Viaje solidario en bicicleta de Adis Abeba a Wukro.

Wukro se encuentra en la región de Tigray, frontera con Eritrea. Allí se encuentra la misión del Padre Blanco Ángel Olaran quien se encarga de recoger y educar a niños que han quedadi huérfanos con motivo de la guerra de Eritrea o por el Sida. En su apoyo se ha creado el proyecto “Zaboreak” al que se han unido varios barrios de Donosti para organizar la tercera marcha ciclista que partirá de Adis Abeba con la intención de alcanzar Wukro en donde se instalará una escuela de cocina y una conservera de productos agrícolas.

Ángel Olaran (Hernani, Gipuzkoa, 1938) estuvo de misionero en Tanzania durante 20 años y de allí se fue en 1992 a Etiopía instalándose en Wukro un año después. Habita en un valle a más de dos mil metros de altura.

Cada dos años se realiza una marcha solidaria en bicicleta desde la capital hasta la misión Saint Mary.

El 14 de junio despegan del aeropuerto de Hondarribia un grupo de voluntarios rumbo hacia la capital de Etiopía. De allí partirarán 12 bicicletas seguidas de una furgoneta de apoyo con la intención de alcanzar la meta en Wukro. Les esperan mil kilómetros a cubrir en ocho etapas.

Para financiar el proyecto, “Zaboreak” vende los kilómetros. De esta manera, cubrirán los gastos de la instalación de una escuela de cocina y una conservera para cocer y envasar los productos de la huerta.

Nos explican la expedición tres de sus miembros: Iñigo Navarro, responsable de los aspectos logísticos, Iñaki Alkiza, quien participó en la edición anterior y repite porque la experiencia le pareció muy emocionante. Es un buen ciclista, cuentan que cuando corona los puertos espera al grupo fumándose un purito. Y María Antonia Mugika que es la enfermera de la expedición y viajará en la furgoneta de apoyo.

Han participado en el programa de Radio Euskadi “La Casa de la Palabra” el jueves 28 de mayo de 2015.

Puedes escuchar el audio del programa: http://www.eitb.tv/es/radio/radio-euskadi/la-casa-de-la-palabra/2514820/3246660/viaje-solidario-en-bicicleta-por-etiopia-la-india-de-kipling/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *