Archivo de la etiqueta: FC Barcelona

¬°Red Bull te da alas!

Sí, Vettel, sí, a tí Red Bull te da alas.

Dominio hegem√≥nico son las palabras para definir el GP de Australia. A falta de hacer la vuelta r√°pida, se hizo con la pole recordando al RB6 m√°s fuerte de la temporada 2010. Domin√≥ la carrera de principio a fin y se subi√≥ a lo m√°s alto del podio, donde son√≥ un himno alem√°n que me empieza a aburrir. Es pronto para decir que Vettel va a ganar el mundial o para atreverse a decir que en el pr√≥ximo GP de Malasia, va a machacar. Pero el coche de Adrian Newey me empieza a dar miedo, mucho miedo. La marca de la bebida prev√© poner en marcha el Kers, cosa que no hizo en el GP de Australia. Seg√ļn palabras de Pedro de la Rosa, “el Kers otorga entre 3 y 4 d√©cimas”. Espero que la inserci√≥n del Kers afecte en el balance del coche, porque de no ser as√≠, esto me empieza a recordar a un deporte que se llama f√ļtbol, donde el FC Barcelona es Red Bull y McLaren, Ferrari y Lotus Renault luchan por ser el Real Madrid.

Vettel-gana-GP-Australia-2011

Aunque algunos como Marc Gen√© traten de justificar el desastre de Ferrari en clasificaci√≥n, 1,4 segundos no son justificables para Ferrari. Que Red Bull tiene algo en clasificaci√≥n que nadie tiene, de acuerdo, pero sabiendo eso, arriesguen y construyan un coche diferente, al igual que McLaren y Lotus Renault, porque ser segundo no es suficiente. “El segundo es el primero de los perdedores”, no le faltaba raz√≥n a Senna.

Me hace gracia, mucha gracia el optimismo de Antonio Lobato, “los dos Ferrari han marcado las 2 mejores vueltas, el Ferrari en carrera es competitivo”. S√≠, es verdad que han marcado las 2 mejores vueltas, pero los dos Ferrari han ido a 3 paradas y los tres que han subido al podio a 2. Un dato muy a tener en cuenta, viendo la ventaja por vuelta que te genera un neum√°tico nuevo. Pero claro, hay que vender. Ferrari est√° lejos y algo tendr√°n que hacer los chicos de Maranello para levantar un comienzo de mundial tan complicado. No se puede permitir que la escuder√≠a m√°s laureada y con el segundo mayor presupuesto (300 millones de euros, por 330 millones de euros de Red Bull), muerda el polvo as√≠

f1-fernando-alonso-victoria-y-felipe-massa-doblete-ferrari-alemania-2010

A ver lo que pasa del 8 al 10 de abril en el GP de Malasia, salvo milagro oiremos, !victoria para Vettel!.

El Barcelona y el Atlético de Madrid, entre la muerte por éxito y la gloria agonística

El f√ļtbol, adem√°s de metrosexuales en pantal√≥n corto, estarlettes de pechuga neum√°tica y colegiados sin arbitrio, tiene estas cosas.

Con estas cosas me refiero que el mejor equipo del mundo hace dos meses puede entrar en crisis absoluta esta misma semana y que otro que estaba para apuntillarse en el descenso hace un trimestre puede convertirse ahora en el √ļnico con acceso a dos trofeos de prestigio.

Si, el Barcelona es ahora mismo, tras la enorme erecci√≥n de la pasada temporada, un equipo futbol√≠sticamente pitopausico. A pesar de su reciente resultado ante el Villareal, exhibe √ļltimamente un juego morcill√≥n, flaccido, se les ve que han le√≠do el KamaSutra del bal√≥n, pero que les falla fuelle para ponerlo en pr√°ctica. Es como si tras tanto √©xito hubieran perdido est√≠mulo y estuvieran ya dispuestos a probar otras cosas: por ejemplo, la derrota. Guardiola se va a ver obligado de aqu√≠ al final de la liga a llenar el vestuario blaugrana de pornograf√≠a del √©xito, muestras de gloria hardcore y sadomasoquismo goleador. Porque est√° claro que a sus chicos ya no les pone una victoria sin m√°s. El riesgo es el hundimiento total bajo las ruinas de sus propios r√©cords de hace menos de un a√Īo.

Y lo peor de todo. El obst√°culo m√°s duro al que les resta enfrentarse es el Valladolid de Javier Clemente. El V√≠ktor Von Frankestein de Baracaldo ha logrado, con su chispa, que el cad√°ver pucelano ande. En las noches de tormenta, la afici√≥n blanquivioleta puede ver a Clemente en el balc√≥n de su casa a orillas del Pisuerga, gritando con los brazos en alto: ‚ÄúViveeeeeee, viveeeeee‚ÄĚ.

El Vlladolid, la criatura revivida del dr. Frankenstein de Baracaldo, amenaza el futuro del FC Barcelona

El Valladolid, la criatura revivida del dr. Frankenstein de Baracaldo, amenaza el futuro del FC Barcelona

Claro que Clemente no es solo un V√≠kctor Von Frankestein del f√ļtbol. Es tambi√©n Mourinho antes de Mourinho. Es un experto en t√°cticas defensivas, en concentrar la presi√≥n medi√°tica sobre su persona o su figura salvando a su plantilla, el inventor de las declaraciones explosivas, el amo de calentar un partido de manera que sirva para motivar a sus chicos. Mourinho es un cadete comparado con Clemente. Y si algo necesita Javi ahora es salvar al Valladolid, ganar al Barcelona y reverdecer su prestigio. Y gritar ‚ÄúViveeeeee‚ÄĚ pero en referencia a su propia carrera. Lo puede hacer.

El caso contrario es el del Atlético de Madrid. Los colchoneros han vivido al filo del abismo. Como les gusta. Y ahora, apesar de su derrota liguera ante el Sevilla, están en dos finales a las que han llegado de manera agónica: la de la UEFA y la de la Copa. Agonizando en cada partido. Tras tanta agonía están más vivos que nunca.

Est√°s, adem√°s de los metrosexuales en pantal√≥n corto y las estarletes de pechuga neum√°tica, son las cosas del f√ļtbol. Otro d√≠a les contar√© del Fulham, el equipo ingl√©s que se enfrentara al Atel√©tico por la UEFA y que cuenta con Bobby Zamora, el Gaizka Tokero brit√°nico.

Tuvo que explotar un volc√°n en Islandia para que el Barcelona de Guardiola perdiera por m√°s de dos goles

La Asociación de Vulcanólogos Culés del Bajo Llobregat ya ha mandado una expedición a Islandia para investigar si el Real Madrid tienen algo que ver con el asunto.
Porque, efectivamente, tuvo que entrar en erupci√≥n un volc√°n, el Eiffjuldurgonsioloonsen o algo as√≠, para que el Bar√áa de Guardiola perdiera, por primera vez, por m√°s de un gol. Si, se√Īoras y se√Īores, las consecuencias de la nube de ceniza son inescrutables y ya est√° en marcha toda una teor√≠a de la conspiraci√≥n. ¬ŅSe emple√≥ maquinar√≠a pesada de alguna de las empresas constructoras de Florentino P√©rez para estimular la erupci√≥n islandesa? ¬ŅEs cierto que Esperanza Aguirre movi√≥ turbios hilos para contactar con expertos n√≥rdicos en fumarolas y cr√°teres que facilitaron la informaci√≥n precisa para la acci√≥n? ¬ŅLlam√≥ Aznar a su amigo George Bush para solicitarle t√©cnicos en perforaci√≥n de sus campos petrol√≠feros para un trabajito sin importancia en Islandia? ¬ŅA qu√© se refer√≠a Aznar cuando dijo aquello de ‚Äúestamos trabahando en ellou‚ÄĚ?.
Internet es un hervidero. Iker Jiménez sigue las pistas, pero, una vez más, El Banderín se adelanta y puede confirmar que la Asociación de Vulcanólogos Culés del Bajo Llobregat avanza en la confirmación de los primeros datos.
Pensar√° ustedes que la conspiraci√≥n est√° orientada a demostrar que el viaje en autob√ļs del Barcelona fue lo que perjudic√≥ el rendimiento de los de Guardiola en Mil√°n. Nada de eso. Es m√°s, cuando el gerente blaugrana supo que el desplazamiento ser√≠a en bus en lugar de en avi√≥n, dio saltos de alegr√≠a al grito de ‚Äúla pela es la pela‚ÄĚ.

Jose Mourinho, puede que despidiéndose del árbitro que pitó el Inter-BarÇa de la semana pasada

Jose Mourinho, puede que despidiéndose del árbitro que pitó el Inter-BarÇa de la semana pasada

Lo que se investiga es otra cosa. El cambio en la designaci√≥n del colegiado. En principio iba a pitar un ruso. La nube de ceniza lo impidi√≥. Al hombre no le hubiera importado, est√° acostumbrado a volar en unos tupolev que lo raro es que despeguen, pero la UEFA no tiene el horno para bollos. Y entonces llamaron a un portugu√©s que se pod√≠a desplazar, como indica la canci√≥n, con el chacachaca del tren. Se rumorea ya que se trata de un primo lejano de Jose Mourinho, t√©cnico del Inter. Este hombre, √°rbitro y luso, de dedic√≥ a ilusionar al equipo de casa. El trencilla se equivocaba cuando pitaba y cuando dejaba de pitar. Lleg√≥ a mostrar una amarilla a Piqu√© despu√©s de una acci√≥n en la que no hab√≠a se√Īalado ni falta. Un fen√≥meno.
Con esas, y con Ibrahimovic tapado por la ceniza y Messi sin entrar en erupci√≥n, al Inter le bast√≥ con oficiar de Concejal de Urbanismo: cedi√≥ terreno al Barcelona y aprovech√≥ sus oportunidades. Encima, a Guardiola, el hombre perfecto, le dio un ataque de enetrenador: termin√≥ con Maxwell jugando de extremo, Piqu√© de delantero centro, Vald√©s de l√≠bero, Keita de de segunda punta y el resto no responder√°n de su posici√≥n en el √ļltimo cuarto de hora aunque les amenacen con hacerles socios del Espanyol.
No solucionó el panorama de los azulgranas ni la iniciativa de Mourinho, que introdujo en el campo a un Mario Balotelli tan cabreado con sus propios hinchas que no metió un gol en propio puerta por que no tuvo ocasión, que si no, lo hace y lo celebra dando una vuelta al estadio saludando a la afición.
En fin, y todo por la nube de ceniza. A ver si para el partido de vuelta de ma√Īana ya est√° todo m√°s claro. Y los de la Asociaci√≥n de Vulcan√≥logos Cul√©s del Bajo Llobregat nos presentan las pruebas de la conspiraci√≥n.

Real Madrid-Barcelona, el polvo del siglo

Nos ha ocurrido a todas. Y seguro que a ellos tambi√©n. Hablo del polvo del siglo. De repente, se te abre la expectativa de una noche √ļnica. Conoces a alguien diferente. Alguien especial. Se desencadena la tensi√≥n sexual no resuelta.

Empieza el juego de sms. Le sigue el intercambio de privados por el Facebook. Alguna llamada telefónica en la que resulta difícil mantener la compostura ante el babeo mutuo.

Y quedas para una fecha. Un s√°bado por la noche. Se lo comentas a tus amigas, o a tus amigos. Les ense√Īas una foto de esas del m√≥vil. ‚ÄúVaya tipazo, y, adem√°s, parece agradable‚ÄĚ te dice todo el mundo.

La expectativa crece. Va a ser el polvo del siglo, el del milenio, el de tu vida. Haces planes. Estrategia. El lugar para la cita. Un restaurante. La ropa. Unos zapatos. Lencería. Joder¡…el perfume. Hidratante corporal. Pedicura. Todo se va acelerando. Empieza un vértigo que se transforma en ansia viva. Más sms que suben el tono. Más privados por el Facebook.

Para los hombres creo que será lo mismo. O muy parecido. Le vas diciendo a todo el mundo que se acerca el gran día.

Pellegrini, comapareciendo ante la prensa tras el partido

Pellegrini, compareciendo ante la prensa tras el partido

Luego, resulta que llega. Y no era para tanto. La propia tensi√≥n, los nervios, la excitaci√≥n, han impedido que la cosa fuera lo que promet√≠a: el polvo del siglo. La experiencia ayuda a resolver estas situaciones. Lo normal es darse un beso al amanecer y susurrar un ‚Äúya nos veremos‚ÄĚ.

Pues el Real Madrid-Barsa del s√°bado fue algo muy parecido. Iba a ser el partido del milenio, la madre de todos encuentros futbol√≠sticos, el recop√≥n de la rebaraja. Y al final fue un partido m√°s. Disputado con energ√≠a, tes√≥n, rigor t√°ctico y contadas gotas de genialidad. ¬ŅFue trascendente? Quiz√°. En caso de que el Barcelona mantenga la diferencia de puntos, si. Al menor tropiezo regresar√° la tensi√≥n liguera no resuelta.

Ra√ļl, otro de los afectados por el usar y tirar

Ra√ļl, otro de los afectados por el usar y tirar

Pero vamos, lo que me toca las narices, e imagino que a ustedes tambi√©n, es el bombardeo polic√©ntrico con el temita del partido del siglo, el cl√°sico, la cima‚ĶOcurre como con el polvo del siglo, se convierte en un asunto obsesivo, omnipresente. Claro que el polvo del siglo afecta, usualmente aunque hay excepciones, a dos personas y a sus allegados m√°s pr√≥ximos. Esto nos sumerge a todo el personal en un universo monotem√°tico. Y somos todo el personal quienes apagamos la tele con un beso y un ‚Äúya nos veremos‚ÄĚ.

Por cierto, después del partido o del polvo del siglo, a Manuel Pelegrini se le quedó cara de condón.

Usado.