Archivo del Autor: Aitor Elduayen

Este año no

Alberto, Juan y Mikel han tomado hoy la decisión definitiva: no harán una nueva tentativa en el Pilar Oeste del Makalu. Han desistido tras revisar el último parte meteorológico recibido: anuncia una leve reducción de precipitaciones para la semana que viene, pero arrecia el viento y parece que será para un largo periodo.

Mayo no ha sido un mes benévolo para meterse en el Pilar Oeste, y es evidente que el monzón, el periodo de lluvias del Himalaya que se extiende de junio hasta septiembre ya se está presentando por estos lares.

Termina aquí, por lo tanto, la expedición Naturgas-Pilar Oeste del Makalu, se esfuma el sueño de escalarlo en estilo alpino. Los chicos se encuentran apesadumbrados, mencionan una y otra vez la “mala suerte” que han tenido, y muestran su pesar por que al final no ha aparecido la deseada ventana de cuatro días de buen tiempo.

Pero, tal y como han declarado una y otra vez, el Pilar Oeste del Makalu es “uno de los retos y una de las vías más bellas del Himalaya”, y pese a que este año no ha sido posible, se muestran “dispuestos ha volver otra vez para enfrentarse a ella”.

Datos y cronología:

  • 53 días desde que se salieron de casa (30 de marzo)
  • 39 días en el Campo Base del Pilar Oeste del Makalu (5.300m) entre el 14 de abril y el 22 de mayo
  • 17-18 de abril: exploración del Baruntse
  • 24 de abril: cumbre en el Baruntse (7.152m.)
  • 28-30 de abril: salida al Makalu La (7.400m.)
  • 6-7 de mayo: primer intento en el Pilar Oeste del Makalu (C-I, 6.500m.)
  • 15-16 de mayo: segundo intento en el Pilar Oeste del Makalu (C-I, 6.500m.)
  • 21 de mayo: decisión definitiva de no realizar más intentos

Las opciones se esfuman poco a poco

Ayer recibimos un nuevo parte meteorológico. Ayer recibimos un nuevo golpe bajo. Parece que no hay atisbos de buen tiempo hasta el próximo domingo, no cuando menos de claro buen tiempo. Es decir, que en ese periodo no se darán las condiciones casi perfectas que se necesitan para meterse en el Pilar Oeste.

Y los porteadores llegarán el viernes para recoger el CB y emprender el descenso hasta Tumlingtar. ¿Y  nosotros, qué vamos a hacer?

Todavía recibiremos dos partes meteorológicos más. El primero, mañana, la que nos indicará cómo puede empezar a perfilarse la semana que viene. Si por un casual aparece algo parecido a un anticiclón, ¡atención! Pero si no es así, se acabó, volvemos junto con los porteadores. En caso de que haya cabida para la esperanza nos quedaremos, y esperaremos un nuevo parte para el domingo, y dependiendo de ella se tomará la decisión definitiva.

Sigue leyendo

Loca primavera

“Está siendo un año excepcional”, dice Alberto. “Sin ser excepcional un año malo, sin  más”, responde Juan. “Es cuestión de suerte, la temporada ha venido así y ya está”, concluye Mikel.

Dentro de la tienda Dom, la tienda comedor-sala de estar, la meteorología se ha convertido en el principal tema de conversación tras el desayuno –panecillos de harina con mantequilla y mermelada, y té o café con leche en polvo-. Todas las previsiones desde hace cuatro días señalaban una notable mejoría del tiempo para el día de hoy, que la marcaban como el día más óptimo para la escalada: escasa probabilidad de precipitaciones y poquísimo viento, una media para el día de 14 km/h a 6.600 metros y de 25 km/h a 8.500 metros. Serían datos muy buenos para escalar el Pilar Oeste.

Pero, ¡nada de nada! La noche pasada ha sido la más ventosa de todas, y al transcurrir de la mañana la cosa no cambia. Eso a 5.300 metros. No queremos ni pensar cual será la situación a 6.500 metros, en donde está el C-I, y ni que decir en las repisas que se encuentran a 7.350 metros y 7.800 metros, los ansiados C-II y C-III, en las zonas más verticales del pilar. “¡Ambiente, ambiente! ¡Inmejorable para volar!”, salta Mikel con ganas de bromear. Sigue leyendo

Apesadumbrados, pero bien

Reina la tranquilidad en el CB. Alberto, Juan y Mikel volvieron ayer al atardecer tras el segundo intento fallido. Dormir les ha tranquilizado un poco, si, pero la rabia contenida todavía se deja notar: tener que ceder por segunda vez ha supuesto un duro golpe.

¿Y ahora? Nos queda una semana de estancia en el CB, y si en ese tiempo se abriera una buena ventana de tiempo tirarán para arriba una vez más sin dudarlo. Bien es cierto que esa posibilidad parece remota, pero los tres montañeros viven estas horas con ese pequeño halo de esperanza. Sigue leyendo

Abandonan

Imposible. Una vez más Alberto, Juan y Mikel han tenido que enfrentarse al viento además de a la dificultad de la vía. El parte meteorológico recibido ayer ya dejaba entrever lo que podría pasar: hoy arreciaría el viento, sobre todo a la mañana, y así ha sido.

Tras una noche fría pero plácida, a las 07:00 se disponían a reemprender el ascenso: “La previsión que recibimos ayer nos dejó tocados de cara a la jornada de hoy, pero la noche ha sido muy tranquila y ahora la cosa está bastante calmada por lo que tiramos para arriba”, decía Alberto en la conexión mantenida antes de partir. Todavía la motivación y las ganas seguían al alza, también el recelo, pero en la mezcla se imponían las primeras sensaciones. Sigue leyendo

Iñurrategi, Vallejo y Zabalza lanzan un segundo ataque al Pilar Oeste del Makalu

Ya han salido. Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza han emprendido la ascensión del Pilar Oeste del Makalu hoy a las 07:20 horas (hora local). En este primer día afrontan una ruta ya conocida por haberla recorrido en el primer intento de ascensión. Pretenden realizar una jornada larga, de unas 7 horas, para llegar al teórico Campo II (6.500m.) tras saltarse el C-I, que las expediciones anteriores (estilo pesado) ubicaban a 6.000 metros. De hacerlo así superarán un desnivel de 1.200 metros en un sólo día. Sigue leyendo

Segunda tentativa al Pilar Oeste

Volver del retiro del Hillary Base Camp y ponerse en alerta mayor, fue todo uno. Ayer volvían de la que no resultó tan relajante estancia de alturas menores (4.800m) los tres montañeros; les nevó durante toda la noche y les hizo mucho frío, el CB Hillary se encuentra en una zona de fuertes corrientes.

Y lo dicho, una vez de vuelta salta la alarma: el último parte meteorológico recibido atisba una mejoría notable del tiempo, al que incluso se le puede nombrar como ‘buena ventana de tiempo’. Sigue leyendo

Iñurrategi, Vallejo y Zabalza emprenden una marcha al campo Hillary (4.800 m) a la espera de una mejora de la meteorología

Los tres integrantes de la Expedición Naturgas Makalu’09 han emprendido hoy desde su Campo Base una marcha al Campo Hillary, a 4.800 metros de altitud, con objeto de combatir la rutina de la espera de condiciones meteorológicas propicias para iniciar el segundo asalto a la cumbre del Makalu. Las últimas predicciones apuntan a una mejoría que podría propiciar un nuevo intento este fin de semana.

Alberto Iñurrategi, Mikel Zabalza y Juan Vallejo han emprendido esta pequeña expedición desde los 5.300 metros de altitud de su Campo Base hasta los 4.800 del emplazamiento bautizado con el nombre del primer alpinista que conquistó el Everest. Dos han sido las razones principales para emprender esta marcha: romper la rutina del Campo Base, y descansar física y psicológicamente de la tensión de la espera. Está previsto que regresen al Campo Base mañana al atardecer. Sigue leyendo

La expedición Naturgas sigue esperando en el Campo Base a que cambie la metorología

En el Campo Base, a 5.300 metros en el Makalu, de paciente espera. Así están Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza, pegados a los partes meteorológicos con la esperanza de que el tiempo mejore y les abra esa ansiada “ventana” de 6 días que les permita retomar la subida al Pilar Oeste del Gran Negro. Por el momento tendrán que esperar hasta la semana que viene, ya que la información de esta tarde les anuncia un empeoramiento de la meteo hasta el lunes.
 
A partir de hoy (sábado) la atmósfera se inestabiliza, cambio de tiempo que traerá viento y nevadas. El viento se intensificará especialmente a partir de domingo y las nevadas empezarán el sábado durante mediodía-tarde y aunque lo harán en forma de chubascos, irán ganando terreno progresivamente. El modelo numérico de previsión marca entre sábado y domingo grosores de 20cm aproximadamente. El viento se mantendrá por debajo de los 50km/h de  promedio hasta el domingo por la tarde que empezará a subir de fuerza y con rachas que superarán los 70km/h por encima de los 8.000 m. De momento, hasta el lunes se mantendrá el mal tiempo“.

Día tranquilo, y sin resaca

El día transcurre en un ambiente muy relajado. Alberto está en la tienda-comedor terminando su tercer libro en lo que llevamos de expedición -‘Los Sotanos del Mundo’, de Ander Izagirre. paradojico, si-, Juan también está en la misma tienda ojeando unos apuntes históricos sobre las ascensiones al Makalu, mientras Mikel aprovecha para ducharse y ordenar su tienda personal, y yo me pongo a escribir estas líneas por aquello de estar ocioso.

Los sucesos de los dos últimos días no han traído resaca alguna. Tenemos un tiempo muy apacible en el CB, pero vete a saber qué es lo que se cuece allí arriba, sobre los 7.000-8.000 metros, y los alpinistas se han acoplado ya a la nueva tesitura. “Es que no hay otra, tomarlo con tranquilidad y disfrutar del descanso mientras esperamos los siguientes parte meteorológicos”, dice Juan. Bien es verdad que pese a tomárselo con mucha filosofía, a los tres se les nota algo de pena , ese pequeño resquemor por haber visto pasar una oportunidad que quien sabe si volverá con aspecto mejorado. Pero lo dicho, todo ello sin resaca.

Por de pronto el parte meteorológico que tenemos entre manos habla de un notable empeoramiento, en forma de precipitaciones y frío-, para el domingo que viene que durará cuando menos hasta el miércoles. No podemos ir más allá todavía, esperaremos el parte que nos pasen el domingo. Pero aquí las cuentas ya están echas: “tenemos un margen de unos 17 días”, señala Alberto que ha cambiado el libro por un calendario. Hoy se cumplen 24 desde que llegamos al CB.

Ah! Mikel y Juan acaban de comenzar una nueva partida de ajedrez. Hasta el momento 0-3 a favor del vitoriano en la expedición. Sin querer equiparo la partida con la que mantienen los tres con el Makalu: “¡Jaque al Rey!”, pero el Rey ha ordenado muy bien la defensa.