y se dedica a pintar , durante este tiempo ha vendido más de 27.500 cuadros en el mercado artesanal.

A Alfonso le impresiona la luz de Formentera y el color del mar, asegura que es más bonito que el de Hawai. Alfonso cogió olas en Hawai en 1987. Por aquel entonces trabajaba como “buscador de ideas” para descubrir tendencias para la moda y esto le llevó a otros lugares del mundo como California, Islandia y otros lugares de Europa.

Alfonso Biescas habló en el programa de Radio Euskadi La Casa de la Palabra. Se encontraba en su casa de Barcelona. Estaba en compañía de su amigo el viajero Jorge Sánchez que se puso un rato al teléfono recién llegado del Camino de Santiago y con el billete de avión dispuesto a volar hacia Juba, capital del nuevo país de Sudán del Sur.

Podeis escuchar la entrevista: <https://www.eitb.eus/audios/radio/radio-euskadi/programas/la-casa-de-la-palabra/detalle/603025/cronicas-cuba-formentera/>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *