Eduardo Strauch Urioste y Mireya Soriano. El poder interior de la montaña.

Eduardo Strauch Urioste es uno de los 16 supervivientes del accidente aéreo ocurrido en los Andes en octubre 1972. Durante 72 días tuvieron como único refugio una parte del fuselaje del avión bimotor Fairchild F-227. Se encontraban sobre un glaciar a casi 4.000 metros de altura. Estaban sin abrigo ni alimentos, sufrían un frío extremo, afrontando avalanchas sin otro recurso de subsistencia que los cadáveres de sus compañeros. Eduardo Strauch recuerda los hechos y la fuerza interior que le transmitió la montaña en el libro “Desde el silencio”, creado conjuntamente con la escritora Mireya Soriano.

 

Conversamos con Eduardo Strauch Urioste al día siguiente de que regresara de su treceava expedición a la cruz que recuerda el trágico accidente aéreo que tuvieron él y sus compañeros en octubre de 1972.

Eduardo Strauch Urioste, por aquel entonces, tenía 25 años y era uno de los de mayor edad entre los 16 supervivientes de las 45 personas que se estrellaron en el glaciar andino del Valle de las Lágrimas.

Se trataba de un vuelo charter contratado a la Fuerza Aérea Uruguaya para llevar a Santiago de Chile un equipo de rugby del que eran integrantes o seguidores, perteneciente al colegio Stella Maris de Montevideo.

Cuarenta años después, Eduardo Strauch relata la historia y, sobre todo, reflexiona sobre cómo aquellos hechos le cambiaron la vida y el espíritu. La escritora uruguaya Mireya Soriano se ha encargado de redactar el testimonio después de muchas reuniones, conversaciones y correos. De esta manera, se publica en ediciones uruguaya y española “Desde el silencio”.

Cada uno de los capítulos plantea una reflexión sobre el silencio, la montaña, el cuerpo, la muerte, la mente, la esperanza, el miedo, la vida, el amor, la amistad, el tiempo, la creatividad, la naturaleza, la familia, el misterio y el recuerdo. Mientras se meditan estos temas, de manera amena y magistral, se hilvana la historia de aquellos 72 días.

Un gran protagonista es la montaña. En el libro se quieren transmitir las voces del silencio. El silencio de la montaña, su presencia fecunda y misteriosa, ha ido construyendo su vida.

“El silencio de la montaña facilitó en mí la posibilidad del silencio interior y fue ese acallar de los pensamientos en donde encontré una paz perdurable capaz de potenciar todas las facultades humanas.”

Eduardo Srrauch ha regresado en trece ocasiones al lugar en donde quedaron sus amigos. La primera en marzo de 1995.

En los últimos tiempos se acompaña del montañero mexicano Ricardo Peña que encontró su billetera y otras pertenencias a 4.800 metros el 10 de febrero de 2005. Al año siguiente (enero-febrero de 2006), Ricardo y Eduardo subieron hasta el lugar exacto en donde estuvo el fuselaje del avión caído. Organizan expediciones anuales en donde son acompañados por montañeros de diferentes nacionalidades. Eduardo volvió el 21 de enero de 2013 a Montevideo de su último encuentro con los Andes.

En el programa de Radio Euskadi “La Casa de la Palabra” (martes 22 de enero de 2013) nos comunicamos con Montevideo en donde estaban Mireya Soriano y Eduardo Strauch Urioste.

Nos comentó Eduardo que ha visitado en dos ocasiones el País Vasco, tierra originaria de sus antepasados.

“Desde el silencio” edita Desnivel.

www.desnivel.com

Puedes escuchar el audio del programa:

https://www.eitb.eus/es/audios/detalle/1234334/desde-silencio-andes–la-casa-palabra-radio-euskadi/

3 pensamientos en “Eduardo Strauch Urioste y Mireya Soriano. El poder interior de la montaña.

  1. esther

    Hola quisiera saber que me facilitaran una cosa yo tenía pensado hacer un poema o algo de la trajedia de los andes.Tengo una especie de Diario desde que fue el accidente hasta el rescate,
    Una noche escuche a Carlos Paéz hablar de eso.Desafortunadamente no tengo el libro es decir que le iba a copiar a mano.
    Al leer su articulo. He pensado si pudiera hablar con Eduardo y si esta en facebook.
    Espero su respuesta en breve y gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *