Archivo por días: 6 abril, 2010

Clemente a Pucela: la Semana de Pasión empieza ahora en Valladolid

Las mujeres somos así. Tuve un pálpito el otro día y me fui a ver la Procesión General de Viernes Santo a Valladolid. Llámenlo sexto sentido si quieren.

Cuando le tocó el turno al Ecce Homo, al Cristo apaleado junto a la Columna, vi a Onésimo entre los sayones. Con su pantalón de chándal amontonado bajo el ombligo, la mirada angustiada levantada hacia el cielo…mascullando aquello de “Pucela, Pucela…aparta de mi este cáliz”. Fue un instante, una visión. Y pensé, como pierda el Valladolid el domingo, a este, en lugar de resucitarlo lo bajan a gorrazos del calvario. Luego me dejé llevar el aroma de incienso que partía de los procesionantes y el otras materias resinosas que quemaba parte del público. Impresionante.

Oigan, y aquella visión resultó premonitoria. Igual que la señal de la Nacional 1 que advertía del control de velocidad por radar. Lo mismo. Los de tráfico me cascaron la multa y la directiva albivioleta cesó a Onésimo, gran futbolista, controvertido entrenador y persona de ropero más que discutible. Onésimo, ya lo dije, fue un seguidor de Maradonna en cuanto a manejo de balón y lo está siendo en lo que a estilismo se refiere. Si tiene perros ahora se estará preguntando por qué a él no le muerden.

Onésimo en su versión Ecce Homo, le falta la columna delante y la ramita entre las manos.

Onésimo en su versión Ecce Homo, le falta la columna delante y la ramita entre las manos.

En cualquier caso, la Semana de Pasión que ya ha terminado para todo el mundo, empieza hoy para la plantilla del Real Valladolid. Porque para alegría de los periodistas deportivos y angustia de los futbolistas de la casa, el nuevo técnico pucelano es… Javier Clemente. Ya no nos podemos quejar, tenemos a David Vidal en segunda y Clemente en primera. Quien no consiga declaraciones para abrir un informativo será porque no quiere. A uno y a otro, basta con acercarles un micrófono a 10 metros para que proporcionen sustancia. Yo he llegado a pensar que lo hacen por bluetooth y que lo llevan siempre abierto.

Si la visión que tuve con el paso del Ecce Homo la hubiera tenido con la Resurrección y se me hubiera aparecido Javi saliendo del sepulcro, ya mi viaje a Valladolid hubiera sido redondo. No fue así. Lástima.

El camino a la resurección del Valladolid

Sea como sea, se avecinan semanas apasionantes a orillas del Pisuerga. El Valladolid se plantará con tres centrales en casa y cinco fuera, dos pivotes defensivos por delante, y un media punta de contención más adelante aún, con Luis Pietro jugando de delantero centro. Clemente se sacará de la manga a un par de juveniles para que corran la banda y tratará de contratar a un pivote bielorruso o esloveno, además de luchar por la cesión de un volante del Tordesillas. Todos estos, más el utillero y los lesionados, se conjurarán para correr como 11 Toqueros, incluído el portero, sea uno de los habituales o el suplente del equipo juvenil de división de honor.

No se si Clemente salvará al Valladolid. Ignoro si ganará algún partido fuera de casa. Pero les aseguro, y ustedes pueden también adivinarlo, que vencer al conjunto albivioleta va a empezar a ser cosa de heroes hasta para el Barcelona. Y eso si, en los córners y las faltas laterales, van a rematar hasta a los postes de las porterías.

Va a ser divertido el fútbol del Valladolid. Sobre todo en lo que se refiere al turno de preguntas en las ruedas de prensa.

Tibet

6 de abril J16

Ya estamos en Tibet, pero apenas se nota. Zagmu, el primer pueblo es un deprimente pueblo fonterizo, que unicamente son casas a ambos lados de una carretera permanentemente atascada con camiones echando un humo apestoso. Por la noche hay decenas de escaparates con luz roja, y una chica en cada uno de ellos.
El siguiente pueblo es Nyalam. También son todo casas nuevas, chinas con tiendas abajo que son como los bazares chinos de nuestras ciudades, por aqui ya empieza a verse algun tibetano, pero la mayoria son chinos.
Es increible como va cambiando todo esto en solo 4 anos. Lo que era una pista, por la que se tardaba tres horas en recorrer los 38 Kms. que separan Zagmu y Nyalan, hoy es una carretera asfaltada. Cuando la expedicion al Cho Oyu, en Nyalam dormimos en un apesteso hotel, en el que se oia a las ratas correr por todos lados. este ano hemos inaugurado un hotelazo de cinco plantas que se estrenaba el dia de nuestra llegada. Para bien o para mal, por encima o por debajo de los tibetanos, el progreso tambien llega aqui de forma imparable.
Y lo mejor: ya hemos comenzado a caminar parea aclimatar. Hemos salido de Nyalam a 3700 metros y ya hemos tocado los 5.000 metros. Que falta me hacia!. Hoy he estado contento todo el dia. Ya hemos tenido oportunidad de admirar impresionantes montanas, el Shisa Pagma entre ellas, y ademas he tenido muy buenas sensaciones durante la caminata, a pesar de que aun tengo restos del catarro.
La diferencia de caminar aqui, es que al llegar al hotel no hay ducha. La ultima ducha nos la dimos en Katmandu, la proxima debera esperar como mes y medio.P5260061