Archivo por días: 25 mayo, 2010

El Yeste del Edén (y viceversa)

Ha sido la noticia de este fin de semana. Han jugado el Real Uni√≥n, la Real, el Baskonia Basket, el MRA Xota‚ĶHa habido final de la Champions, Mundial de Motos, mano parejas‚Ķ Bueno, tengo un amigo disl√©xico que lo pasa muy mal cada vez que habla del mano parejas, porque √©l, sin querer siempre se refiere a ‚Äúmano pajeras‚ÄĚ y, si no le conoces, puede parecerte, digamos, raro.

En fin, todo eso ha sucedido en el mundo del deporte este fin de semana, sin contar con el Giro de Italia, claro. Pero, esta servidora de ustedes no ha podido escapar del monotema. El monotema era‚Ķel culo de Yeste. Somos as√≠ de triviales las y los humanos. En una monta√Īa de Italia hay 150 tipos que echan el bofe subiendo a pedales rampas del 15% por un camino de cabras despu√©s de haber pedaleado bajo el sol durante 240 kil√≥metros, y lo que nos interesa es‚Ķel culo de un futbolista.

Les juro que lo intent√©. Pero no pude. El s√°bado por la ma√Īana, en Bilbao, la panadera, la kioskera, la conductora del autob√ļs, un polic√≠a municipal, un bombero de los que no se pisan la manguera, Marijaia y Gargant√ļa, me preguntaron si hab√≠a visto el culo de Fran Yeste. No si se iba o se quedaba en el Athl√©tic, no sobre qu√© equipo creo que ser√° el que le contrate‚Ķno, me inquirieron sobre su culo. La pregunta en concreto era ¬Ņpero a ti te parece normal?

Y yo respondía que no. Que ese culo no era normal. Que era una pieza extraordinaria por sus proporciones, redondez, tersura y firmeza. Que yo quería un culo como ese para mí, aunque fuera sólo para un rato y que era una pena que un culo como ese no siguiera en Bilbao. Que Stark debiera haber adornado alguna columna de la Alhóndiga con ese culo, pero en grande.

Ante los rostros de extra√Īeza que percib√≠ de manera continua, ca√≠ en la cuenta que no era ese el sentido de la cuesti√≥n, as√≠ que termin√© respondiendo con un no, simple y seco.

Lo fuerte del asunto es que me siguieron preguntando por las nalgas del de Basauri en Eibar, en Olazagutia, donde fui de excursi√≥n, y hasta en un convento de cierto pueblecito de la Rioja donde entr√© a admirar su capilla barroca. Estando yo observando unos angelotes, se me acerc√≥ una monjita a√Īeja y me susurr√≥‚Ķhayyy, qu√© grande es la obra del Se√Īor‚Ķno se si ha visto usted el culo de Yeste‚Ķ

La monjita que alabó las posaderas de Fran Yeste tenía una expresión parecida a esta

La monjita que alabó las posaderas de Fran Yeste tenía una expresión parecida a esta

La foto de Yeste tomando el sol en cueros en la proa de una embarcaci√≥n en Menorca ha sido como su discurso de despedida. De todas maneras ha sido una muy vasca, muy de txoko. Si se fijan ustedes no hay una sola mujer en ese barco. ¬ŅSe imaginan un barco en el que Ronaldinho y sus amigotes estuvieran de fiesta? ¬°No creo que ni un solo t√≠o estar√≠a hablando de si el brasile√Īo est√°ba o no vestido! Habr√≠a otros temas de conversaci√≥n. En fin.

Después de muchísimo tiempo sin hacer declaraciones a los medios de comunicación esa foto ha sido la disertación de adiós de Fran Yeste. Muchos técnicos han dicho por lo bajinis que al futbolista de la zurda exquisita le fallaba la azotea, que parecía que pensaba con las posaderas. Ahora todo el mundo sabe por qué se le ocurrían tan hermosas jugadas.

Y perdónenme si mido a todo el mundo por el mismo trasero. Quería decir rasero.

banderin

El día más largo de mi vida

En el Campo Base AvanzadoAl salir de la tienda me encuentro al sherpa de los alemanes. Me dice que mis amigos han hecho cima y  que han dormido en el C.3. Me alegro mucho por ellos. Yo sigo bajando tirando de todas las reservas. De nuevo hago en la bajada tiempos de subido.

Cuando estoy llegando al C.B.A. me cruzo con cuatro sherpas que dicen que estar yendo a rescatar a dos espa√Īoles. Solo pueden ser Pedro y Alfredo, no hay mas espa√Īoles por aqu√≠. Sin embargo Temba me ha dicho que est√°n bien. El agotamiento no me permite entender nada. Que pasa?, Quien les ha avisado?.

Cuando llego al C.B.A. llamo a Vitoria e inmediatamente me preguntan por ellos. Sigo sin entender gran cosa pero ya asumo que algo ha pasado. Y como lo saben ya en casa? A partir de aquí la angustia  de las noticias permanentemente cambiantes y muchas veces contradictorias.  Que si Pedro tiene congelaciones graves, que si no son tan serias, que si han salido otros 10 sherpas al rescate, que si Alfredo sobrevivirá al adema… horroroso. Hasta que muchas horas después un sherpa habla con el walkie delante mío con otro sherpa que esta con ellos y me confirma que están en el C1 y su estado, no llamo a Maider, la mujer de Pedro.

Entre tanto van llegando los dem√°s. Los dos alemanes Rolf y Andreas, el franc√©s Ned¬† con los que compartimos campamento.¬† Este d√≠a lloramos todos. Se puede llorar de agotamiento. Se puede llorar de alivio al sentirse por fin a salvo, se puede llorar de alegr√≠a tras haber hecho cima, se puede llorar de angustia por los compa√Īeros que no bajan, se puede llorar de sobrecogimiento al sentir que f√°cilmente pudieras haber sido tu, se puede llorar de emoci√≥n cuando por fin llega el compa√Īero en problemas, o por todo ello a la vez

Entre noticia y noticia contradictoria, consigo serenarme y pensar que puedo hacer. Voy a tratar de que al menos haya un medico aquí cuando bajen.  Aprovechando la confianza adquirida con Kari Kobler, le pido ayuda. Inmediatamente manda un medico a nuestro campo a esperarles, me ofrece botellas de oxigeno para que pasen esa noche, incluso pone sus sherpas a mi disposición por si fuera necesario bajarlos en la espalda esa misma noche al Campo Base Chino, lo que haga falta . Mira por donde al final solo puedo estarle agradecido.

Como a las 7 de la tarde llega Pedro escoltado como por 8 sherpas. Dos horas mas tarde lo hace Alfredo con otros 4. Como a las 12 de la noche acaba el día mas largo de mi vida, que en realidad son tres ininterrumpidos.

JOSU ORTUBAY SE ENCUENTRA BIEN EN EL CAMPO BASE AVANZADO

A las ocho y media de la ma√Īana he podido mantener una conversaci√≥n C.1telef√≥nica con Josu, que acababa de llegar al Campo Base Avanzado.
El monta√Īero alav√©s se encuentra bien, aunque esta¬†muy cansado¬†y¬†sufre¬† ligeras congelaciones en los dedos.¬†Ayer intent√≥ subir¬†a cima acompa√Īado de Pedro Garc√≠a, Alfredo Garc√≠a, Gerlinde Kalterbrunner y Ralf Dujmovits. Sin embargo, tras hora y media de subida, decidi√≥ darse la vuelta, debido a los principios de congelaci√≥n y¬†a no disponer de uno de los crampones.¬†Consigui√≥ bajar¬†hasta el campamento¬†1 donde ha¬†pasado la noche.
Esta ma√Īana ha descendido hasta el campo base avanzado, donde se ha reunido con Gerlinde. La bajada ha sido especialmente dura y peligrosa¬†al no poder utilizar los crampones.
Sobre la situaci√≥n de¬†Pedro¬†y Alfredo, que se encuentran en el campo 3 (a m√°s de 8000 metros)¬†Josu es optimista, nos recuerda que tienen con ellos a¬†su sherpa, lo cual¬† es importante¬†en estas situaciones. Adem√°s, en el descenso hacia el campo base avanzado,¬†se ha cruzado con cuatro sherpas que se dirig√≠an, seg√ļn le han manifestado,¬†a¬†rescatar a¬†Pedro y Alfredo (le han dicho que a unos espa√Īoles, pero dado que son los¬†√ļnicos¬†monta√Īeros que hay all√≠ de esa nacionalidad se deduce que se trata de ellos).
En nombre de Josu Ortubay quiero agradecer el inter√©s de los medios de comunicaci√≥n, y¬†numerosos particulares, que ayer mostraron su preocupaci√≥n por la situaci√≥n tanto del propio Josu como por la de sus compa√Īeros de aventura. ¬†Un abrazo a todos y todas.
Juan Ibarrondo (responsable de comunicación de la expedición ARTEPAN)
Josu
En Radio Vitoria hemos hablado con Josu y nos ha contado c√≥mo se encuentra y c√≥mo ha vivido estas √ļltimas horas: