Archivo por días: 11 mayo, 2010

El nuevo avance ultratecnológico de la Fórmula 1: un boquete en el habitáculo de los pilotos

Fernando Alonso, el tipo más soso de la Fórmula 1, logró un segundo puesto en Montmeló por eliminación. El asturiano optó por mantener la posición que logró en la parrilla de salida, la cuarta, y pilotar a lo Rajoy, o sea, conservador y esperando que el tema se resolviese por si mismo.

Oigan, y le dio resultado. Sebastián Vettel, que optaba al podio, sufrió el mal de Amy Winnehouse, o sea, se quedó sin frenos. A falta de 10 vueltas comunicó por línea interna a sus ingenieros que, o le proporcionaban un par de botas con tacones de goma con los que frenar con la pierna por fuera, o abandonaba. Y eso fue lo que hizo. Lo que a esta hora no ha trascendido todavía es dónde se estampó Vettel en su afán por frenar.

A Lewis Hamilton le tuvo que saber a√ļn peor. A falta de giro y medio para el banderazo, y segundo debido el abandono del desenfrenado Vettel, el ingl√©s vio c√≥mo su rueda delantera izquierda se deshac√≠a como los nervios de un inversor en la bolsa de Madrid. Si, el neum√°tico se convirti√≥ en trapo, dej√≥ de ser circular para volverse amorfo y luego la rueda entera se puso paralela al suelo en lugar de perpendicular.

Fernando Alonso pas√≥ entonces al lado de Hamilton. No queda constancia gr√°fica si hizo una peineta a lo Aznar o simplemente castig√≥ a su excompa√Īero con el l√°tigo de su indeferencia. As√≠ fue como el asturiano arrib√≥ segundo a meta. Y lo celebr√≥ como si hubiera adelantado a 20 √≥ 30 pilotos en arriesgadas maniobras. Le bast√≥ a nuestro hombre con no agotar el combustible, evitar la degradaci√≥n absoluta de los neum√°ticos y conservar los frenos. Todo esto resulta sencillo para un soso.

Uno de los prototipos en los que las marcas est√°n trabajan de cara a la temporada del a√Īo que viene y en el que se implementan m√°s avances tecnol√≥gicos como el del boquete en el habit√°culo

Uno de los prototipos en los que las marcas trabajan de cara a la temporada de F√≥rmula 1 del a√Īo que viene y en el que se implementan m√°s avances tecnol√≥gicos como el del boquete en el habit√°culo

Claro que lo que me deja ‚Äúpegada‚ÄĚ de la F√≥rmula 1 este a√Īo es el nuevo invento para ganar velocidad. Es algo que me recuerda al Dyane 6 de un noviete que tuve cuando la Universidad. Este chico llevaba el cap√≥ delantero atado con unos cables porque se le levantaba al ponerse en marcha‚Ķel cap√≥. Y luego empleaba dos cuerdas para mover a mano y r√≠tmicamente los limpiaparabrisas mediante un sistema que dejar√≠a boquiabierto al barbas de Bricoman√≠a. O sea, que yo rezaba para que no lloviera.

Pero estamos hablando de un Dyane 6 y de un muchacho que compraba Bisonte porque el dinero no le alcanzaba para LM en aquellos tiempos en los Miguel Ríos era lo que hoy es Fito.

Pues me he enterado que la supertecnol√≥gica y sofisticada F√≥rmula 1 cada vez se parece m√°s a ese Dyane 6. Resulta que han descubierto un sistema de paso de aire por el interior de la carrocer√≠a que puede desviarse, o no, al aler√≥n trasero que mejora las prestaciones de los b√≥lidos. El mecanismo es de lo m√°s sofisticado: un boquete en la cabina del piloto. Para darle al ‚Äúon‚ÄĚ basta con destaparlo. La mayor√≠a cubren el boquete con la rodilla izquierda. Alonso lo hace con la mano. Eso si, le han conseguido un guante especial de caucho. O sea, que va conduciendo y tapando o destapando con la mano un agujero en el interior de la cabina. Para flipar. Si le pillara la Guardia Civil le cae un puro de aqu√≠ te espero.

Lo de los tacones de goma gruesa para frenar el bólido con el pie por fuera que necesitaba Vettel, llegará. A lo mejor, más desarrollado, con un agujero en el piso de la cabina.

No se a dónde vamos a llegar con esto de la crisis.

La cat√°strofe

Subimos del CI al CBA. Por el camino nos cruzamos con el grupo e Silvio Mondinelli. Seg√ļn sus predicciones va a haber mucho viento hasta el 21, as√≠ que se bajan. Mal ag√ľero. Sus previsiones coinciden con las nuestras, pero que lo tengan tan claro como para bajarse desmoraliza.

Me quedo el √ļltimo y la subida se me hace interminable.

Al llegar al CBA la catástrofe. El viento se ha llevado por los aires y destrozado la tienda comedor. Ha volado como 20 metros y eso que tenía dentro la batería de la placa solar que pesa como 25 kilos. Nos hemos quedado sin tienda y sin batería. No podemos recarar el ordenador, teléfonos… dependemos de que otras expediciones nos permitan hacerlo. Las comunicaciones en el aire ¡con la falta que me hacían precisamente ahora que estoy bajo de moral!.

El viento también se ha llevado la tienda de Pedro y ha roto la de Ned. Afortunadamente Pedro ha podido recuperar lo que tenía dentro (las botas entre otras cosas), si no la expedición se hubiera terminado para él.

¬Ņquedar√° algo de nuestras tiendas en los Campos 1 y 2?. ¬ŅSe habr√° terminado la expedici√≥n para todos nosotros y a√ļn no lo sabemos?.

De todas formas si el 24 no es la fecha buena, nos quedar√≠an escasos d√≠as de maniobra. Ser√≠a triste tener que irse de aqu√≠ despu√©s de todo lo pasado sin tener oportunidad de intentarlo siquiera. Est√° claro que va a ser una monta√Īa de ‚Äúlast minute‚ÄĚ.

Hasta la fecha nadie ha hecho cima en el Everest este a√Īo por √©sta cara, y a √©ste paso a a demorarse todav√≠a bastante. Para hoy y ma√Īana anuncian viento de 150 km/h a 7.000 metros. Estamos a 6.400.

¬ŅQui√©n puede dormir en una tienda constantemente sacudida esperando la acometida que la haga salir volando?.