Archivo por días: 18 noviembre, 2010

Esait, si pero no

La plataforma a favor de las selecciones vascas, Esait, ha dado una rueda de prensa anunciando que ellos no quieren que se celebre el partido navideño de la selección vasca en los términos que exige la Federación Vasca de Fútbol y el Gobierno vasco.

Sin embargo, Esait ha dicho que son los futbolistas los que tienen la última palabra para que se celebre dicho partido. No sabemos lo que pensarán los futbolistas, pero Esait afirmó el miércoles que no habrá partido de la selección vasca estas navidades y no han dejado mucho margen de maniobra a los futbolistas. En cambio, los futbolistas deberían pensar más en la gente, en el sentimiento vasco, en que los niños, las familias enteras quieren ver a su selección y también deberían pensar en el dinero que se saca en estos partidos, ya que es clave para los clubes de Euskadi que son de Primera División. Personalmente, la rueda de prensa de Esait me genera dudas y no me aclara demasiadas cosas. Tampoco quedó clara la opinión o el punto de vista de la Federación Vasca de Fútbol el año pasado y este año tampoco la Federación va a dejar clara su postura de cara al público.

La gente quiere ver un partido de su selección y a la vez vivir una fiesta del fútbol además de reivindicar la oficialidad de las selecciones vascas. Si los jugadores de Primera División no quieren disputar este partido que la Federación llame a futbolistas que vascos que están en otras ligas, a los vascos que militan en equipos de Segunda División o de Segunda B. Que se juegue el partido significa que se puede pedir la oficialidad de las selecciones vascas y que los jugadores porten o no una pancarta con un lema antes del partido no es lo más importante. La gente puede llevar pancartas (siempre respetuosas) a las gradas para reivindicar la oficialidad.

Esait ha dicho que si el partido se celebra “no será el partido que ellos y la mayoría de la ciudadanía vasca quieran”. En este caso no estoy de acuerdo con esta observación. Hay gente y me consta que mucha gente vasca, euskaldun, quiere que se celebre el partido de su selección y que tiene ganas de gritar, animar y apoyar a los nuestros. Y de paso, también dar un paso más hacia la oficialidad. Creo que no celebrándose el partido nadie gana. Creo que nadie gana porque se calla la voz de los aficionados vascos al no haber partido, porque en otras partes no nos ven; ni en España ni en el extranjero. ¿Ganamos algo si no se juega el partido?

Está en juego el futuro de las selecciones vascas, pero también está en juego la ilusión de los vascos de ver a su selección, disfrutar con ella y animar a los nuestros. Por estas razones, hay que pedir a la Federación Vasca de Fútbol, a Esait y a los futbolistas que se dejen de guerras internas y piensen más en la gente, en la sociedad vasca.