Beatriz Farto vuelta al mundo sin tacones.

Beatriz Farto antes de iniciar una vuelta al mundo había vivido en 11 países y viajado a más de 50. Harta de tantas mudanzas decidió que ya era hora de asentarse y volver a Madrid. Pero antes quería celebrar una gran fiesta despedida de su vida nómada con un gran viaje y así rellenar los espacios en blanco de su mapamundi particular. Para probar como era lo de viajar sola y con mochila  se fue tres semanas a Asia que luego se convirtieron en cinco. Una vez ya dispuesta quiso dar la vuelta al  mundo. Se compro un billete “Round the world Ticket”, se cargo con una mochila de 14 kilogramos y a partir de ahí vivió los meses más felices de su vida. Aprendió a vivir con poco y descubrió el senderismo.

Beatriz Farto (Valladolid, 1982) vive en Madrid. Era enfermera y luego se hizo abogado defensora de derechos humanos. Trabajo en una oenegé en Argentina, en la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo en Panamá y luego en Bogotá para la ONU. Estuvo un año trabajando en Londres y a partir de ahí ideo la vuelta al mundo.

Para empezar se fue tres semanas a Asia que se convirtieron en cinco. La experiencia fue tan buena, que fue el germen para una vuelta al mundo que se materializo un año después.

Así en diciembre de 2016 agarraba su mochila de 14 kilos y comenzaba un periplo que le dio los meses más felices de su vida.

Armar la mochila fue lo más complicado antes de salir, ya que nunca antes había hecho un viaje de ese estilo. Otras veces se había llevado la plancha del pelo y los zapatos de tacones.

Tenía una lista de sueños viajeros que quería cumplir. Entre ellos era conocer Perú, Australia y Nueva Zelanda.

Después de pasar las Navidades en Nueva York con su hermana se fue a Perú. En Machu Picchu estreno sus primera botas de montaña e hizo el primero del que serian decenas de trekkings. Beatriz recuerda: “Me quede anonadada con su belleza y sobre todo con la energía que desprendía. Casi me morí del susto subiendo Wayna Pichu pues tengo un vértigo tenaz”.

Tras estar cuatro semanas en Perú voló a Los Ángeles, de ahí fue a Las Vegas y el Gran Cañón del Colorado. Salto a Nueva Zelanda en donde se aficiono al senderismo. Beatriz dice: “Para mi sorpresa, descubrí que me encantaba la naturaleza, yo que tenia alergia al campo y siempre había pensado que era de mar y no de montaña. Desde entonces el senderismo se ha convertido en una parte imprescindible de mis viajes y de mi vida.”

Luego se fue Australia (no le convenció demasiado), Singapur, Japón en donde cumplió otro de sus sueños: ver los cerezos en flor.

En Filipinas paso 2 meses fundamentalmente buceando. Saco el PADI y también practico el surf. Se encontraba tan bien en Filipinas que se le caduco el visado.

Myanmar fue su país favorito del sudeste asiático, especialmente por la pureza de su gente. El primer día conoció a Lisa, una alemana, que se convirtió en su compañera de viaje. Se subieron a trenes de la época victoriana que tardaban 12 horas para recorrer 300 kilómetros y en autobuses en los que su amiga siempre le picaba los chinches.

Beatriz voló en solitario a Sri Lanka. Por aquel entonces llevaba 8 meses de viaje. Empezaba acusar cansancio y la necesidad de tener su propio espacio y no tanto dormitorio compartido en hostels.

Volvió a surfear y hasta hizo un retiro silencioso de meditación durante una semana en lo alto de una montaña en medio de la nada. Conoció a un chica holandesa que le animo a trasladarse a Indonesia. Iba en moto a coger olas y a bucear con tiburones y mantas.

Ya estaba lista para cerrar el ciclo y opto por volver a su casa en Madrid. Pero no pudo asentarse demasiado y enseguida emprendió un viaje a México que se prologo por otros países del continente americano. Ultimadamente se ha movido por las montañas de Eslovaquia, Austria y Georgia. En febrero 2020 estuvo en Sidafrica y Mozambique.

Beatriz Farto nos lo contara en otro programa de Levando anclas. Esta vez nos relata la vuelta al mundo.

https://birkinandbackpack.com/sobre-mi-vuelta-al-mundo/

Beatriz Farto ha intervenido en el programa de Radio Euskadi “Levando anclas” emitido el 17 de mayo 2020.

Puedes escuchar el audio del programa: https://www.eitb.tv/es/radio/radio-euskadi/levando-anclas/6630991/7240558/tres-meses-confinados-en-iran-alaska-en-perros-de-trineo-polinesia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *