Indulto temerario

“No es un indulto, es un insulto”

INDIGNACIÓN POR EL INDULTO AL CONDUCTOR KAMIKAZE

Centenares de personas se concentraron el lunes en Alzira (Valencia) para mostrar su rechazo al indulto del ministro de Justícia, Ruíz Gallardón, a Ramón Jorge Díaz, el conductor que circulaba en dirección contraria por la AP-7 y que causó la muerte de José Alfredo Dolz (25 años). Los hechos se remontan al 2003. El PP rechazó ayer martes 22 de enero la petición del grupo socialista, apoyada por el resto de partidos de la oposición, de que el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, explique en la cámara el indulto.

La hermana de la víctima, Loreto Dolz.
La hermana de la víctima, Loreto Dolz.

El indulto del Gobierno a este piloto kamizake recibió la respuesta airada de la población natal de la víctima, que se concentró a las puertas del Ayuntamiento de Alzira. Grupos de edades y procedencias muy diversas exigieron la revocación de la medida, tal y como pidió la hermana de José Alfredo, Loreto Dolz, y acordó también por unanimidad el pleno del Ayuntamiento de la localidad valenciana, gobernada por el PP. El pleno también reclamó explicaciones al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, por firmar el indulto.

La gente fue más allá. A gritos pidió la dimisión de Gallardón. “Si la víctima hubiera sido su hijo, seguro que lo hubiera indultado”, apuntaba un anciano. “No hay derecho. No sólo nos quitan el dinero, sino que nos quitan vidas humanas a coste cero”, señalaba Vicente, junto a Jorge. Se oyeron también voces contra la corrupción y la politización de la justicia, contra lo que consideraban tráfico de influencias. Algunos vecinos hablaban del abogado del kamizake, Esteban Astarloa, hermano del exsubsecretario de Justicia del PP, Ignacio Astarloa.

Las pancartas reflejaban esa indignación: “No es un indulto, es un insulto”; “¿Cuántos sobres vale un indulto?”; “Si el aborto es un asesinato, ¿esto qué es?”.

Es una “burla a la sociedad”, manifestó Loreto Dolz en su intervención ante la gente. Una burla porque se libera a un condenado a 13 años, con sentencias de la Audiencia de Valencia, del Tribunal Supremo, que sólo ha pasado 10 meses en la cárcel. “Dicen que lo indultan por buen comportamiento, ¿pero es que en la cárcel hay autopistas de doble carril?”, se preguntó Loreto. Recordó las nueve vidas que puso en peligro el conductor temerario, además del fin de la de José Alfredo, y concluyó: “En esta vida, todo es revocable, incluso el indulto. Lo único que no es revocable es la muerte de mi hermano”. Por todo ello reclamó a Mariano Rajoy rectificar, “que es de sabios”.

La alcaldesa de Alzira, Elena Bastidas, el alcalde de Algemesí, Vicente Ramón García, ambos del PP, asistieron a la concentración, así como el diputado de EU, Ricardo Sixto, o el líder de los socialistas valencianos, el diputado Ximo Puig, que hoy pide la comparecencia de Gallardón en el Congreso. A pesar de este presencia “popular”, cuatro diputados valencianos del PP, miembros de la Diputación Permanente del Congreso, siguieron la disciplina de grupo y votaron en contra de la comparecencia de Ruíz Gallardón en el parlamento. Además, el pleno del Ayuntamiento de Alzira, de matoria popular,  aprobó por unanimidad pedir a Gallardón “explicaciones públicas por haber firmado el indulto”.

La petición de comparecer en el Congreso incluía también la comparecencia del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, pero el diputado del PP Leopoldo Barreda consideró que las solicitudes estaban “carentes” de fundamento porque, en resumen, los grupos no habían tenido en cuenta las circunstancias concretas de este caso, según recoge Efe.

Durante el debate, el diputado y líder del PSPV-PSOE, Ximo Puig, achacó al Gobierno “falta de cultura democrática” por ese indulto, “arbitrario e injusto” bajo el que, a su juicio, se esconde “tráfico de influencias”. “En el despacho jurídico del kamikaze, Uría-Menéndez, trabajan familiares directos del ministro y de otros importantes dirigentes del PP”, dijo en un comunicado Puig. “El PP en Alzira vota una cosa y en Madrid la contraria”, agregó.

En el turno en contra, el diputado del PP Leopoldo Barreda ofreció datos comparativos de los indultos concedidos por el Gobierno del PP y de los otorgados por los ejecutivos socialistas de José Luis Rodríguez Zapatero y señaló que en 2012 se otorgaron 234, “muy lejos” de los 520 que se concedieron en 2006. Barreda calificó de “demagogia” las intervenciones de la oposición e incidió en que ésta había “obviado” las circunstancias por las que se le concedió, como el arrepentimiento, su reinserción laboral en los ocho años que transcurrieron hasta la condena, el hecho de que cuando cometió su delito no había ingerido ni drogas ni alcohol, su tratamiento de epilepsia o la falta de antecedentes.

Stop Accidentes publica en su web una iniciativa para firmar rechazando los indultos a los conductores que, por su conducta temeraria o delictiva, han causado muertes en la carretera. Puedes leer la nota pinchando aquí.

Article written by

Please comment with your real name using good manners.

Deja una respuesta