Herman y Candelaria Zapp. La vuelta a l mundo en familia en un auto de 1928. Conexión desde Balí.

Herman y Candelaria se aman y están enamorados del mundo y la vida. Son unos de los viajeros más increíbles que hay deambulando por el orbe. Salieron de Buenos Aires en enero de 2000 con un automóvil de 1928. Se suponía que no llegaran más allá de 100 kilómetros y resulta que ya llevan 250 mil kilómetros. Salieron como pareja y en ruta han tenido cuatro hijos cada uno de ellos nacido en un país diferente. En el programa de Radio Euskadi les localizamos en la isla de Balí.

 

Herman y Candelaria Zapp están enamorados desde que tenia 8 y 10 años, a los 14 era novios y una década después se casaron. A los 6 años de matrimonio se subieron a un Graham Paige modelo de 1928 con la idea de llegar a Alaska desde Buenos Aires en seis meses, volver a casa y tener hijos. Finalmente condujeron 70.341 kilómetros durante tres años y siete meses y medio. Fueron más de ochocientas familias las que les acogieron en el trayecto.

 Al medio año de partir, cuando se encontraban en Ecuador, se quedaron sin dinero. A partir de ahí todo fue a mejor. Se dieron cuenta de que eran capaces de muchas cosas, Candelaria pinto acuarelas y Herman escribió el libro “Atrapa tu sueño” que en la actualidad lleva ocho ediciones en Argentina y más de cincuenta mil ejemplares vendidos.

Por aquel entonces, construyeron una balsa y viajaron más de 4000 kms por el rió Amazonas, atravesando de punta a punta el desierto de Atacama, cruzaron los Andes y las Rocosas, dos veces superaron los 4.800 mts de altura. Alcanzaron Prudhoe Bay en el océano Ártico. A Buenos Aires volvieron con su primer hijo Pampa nacido en Estados Unidos.

En Levando Anclas les entrevistamos por primera vez el 15 de abril de 2005 vía telefónica con Buenos Aires.

Le fascino tanto esa forma de vida que una vez de regreso a Buenos Aires no tardaron de montar una nueva expedición. Esta vez alrededor del mundo. En la actualidad llevan unos 250 mil kilómetros. Han vuelto a conducir desde el Estrecho de Magallanes hasta el mar Ártico. Le han dado la vuelta completa a Australia, cruzaron el desierto en trayectos de hasta 500 kms sin ver nada, más que canguros en el caluroso desierto. En cierta ocasión se quemo una válvula y no podían pasar de 40 km/h . Fue muy sufrido pues apenas les daba el aire en pleno desierto del oeste de Australia. Una vez en Darwin una asociación de autos clásicos les arreglaron el vehículo. 

 Visitaron Nueva Zelanda, Corea, Japón y estuvieron cuatro meses en Filipinas. En la isla de Palawan hicieron buceo. Cargaban el coche en barcos para ir de isla en isla, a veces con mucho oleaje. Luego fueron a Malasia, la isla de Borneo y ahora se encuentran en Balí.

 Tienen cuatro hijos. Pampa de 8 años nacido en Estados Unidos. Tehue de seis años nacido en la Patagonia. Paloma de tres años en Vancouver y Wallaby tiene dos años nació en el agua frente al mar cerca de Sydney. Candelaria nos dice que los lugareños quieren que tenga hijos en cada uno de los países. Asegura que todos sus embarazos fueron sin estrés, disfrutando como le crecía la panza. Se ríe cuando piensa que su historia clínico es ambulante , va de medico en medico de diferentes países.

Herman afirma que tener hijos es lo más lindo, siempre hay sonrisas, juegos y canciones.

Hasta la actualidad han estado en más de dos mil casas particulares. Para los niños es bueno pues les abre la mente. Candelaria ha dejado de pintar para dar clases diarias a sus hijos, los estudios son supervisados en las embajadas.

Herman nos comenta que el automóvil de 1928 es ideal para las malas carreteras, es de mecánica básica y se fabrico cuando apenas había carreteras. Gracias a él han abierto muchas puertas. Siempre genera sonrisas. Son los mismos jefes de aduanas los que se prestan a agilizarles los papeles burocráticos.

Herman afirma que: “El fin de nuestras vidas es cumplir un sueño”. Y se despidió con la siguiente frase: “Recuerden, el secreto para cumplir un sueño es empezarlo”.

El libro “Atrapa tu sueño” esta distribuido por las librerías del Estado Español.

Herman y Candelaria se comunicaron con Levando Anclas el domingo 29 de mayo de 2011. La anterior conexión fue cuando se encontraban en Vancouver.

www.argentinaalaska.com

Este es el audio: https://www.eitb.eus/audios/radio/radio-euskadi/programas/levando-anclas/detalle/670441/la-familia-zapp-bali/

5 pensamientos en “Herman y Candelaria Zapp. La vuelta a l mundo en familia en un auto de 1928. Conexión desde Balí.

  1. ricardo

    Dios los Bendiga. Son lo más. Son geniales. Me gustaria ayudarlos con algo masque la compra del libro. Tembien felicitarlos por como escriben, claro y preciso con un manejo del idioma que vivifica en la lectura lo que udes. vivieron. Excelente en todo sentido. Solo una sugerencia desde mi, que soy trabajador de biblioteca. Pueden poner en el lomo del libro el número de CCD, que figura en la tarjeta, entre el logo de udes. y 10 edicion [181.1]. Si esto lo hicieran todos los editores, sera facil ordenar la biblioteca personal con el mismo sistema de la Biblioteca del Congreso de los EEUU. Lei su libro, me recontra emocioné, festeje el nacimiento de Pampa, coincido totalmente con udes. No, en vano, también soy argentino. Por ahora esto es todo, Estemos por favor en contacto, Mis mejores deseos. Son Sagrada Familia, por Fe en el Creador, por herencia de Abraham, por el Bautismo, la Educacion de los hijos en el Amor incondicional al projimo y tantas otras, es que pertenecen a los invitados a la Cena del Señor. Lo mejor, para udes, siempre. Un enorme abrazo sobre mi corazon.

    Responder
  2. ricardo

    Candelaria, Herman y familia:
    Sin duda, el Amor entre udes. dos, tan fuerte, tan respetuoso, tan generosamente dado es lo que ha posibilitado este logro. Alguien lo dijo a Herman y yo lo repito :-¡¡¡ Tu chava es lo mas!!!-. Claro. Sumados uno al otro, son TNT viviendo. Increibles. Hicieron verdad la sentencia de Ortega y Gasset de -¡¡¡ Argentinos, a las cosas!!!- (Meditacion sobre un pueblo joven).
    Que Dios proteja vuestra Fe. un abrazo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *