Javier Gonzálbez. El Nilo Azul. Testimonio de un mundo olvidado.

 

Javier Gonzálbez ha dedicado doce años a escribir dos obras magnas sobre Etiopía. La primera fue “Etiopía, un rostro de tres miradas” en colaboración con su mujer Dulce Cebrián. Luego se centró en el Nilo Azul. Se documentó adquiriendo libros de antiguos exploradores. Visitó durante cuatro años el Nilo Azul, su nacimiento y trayecto por Etiopía, y otros tres años para la parte de Sudán. Ha ido desvelando muchos enigmas y conociendo pueblos hasta ahora no descritos en ningún libro en lengua castellana. Javier se preocupa por recoger las inquietudes de campesinos, ganaderos y, sobre todo, por resaltar el trabajo de las mujeres ribereñas del Nilo. Asimismo, se ha interesado por reflejar la majestuosidad de su paisaje, su rica cultura y religiosidad milenaria. El resultado es un libro de casi 600 páginas: “El Nilo azul. Testimonio de un mundo olvidado”. 

Javier Gonzálbez (Muro D´Alcoi, 1947), farmacéutico y viajero, visitó una buena parte del mundo antes de llegar a Etiopía. Allí se detuvo. El resultado fue el libro “Etiopía, un rostro con tres miradas” en colaboración con Dulce Cebrián, su mujer. Un estudio completo del país cuyo valor ha sido reconocido por las autoridades etíopes. Hace siete años centró sus pesquisas en el Nilo Azul. Tras varios viajes siguiendo todo su curso por Etiopía y Sudán, se ha sumergido en las culturas que jalonan su riberas con el fin de observar, conocer, reflexionar, sentir y vivir desde dentro su patrimonio natural y humano que deben considerarse universal. Un referente bibliográfico para quien quiera profundizar en el Nilo Azul.

“Etiopía, un rostro con tres miradas” fue un trabajo de cinco años en el que Javier y Dulce resaltan la importante historia de Etiopía y sus bellezas geográficas. Javier quiso profundizar más en la problemática del agua que sufre este país africano que vierte el 86% del agua del Nilo. Para ello, decidió ir a su fuentes y recorrer sus orillas en donde conversaría con sus gentes y palparía sus hitos fundamentales.

Su primer viaje a Etiopía para dedicarse en exclusiva al estudio del Nilo fue en 2005. Un año antes se informó y documentó con los libros de antiguos exploradores del siglo XIX y principios del XX. Se ilustró concienzudamente sobre cada tramo del río. Había mucho enigmas por descubrir. Durante los meses de febrero durante seis años visitó Etiopía y Sudán hasta su capital Jartum en donde el Nilo Azul se funde con el Nilo Blanco dando lugar al Gran Nilo.

Motivado por su vocación farmacéutica, describe y pormenoriza nombres de plantas, árboles, aves que surgen en su caminar.

Seguir el curso del Nilo no resulta una empresa nada fácil. A lomo de mula, canoa, a pie o en coche, es un viaje duro, solo apto para viajeros curtidos.

Javier Gonzálbez aporta nuevos datos sobre el Nilo Azul en el libro. Entre ellos, un estudio antropológico y sociológico de pueblos ribereños como los oromoo, berta y shinasha de Etiopía o los angessana y fulani de Sudán.

Se percató y anotó creencias tradicionales unidas al animismo, estuvo en lugares fundamentales  del cristianismo ortodoxo etíope. Misterios como el origen del Santo Zerebruk, o de la Santa Arsema. En Sudán se comunicó con seguidores sufíes, estuvo ante la venerada tumba del Madhi y fue recibido por el rey Fasugli de la etnia Funch que posee su propio sultanato.

“El Nilo azul. Testimonio de un mundo olvidado” edita Altair.

www.altair.es

 Javier Gonzálbez participó en el programa de Radio Euskadi “La Casa de la Palabra” el lunes 12 de marzo de 2012.

Puedes escucuar el programa: https://www.eitb.eus/es/audios/detalle/848571/audio-viajes–faros-costa-vasca/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *