Beatriz Pitarch, aguda observadora en Corea del Norte.

Beatriz Pitarch es una escritora con una sensibilidad especial para escribir literatura de viajes. Aguda observadora allí donde viaja, ya pueda ser Irán, Bután, Laos, Groenlandia o en el caso que nos trata Corea del Norte. Después de escribir “El chador azul” – en el que muestra el periplo por Irán de dos admiradoras del arte como son Beatriz y su madre Asunción – ahora publica “Cerrado 24 horas. Crónica de un viaje a Corea del Norte”, obra en la que intenta adentrarse en una de las sociedades más herméticas, en el único régimen estalinista de carácter hereditario del planeta.

 

Beatriz Pitarch (Jaca, 1977) es licenciada en Bellas Artes y trabaja de locutora de Radio Zaragoza. Como viajera tiene predilección por los lugares recónditos. Ha realizado exposiciones fotográficas y escrito dos libros: “El chador azul” (Laertes, 2009) y “Cerrado 24 horas. Crónica de un viaje a Corea del Norte” (Laertes, 2012).

Beatriz Pitarch indaga sobre en el interior de un país que se mantiene cerrado al extranjero las 24 horas del día, los 365 días del año.

Se solía preguntar ¿qué hay en Corea del Norte? Para salir de la curiosidad se propuso verlo, vivirlo. Comenta: “Quiero saber encontrar la belleza en un lugar aparentemente hostil. Y quiero saber responder esa pregunta a mi regreso”.

Entre otras prohibiciones, para entrar en Corea del Norte no se permiten cámaras de fotos profesionales, teléfonos móviles ni cámaras de video, hay restricciones con los ordenadores y siempre que se hable del país se tiene que pronunciar y escribir República Democrática Popular de Corea, nunca Corea del Norte. Para referirse al presidente Kim Jong Il (todavía vivía), lo más adecuado es utilizar “Querido Líder” o “Gran Líder”. Si se referían a su padre y predecesor, Kim Il Sung, lo mejor es utilizar “Amado líder” o “Eterno presidente”. Llamarles simplemente por su nombre se considera una deshonra.

Beatriz Pitarch formaba parte de un grupo de siete turistas y dos guías permanentes, una femenina Kang y otro masculino Kim. Ambos se comunican en perfecto castellano e inglés. Además, tenía a su disposición de un chófer y un autobús de 50 plazas.

Les advirtieron de que no está permitido salir del hotel sin los guías. Si compran un periódico no se puede doblar las hojas donde salga una foto del Querido Líder, su imagen no puede quedar dañada de ninguna manera, y por su puesto no se puede romper o tirar a la papelera.

El hotel que les asignaron era un 5 estrellas con 47 plantas y restaurante giratorio en la azotea que hace que te sientas en una burbuja aislada dentro de una burbuja aún más aislada que es Corea del Norte. Y para aislarlos del todo, el hotel está en una pequeña isla sobre el río Dedong en la capital Pyongyang.

Entre los turistas hay personajes variopintos, todos ellos muy curiosos, a los que va describiendo y descubriendo la autora. En las diferentes excursiones que realizan Beatriz Pitarch utiliza el ingenio y especialmente apura al máximo su gran don de observadora.

Un libro que entretiene en todo momento e ilustra al lector sobre el país más desconocido del mundo.

Beartriz Pitarch estuvo en el programa de Radio Euskadi “Levando Anclas” emitido el 7 de julio de 2013.

El blog de Beatriz es: beatrizpitarch.wordpress.com

La editorial: www.laertes.es

Puedes escuchar el audio del programa: http://www.eitb.tv/es/radio/radio-euskadi/levando-anclas/945004/1399308/corea-del-norte/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *