Archivo de la etiqueta: Wenguer

La explicación al burdo rumor: el Llorente que firmó ayer por el Arsenal debió ser el de la Real Sociedad

Al final resulta que fue más fácil ganar a Esperanza Aguirre que al Barcelona. El Athletic no pudo con el Barça, pero la afición rojiblanca quedó por encima de todo.
Aún, a estas horas, algún fenómeno sigue por los bares de Malasaña y Huertas, tarareando el himno del Athletic y coreando aquello de “Ni Barça, ni Madrid”. A los que les ha ocurrido lo mismo pero siguen en algún local de Chueca, han mandado sms a casa diciendo que no les esperen hasta después del 28 de junio. Así es la vida. Eso si, los auténticos profesionales de la celebración futbolera se quedaron de camino, pararon en Miranda de Ebro y se sumaron al fiestón del ascenso del Mirandés.

De bajona

La cosa es que la parroquia de San Mamés ha pasado en dos semanas de la mayor de las euforias a una especie de melancolía muy parecida a la que caracteriza a los pequeños accionistas de Bankia. Los bares han dejado de vender cerveza y kalimotxo como si ya hubiera llegado la era de la desertificación mundial y, desde el domingo, han acabado con las reservas de manzanilla y tila.

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

La bajona es criminal en Bilbao. Hoy me he fijado…y el arco de San Mamés está fláccido, con la zona curvada hacia abajo. Échenle un ojo. La gente se da palmadas en la espalda como en un enorme sepelio. Sólo falta publicar una esquela por “Doña Ilusión Rojiblanca”. La palabra “gabarra” se ha vuelto tabú. Un señor mayor con problemas en la dentadura fue expulsado de un café por pronunciar dudosamente “tabarra”.

Nerviosismo sobre Bielsa y Llorente
Pero lo peor es el estado de nerviosismo sobre Bielsa y algunas de las estrellas de la plantilla. A lo largo de hoy se ha desarrollado en el botxo un fenómeno que encaja en la teoría perfecta del rumor. Se daba por hecho que Fernando Llorente había fichado por el Arsenal. Incluso por el Chelsea. Y hasta por el Inter. Compañeros nuestros habían recibido la convocatoria de una rueda de prensa en la que el delantero riojano iba a anunciar que dejaba el Athletic. Algunos hasta habían estado en esa rueda de prensa: que había sido ayer. Varios tenían declaraciones de un camarero que había atendido a Arsene Wenger este fin de semana en varios restaurantes de Bilbao a la vez. Es más, incluso los había a quienes Wenger les había dicho que venía a fichar a Llorente, Javi Martínez, De Marcos y Aitor Ocio. A Ocio le quería sólo para hacer anuncios.
En otros lugares era al técnico del Chelsea, Di Matteo, al que habían servido un plato de salpicón de marisco. Venía con la carta blanca de Abrahamovich para fichar a 30.000 aficionados de San Mamés porque son lo mejor del equipo.

Llorente, el burdo rumor
Pero lo del rumor de Llorente es cierto. Todo el mundo en Bilbao sabe a qué hora y en qué hotel iba a ser su última rueda de prensa como rojiblanco. Esto revela el auténtico estado de ánimo de la afición del Athletic. Hace un mes, si a un forofo le hubieran dicho que el Arsenal iba a fichar Llorente, la respuesta hubiera sido: “pues me parece bien, porque tampoco juega mucho en la Real Sociedad y parece que el club le va a dar la carta de libertad a Joseba ¿no?”.
Sin embargo, a lo largo de todo el día de ayer, el rumor del adiós de Llorente se ha hecho casi sólido. Algunos hasta le han visto con la camiseta del Arsenal.
Por cierto ¿es verdad que Joseba Llorente va al Arsenal? ¿eh? ¿o no?

La explicación al burdo rumor: el Llorente que firmó ayer por el Arsenal debió ser el de la Real Sociedad

Al final resulta que fue más fácil ganar a Esperanza Aguirre que al Barcelona. El Athletic no pudo con el Barça, pero la afición rojiblanca quedó por encima de todo.
Aún, a estas horas, algún fenómeno sigue por los bares de Malasaña y Huertas, tarareando el himno del Athletic y coreando aquello de “Ni Barça, ni Madrid”. A los que les ha ocurrido lo mismo pero siguen en algún local de Chueca, han mandado sms a casa diciendo que no les esperen hasta después del 28 de junio. Así es la vida. Eso si, los auténticos profesionales de la celebración futbolera se quedaron de camino, pararon en Miranda de Ebro y se sumaron al fiestón del ascenso del Mirandés.

De bajona

La cosa es que la parroquia de San Mamés ha pasado en dos semanas de la mayor de las euforias a una especie de melancolía muy parecida a la que caracteriza a los pequeños accionistas de Bankia. Los bares han dejado de vender cerveza y kalimotxo como si ya hubiera llegado la era de la desertificación mundial y, desde el domingo, han acabado con las reservas de manzanilla y tila.

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

El presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, vestido para negociar el traspaso de Fernando Llorente (Por Asier, en Deia)

La bajona es criminal en Bilbao. Hoy me he fijado…y el arco de San Mamés está fláccido, con la zona curvada hacia abajo. Échenle un ojo. La gente se da palmadas en la espalda como en un enorme sepelio. Sólo falta publicar una esquela por “Doña Ilusión Rojiblanca”. La palabra “gabarra” se ha vuelto tabú. Un señor mayor con problemas en la dentadura fue expulsado de un café por pronunciar dudosamente “tabarra”.

Nerviosismo sobre Bielsa y Llorente
Pero lo peor es el estado de nerviosismo sobre Bielsa y algunas de las estrellas de la plantilla. A lo largo de hoy se ha desarrollado en el botxo un fenómeno que encaja en la teoría perfecta del rumor. Se daba por hecho que Fernando Llorente había fichado por el Arsenal. Incluso por el Chelsea. Y hasta por el Inter. Compañeros nuestros habían recibido la convocatoria de una rueda de prensa en la que el delantero riojano iba a anunciar que dejaba el Athletic. Algunos hasta habían estado en esa rueda de prensa: que había sido ayer. Varios tenían declaraciones de un camarero que había atendido a Arsene Wenger este fin de semana en varios restaurantes de Bilbao a la vez. Es más, incluso los había a quienes Wenger les había dicho que venía a fichar a Llorente, Javi Martínez, De Marcos y Aitor Ocio. A Ocio le quería sólo para hacer anuncios.
En otros lugares era al técnico del Chelsea, Di Matteo, al que habían servido un plato de salpicón de marisco. Venía con la carta blanca de Abrahamovich para fichar a 30.000 aficionados de San Mamés porque son lo mejor del equipo.

Llorente, el burdo rumor
Pero lo del rumor de Llorente es cierto. Todo el mundo en Bilbao sabe a qué hora y en qué hotel iba a ser su última rueda de prensa como rojiblanco. Esto revela el auténtico estado de ánimo de la afición del Athletic. Hace un mes, si a un forofo le hubieran dicho que el Arsenal iba a fichar Llorente, la respuesta hubiera sido: “pues me parece bien, porque tampoco juega mucho en la Real Sociedad y parece que el club le va a dar la carta de libertad a Joseba ¿no?”.
Sin embargo, a lo largo de todo el día de ayer, el rumor del adiós de Llorente se ha hecho casi sólido. Algunos hasta le han visto con la camiseta del Arsenal.
Por cierto ¿es verdad que Joseba Llorente va al Arsenal? ¿eh? ¿o no?