Archivo de la etiqueta: Del Bosque

La liga de f√ļtbol y los hermanos Grimm

Como si estuviera relacionado con la avalancha de adaptaciones al cine de cuentos infantiles que van desde Caperucita a Hansel y Grettel, est√° empezando a parecer que el f√ļtbol tambi√©n lo escribieran los hermanos Grimm.

Siguiendo la prensa del ramo, la relacionada con el f√ļtbol no con los cuentos infantiles‚Ķaunque‚Ķbueno, sigui√©ndola, digo, resulta evidente quien es la¬†Bruja¬†Mala: Mourinho.

Mourinho, en esta caricatura de Asier y Javier, la verdad, tiene todo el gesto de Bruja Mala

Mourinho, en esta caricatura de Asier y Javier, la verdad, tiene todo el gesto de Bruja Mala

En ocasiones aparece hermosa, pero en realidad es agria, envidiosa, malencarada, tóxica…No hay que subrayar que ha hechizado al Rey Florentino para convertirse en Reina Consorte. El Rey es bonachón y muy-muy rico, claro que no tiene malicia y se deja manipular por la Bruja-Reina que lo ha encantado con la magia negra de la Champions. La Bruja controla todo el poder. Es tan malvada que ataca a todos los que pudieran hacerle sombra, sobre todo a la Bella Durmiente.

La Bella¬†Durmiente, que posee el secreto del f√ļtbol hermoso, est√©tico y eficaz al mismo tiempo, lleva un a√Īo retirada, como ausente del balompie, en un lugar muy-muy lejano, al otro lado del mar, en un pa√≠s donde las casas rascan el cielo, esperando a que un Pr√≠ncipe bese sus labios para poder regresar. Dicen que un pr√≠ncipe alem√°n ¬†ya lo hizo y ella ¬†est√° desperez√°ndose la Bella Guardiola. Cuando esta vuelva al reino del f√ļtbol, la ira de la¬†Bruja Mala¬†amenaza con ser terrible.

La Cenicienta

Mientras, la¬†Bruja¬†se entretiene pinchando a sus s√ļbditos. A quien m√°s le gusta pinchar es al portero de su castillo, Maese Casillas. Y luego al capit√°n de la Guardia, Maese Ramos. Maese Casillas y Maese Ramos han tratado en muchas ocasiones de rescatar al Rey Florentino del hechizo de la¬†Bruja, pero el influjo de la magia de la Champions es demasiado fuerte.

Lejos de la sombra del Castillo de la¬†Bruja, en una vieja mas√≠a cercana a la costa, Azulgranieves y los Once Enanitos son felices: aeh√≥, aeh√≥, la liga hay que ganar, aeh√≥, aehooo√≥‚Ķ Azulgranieves Vilanova ya se ha recuperado de una enfermedad que la entristec√≠a a ella y a sus Enanitos. Tanto que la¬†Bruja¬†Mala¬†hab√≠a logrado √ļltimamente desentra√Īar el secreto del toque, que es el gran tesoro que esconden los Enanitos en su mina de juego.

Del Bosque, la Abuelita, pen√ļltima v√≠ctima de las jugarretas de la Bruja Mala

Del Bosque, la Abuelita, pen√ļltima v√≠ctima de las jugarretas de la Bruja Mala, tambi√©n en versi√≥n de Asier y Javier

Sin conocimiento de todo esto, la Cenicienta Michu se ha convertido ya en la Princesa del Mar de los Cisnes, un principado de una isla muy-muy al Norte. El príncipe Laudrup le puso el zapatito de cristal y ahora tiene a la Premier a sus pies, después de que una madrastra le tuviera limpiando y fregando resultados en Vallecas, pasando frío y corriendo entre el barro.

Lo √ļltimo que ha acaecido en este f√ļtbol de los Hermanos Grimm, es que la¬†Bruja¬†Mala¬†ha osado meterse con la bondadosa abuelita del Bosque, la encantadora, oronda y bigotuda anciana que era capaz de que las gentes del Castillo de la Bruja¬†y los Enanitos jugaran juntos.

Bueno, bueno, y se ha armado una que nadie sabe si al final del cuento quede quien pueda ser feliz y comer perdiz.

Desmontando a Del Bosque

Voy a serles completamente sincera: a√ļn estoy pasmada por el juego de la selecci√≥n espa√Īola en la Euro2012. Algo muy parecido a la perfecci√≥n, oigan. Tanto, que la reverdecida escuadra azzurra apenas tuvo opciones de mantenerse a flote en la final. El mismo equipo que luce cuatro estrellas en el pecho, que est√° forjado por profesionales curtidos en mil escaramuzas y cientos de batallas, los mismos que humillaron a la favorita Alemania tres d√≠as antes, ese equipo, fue poco menos que un pelele asfixiado, atrapado en una red que ni siquiera pod√≠a ver. Fue una lecci√≥n.

El Marqu√©s Del Bosque, seg√ļn Asier y Javier, en El Jueves

El Marqu√©s Del Bosque, seg√ļn Asier y Javier, en El Jueves

Desmontar los tópicos
Dicho esto, me gustaría desmontar los tópicos sobre la selección de Del Bosque. Empezando por el mismo nombre: sigue siendo, en realidad, la selección de Luis Aragonés. Que fue quien, contra viento y raulistas, creó el meollo del grupo que volvió a triunfar en Polonia y Ucrania. Del Bosque lo ha actualizado, engrasado y mantenido en marcha con una sabiduría y un tacto más que loables.

¬ŅLos “bajitos”?
Vamos con la selecci√≥n de los ‚Äúbajitos‚ÄĚ. El equipo que disfrutaba sobre el c√©sped cuando el colegiado solt√≥ el √ļltimo pitido de la Euro 2012 contaba con 7 futbolistas que miden m√°s de metro ochenta. Cinco miden uno 1¬ī85 √≥ m√°s. Y, entre esos, los dos que bajan de uno ochenta y cinco son Sergio Ramos y Xabi Alonso, un par de aut√©nticos bestias y grandes dominadores del juego a√©reo. Cuando Fernando Torres est√° en el banquillo son 6 futbolistas los que se encuentran en el campo con m√°s de 183 cent√≠metros de altura, entre ellos, Gerad Piqu√©, 1¬ī92, y Sergio Busquets, con 1¬ī89. ¬ŅSe puede decir que se trata de un grupo de ‚Äúbajitos‚ÄĚ?

¬ŅUn 4-3-3?
Vamos con el 4-3-3, el sistema que el propio Vicente del Bosque ha tratado de hacer creer a todo el mundo que es el que emplea su selecci√≥n. M√°s falso que el pelo de Rooney. Espa√Īa ha disputado todos sus partidos con cinco jugadores priorizando absolutamente la funci√≥n defensiva. Tres justo delante de casillas: Arbeloa, Piqu√© y Ramos. Con dos m√°s por delante: Xabi Alonso y Sergio Busquets. Esto es tanto como decir que Del Bosque plantea una defensa de tres, protegida por dos libres adelantados. Normalmente, el delantero rival que alcanza los dominios de los centrales llega absolutamente hostigado por los dos libres.

En realidad se podr√≠a hablar de un 3-2-1-4, muy el√°stico en el que el barcelonista Xabi suministra golosinas a los socios que tiene por delante, ya que los atacantes tienden a jugar en el √°rea rival lo mismo que si estuvieran en el c√≠rculo central. En este sistema, las subidas de Arbeloa s√≥lo tienen una funci√≥n de se√Īuelo, nunca desbordar√°, jam√°s intentar√° una diagonal ofensiva, lo √ļnico que busca es estirar la l√≠nea defensiva rival de banda a banda o bien obligar a un centrocampista ofensivo a replegarse, por lo dem√°s, funciona como un poste que devuelve la pelota. La labor de Jordi Alba en la defensa propia es parecida pero a la inversa, tapar√° las subidas por su banda, pero su misi√≥n real se encuentra en el √°rea rival. De hecho, Alba ha sido el mejor extremo-extremo del torneo y no el mejor lateral.

Iniesta y Alonso seg√ļn Asier y Javier, en Mercado de Dinero

Iniesta y Alonso seg√ļn Asier, en Mercado de Dinero

El toque y la posesi√≥n, que son indudables, no resultan absolutas como dogma. Ese es otro se√Īuelo. De los cuatro goles de ayer, tres fueron al contragolpe puro y duro. El segundo tras un saque en largo de Casillas que Xabi Alonso baj√≥ de cabeza. El mismo gol de Torres en la final de hace cuatro a√Īos fue al contragolpe. Igual que el de Iniesta en la final del Mundial.

Conclusi√≥n, la mejor selecci√≥n de f√ļtbol del mundo, ni es s√≥lo de Del Bosque, ni es de ‚Äúbajitos‚ÄĚ, ni juega al 4-3-3, ni hace del toque un valor absoluto. Todo eso es mentira, tanto como Cesc jugando de nueve. Lo √ļnico cierto es que lo bordan.

Enhorabuena, carajo!!.

“La Rescatada” precisa m√°s productividad para avanzar en la Euro2012

Ha empezado la Eurocopa tambi√©n para Espa√Īa que, a estas fechas, lleva disputados dos partidos. El que se jug√≥ el s√°bado en Bruselas, que gan√≥ Alemania por goleada, concretamente 100.000 millones a cero. Y el del domingo, que termin√≥ con empate a uno. El ministro de econom√≠a italiano tendr√° el susto en el cuerpo a√ļn a estas horas despu√©s de que alguien le dijera que Italia hab√≠a igualado a Espa√Īa.

Pero vayamos a lo que sucedi√≥ sobre el c√©sped. En cuanto a ‚ÄúLa Roja‚ÄĚ, a la que en lo sucesivo llamaremos ‚ÄúLa Rescatada‚ÄĚ, hay que decir que fue un claro reflejo del pa√≠s al que representa.

Del Bosque, el tecn√≥crata del f√ļtbol (Asier y Javier, en El Jueves)

Del Bosque, el tecn√≥crata del f√ļtbol (Asier y Javier, en El Jueves)

Por un lado, ‚ÄúLa Rescatada‚ÄĚ, a pesar de las reformas estructurales que ha sufrido desde hace cuatro a√Īos, sigue dependiendo en gran medida del sector de la construcci√≥n: conf√≠a en Casillas y tiene fe ciega en Torres. Es m√°s, como si de un promotor inmobiliario venido a m√°s se tratara, todo el juego empieza con Casillas y termina orient√°ndose a que con Torres se pueda dar el pelotazo definitivo. Es casi la descripci√≥n perfecta de la famosa burbuja.

Falseando los n√ļmeros

Pero esto sucede cuando Torres est√° sobre el verde. Hasta que √©l concurri√≥, ‚ÄúLa Rescatada‚ÄĚ ofreci√≥ una forma de juego que es un calco de la situaci√≥n financiera que ha generado el acoso de los mercados. Los famosos mercados exigen transparencia, claridad en los n√ļmeros, sinceridad en las cuentas. En caso contrario, desconf√≠an y ah√≠ es cuando empieza a generarse la espiral del p√°nico. Bien, pues Del bosque plante√≥ el partido con un falso 9. As√≠ ¬Ņc√≥mo van a confiar los mercados en Espa√Īa? ¬ŅC√≥mo hablar de certezas si el 9 no es un 9?. Es normal que crezca la desconfianza.

Adem√°s, ‚ÄúLa Rescatada‚ÄĚ se dispuso sobre el campo con seis centrocampistas. Bien, si consideramos a esos 6 centrocampistas como parte del sector privado, tendremos un proceso plagado de intermediarios que toman el bal√≥n en un punto en el que es barato, la propia defensa, y tratan de llevarlo al lugar en el que es m√°s preciado, el √°rea contraria, pero la abundancia de comisionistas logra que el tr√°nsito sea lento y mayoritariamente especulativo porque, al ser todos comisionistas, buscan volver a mover el bal√≥n en lugar de definir. Esto da lugar a la especulaci√≥n redundante e insulsa y a una inflacci√≥n de la posesi√≥n que no es m√°s un espejismo.

Excesiva burocracia administrativa

Si se toma a esos 6 centrocampistas como integrantes del sector p√ļblico lo que se genera es una burocracia sobredimensionada en la que se pierde de vista el objetivo final y es el propio tr√°mite administrativo el que se transforma en gran objetivo. Algo irracional.

Conclusión, empate ante una Italia aseada y lógica, pero sin brillo, que también fue reflejo del país. Seriedad en la portería, orden en la zaga, algo de creatividad en la media y locura total en ataque. No funcionó del todo. Probablemente, alguien olvidó que en la Eurocopa es más difícil engrasar a los árbitros y rivales.

La soluci√≥n para ‚ÄúLa Rescatada‚ÄĚ es sencilla: hay que ganar en competitividad eliminando intermediarios y aligerando la administraci√≥n p√ļblica. El sector inmobilario debe cumplir su funci√≥n de levantar Casillas pero dejar el pelotazo de Torres para momentos puntuales. As√≠ de f√°cil.

Eurocopa ya, por misericordia

Con una ansiedad sin precedentes. Así es como se espera desde el Estrecho de Gibraltar hasta los Urales la próxima Eurocopa de Polonia y Ucrania.

Por una vez es cierto que se palpa en las calles la necesidad de que el balón comience a girar en Gdanks, en Kiev o dónde Cristo perdió la Adidas-Río, pero que se mueva la pelota.

Del Bosque, el hombre tranquilo (Asier, en Deia)

Del Bosque, el hombre tranquilo (Asier, en Deia)

Satisfacciones nacionales
Que se enciendan las luces de los estadios, se formen las colas, se llenen las gradas y que el personal cante esa canciones infantiles siempre con letras de parvulario, que las bandas musicales de Polonia y Ucrania destrocen los himnos nacionales de un mont√≥n de pa√≠ses‚Ķ¬ŅQu√© mayor gozo para cualquier nacionalista? ¬ŅEh? Que suene un himno llena de orgullo al nacionalista estatalizado, y que suene mal satisface al nacionalista sin estado. Todos contentos, sin silbidos ni abucheos, abrazados. Es la armon√≠a.

Que nos anestesie el f√ļtbol, por favor
Pero es necesario como el comer que los defensas metan la pierna, los mediocampistas creen juego o lo corten y que los delanteros rematen. A Europa le hace falta que Torres golee, Buffon haga palomitas, Terry parta alguna tibia y M√ľller profundice por la banda. Resulta ya imprescindible que los √°rbitros soplen en sus silbatos para acertar y equivocarse, expulsar y marcar penaltis, arrancar y detener partidos.

Europa precisa tiempos a√Īadidos, pr√≥rrogas y tandas de penaltis. Anhelamos repeticiones, programas especiales, suplementos a todo color, conexiones en directo, reportajes, c√°maras superlentas‚Ķ

Del Bosque ha seleccionado este a√Īo a un buen n√ļmero de futbolistas del Athletic Club (Asier, en Deia)

Del Bosque ha seleccionado este a√Īo a un buen n√ļmero de futbolistas del Athletic Club (Asier, en Deia)

Esta servidora de ustedes est√° convencida de que expresa el deseo de parados, funcionarios de sueldo rebajado, jubilados de pensiones asustadas, aut√≥nomos, alcaldes, diputados, ministros, consejeros, presidentes y empleados de banca de toda Europa si pide que se adelante la Eurocopa. Restan ocho d√≠as. Y puede que sean demasiados. Seg√ļn est√°n las cosas es posible que Europa y el euro desaparezcan antes de la fecha.

¡Inauguración ya!
Que inauguren de una jodida vez la Eurocopa. Necesitamos la anestesia, la estupefacci√≥n que produce el f√ļtbol, esa sensaci√≥n narc√≥tica, para olvidar el dolor de la econom√≠a. Llevamos cuatro d√≠as sin f√ļtbol y han bastado para que la Prima de Riesgo se dispare, que es un eufemismo para decir que la Prima de Riesgo nos dispara, el agujero de Bankia se multiplique y la Bolsa se vaya al guano.

Por favor, que regrese el f√ļtbol ya. S√≥lo la Eurocopa puede salvar al euro. Y, si no lo salva, por lo menos estaremos en plena borrachera de bal√≥n, que duele menos.