Archivo de la etiqueta: Radamel

El Athletic estuvo verde en Bucarest

Al Estadio Nacional de Bucarest se podía acceder a través de las múltiples stargates que habilitaron en Bilbao. Los cientos de miles de personas que lo experimentaron saben que es completamente cierto: había puertas espaciotemporales que te llevaban directamente a la final de la Europa League.

Premonición
Quizá producto del paso por la stargate
que me tocó, debo decirles que, diez minutos, antes del inicio del partido, tuve la premoción exacta de lo que iba a suceder.

La viñeta de la final, según Asier (En Deia)

La viñeta de la final, según Asier (En Deia)

Era algo evidente. Los colores lo anunciaban todo. El Atlético de Madrid enfundando en su elástica habitual, la rojiblanca, ocupando su espacio. Los chicos del Athletic estaban verdes. Lo gritaban desde sus camisetas. Estamos verdes, decían. Se puede pensar que es color de la esperanza, el de la primavera. Y fue el de la esperanza, pero el de la Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid. Es más, momentos hubo que la mirada se me iba de las camisetas del Athletic, al palco en el que se repanchingaba la alcaldesa de Madrid. Estaba claro: verde y en Botella, solo puede ser una cosa, victoria del Atlético Madrid.

Falcao
El verde fue la representación de la falta de madurez y de un sistema defensivo bastante “primaveras” que dio al Tigre Falcao 20 centímetros más que el metro que necesita. Falcao es un bulto sospechoso en el 90% de la extensión de un campo de fútbol. Pero resulta letal en el 10% restante, el área rival. Falcao hace milagros en esa zona. Si le dan un metro cuadrado de terreno y 30 segundos es capaz de construir la Sagrada Familia, la de Gaudí. En Bucarest lo volvió a demostrar, rodeado de camisetas verdes que le daban más distancia y más tiempo.

Ese es el gran resumen de la final de la Europa League. El Atlético fue fiel a si mismo, se hizo maduro en su filosofía de presión y contraataque, la de siempre, la que los colchoneros llevan inscrita en su código genético, mientras que el Athletic estuvo verde y “primaveras”.

Luto
Pero aún tengo subrayar aquí la premoción definitiva. La que todo lo anunciaba. El tan denostado chándal gris-plomo que ha acompañado a Marcelo Bielsa durante toda la temporada no estuvo ayer en Bucarest. Es evidente que Umbro, la marca que fabrica estos productos, fue consciente de que la final de la Europa League sería seguida por decenas de millones de clientes potenciales en todo el mundo y que la sudadera gris-plomo de Bielsa podría hundir la cuenta de resultados de la compañía para la próxima década. Así que la equipación del director técnico del Athletic y sus ayudantes fue sustituida por otra más elegante, moderna y atractiva. Ya no era gris-plomo. La sudadera gris-plomo de Bielsa, que empezaba tener consideración de mítica sobre todo cuando iba combinada con una bermuda tipo globo aerostático, había cedido su lugar a una sudadera con capucha en un sólido tono negro azabache.

Marcelo Bielsa con su sudadera habitual (Asier y Javier, en Deia).

Marcelo Bielsa con su sudadera habitual (Asier y Javier, en Deia).

Lo vi claro. Era un luto anticipado. Si Bielsa se hubiera puesto la capucha para caminar por el túnel de vestuarios hubiera podido pasar por cualquiera de los protagonistas de “El nombre de la rosa”. En cualquier caso, el funeral estaba servido y se anunciada premonitoriamente.

Era evidente. Aunque fuera producto de atravesar una de las stargates que se abrieron en Bilbao y que desembocaban en Bucarest. O quizá de resultas de mezclar alguna medicación con una copita de cava. Qué quieren que les diga, si a Carmina le pasaba y veía apariciones marianas ¿por qué no voy a poder yo tener premoniciones futbolísticas?.

Sólo me queda felicitar al Atlético.

Y trasladar mucho ánimo al Athletic. Seguro que van a “rerugir”.