Ager Pascual, el mundo con 12 años.

Ager Pascual tiene 12 años y, a pesar de su corta edad, ha tenido la suerte de vivir muchas experiencias por diferentes países del mundo. Ha podido ver y sentir otras culturas, razas y formas de vida distintas. Emociones dispares, como estar dando clases de castellano en las favelas de Rocía y Vidigal en Río de Janeiro, compartir unas horas de escuela con niños indígenas de la selva amazónica en Iquitos o tener el privilegio de relacionarse unos días con una familia senegalesa recorriendo este país desde Dakar hasta la frontera con Gambia.

 

Ager viaja desde muy niño con sus padres, Agus Pacual e Itxaso Viar. La primera vez fue en verano de 2009, cuando tenía 8 años. A su tío le tocó la lotería e hicieron un crucero por Egipto, Turquía y Grecia. Más tarde fue a Lisboa y en el verano de 2010 estuvieron en Pekín, Xian y Shangai, en donde se montó en el tren bala de Shanghai que iba a 431 km/h. Llamaba tanto la atención entre los chinos que hacían cola para fotografiarle.

En Semana Santa de 2011 fue a Nueva York, en donde todo es tan grande que parece multiplicarse. Escuchó música gospel en Harlem y estuvo de espectador en un partido de la NBA.

En el verano de 2011 voló hasta Australia. Considera que Sydney es la ciudad perfecta. Condujeron por el desierto en un coche de marchas automáticas, hicieron snorkel en la Gran Barrera de Coral y en Keers comprobó que en Australia hay muchos animales peligrosos.

En diciembre de 2011 fue a Senegal, en donde se relacionó con niños en diferentes aldeas. Algunos lloraban cuando le veían pues les impresionaba su piel blanca. Estuvieron acogidos por una familia local.

Continuó por Londres, Jordania, Palestina e Israel en donde flotó en el mar Muerto.

En verano de 2012 pisó Machu Picchu y se introdujo en la Amazonia por al zona de Iquitos. Se puso enfermo y un chamán le quiso curar. Luego fue a Río de Janeiro y las cataratas de Iguazú.

En navidades de 2012 estuvo en el Atlas y en el desierto de Marruecos. En Semana Santa de 2013 se fue a Laponia en donde practicó el esquí de fondo y fue recibido por Santa Claus.

Ager suele viajar con una ikurriña para que sepan en todos los rincones del planeta que Euskal Herria existe.

Antes de viajar, Ager era un niño tímido, sin embargo, ahora le gusta relacionarse y hablar de todas las vivencias que le han calado tan hondo.

En el programa de Radio Euskadi “Levando Anclas” del 9 de junio de 2013 nos cuenta algunos de los lugares mágicos en donde ha estado como las cataratas de Iguazú, Amazonia, el coliseo romano, la Gran Barrera de Coral, la montaña sagrada de Uluru, Petra, la acrópolis de Atenas, Santa Sofía en Estambul, las pirámides de Egipto, Machu Picchu, los desiertos del Sahara, Wadi Rum, la gran muralla china, la estatua de la Libertad de Nueva York, Cristo Redentor en Río, etc.

Puedes escuchar el audio del programa:

https://www.eitb.eus/es/audios/detalle/1367794/el-mundo-12-anos/

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *