Finaliza mi viaje

Finaliza mi viaje

Ya finaliza el viaje de la Copa. Este jueves por la tarde he cogido el avión. Con pena de no haber ganado la Copa, pero orgulloso de como animamos al equipo. Me quedo con la imagen del ‘Athletic Hiria’ y con la marea rojiblanca partiendo desde la carpa del Athletic hacia Mestalla.

También me quedo con las muestras de cariño de la gente, tanto de Valencia como la del aeropuerto de Madrid. La gente que iba a su puerta de embarque en Barajas paraba de hablar por el movil para decirte: ‘¡Aupa Athletic!’. Después, en el vuelo hacia Bilbao, empiezo a hablar con una mujer de Mundaka que me pregunta a ver si venía de Valencia. Le respondo que si y me pasé todo el viaje hablando. Ella vivió el partido en Madrid por motivos de trabajo. Estuvo en el IFEMA y me dijo que desde la mañana del miércoles fue allí con el pañuelo del Athletic puesto. Ahí me di cuenta de que la final se vivió en muchos sitios distintos y de que todo el mundo ha vuelto a ver al Athletic como un equipo grande, en una final. A lo mejor hablé incluso demasiado, pero es que los que estuvieron en Valencia seguro que me entienden. Es para contarlo una y otra vez, además no te aburres al contarlo, porque lo revives y te emocionas mucho con los recuerdos.

Me alegro de haber podido estar en Valencia y en Mestalla, ya que es un viaje inolvidable. Ya, sólo me queda decir que otra vez será y ¡Ánimo Athletic!.

Se acerca la hora del partido

Seguimos en Valencia, cerca de Mestalla. El ambiente cada vez es mejor. Cada vez hay más gente y casi todos del Athletic.

A las 16:00 han emitido la final del 84 contra el Barça. La gente pitaba cuando el narrador mencionaba la alineación del Barcelona. En el gol de Endika, los aficionados rojiblancos han saltado como si el partido fuese en directo. Y al final del partido, ha sido como si hubieramos ganado la Copa esta tarde.

El ambiente, impresionante. Por aquí corría el rumor de que se iban a vender unas 3.00 entradas en taquilla (las que no retiraban los aficionados del Barça), pero nos han afirmado que eso es imposible. En este caso, rumores, rumeros son.

Ahora toca ir a las inmediaciones del estadio, ver el ambiente y sacar fotos que publicaremos los próximos días.

¡Aupa Athletic!

Miércoles, el día de la final.

Ya ha llegado el día, el gran día. Valencia está de color rojiblanco. Con nubes, pero con calor. La gran mayoría de la gente es del Athletic, pero poco a poco también se juntan los aficionados catalanes.

Ayer, martes, la fiesta en el ‘Athletic Hiria’ se prolongó. Muchísima gente del Athletic en la carpa y también se unieron los pocos aficionados que había del Barça. Y es que resulta que las txoznas de la zona del Barça se cerraron por la poca gente que hubo en esa área azulgrana.

Hoy miércoles, es el día de la final. Cada vez llegan más aficionados del Athletic y los del Barça también están llegando, pero en menor número. Bizkaia está de color rojiblanco, pero Valencia también. La reventa está a la orden del día. Ayer hubo varios aficionados que consiguieron entrada en la reventa. Alguno que conozco, lo compró por 150, otros por 300 y alguno más por 350 euros. Todas esas entradas son vendidas por aficionados del Barça, pero a los rojiblancos les da igual estar en la zona azulgrana. Seguro que tres cuartas partes de Mestalla serán de color rojiblanco. Hoy, el día de la final, nos han ofrecido entradas. Pero el precio era de 600 euros. Seguro que baja el precio 5 minutos antes del partido.

La gente de aquí, de Valencia, está con el Athletic. Te dan ánimos cuando te ven con la camiseta rojiblanca, en los restaurantes, por la calle los coches pitan y sacan la mano para saludarte y gritan “¡Aupa Athletic!”. La ciudad de Valencia también está con el Athletic.

Mi viaje a Valencia

El lunes, partí hacia Valencia para presenciar el miércoles 13 de mayo la gran final de la Copa del Rey entre el Athletic y el F.C. Barcelona. Con la camiseta rojiblanca del Athletic, la de Beti Zurekin con el símbolo de la final de Copa, la bufanda y la maleta llena de ilusión emprendí rumbo al aeropuerto de Loiu.

Primero tenía que hacer escala en Madrid y después coger otro avión a Valencia.

Cronología del viaje:

15:00 horas. Llego al aeropuerto de Loiu, cojo los billetes y a las 16:00 me subo al avión que me lleva a Madrid.

17:00 horas. Llego a la Terminal 4 de Madrid, bajo del avión y me enfundo la bufanda del Athletic. Todo el mundo mira, algunos sonreían, otros (los extranjeros) miraban extrañados.

Tras escribir la primera parte de mi viaje, fui a tomar algo a un bar del aeropuerto y un camarero le dice a otro: “Oye Juan, que estos van a por la Copa y van a ganar”. Ahí comenzamos una breve charla y me dijeron que se habían sorprendido al ver las imágenes del entrenamiento del Athletic en San Mamés y la despedida al equipo. Esto me hizo mucha ilusión y según me dirigía a la puerta de embarque, me encontré con varios aficionados del Athletic.

20:00 horas. Embarcamos y ya queda cada vez menos para llegar a Valencia. En el asiento de al lado, una chica me ve con la bufanda y me dice: “¿Vas a ver la final?”, y yo le contesto “Si claro”. Ella también era de Bilbao y una gran aficionada del Athletic. Nos pasamos todo el viaje hablando de la final, y todo lo relacionado a eso.

20:50. Aterrizo en el aeropuerto de Manises. Ya he llegado a mi destino. Con mucha ilusión y ya tranquilo por estar en Valencia. En el trayecto desde el aeropuerto al hotel voy hablando con el taxista y me comenta: “Joder, menuda carpa habéis montado los de Bilbao. Vi las imágenes del entrenamiento del domingo y me quedé sorprendido. No he visto que el Barcelona haya montado nada, seguro que creen que van a ganar fácil, pero espero que ganéis vosotros”.

Toda la gente con la que coincidí me daba ánimos y yo al repasar mi viaje y todas las conversaciones que tuve, me sentí mucho más orgulloso de ser del Athletic.

12 thoughts on “Finaliza mi viaje

  1. nikez

    Eso de que vamos a ganar la Copa, no se yo… A ver si es verdad. Bonitas anecdotas las que se encuentra uno cuando tiene la suerte de viajar y poder ver el partido…

    Responder
  2. andoni

    Bizkaian geldituko zarien guztiokatik, sarrerarik ez daukien guztiengaitik eta Athleticzale guztiokaitik etengabe animauko dogu gure taldea

    Responder
  3. unai

    Bidaia hasteko modu ona. Zure gora-beherak segiduko doguz hemetik. Eskerrik asko behar dogun bakotxean botaten doskuzun eskuegaitik! ondo ibili ta aupa athletic!

    Responder
  4. Tollo

    Aupa Andoni! Acabo de leer tu diario de las experiencias de Valencia, y a pesar de que ya hayan pasado un par de semanas todavía me sigo emocionando con ello. No te digo que me salgan lágrimas, pero siento un escalofrió que me hace volver atrás y veo esa carpa del Athletic Hiria “petau” de los nuestros, cantando el “Ikusi Mendizaleak” en territorio comanche.

    Uno se entiende a sí mismo como muy mayor para determinadas cosas. Es la asunción de la madurez: hay gestos que cuando eras niño te puedes permitir, pero hoy, adulto como eres, te los vetas a ti mismo: no son de recibo, no son propios de alguien maduro. Sin embargo, también es cierto que hay momentos en los que nos sorprendemos a nosotros mismos. Por más que creamos que ante determinada situación actuaremos de una manera, cuando llega el momento, somos como no nos imaginamos. Esto fue lo que me sucedió a mí el pasado miércoles, en Valencia. Jamás habría podido imaginar lo que iba a acontecer cuando, con el gol de Bojan, se certificó la definitiva e irrevocable derrota del Athletic. Jamás había llorado en un campo de fútbol, nunca me había imaginado a mí en tal situación. Incluso, cuando había visto a otros llorando tras un partido, no terminaba de comprender cómo se podía llegar a tal extremo de sentimientos por algo como el fútbol. Pero he aquí que, tras aquel gol, rompí a llorar. No fue un llanto desgarrado. Al contrario, fue contenido, tenso. Apenas cuatro lágrimas recorrieron mi rostro. Suficientes, sin embargo, para hacerme pensar mucho.
    Fueron lágrimas de orgullo.

    Orgulloso de ser de un equipo que es capaz de revolucionar una ciudad entera y hacerlo suyo.

    Ea beste 25 urte pasau behar ez diren berriz horrelako zerbait sentiarazteko. Aupa Athletic!

    Responder
  5. pedro urrutia

    yo tambien estuve en valencia y lo que paso alli no pasara con ningun otro equipo por muy grande que sea por que somos los mejores aficionados que hay en esta tierra,me lo pase de maravilla la pena fue el resultado pero dejamos el pabellon muy alto gora athletic y gora euskadi.

    Responder

Responder a toni Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *